Viendo los partidos de Argentina en Inglaterra (Mundial de Fútbol)

Sin tener en cuenta las fechas del Mundial de Fútbol, emití un vuelo para llegar a Londres (Inglaterra) el jueves 21 de junio de 2018, día en el que la selección argentina resultó jugar su segundo partido.

Aterricé en el Heathrow cerca de las dos de la tarde y, ya para las tres y media, estaba en Lambeth, relajándome después de largas horas de viaje desde Mar del Plata. Por el cansancio, decidí ir a ver Argentina – Croacia en en el pub más cercano, literalmente enfrente.

La pantalla era bastante pequeña y la «vibra mundialista» era baja: éramos tres personas mirando el match con atención y hasta tuve que pedir que activaran el sonido para escuchar los comentarios.

De esta experiencia no hay mucho que decir. Me tomé una pinta de Guinness, estuve mensajeándome con amigos y familia para compartir la tristeza de los resultados y, al final, recibí aliento de un inglés para que no me amargara.

Ya para el partido contra Nigeria había tenido tiempo de chusmear las opciones, así que elegí otro pub con un proyector de dimensiones más generosas y un ambiente que prometía. Ni bien entré vi que había mejorado; si bien no había muchísima gente conectando con el deporte, la disposición era distinta y había un pizarrón donde elegían a su equipo favorito e informaban las propuestas/ofertas que habría según ganara, perdiera o empatara. Que conste: ¡Argentina era su elegido!

Esta vez llevé la camiseta como pañuelo (¿cábala?), me senté de frente a la pantalla e hice mi pedido: una pinta de cerveza Punk IPA y unos halloumi fingers, dentro de lo que se llamaba beer food en el menú.

El gol de Messi lo gritamos con Nelson, un peruano que estaba con su familia hinchando por Argentina. ¡Qué copado! Hasta el personal del pub que estaba mirando hizo un gestito en el primero. Ya para el segundo no me controlé tanto con el festejo ???? y varios me miraron, sonrientes, en lo que me pareció un gesto empático.

No voy a decir que la pasé mal, pero admito que extrañé los mates con la familia y los amigos, las facturas, la picadita hecha en casa, la energía que cada cuatro años nos une de una forma diferente, el brindis para festejar… Creo que es la primera vez que me sentí extranjera de esta manera, un poco como si me estuviera perdiendo una enorme celebración familiar y viera la transmisión, sola, a miles de kilómetros.

Vamos a ver a dónde termino viendo Argentina – Francia este sábado, estuve pensando que un pub argentino sería una buena idea, ¿no? Como para sentirme acompañada en el sentimiento.

 

También te podría gustar...

15 Respuestas

  1. Norma dice:

    Contá conmigo al ladino d tu mesa. Abrazo Cin!

  2. Laura dice:

    OBVIO!! sin duda rodeate de argentinos porque además la unión hace la fuerza….así la vibra argentina les llega a la piernas de todos los jugadores argentinos!!! VAMOS ARGENTINA A GANAR!!!!

  3. Gustavo R dice:

    Que bueno que pudiste disfrutar del partido en un ambiente comodo 🙂
    Quiero saber mas sobre los fingers! De que eran? Salsa?

  4. Guillermo dice:

    Vamoooos nena, por favor repeti la cabala que va a hacer falta y segui degustando buenas pintas.

  5. Gaston connor dice:

    Si mañana pasamos. ..estaré en la misma. El viernes 6 estaré en el aeropuerto de oporto, escala de 7 hs que vendrían genial. la semifinal me encontraría en Barcelona y para la final estaré en amsterdam.
    Demás está decir que ni a palos sigo viendo el mundial si quedamos afuera. Soñar no cuesta nada. Quien te dice que en amsterdam donde seremos 15 amigos no hacemos una fiesta al grito de dale campeón…

  6. María Verónica dice:

    Vi Argentina-Croacia en Santiago de Chile. No se lo deseo a nadie. No nos quieren nada…

  7. Marian dice:

    Anda a Muu Cantina!! Estuve en el primer partido. Explota! no entra un alfiler, todo lleno de argentinos. Dos pantallas gigantes y teles. En la zona de Pimlico.

Responder a Pablo Cancelar respuesta