Revisión del vuelo Sydney – Santiago de Chile con LATAM en económica

Llegó el fin de nuestro viaje por Australia, un lugar al que queríamos ir hace muchos años. Esta vez encontramos el tiempo y un buen canje de millas de LATAM que nos permitió ir a pasar Navidad y Año Nuevo ahí.

Ya pensando en el regreso a casa, sabíamos que teníamos un viaje largo. Primero tomaríamos este vuelo que nos llevaría directo desde Sydney hasta la ciudad de Santiago de Chile, en donde conectaríamos con otro vuelo con destino final a Ezeiza.

La ida se nos hizo más amena de lo que pensábamos. Para la vuelta, teníamos algunos condimentos extra, como la diferencia horaria, que nos mantenían expectantes a ver cómo nos afectarían. Nos despertamos tipo 5 de la mañana para juntar nuestras cosas y dirigirnos al aeropuerto. El vuelo salía a las 10 de la mañana, pero llegaba a Chile a las 9 del mismo día, o sea una hora antes. Teníamos que estar mucho tiempo despiertos y tratar de forzarnos a normalizar nuestros horarios.

Dicho esto, ahora les mostramos un poco cómo fue el vuelo.

Cómo emitimos el pasaje

Como te contamos en el post Con paciencia, pude hacer un buen canje de millas. Te cuento mi próximo viaje, obtuvimos el pasaje por un buen canje de millas de LATAM Pass. No fue fácil, pero lo conseguimos para esas fechas tan particulares en la ciudad de Sydney.

Check-in

El check in lo hicimos 48 horas antes de manera online. El proceso fue rápido, pero no imprimimos nada en el hotel. Como teníamos que despachar valijas, lo dejamos para ese momento.

Esta vez no teníamos cupones, así que la posibilidad de upgrade no estaba en los planes. Volamos en económica sin problema.

Cómo llegamos al aeropuerto

Dado que teníamos que hacerlo temprano y con equipaje, decidimos (y no le erramos) ir en un Uber. Fue bastante aceptable el costo desde la ciudad ya que es un buen trayecto.

El conductor fue muy amable y nos ayudó al preguntar a qué salida teníamos que ir. Nosotros habíamos puesto mal la de vuelos nacionales que no queda cerca de los internacionales.

Drop off (despacho de equipaje)

Por suerte pudimos despachar rápidamente el equipaje. El personal que nos atendió no tenía buena onda ni disposición para hacerlo ese día, al menos accedieron al pedido de movernos unas filas más adelante en el avión (nos gusta más).

Dejamos nuestras valijas y, de ahí en más, no las vimos hasta llegar a Buenos Aires.

Sala VIP

Una vez que hicimos seguridad, seguimos con el pedido de devolución de Impuestos, como explicamos en el post Haciendo la devolución de impuestos en Australia al volver para Argentina (Tax Free), y nos fuimos a la zona del salón Vip de American Express, como te contamos en este post: Sala VIP American Express The Centurion en Sydney (Australia).

Pasamos un rato muy agradable ahí y luego salimos con tiempo, ya que nuestra puesta de embarque quedaba en la la otra punta del aeropuerto con respecto al salón.

Boarding

Subir al avión no fue nada cómodo esta vez. Para la espera, estuvimos en una sala junto a varios vuelos apretados con mucha gente sin lugar para sentarse.

Luego nos mandaron muy rápidamente a unos colectivos que nos llevarían hasta el avión. En esta oportunidad, tener status no servía de nada, ya que era por orden de llegada.

Ahí recién pudimos subir al avión y prepararnos para el viaje. Si bien no es la muerte de nadie, fue medio desorganizado y molesto.

Avión

Volamos en un Boeing 787-9 de la flota de LATAM. El vuelo fue el LA 802 que hace directo, sin escala, el tramo desde Sydney a Santiago de Chile.

La distribución de los asientos en la sección de económica era de 3-3-3. El avión se encontraba en muy buen estado de mantenimiento y limpieza al momento del abordaje.

Asientos

En la sección económica, hay LATA+ y  comunes. Entre uno y otro, la mayor diferencia es que los LATAM+ tienen un apoya pies.

El espacio entre asientos de la categoría económica es muy aceptable, permite viajar sin mayores problemas.

Cada asiento tiene en la parte de abajo un toma corriente de 110 v. como vemos en la imagen. Si bien lo tienen, preferimos los que tienen los tomas más arriba por comodidad.

Gastronomía

En lo que respecta a gastronomía, lo primero que recibimos fue el almuerzo, que parecía una cena ya que al poco tiempo de vuelo comenzó a hacerse de noche. Pedimos un menú Light y uno para niños.

En general, la gastronomía de LATAM es buena. En este caso fue de calidad media, no nos gustó mucho la comida ni la selección para un menú de niños.

La merienda / desayuno fue mejor en los dos menús.

También dieron posibilidad de tomar pequeños helados.

El café que servían fue aceptable como siempre. Es de la marca Juan Valdez, como acostumbra usar LATAM en los vuelos de larga distancia.

Servicio a bordo

Nuevamente el servicio del personal de LATAM fue realmente muy bueno, muy atentos todo el vuelo a las necesidades de uno.

Los baños, que pueden ser problemáticos en un vuelo tan largo, fueron mantenidos de forma impecable durante todo el viaje.

En la parte de atrás del avión, dejaron máscaras para los ojos y tapones para los oídos por si querías dormir.

Entretenimiento a bordo

Otra vez decimos lo mismo: funcionaba bien, pero no encontramos grandes opciones en lo que respecta a novedades. Nos quedamos nuevamente con un «bien».

Te brindaban auriculares, una manta y almohada. Te recomendamos 100% llevar tus propios auriculares.

Estos aviones no cuentan con servicio de internet.

Vuelo

Por suerte, el vuelo resultó de lo más placentero. Sin problemas en el avión ni turbulencias.

Como te comentamos, lo que resultó extraño fue la sensación de despegar a la mañana temprano, que al rato se haga de noche, y llegar otra vez a la mañana temprano.

Puntualidad

Excelente puntualidad para el despegue y aterrizaje. Para nosotros era importante llegar a tiempo, ya que teníamos una conexión hacia Buenos Aires.

Equipaje

En esta oportunidad, no lo vimos en Chile. Simplemente buscamos las valijas en Buenos Aires sin problemas.

Podemos concluir diciendo que fue un viaje muy simple. Largo, pero se lo llevó bien. La puntualidad fue muy importante y no hubo ningún problema. El personal de la aerolínea en el vuelo es para destacar, muy amable y dispuesto como generalmente nos toca en LATAM.

Otra vez entre las cosas a mejorar marcamos la comida (un poco flojita) y el tema del Wi-Fi. Destacamos la buena distancia entre los asientos en la cabina económica, como ya hemos mencionado en otros post.


Todos los post del viaje a Australia en 2019

Una opción interesante para encontrar un alojamiento diferente es el sitio Airbnb. Suscribiéndote a través de este vínculo obtenés U$S 18 de crédito para tu reserva.

Nota: Esta publicación puede contener links de afiliación por los cuales recibimos una retribución económica en caso de que realicen una compra o contratación, sin esto implicar un gasto extra para ustedes. Más información.

También te podría gustar...

8 Respuestas

  1. Adrian dice:

    Lo mejor del viaje es que es «muy corto» (viajas en el tiempo jeej).
    Que bueno que no hizo escala en Auckland. A nosotros nos tocó así y tuvimos que bajar y volver a subir

    PD: saben por qué wordpress no guarda los datos de comentaristas? Me pasa en otros blogs también

    • Pablo dice:

      Jeje. Si vas para atrás. Este era el vuelo directo que comenzó a fines del año pasado. Veremos que pasa cuando se pueda volver a volar para ahí.

      Con respecto a los comentarios, debería si estás logueado con alguna cuenta como Facebook

  2. Hernan H. dice:

    Consulta super pava: se puede enchufar unos auriculares propios en las fichas que tienen doble 3.5m plug? (ese enchufe de la foto de los auriculares que tienen 2 «palitos». En algunos casos uno de los dos, se baja y funciona como un auricular «normal» entonces podes meter uno propio sin problemas.

    Es mucho pedir que los asientos o pantallas ya vengan con bluetooth? Digo no… en tanto millones de dolares que sale un avión….

  3. Alemdq dice:

    Hola! Muy buena nota!
    Nosotros fuimos hace 15 años…a los 33 años, pero me gustaría volver, pasa que después elegimos otros viajes.
    Hermoso Australia…estuvimos casi 2 meses en Melbourne y pasamos la navidad, luego estuvimos en Sydney 4 días.
    Nuestra beba mayor de casi 2 años, decí que más buena no puede ser, ni se escuchó, mientras que otros bebés lloraban a veces. El viaje fué super largo y al regreso yo estaba embarazada y con náuseas. No probé comida, pero era superior a la que muestran. También viajamos por LATAM. También recuerdo que en algunas ocasiones en vuelos por la Argentina, de cabotaje, de 2 hs, LATAM, te ofrecía cajitas de Havanna. Ahora, bien gracias jaja. Cómo cambiaron las cosas.
    Quiero volver a viajar!!!

  4. Pedro dice:

    Pablo, por fin una resena de vuelo! Por favor cuando puedan metan mas de estas., Ovbiamente de vuelos pasados. Excelente detalle. Saludos

Dejá un comentario