Un ABC para pensar «fríamente» en emigrar

A raíz del post Los primeros pasos de emigrar, surgieron muchos comentarios y preguntas por parte de varias personas de nuestra comunidad que están pensando en lo mismo que yo: irse a otro lugar y empezar una vida allá.

Por ese posteo también dimos con Andrés Burecovics, abogado en B&P Consulting, una consultora especializada en movimientos inter-jurisdiccionales, exportación de servicios y migración en general. Como no lo conocíamos todavía, le hicimos una pregunta esencial: ¿Quién es Andrés Burecovics? Esta fue su respuesta:

«Soy abogado y licenciado en publicidad. Desde hace 15 años trabajo en el área de internacionalización de la creatividad y la exportación de servicios. Primero trabajé en publicidad, después en la industria de la música y finalmente desde hace 3 años en B&P, que es una consultora especializada en movimientos inter-jurisdiccionales, exportación de servicios y migración en general.

Lo que hacemos en B&P corresponde a un nicho de poca exploración en Latinoamérica, pero que va a tener una gran expansión en los próximos años. No existen muchas posibilidades de formación en estas áreas actualmente. Por mi parte, empecé con una especialización en Music Business de Berklee, y luego con 30 cursos y seminarios en numerosas universidades del exterior. 

Nací en Argentina, pero luego de viajar bastante y explorar alternativas decidí instalarme en Uruguay. Justamente de eso se trata gran parte del trabajo que hacemos, de encontrar las mejores alternativas para cada aspecto de la vida de cada persona. Estamos en la era de las migraciones multi jurisdiccionales. La persona física es solo una de las partes en movimiento.» 

Después de conocernos virtualmente, estuvimos charlando un buen rato sobre mi caso, ejemplos de sus clientes y las múltiples preguntas de nuestros lectores en el post. El resultado de esa conversación es este pequeño ABC para pensar en emigrar que Andrés muy amablemente armó para toda la comunidad de Info Viajera. Creo que es documento muy interesante, basado en el conocimiento de muchísimos casos de emigración desde una mirada profesional y especializada. Van a ver muchas preguntas para hacerse al pensar fríamente en emigrar, así como también algunas respuestas que no se escuchan tanto.

Separé el texto escrito por Andrés en pequeñas secciones y, en algunos casos, van a ver mis acotaciones después de él. Vamos.

Los «peligros» de Internet

Hay muchísimos mitos alrededor del hecho de emigrar. El proceso migratorio es un proceso sumamente complejo que va mucho más allá del trámite propiamente dicho con el cual un estado te deja vivir en él. No hay mucha información al respecto en Internet, y la que hay tiene varios problemas. Suelen ser anécdotas. Lo que le pasó al que escribe, o a un conocido. Lo que le pidieron, lo que le hicieron llevar, lo que tuvo que hacer para resolver una u otra situación. Quienes escriben suelen ser bien intencionados y quieren ayudar a quienes leen, pero asesorarse mediante este tipo de contenido es muy peligroso, básicamente por 3 razones.

  1. Si bien lo que cuentan las personas puede ser cierto, los procesos y las normas pudieron haber cambiado.
  2. Si bien lo que cuentan puede ser cierto, puede existir una avenida muchísimo más simple para llegar al mismo objetivo.
  3. El propio objetivo al que intenta llegar la persona puede ser el equivocado y desconoce que, por su situación particular, existen otros objetivos con los cuales va a tener mucho mejores resultados.
Preguntas para hacerse pensando en emigrar: ¿Qué tengo que tener en cuenta?

Hay que tener en cuenta muchísimas cosas a la hora de emigrar, pero hay tres grandes pilares que no pueden ser descuidados.

1) ¿Cuál es la verdadera razón por la que querés emigrar?

Y acá tenés que ser muy sincero con vos mismo, porque, créase o no, si uno tiene problemas no resueltos y quiere escaparse de ellos, los problemas a uno lo siguen a donde vaya. Emigrar tiene que pasar por un cambio ascendente en la calidad de vida. Uno tiene que apostar a que en el nuevo destino va a vivir mejor que ahora. Y para saber si eso es posible, debe tener muy en cuenta los dos puntos siguientes:

 2) ¿Cuál va a ser tu sustento o tu actividad económica en el lugar de destino? ¿De qué vas a trabajar?

Necesitás un plan bien concreto. “Cuando llegue voy viendo” te drena las reservas y no sirve. Existen freelancers que ya tienen clientes para los que trabajan desde cualquier lugar que tenga Internet, entonces simplemente van a seguir trabajando como si nada. Otros van a buscar trabajo de las áreas específicas que dominan y en las que tienen experiencia; otros van a “lavar copas” como se suele decir. Todas las opciones son válidas, pero requieren planificación. Aún si tu intención es lavar copas, tenés que empezar a buscar el barcito desde antes de comprar el pasaje. Reducir al mínimo el tiempo en el que uno se encuentra sin ingresos es fundamental para el éxito de la migración.

 3) ¿A qué destino me conviene ir?

Nótese que no dije “a qué destino PUEDO ir, sino a que destino ME CONVIENE ir. Emigrar a un destino sólo por el hecho de poseer la documentación (en este caso ciudadanía o residencia) es un error. Me gusta compararlo con el negocio familiar. Podés ayudar a tu viejo en la ferretería y con el tiempo quedártela. Es lo fácil, es el laburo por el que no tenés que hacer ningún trámite ni esfuerzo. Pero si tu pasión es la repostería fina y querés aprender todo al respecto, ¿es el laburo que te conviene?

A la hora de emigrar sucede lo mismo. Hay que analizar siempre el caso de cada persona, sus intereses, sus estudios, su situación económica, sus perspectivas de crecimiento profesional, su experiencia y el potencial que va a tener para lograr sus objetivos en uno u otro destino. Hay que encontrar el mejor destino para cada uno y muchas veces el indicado no es el “fácil”.

Para quienes sean freelancers o exportadores de servicios y tengan clientes en el exterior se suma un tema no menor. Es FUNDAMENTAL averiguar de antemano cuál es el trato fiscal que cada país le va a dar a su actividad profesional. A modo de ejemplo, para un desarrollador web con clientes en los Estados Unidos, irse a vivir a Italia con su reluciente pasaporte italiano puede implicar que el Estado italiano se quede con casi el 60% de sus ingresos, e irse a vivir a Costa Rica puede implicar que el Estado no le cobre absolutamente nada. Luego de 10 años, la diferencia entre ambos destinos puede significar un ahorro de cientos de miles, potencialmente millones de dólares. 

Ciudadanía, residencia y visado: ¿Se puede emigrar a Europa sin doble ciudadanía?

Absolutamente sí. Para emigrar no se necesita una ciudadanía, sino un permiso de residencia o una visa. La ciudadanía confiere al ciudadano el derecho a residir, pero la residencia la puede solicitar cualquiera. Cada país tiene muchísimos permisos de residencia o visas y hay que estudiar cuál le conviene a cada persona. Hay visas de estudiante, para aprender idiomas, visas de work and travel, visas de artista, visa de freelancer, visas de trabajador calificado, visas de inversionista, visas de jubilado y muchas otras. 

Muchísima gente cree que para emigrar a Europa necesita una ciudadanía y esto no puede estar más lejos de la realidad. Una gran cantidad de gente sin doble ciudadanía se siente desamparada, como si estuviera condenada a no poder buscar un futuro mejor, y eso está mal, porque puede perfectamente emigrar. De hecho, si una familia entera quiere emigrar y es dueña de su vivienda, bien podría calificar para una Golden Visa, en la cual se otorga permiso de residencia por la compra de una propiedad. Es decir la familia podría vender su casa, comprar otra en el país de destino y que esa misma compra les otorgue un permiso de residencia (siempre y cuando se cumpla con todos los requisitos y cuantías del programa).

Y te voy a decir más: una persona sin doble ciudadanía suele tener más chances de realizar una migración exitosa que una que sí tiene. ¿Por qué? Porque no le queda más remedio que asesorarse y, en función de sus propias y únicas características, puede encontrar un destino ideal para él, cuando quienes poseen doble ciudadanía tienden a emigrar a destinos únicamente “porque pueden” sin investigar primero si no existen otros en los cuales tendrían mejores chances de tener éxito.

Lamento pincharte el globo, pero una vez que llegás a Europa mostrando el pasaporte europeo, nadie te está esperando, nadie te va a ir a buscar para ofrecerte el trabajo de tus sueños. Así que mejor que sepas en lo que te estás metiendo y vayas muy preparado a dar pelea.


Info en el blog respecto a algunas de las visas mencionadas:


 ¿Conviene ir a probar suerte?

Todos los procesos migratorios, por más preparado que uno vaya, tienen una dosis de ir a probar suerte. Uno tiene que ver si se adapta al destino y si el destino se adapta a uno. Hay un chiste muy viejo que no voy a contar, pero esconde una gran verdad, y cuyo remate es “Una cosa es turismo, y una muy distinta es migración”.

Habiendo dicho esto, cuanto más preparación, mejor. Idealmente uno debe empezar a preparar su propia migración con no menos de un año de anticipación. Hay de todo por hacer y “el trámite” es una mínima parte. Hay que conseguir donde vivir, ingresar al sistema de salud, hacerse los chequeos correspondientes, abrir cuentas bancarias, integrarse al sistema jubilatorio, darse de alta con la autoridad tributaria, darse de baja de un sinfín de otras cuestiones y tantas cosas más. Y eso es sólo para darse por instalado, todavía ni empezaste a vivir. Todo esto puede ser mentalmente agotador así que idealmente no debe haber espacio para la improvisación ni para la fantasía.

Y digo fantasía porque, cuando uno quiere emigrar, es muy propenso a realizar un “cherry picking” de anécdotas. Es decir, únicamente asimilar anécdotas de corte optimista que alimentan la fantasía y desestimar a todas las otras que lo bajan a la tierra y le muestran la parte que no quiere ver.

De nuevo, no te quiero tirar mala onda, pero por cada anécdota que conozcas de “mi primo se fue con 50 euros y de a poquito se las ingenió y ahora vive lo más bien”, yo te puedo contar diez de “tuve que vivir en zonas realmente marginales, pasé situaciones muy extremas y violentas, lloré todas las noches durante dos años hasta que pude juntar plata para un pasaje y volver”.

Si vas a emigrar sin trabajo, yo recomiendo por lo menos 6 meses de ahorros para poder solventar tus gastos sin ningún tipo de ingreso. Si el plan es irte, no esperes hasta tener los últimos 100 dólares en el bolsillo. Es mucho peor. 


Cualquier pregunta del tipo «conviene o no» en un tema tan personal como este difícilmente va a tener una respuesta absoluta. Coincido en la sugerencia de irse con una buena cantidad de dinero para mantenerse si vamos sin trabajo.


¿Qué puedo hacer para aprovechar el tiempo de cuarentena y fronteras cerradas si quiero emigrar?

Lo mejor que podés hacer es ver qué servicio ya podés ofrecer y armarte de una base de clientes internacionales para los que puedas trabajar independientemente de donde estés. Cuando tenés ese tipo de ingreso, ganas una libertad incomparable. Podes básicamente emigrar a donde quieras sin preocuparte por llegar y no tener trabajo.

 ¿Es fácil conseguir trabajo en el exterior?

No, no es fácil. Existen trabajos estacionales que son más sencillos de conseguir que otros. Por ejemplo si fuera temporada alta y hubiera un gran flujo de turismo en determinada ciudad, entonces los trabajos del rubro hotelero y gastronómico suelen abundar. Pero duran pocos meses. Respecto de trabajos fijos en relación de dependencia, no es nada fácil. Y aunque tengas experiencia o talento en áreas de mucha demanda como la programación, tenés que entender que en el exterior la competencia es otra y vas a tener que competir contra los mejores del planeta por el mismo puesto. He tenido clientes que en Argentina se comían el mundo, y en el exterior les costó horrores conseguir trabajo. No te quedes con la fantasía de “allá es el primer mundo, allá cualquiera consigue, mi primo consiguió enseguida”. Como dije antes, recomiendo irse con una base de clientes ya funcionando. Y si lo que se busca es conseguir trabajo en relación de dependencia y no se puede ir ya con un contrato, al menos ir con la mayor cantidad posible de entrevistas laborales pre pactadas. Desde donde estás podés ir haciendo las búsquedas e incluso teniendo las primeras entrevistas vía Skype o Zoom.


Les dejo algunas plataformas que pueden servir para ver la oferta laboral si están perfilando hacia España:


Para cerrar, quiero agradecerle a Andrés por su tiempo y dedicación, es un privilegio contar con estos consejos por parte de un profesional al pensar en emigrar.

Tenemos pensado armar un post más en conjunto con casos de ejemplo que puedan servir de orientación, por mencionar algunos: un/a programador/a sin doble nacionalidad que busca dejar el país, un/a profesional que aspira a dejar su trabajo en Argentina y conseguir uno de la misma rama en otro lugar, una persona sin formación específica que desea emigrar únicamente con ciudadanía argentina.

Más info sobre B&P Group:

Asesoramos principalmente a freelancers y exportadores de servicios. Contestamos muchas consultas en Twitter en @estudiobpgroup. Si querés saber más de nosotros y agendar una consulta, no dejes de ir a nuestro sitio web en www.estudiobpgroup.com

Nota: Esta publicación puede contener links de afiliación por los cuales recibimos una retribución económica en caso de que realicen una compra o contratación, sin esto implicar un gasto extra para ustedes. Más información.

También te podría gustar...

157 Respuestas

  1. emiliano dice:

    Con mi esposa estamos hace bastante con la idea de irnos a España y estamos programando y viendo todo lo que se necesita, pero estamos trabados en cuanta a la nacionalidas. La nueva ley de niestos de España todabia no esta vigente y sin que ninguno de los 2 sea ciudadano es complicado. De igual manera no nos quedamos con los brazos cruzados buscando algun empleo que nos tomes y a partir de ahi empezar. Algun dato para ayudar?

  2. Marcelo dice:

    Saben como es el tema de la jubilación en caso de emigrar, por ejemplo en España? Te computan algo de lo trabajado en Argentina, comenzas desde «cero»? Muchas gracias.

  3. Emilse dice:

    Hola. Con mi marido tenemos la intención de mudarnos a España . Los dos tenemos doble ciudadanía pero somos jubilados. Alguien sabrá decirnos si al pasar la jubilación para cobrar en el exterior hacen algún descuento? Me dicen que te descuentan el 30%. Es cierto?.

  4. julian ramos dice:

    Hola, siguiendo el tema de emigrar para los que no tenemos aun el pasaporte comunitario y debemos tener un pasaje de vuelta a nuestra Argentina vi unas paginas de unas empresas q proporcionan de alguna manera el «alquiler» del pasaje de vuelta (o para salir de ese pais al que viajamos) por un tiempo determinado (en el caso que se te lo solicite) a precios muy interesantes (demasiado) que se sabe de esto? para los que vamos a emigrar dudo mucho que usemos el pasaje de vuelta que se nos exige y no dudo que si usaremos ese dinero que nos podremos ahorrar. Sera que sirve? adjunto un par de paginas que encontré para ver si entre los lectores alguno lo uso. Saludos!

    https://onewayfly.com/
    https://bestonwardticket.com/

Dejá un comentario