Una breve visita a Amsterdam (Parte 2)

Hace unos días les contamos acerca de nuestra breve visita a la hermosa ciudad de Amsterdam, allí escribimos sobre el transfer del aeropuerto al centro, sobre pasear por la ciudad sin rumbo fijo,  sobre pequeñas compras de electrónica, etc. Esta era la parte Nº 1 de este relato: Una breve visita a Amsterdam (Parte 1).

Ahora continuamos la crónica contándoles varios aspectos más sobre la ciudad, el transporte, la i amsterdam city card, la gastronomía, etc.

Ya en otro post de hace algunos meses habíamos escrito acerca de la i amsterdam city card, esta vez la volvimos a utilizar, aunque debido al poco tiempo del que disponíamos nos quedó «cargada» con un montón de actividades, servicios y descuentos por aprovechar.

Tomando un crucero por los canales de Amsterdam

En nuestra visita anterior a la ciudad tomamos este crucero al caer el sol y finalizamos ya de noche. Esta vez lo hicimos a la mañana, a plena luz del día, lo cual nos dio una perspectiva diferente.

Hay varias compañías que realizan esta navegación y con la I amsterdam city card tenemos acceso gratuito al paseo. Elegimos el 100 Highlights Cruise de la compañía Stromma.

Crucero_Canales_Amsterdam_Ticket_City_Card

Hay distintos tipos de embarcaciones, algunas abiertas y otras vidriadas semicerradas. Cuentan con asientos y mesitas, al subir se pueden tomar unos auriculares que se enchufan al costado de la mesita y se puede seleccionar el idioma en el que deseamos recibir las explicaciones.

A medida que vamos recorriendo los canales, recibimos explicaciones muy interesantes sobre la ciudad, su historia, las obras de ingeniería y proezas de esta arquitectura que le gana territorios al agua.

Los hermosos puentes sobre los canales son parte del paisaje permanente, así como las bicicletas sobre los mismos:

Crucero_Canales_Amsterdam_Puente

También observaremos locales y turistas descansando o charlando al borde de los canales y hasta gente cargando el auto eléctrico:

Crucero_Canales_Amsterdam_Auto_Electrico_Amigos

Conoceremos importantes edificios, como la famosa sala de conciertos Muziekgebouw aan ‘t IJ :

Crucero_Canales_Amsterdam_Muziekgebouw

Y podremos pispear de cerca las casas de aquellos que han decidido vivir literalmente sobre el agua en Amsterdam colocando su casa sobre pilotes en uno de sus canales:

Casa_Sobre_Canal_en_Amsterdam

Claro que hay mucho más, pero no queremos contarles todo y arruinarles la visita. Consideramos que este paseo es uno de los imperdibles para realizar ni bien se llega a Amsterdam, da un pantallazo desde al agua de la geografía de la ciudad, su historia y nos ayuda a ubicarnos, todo ello de una manera muy disfrutable.

No deja de ser un paseo grupal con explicaciones pre grabadas, pero considerando el precio, el tiempo que insume y la cantidad de información y de vistas que obtenemos nos parece que cierra muy bien la ecuación costo-beneficio.

Más información sobre los cruceros que realizamos por los canales en el sitio de i amsterdam.

Utilizando el transporte público en Amsterdam

Eramos dos personas recorriendo la ciudad, contábamos con una I amsterdam city card que incluía el acceso libre al sistema de transporte público, como estaríamos sólo un día en la ciudad compramos un pase por 24hs para la otra persona. Pagamos € 7 y obtuvimos nuestro título de transporte.

Ticket_Transporte_24_horas_Amsterdam

Sólo lo utilizamos para tomarnos tranvías que nos ayudaron a desplazarnos más rápidamente de un lado a otro en nuestro paseo de tan sólo un día por Amsterdam, tomamos uno desde la estación Centraal hacia el Rijksmuseum, luego otro desde Rijksmuseum hasta muy cerquita de la casa de Ana Frank y algunos otros pequeños desplazamientos. Nos resaltaron la importancia de validar la tarjeta tanto al subir como al bajar de cada medio de transporte.

Es para destacar que los conductores de los tranvías tenían una actitud muy relajada, eran amigables y fueron muy dispuestos a darnos indicaciones cuando se las solicitamos.

Más información sobre el ticket de 24hs en el sitio de GVB (transporte de Amsterdam).

Paseando por la zona del Rijksmuseum

Uno de los objetivos que teníamos en nuestra escaso tiempo en la capital holandesa era visitar el portentoso Rijksmuseum, el Museo Nacional de Amstedam que alberga obras de Rembrandt, entre otros grandes.

Con la i amsterdam city card se obtiene un descuento de € 2,50 en la entrada.

Amsterdam_Rijksmuseum_City_Card

Pero llegamos a la zona del museo medio justos de tiempo y nos distrajimos paseando por el lugar, ese día había una grandísima feria o festival vegetariano al aire libre en el que cocinaban bajo unas carpas, la gente compraba sus platos y comía compartiendo con otros en grandes mesones:

Feria_Vegetariana_Amsterdam_Frente_Rijksmuseum

En esa zona también está el Museo de Van Gogh, que tampoco pudimos visitar, y el museo MOCO. No se rían, no está escrito en «argentino»:

Amsterdam_Museo_MOCO

En definitiva, nos distrajimos paseando y se nos hizo tarde para ingresar al Rijksmuseum. Nos prometimos, una vez más, volver a Amsterdam.

Más información: el sitio de Rijksmuseum –  el sitio de la feria vegetariana – el sitio del MOCO.

Conociendo un poquito de la gastronomía holandesa

Esta fue una de las tantas asignaturas pendientes en nuestro paseo tan cortito por Amsterdam, casi no tuvimos tiempo para explorar la gastronomía local.

Pasear por la ciudad en verano invita permanentemente a detenerse a tomar algo en alguno de sus muchos barcitos, una de las estrellas en esos días de calorcito es la cerveza:

Cerveza_en_Barcito_en_Amsterdam

Pero queríamos probar algo típicamente Dutch y encontramos, muy cerquita del museo de Ana Frank, el Bistro Bij ons, prometían cocina local, tenían una muy linda ambientación frente mismo a un canal con mesitas tanto dentro como fuera del local, al borde mismo del canal; como ya era medio tarde y había refrescado un poco optamos por comer adentro.

En respuesta a nuestro deseo de probar algún plato típicamente holandés, la joven y amable camarera nos recomendó uno que venía con dos variedades, con salchicha o con albóndiga. Dicho así suena muy corriente, mejor llamémoslo por su nombre «stamppot». Pedimos dos platos, uno con salchicha y otro con albóndiga.

Ni bien lo probamos nos dimos cuenta de que estábamos degustando algo diferente y, según nos reconfirmó luego una amiga holandesa, un plato súper típico de la región 🙂

Comida_Dutch_Amsterdam

Un plato costó € 13,50 y el otro € 16,50, más del doble de lo que pagaríamos unos días después en las localidades de la Riviera Turca, pero la calidad de la comida, la ambientación del bistró y la ubicación privilegiada colaboraron en que no nos lamentemos demasiado del importe final de la cuenta.

Más información en el sitio del Bistro Bij ons.

Visitando el museo Casa de Ana Frank

El museo Casa de Ana Frank estaba abierto hasta las 22 hs. ese día, lo que nos permitió incluir una visita al mismo después de haber cenado temprano ahí cerquita.

Casa_de_Ana_Frank_Amsterdam_Desde_el_Rio

Vista del museo Casa de Ana Frank desde el crucero por el canal. Amsterdam.

La zona en la que está ubicado el museo es muy agradable, al borde de un canal (como pueden ver en la foto) y cerquita de Westerkerk , la mayor iglesia protestante de Holanda, que cuenta con una impresionante torre de 85 mts de altura.

El museo cuenta con una gran afluencia de público, es por ello que si se desea visitar entre las 9:00 y las 15:30 hs. únicamente es posible ingresar si se compró la entrada online con anticipación.

Desde 1960 hasta ahora ¡32 millones de personas han visitado el museo! En nuestra visita pudimos recorrerlo con fluidez, no nos encontramos con incómodas aglomeraciones de gente.

Este es uno de los lugares que atesora y mantiene viva la memoria de la humanidad, de hecho la UNESCO incluyó este sitio en su Registro de la Memoria del Mundo.

La historia que da vida a este museo es poderosa y triste, a la vez que inspiradora. A continuación citamos la descripción breve que realiza el propio museo:

Ana Frank tuvo que ocultarse durante la Segunda Guerra Mundial para escapar a la persecución nazi de los judíos. Desgraciadamente, fue descubierta y tomada prisionera en el campo de concentración de Bergen-Belsen. Gracias a su diario, su historia es mundialmente conocida. Entretanto, el diario de Ana ha sido traducido a 70 idiomas. El lugar en que Ana estuvo oculta, entre 1942 y 1944, se conoce como «la Casa de atrás», y constituye una parte de nuestro museo. En el museo también podrá apreciar usted el diario original de Ana, en el que escribió durante la época en que estuvo escondida. El museo informa sobre las condiciones en que vivían los ocho escondidos y sobre quiénes los ayudaron. La información del museo se encuentra disponible en neerlandés e inglés. En el vestíbulo le será suministrada una guía del museo en su idioma.

Del sitio oficial www.annefrank.org

Del sitio oficial www.annefrank.org

La muestra está muy bien organizada, hay material multimedia disponible en diversos idiomas, explicaciones en las paredes en inglés y holandés y varias maquetas, pero lo más impactante es sin duda recorrer la casa original donde la historial real tuvo lugar. Pasar detrás de la biblioteca que ocultaba la entrada a la «casa de atrás», subir las empinadas escaleras, pasar por la cocina, por el baño que utilizaban, ver las habitaciones decoradas con recortes de revista y fotos y tener acceso a los manuscritos originales que luego pudieron ver la luz en forma del conmovedor libro mundialmente conocido.

Debido a que se trata de una casa de canal original, el diseño arquitectónico de la misma, con empinadas y pequeñas escaleras, lamentablemente no resulta adecuado para las personas con movilidad reducida. Para ellos hay una versión en línea que permite realizar una visita virtual.

Algo interesante que no pudimos probar es una app disponible para dispositivos móviles que ayuda a recorrer «la Amsterdam de Ana Frank», pueden ver más información y descargarla aquí.

Más información en el sitio del museo de Ana Frank.

Conclusiones

¡¿A quién se le ocurre ir a Amsterdam por tan solo un día?!

Bueno, a nosotros se nos ocurrió y dejarla fue muy difícil. Es una ciudad con una amplísima oferta para los más variados gustos e intereses, allí encontraremos canales, palacios, museos, parques, shopping, castillos y molinos en las afueras, ciudades muy interesantes a corta distancia y, por supuesto, la movida de la noche, la zona roja y los famosos coffee shops también.

Si algo nos dejó esta fugaz visita, fue la seguridad de que tenemos que volver.

Ya saben, si piensan ir a Amsterdam por un sólo día, piénsenlo dos veces, van a llorar al tener que partir.

Si estás pensando en irte a Amsterdam ?

Links de interés:

 

También te podría gustar...

16 Respuestas

  1. FLP dice:

    Como hicieron para lograr esa foto en el cartel de I Amsterdam que siempre esta lleno de gente?

    • jlcota dice:

      Ese día en el Rijksmuseum se filmaba una película y había un vallado que impedía el acceso del público, nos estiramos un poco y tuvimos un par de disparos bastante libres de gente.

      Ya está, revelamos nuestro secreto 😉

  2. ste dice:

    Gracias chicos! Dudaba de hacer un circuito pro los canales, pero casi me convencen.Estaré en Amsterdam el miércoles, contando las horas ya! (con uno de los últimos 3×1 smiles)

    • jlcota dice:

      Hola Ste,

      Es una horita y te da una buena orientación, sobre todo si es la primera vez que visitás la ciudad.

      No deja de ser un paseo grupal con expliaciones pre grabadas, pero considerando el precio, el tiempo que insume y la cantidad de info y de vistas que obtenemos nos parece que cierra muy bien la ecuación costo-beneficio.

      Saludos

  3. Martin dice:

    Gracias JLCOTA!!!
    A mediados de marzo de 2017 nos vamos a Europa por un mes!!! También arrancamos por Ámsterdam, ya que conseguimos un vuelo de Lufthansa a muy buen precio!!!
    Vamos a estar dos días allí y por lo q conozco de mi anterior visita a la ciudad de los canales, no nos va a alcanzar el tiempo…
    Espero q esta vez, no llueva y el clima nos acompañe un poco más…

  4. Santiago dice:

    Hola, cuantos días crees necesarios para conocer los lugares básicos de
    Amsterdan?

    • jlcota dice:

      Hola, Santiago,

      Somos el peor lugar en el cual hacer esa pregunta, nos resulta imposible determinar cuáles son los lugares básicos y en todo caso serían los básicos para nosotros, vaya uno a saber cuáles son para otros viajeros, hay ciudades que visitamos varias veces y seguimos volviendo a ellas y descubriendo y disfrutando…

      Pero no te vamos a dejar sin respuesta, fijate que la página oficial de turismo de la ciudad tiene itinerarios sugeridos según los días que planees pasar en la ciudad: http://www.iamsterdam.com/en/visiting/about-amsterdam/itineraries.

      Saludos

      • Santiago dice:

        Jajajaj, gracias.
        Siempre uno termina pensado que se quedó poco. Eso es verdad.

      • adrián dice:

        Hola. Yo estuve una semana completa, y me alcanzó bien. Incluso un día hice excursiones a los alrededores de Amsterdam: Edam, Marken y Volendam. Otro día alquilamos bicis a 10 euros las 24 horas. El tiempo estuvo más que bien, porque alcanzó para tener ratos libres y perderse por calles y canales. O sea, sobró, y esos momentos de más los disfrutamos mucho. Personalmente, creo que Amsterdam es la clase de lugar en el que podría ir a vivir. Verdaderamente precioso, y funcional, y sobre todo, seguro.
        Pero, es como dice Jorge, depende de cada uno. Por ahí mi opinión suma algo….
        Saludos.

  5. Martin dice:

    Estare un día y medio en amsterdam. La tarjeta I am amsterdam es una por persona? si es así me parece q no menos conviene porque haremos el paseo en el canal, casa de Ana frank y alguna q otra caminata y bici. El ticket por 24 hs que vale 7 euros donde lo consigo? Sirve para moverme con todos los medios de transporte?

Dejá un comentario