¿Recital o VISA de USA en Buenos Aires? Paramos en el Dazzler by Wyndham Buenos Aires Polo

Título raro para quien vive en Buenos Aires. Para nosotros que vivimos en el interior, ir desde Mar del Plata a Buenos Aires, aunque sea para un recital como en este caso, es un tema. Además de tener que llegar (ya sea en auto, tren, ómnibus o avión), generalmente tenemos que hospedarnos en algún lugar.

Para esta ocasión, y dado que el recital al que íbamos era en el Campo Argentino de Polo, nos alojamos en el Dazzler Buenos Aires Polo (by Wyndham), un hermoso hotel cuatro estrellas en Buenos Aires. Estando ahí, escuchamos que muchos vienen desde el interior y se alojan para hacer el trámite de la VISA de Estados Unidos, ya que los dos centros a los que hay que ir están a minutos caminando del hotel.

A continuación les contamos sobre nuestra estadía.

Ubicación

El Dazzler Buenos Aires Polo está en pleno barrio Palermo, en la calle Sinclair 2929, Buenos Aires. Como dijimos, tiene una excelente ubicación para quien busca llegar a un recital o hacer la VISA de Estados Unidos. Además, tiene todo cerca, desde gastronomía a entretenimiento a metros de él.

Nuestro vuelo desde Mar del Plata llegó a Aeroparque y desde allí nos tomamos un Cabify hacia el hotel, llegamos en poco más de 20 minutos. Para los que quieran, les dejamos post con datos de Cabify y sus cupones de descuento.

El lobby

El lugar es muy amplio y realmente muy prolijo. La decoración es sobria y formal, pero a la vez moderna.

Entre los detalles que vimos, había dos computadoras para uso libre de los pasajeros y uno que nos encanta: la posibilidad de tomar café y agua limonada las 24 horas.

Check-in

El check-in fue ágil. A pesar de llegar muy temprano por temas de vuelos, pudimos acceder a la habitación antes de la hora de entrada tradicional (14 hs.). Nos explicaron los horarios y los detalles de los servicios y nos entregaron las llaves – tarjetas magnéticas de la habitación.

Con respecto a los precios, te recomendamos que te fijes en su web ya que varían según la fecha y la habitación. Podemos decir que su valor es más que adecuado para las prestaciones, según entendemos. Si sos parte del programa de puntos de Wyndham, con tu estadía podrás sumar puntos.

Mientras esperás, podés comer algunos dulces (buen detalle).

La habitación

Como se ve en las fotos, la habitación tenía dos partes: una con la cama de dos plazas y el baño.

Y otra con el escritorio, una mesa con tres sillas y un sofá cama.

El baño es muy cómodo con bañera incluida.

Me gustan los dispenser de los productos de tocador y no los «odiosos» sobrecitos.

Adicionalmente, tenía una heladera que funcionaba como frigobar y vimos una pileta de cocina. No tenía ningún utensilio.

Tenía pava eléctrica con posibilidades de hacer un café o té.

Algo que siempre nos encanta es cuando el hotel tiene buena Internet. Hemos y seguimos sufriendo este tema en todo el mundo. En este caso, como vemos en la foto, la velocidad era más que aceptable. Punto a favor sin dudas.

Un detalle más que me gustó es que por todos lados había enchufes. Además, en lugares bien planeados como mesitas de luz o escritorios, los tomas eran con múltiples formatos.

Para concluir, tenía un balcón con pasto sintético que nos pareció bueno. Realmente era muy amplia para nosotros tres.

El desayuno

Arrancar el día con un buen desayuno, en mi caso, suma como loco. El del hotel era muy bueno y con muchas opciones. Todo lo que probamos me pareció de excelente calidad. Teníamos opciones de cereales, dulces, frutas y pastelería por un lado.

Además había opciones de fiambre y frutas cortadas junto a huevos revueltos.

Muchas opciones para tomar que incluían café, té, yogurt, jugos y hasta gelatinas.

Y opciones para celíacos.

El solárium y la piscina

Si bien el día que fuimos estaba lloviendo, subimos a la terraza a ver el solarium y la piscina. No son muy grandes, pero más que suficientes para relajarte y tomar un poco de sol en la mole de cemento que es Buenos Aires.

Se encuentra en el piso 10 del hotel.

El gimnasio

Había servicio de toallas y agua como podemos ver. Tenían varias máquinas y una persona encargada del lugar, cosa que no es habitual en estos espacios. También estaba en el último piso.

Conclusión

El hotel, además de cumplir con lo que esperábamos de él, realmente fue una solución para movilizarnos antes y luego del recital. El estar a minutos caminando de la salida del Campo hace que se pueda disfrutar sin tener que pensar cómo volver con tanta gente saliendo junta. Para quienes vienen a sacar la VISA de Estados Unidos, es exactamente la misma solución. Un detalle más, a pesar de no usarlo, es que tiene la posibilidad de estacionar allí, abonándolo por separado.

Volveríamos a alojarnos en el Dazzler Buenos Aires Polo (by Wyndham) en una futura estancia en Buenos Aires por cualquier motivo, pero para recitales en el Campo Argentino de Polo es ideal.

Links de interés:

P.S.: Agradecemos al Dazzler Buenos Aires Polo (by Wyndham) por la invitación.

También te podría gustar...

14 Respuestas

  1. Guido dice:

    Siempre los lel y me gusta lo q hacen, me gustaria tomar un cafe c uds y conocerlos Pablo, hasta cuando se quedan?

  2. Diego dice:

    Chicos, todo bien los informes, me encantan las fotos y los detalles.
    Lamentablemente voy dejar de seguirlos….. van a ir al recital de Luis Miguel?!?!?!?!
    Todo tiene un limite

    jjajajaj… abrazo grande

  3. Gg dice:

    Esta noche dormimos ahí por el recital de Luis Miguel jajaj

  4. Guillermo dice:

    Muy lindo reporte. Completito. Para la proxima te hospedo en casa que esta cerquita también. Olvidate del desayuno????????????????????

  5. Maxi dice:

    Hola! Nosotros fuimos para renovar la visa, es excelente, pero nada barato. La noche que fuimos se corto la luz por un tema general de la zona desde la tarde hasta la mañana siguiente!! y fue un espanto el poco servicio. Simplemente una anecdota. Saludos!!

  6. Carito dice:

    También es muy útil si tenes que hacerte un estudio 7am en el sanatorio de la trinidad, está en frente!

Dejá un comentario