Almuerzo a orillas del mar en Quba, Mar del Plata (Argentina)

Un lindo día soleado de diciembre fuimos a almorzar a orillas del mar en la ciudad de Mar del Plata (Argentina). El lugar elegido fue Quba, Café de Mar, ubicado en la escollera Norte, al lado de la famosa Playa Grande de la ciudad.

Fuimos en auto, bajamos a la costa por la Avenida Colón y disfrutamos del hermoso paseo costero de nuestra ciudad, mientras lo hacíamos charlábamos entre nosotros y hasta casi nos sorprendíamos frente a las bellezas de la ciudad, casi con esa mirada y esa disposición que uno tiene hacia los lugares cuando está de viaje y descubre un nuevo destino o vuelve a visitar uno que le gusta.

Estacionamos en la escollera, muy cerca de la entrada. A pesar de ser marplatenses nunca habíamos visitado este lugar, miren qué agradable se ve enmarcado en la costa y en el verano marplatense.

Ofrece espacios interiores y exteriores, optamos por tomar una mesa exterior, bien cerca del mar, ya este año nos tuvo obligados a estar en espacios interiores más de lo que hubiéramos querido.

Cabe señalar que cumplen los protocolos de prevención que son recomendados para reducir las posibilidades de contagio de COVID-19: alcohol en el ingreso y en las mesas, aforo reducido, notamos el lugar en buenas condiciones de limpieza y muy bien ventilado, el personal haciendo un correcto uso del tapabocas, carteles informativos, etc.

Para acceder al menú, escaneamos desde el celular un código QR que estaba en la mesa y nos permite acceder al mismo rápidamente. Mientras lo ojeábamos mencionamos la palabra «rabas» con esa entonación que significa algo así como «¡Cómo me comería una canasta de rabas!» y la camarera, que detectó esa entonación, no dudó en proponernos marchar una canasta de rabas mientras elegíamos los platos. Nuestra respuesta fue un vívido «sí».

Ya nos habían traído una variedad de panes y grisines acompañado con cositas para untar, algo que siempre estimamos cuando vamos a comer a un lugar, nos parece un gesto de adecuada hospitalidad gastronómica.

En el menú fuimos de lleno a las opciones de platos principales. Dado que se definen como «café de mar» y no como restaurante, las opciones de platos fuertes no son tantas, pero sí ofrecen la necesaria variedad. Aquí pueden ver opciones para el almuerzo con sus precios a diciembre/2020:

La amabilidad y profesionalidad de las camareras ya a esa altura nos pareció digna de destacarse: cordiales, atentas a las necesidades, una atención sin demoras. Realmente muy bien.

Éramos dos personas, ordenamos un plato de pesca del día (lenguado) acompañado con verduras grilladas y unas milanesitas con guarnición de papas fritas y hojas verdes.

¡Miren lo que era ese lenguadito con verduras!

Las milanesas estaban bien, pero era un plato más «normalito»; la pesca del día realmente se destacó.

Mientras almorzábamos veíamos la playa, alguna que otra embarcación en el mar, gente practicando SUP (la tabla en la que te subís y vas remando con un remo largo). Ahí abajo mismo de Quba hay una escuela de surf.

Pensamos que es un gran lugar como para pasar un día completo de playa y de paso disfrutar de la gastronomía y un lugar muy bien puesto, que nos regala unas vistas geniales de esa parte de la ciudad.

A la hora del postre optamos por compartir, brownie con helado. ¡Estaba como para chuparse los dedos! De hecho, creo que lo hicimos 🙂

Si bien almorzamos en la parte exterior, con vista hacia Playa Grande, hicimos un recorrido por el lugar justamente para hacer esta nota y poder compartir con ustedes un poco más de detalle. Les dejamos algunas fotos a continuación.

Una barra en la terraza exterior:

Una vista del interior del local:

Cuando fuimos al baño, descendiendo una escalera, encontramos unos vestidores y salidas a la playa, incluso una escuela de surf:

Justo estaban haciendo algunos arreglos menores y no pudimos conocer la terraza más alta, ni las reposeras que instalan debajo, en la playa, pero siempre es bueno que a uno le quede algo pendiente como excusa para volver.

Acerca de las rabas:

Aquí les dejamos la ubicación de Quba, Café de Mar:

Nota: Esta publicación puede contener links de afiliación por los cuales recibimos una retribución económica en caso de que realicen una compra o contratación, sin esto implicar un gasto extra para ustedes. Más información.

20 Respuestas

  1. Clau dice:

    Es hermoso ese lugar. Yo tuve oportunidad de conocerlo. Saludos!

  2. mghersi dice:

    Almuerzo sobre la playa en Pinamar, Brio Bar, Agua con Gas, Coca Cola, Langostinos fritos empanados, rabas bien servido con panes saborizados en diciembre $2620.- Atalaya la docena de medialunas $420

  3. Gustavo R dice:

    Buenos días! Nunca he ido para esos lados, a ninguno de los lugares de Playa Grande. Quizá sea hora de probar? pero siempre Santa Rita me tira más?

  4. Nico dice:

    Que nostalgia ver este parador porque fue la ultima noche de vacaciones con mis amigos que fuimos a bailar ahí (y la ultima vez que fui a un boliche desde la pandemia) y el amanecer fue una locura total. Tengo que probar ir a comer cuando vaya

  5. Jorge dice:

    En épocas normales vamos bastante seguido con la familia (de día) y a tomar una copa de noche con amigos, es bastante parejo aunque ha tenido altibajos en cuanto a la organización y la atención. Pero ampliamente recomendable. Tambien he ido a algún evento por la tarde, que no creo se sigan haciendo con el actual protocolo.

  6. Irene dice:

    Quba!! Uno de mis infaltables al final de una caminata.

  7. Eric dice:

    Qué novedades tenemos de fiestita post 0horas por esos boliches??? Hay algo habilitado para recibir el año a full antes que nos guarden de nuevo??? Jejeje!!! Data por favor( hablamos de legales, clandestino tengo miles jajaj)

  8. Gustavo dice:

    Todo es rico en Quba

  9. CRISTIAN dice:

    La gastronómia de Mar del Plata es única. Y hay para todos los bolsillos. Hermosa ciudad. Creo que supo tener la mejor noche de Sudamérica, sobre todo cuando existía el boliche sobremonte.

  10. María Cristina Rivero dice:

    Conocimos Quba hace un par de años y cada vez que volvemos a Mar del Plata es visita obligada ir a disfrutar la cocina las instalaciones y el entorno de este restaurante. Excelente atención

Dejá un comentario