¡Cuánto aprendí sobre Praga en este tour privado en español!

En nuestra última visita a la hermosa ciudad de Praga (República Checa) tuvimos la oportunidad de realizar un tour privado en español para acercarnos a todo lo que «hay que saber» en una primera estadía en la capital checa.

Un domingo de julio por la mañana, fuimos a la oficina de turismo que se ubica al lado del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja. Allí nos encontramos con nuestra guía, Dagmar, que habla muy buen español y vivió toda su vida en Praga, razón por la que no solamente nos informó desde su experticia histórica, sino que también nos habló mucho desde su perspectiva de local.

Muy a mi gusto, comenzamos el tour situándonos en el mapa y entendiendo que lo que hoy conocemos como Praga es en realidad la unión de cuatro ciudades diferentes que, hasta finales del siglo XVIII, estaban separadas.

Dado que estábamos frente a la torre del ayuntamiento y teníamos a una guía experta, tomamos un rato para contemplar y entender la ingeniería y genialidad del reloj astronómico. Después de repasar algunas leyendas (hay muchísimas en Praga), fuimos a los hechos concretos: el reloj data de 1410, su construcción involucra a un matemático y a un astrónomo, muestra el horario viejo bohemio, el alemán y el babilónico.

Yo ya había pasado frente a él un par de veces y, aunque maravilla a simple vista, entrar en los detalles de lo que comunica y significa es un tremendo plus. En esta foto, se puede ver que la parte exterior del círculo informa el santo correspondiente a cada día del año.

Ya en la plaza de la Ciudad Vieja descubrimos un poco de todo: la arquitectura, la historia de Jan Hus y su crítica a las costumbres eclesiásticas en el siglo XIV, las guerras husitas y mucho más.

Luego tomamos la calle Pařížská hacia el barrio judío y nos adentramos en los detalles de sus primeros asentamientos en el siglo X. Algo curioso es que, a diferencia de lo que sucedió en otras partes de Europa, el pueblo judío nunca fue expulsado completamente; cuando hubo un intento, se les pidió luego que volvieran.

El rato que dedicamos a este barrio me dejó reflexionando mucho y casi no tomé fotografías, así que solo les dejo esta de un reloj con caracteres hebreos que gira al revés del convencional.

Me quedé con muchísimas ganas de visitar el antiguo cementerio, donde se encuentran lápidas sobre lápidas y siglos de historia. La próxima voy, sin falta.

Fuente: Prague City Tourism

El tour fue una constante invitación a entender las partes que componen la belleza de Praga. Es así que esta serpiente, que de por sí se veía atractiva, se volvió más interesante aún al saber que correspondía al modo de diferenciar las casas en otra época.

Avanzamos por la calle Karlova (la calle de Carlos) y, antes de cruzar el puente, dedicamos un rato a conocer la biografía de este querido rey, junto a su escultura.

Una vez más, mirar significó descomponer los detalles en los ornamentos de la torre y vincularlos con historia y tradiciones.

Desde allí, era imposible no contemplar el castillo (Hradčany) y dedicarse un rato a hacer fotos.

Luego recorrimos los 500 metros del famoso puente de Carlos escuchando la explicación sobre las diferentes esculturas que lo condecoran.

Y terminamos el recorrido del otro lado, en Malá Strana, donde recibimos una excelente recomendación para almorzar y conectar con la gastronomía checa.

Podría contarles muchísimo más sobre este tour privado en español, pero considero que hasta acá alcanza para sembrar la semilla e invitarlos a que vivan la experiencia. Por ejemplo, dejé afuera los detalles del Klementinum o las muchas preguntas que hice sobre Franz Kafka y la biblioteca nacional, temas que surgieron en charlas e intercambios que pudieron darse por estar en un recorrido cara a cara con una persona experta.

Si tienen la oportunidad de visitar Praga, les recomiendo muchísimo los tours privados que ofrece la oficina de turismo. Están disponibles tanto en español como en otras lenguas europeas y tienen una variedad que da ganas de hacerlos todos.

Agradecemos a Prague City Tourism por invitarnos a vivir esta experiencia 🙂

 


Nota: Esta publicación puede contener links de afiliación por los cuales recibimos una retribución económica en caso de que realicen una compra o contratación, sin esto implicar un gasto extra para ustedes. Más información.

16 Respuestas

  1. Oscar dice:

    Gracias por el dato.
    Generalmente, los free tours son muy buenos. Depende mucho del guía y del clima a veces.

  2. Marcela dice:

    Ahhhhh…Kafka….

  3. Silvana dice:

    Ay,Cintia,te leo y coincido con cada palabra tuya !! Estuvimos en Praga este abril pasado y no sé por qué , porque siempre me inclino por los free walking tours, decidí contratar un tour privado en esta bellísima ciudad que hacía tanto tiempo deseaba conocer. Lo hicimos con @guiadepraga,una encantadora checa llamada Jitka que dirige una agencia de guías locales hispanoparlantes. Fue la mejor decisión que podíamos haber tomado !! La ciudad es tan rica en historia que sin alguien que te cuente los detalles, te perderías lo mejor de ella. Quedamos tan contentos, que contratamos dos tours más con colaboradores de Jitka, con quienes terminamos de conocer Praga y la ciudad medieval de Cesky Krumlov,imperdible también !!

  4. patofu dice:

    Que ganas que le tengo a Praga!! Iba a ser un stop de 4 días en el 2020… no fue… será otra vez!!

  5. Lidia Oubiña dice:

    Postergamos nuestra visita por pandis, mi esposo tiene raíces checas y es un pendiente!!! Me dió muchas ganas de comenzar a programarlo!!!!

  6. Fernando dice:

    Hola, cual es el costo del tour? Saludos

    • Cintia C. dice:

      Hola, arranca en 2.200 CZK para 1/2 personas y de ahí sube un poquito si son más (unos 400CZK cada 2 o 3). Saludos.

      • Daniel dice:

        Serian menos de USD 100 ? , realmente creo que vale con creces la ayuda de un guia local . Pendiente primero en la lista ….PRAGA 2023

        • Cintia C. dice:

          Sí, unos 90 euros a cambio de hoy. La verdad es que vale la pena. Y si son una familia, por ejemplo, termina saliendo todavía menos por persona. Saludos.

  7. Leo dice:

    Hermoso Cintia, cuantos recuerdos! Yo hice el tour free para un pantallazo, y el pago al Castillo, que a mi gusto es un poco largo. Siempre te quedas con ganas de mas en Praga, estuve 3 dias y el ultimo me lo deje para ir dando vueltas sin rumbo fijo y cada rincon te sorprende.

Dejá un comentario