Cuando la naturaleza NO quiere que hagas un viaje o una excursión

Hace algunos meses, aprovechamos los vuelos directos de Aerolíneas Argentinas entre nuestra ciudad, Mar del Plata, y San Miguel de Tucumán, y nos hicimos una breve escapada para conocer un poco de la ciudad y la provincia argentina.

Una de las actividades principales que teníamos previstas era conocer Tafí del Valle y la Ciudad Sagrada de los Quilmes. Dado que la distancia era bastante considerable y queríamos ir y volver en el día, decidimos contratar una excursión en lugar de alquilar un auto y hacerlo por cuenta nuestra.

El día de la excursión nos pasaron a buscar por nuestro alojamiento, el hotel Hilton Garden Inn de Tucumán, en un vehículo pequeño, como para 6 personas. Luego pasamos a recoger a otros dos turistas y emprendimos el viaje siendo cinco, el chofer y cuatro excursionistas.

El chofer oficiaba a su vez guía y «animador», de hecho nos entretuvimos bastante en el camino escuchando sus historias mientras avanzábamos por la ruta provincial 307.

De repente el recorrido dejó de ser entretenido y cambió a «preocupante». Comenzó a llover copiosamente, íbamos recorriendo un camino de montaña y veíamos cómo se despeñaban algunas piedras de mediano tamaño y obstaculizaban la carretera.

El conductor, conocedor de la zona, confiaba en que podríamos seguir adelante, mientras que los cuatro excursionistas nos mirábamos con dudas. Ya llevábamos más de una hora y media de viaje.

Cuanto más avanzábamos, más roca sobre el camino encontrábamos. Y no sólo eso, sino que el Río La Angostura, que iba acompañando la carretera, comenzó a crecer, a transformarse en grandes torrentes de agua rabiosa que arrastraba piedras y troncos. Su caudal parecía estar a punto de desbordarse y cubrir nuestro camino.

De repente ya no hubo dudas: un importante deslave cortó la ruta, un cordón de piedra y barro nos decía «hasta acá llegaron, emprendan el regreso antes de que sea tarde».

Los cuatro excursionistas dijimos «BASTA», no aceptamos la sugerencia del simpático guía-chofer que quería esperar a que escampe y limpien la carretera para seguir. Todos estuvimos de acuerdo en ordenarle emprender el regreso.

Tampoco fue un regreso tranquilo, el río acompañaba, rugiendo, nuestro recorrido hacia la ciudad. Hasta que nos alejamos de esa zona, no estuvimos del todo tranquilos.

 

Luego supimos que finalmente las autoridades decidieron cortar la ruta por razones de seguridad. Algo que tenía todo el sentido.

Nos quedamos con varias observaciones acerca de la excursión que contratamos:

  • un solo chofer para llevar al grupo y manejar una distancia importante, que incluye largos tramos de camino de montaña, no parece suficiente
  • la falta de anticipación de un evento climático tan relevante nos llamó la atención
  • la expectativa de continuar ante un escenario tan adverso nos llamó más aún la atención

En fin, nosotros queríamos conocer Tafí del Valle y la Ciudad Sagrada de los Quilmes, pero claramente la naturaleza tenía otros planes.

Y ustedes,

¿Han tenido situaciones en las que la naturaleza se interpuso en sus planes viajeros?

Por suerte, no todo fue así en Tucumán. Otro día lo dedicamos a visitar El Cadillal y fue una experiencia completamente diferente, miren:

Un día en El Cadillal, muy lindo lugar cerca de San Miguel de Tucumán


Nota: Esta publicación puede contener links de afiliación por los cuales recibimos una retribución económica en caso de que realicen una compra o contratación, sin esto implicar un gasto extra para ustedes. Más información.

48 Respuestas

  1. Monica dice:

    La naturaleza no quiso que hiciera la excursión de la gruta azul en Capri

    • Pablo dice:

      Ufff

    • Marta Alvarez dice:

      Si. Ilha Grande, Brasil se nos negó. Hubo inundación, luz cortada. Muchos restaurantes no podían abrir porque allí no tiene locales, sino mesas en la calle. Nos pasamos dos días en la posada, con el ruido y el olor a combustible del generador. No pudimos hacer ninguna excursión.

  2. Maria Veronica dice:

    Hace un mes, excursión a los picos de Europa. No pudimos hacer el teleférico de Fuente De por el viento. Una tristeza!!!

    • Pablo dice:

      Pasa eso con el viento en muchas partes

      • Viviana dice:

        El verano pasado, en Camarones, Chubut. Llovió muchísimo durante tres o cuatro días y no pudimos ir a Cabo dos Bahías ni embarcarnos. Tampico nos podíamos quedar, porque el micro a Trelew pasa dos veces por semana y teníamos otras reservas. Pero Camarones bien vale volver.

  3. LUIS ENRIQUE ANGIO dice:

    El año pasado en Nápoles contraté una excursión a la Costa Amalfitana. El domingo de elecciones nacionales en Italia. Salimos temprano con un día normal. El camino a medida que íbamos avanzando para la zona (quienes lo conocen saben de que hablo), sinuoso, con hermosas vistas, y a medida que íbamos llegando las negras nubes se iban acercando al micro sucedió lo previsible: una gran tormenta de lluvia tapó toda la magnífica vista hacia el mar quedando solo grandes nubarrones. LLegamos a Amalfi y bajamos. Era tal la lluvia que caía que en menos de dos minutos mi ropa, zapatillas, mochila era agua pura. Opté por volver al micro y no bajar más en todo el recorrido hasta volver al departamento en Nápoles. No pude conocer nada de ese lugar magnífico. Por suerte hay revancha y en junio próximo regreso (ya tengo pasaje y alojamiento pagado). Solo me resta esperar que en esta oportunidad tenga más suerte…

  4. Carolina dice:

    La naturaleza (el viento) no quiso que volara en globo en Capadocia ni en Luxor.

    • jlcota dice:

      Uhhh, ¿pensaste en volver y concretarlo?

    • Pablo dice:

      Noooooo

    • Santiago dice:

      El viento es tirano, tampoco pudimos volar en Capadoccia, nos quedamos en la puerta, empezaron a inflarlos y todo, pero no fue suficiente…pero como digo siempre, tenemos excusa para volver

      • jlcota dice:

        Es mejor que mi excusa para no haber volado en globo en Capadoccia, me dio fiaca levantarme tan tempranoa. Bueno y había habido un accidente con muertos hacía unos días, digamos todo.

  5. Clau dice:

    Me pasó algo similar, justamente yendo a Tafí del Valle. Íbamos con mis hijos en auto y al ingresar a la ruta nos encontramos con una larga fila de autos. Ahí nos enteramos que la ruta estaba muy complicada por una gran nevada. Después de esperar un rato y que veíamos como una grúa traía un auto que se había despistado, decidí dar la vuelta e ir a San Miguel de Tucumán y al día siguiente dirigirme a Cafayate, mi próximo destino por Salta. 🙁 En fin. No se si algún otro auto se animó o lo dejaron pasar, pero yo no me arrepiento de haber dado la vuelta. Tomo las vacaciones como un momento de disfrute, y manejar estresada o ponernos en peligro no entra en esa categoría. Aún no conozco Tafí, ya se dará.

  6. Gustavo dice:

    Naaaa ese rio lo conozco va encajonado y su caudal y lo que arrastra es impresionante. Pero en Córdoba y en el río san antonio a unos 10 km agua arriba antes de llegar a la ciudad corre más abierto y levanta entre seis a ocho metros de altura, con lo cual arrastra rocas tan voluminosas como el tamaño de una habitación de 2,50 x2,50 metros en su volumen. Y peor es ver cuándo eso rompe vados y puentes. Vi eso muchas veces sobretodo durante el verano que es cuando más llueve igual que en el norte y noroeste de Argentina. Si buscas encontrarás videos impresionantes.

  7. Laura dice:

    Yo iba a ir en noviembre a cataratas, pero por la subida del agua y el cierre de la garganta al diablo decidimos no ir.

  8. Juan Ignacio Ledesma dice:

    Me pasó hace 1 semana en Bariloche. En el mismo día tenía excursión al cerro Campanario y al cerro Catedral… a ninguno pude subirme por el viento. Quise indignarme y luego de un momento de introspección entendí que era por seguridad.

  9. Martin dice:

    Me paso hace un mes en Danang Vietnam, tenia una cena en un crucero pero se cancelo porque habia un temporal y no dieron autorización para zarpar. Tambien me paso la semana pasada en Sao Paulo , estuve 6 dias y llovió en 5, igual era un viaje de trabajo asi que me quede en el hotel trabajando.

  10. Dario Oscar Maldonado dice:

    Hace un mes (jueves 02/11) debíamos cruzar en bus junto a mi hijo desde Mendoza a Santiago de Chile dado que el viernes 03/11 teníamos vuelo de Santiago a Rio y lamentablemente el paso fronterizo estaba cerrado (SI SI POR NEVADAS EN NOVIEMBRE). Nunca más volveré a programar «jugando» con el azar de la naturaleza.

  11. Alvaro dice:

    No recuerdo excursiones canceladas, probablemente porque hacemos pocas excursiones y suelo manejarme alquilando auto así que si hoy no se puede lo intentare de nuevo mañana o pasado. Si recuerdo tener que ir desde el Parque Kruger a otra ciudad y como la mayoría de las rutas estaban cortadas por la crecida de los ríos un viaje de hora y media terminara llevándome mas cuatro.
    También me paso caerme de un caballo en Tafi del Valle y tener que volver primero en auto desde Tafi y después en avión hasta BS As, con el brazo roto para que me pudieran operar acá . Justamente estábamos alojados en el Hilton Garden Inn donde coincidimos con Sandra Mihanovich que accedió muy amablemente a firmarme el yeso provisorio que me habían puesto.

  12. Edith dice:

    Hola chicos. Planificamos Talampaya en luna llena para hacer la excursión nocturna y si bien no llovio el cielo estaba muy cerrado y no se veía nada. Nosotros desistimos de hacer la excursión y luego nos enteramos que se suspendió al poco tiempo de comenzarla. Será otra vez.

  13. Carlos dice:

    Haces unos años el Huracan Irma en Florida, nos anulo tres dias de las vacaciones, muchos nervios ya que no sabes lo que va a pasar, en la ciudad de «Ocala», viajamos hasta alli por precaucion, un dia entero encerrado en el hotel, se portaron barbaro, nos daban almuerzo y cena sin cargo y nos atendieron muy bien, incluso les armaban camas en el lobby a la gente que no tenia adonde parar. No estaba dentro de lo planificado.

  14. Maria Laura Cardenas dice:

    2017 huracán Irma, no pudimos ir a Fort lauderdale, hicimos Orlando 2 semanas.. después en Cataratas del Iguazú, por sequía no pudimos hacer la excursión en lancha… que habíamos hecho hace unos años… por viento no pudimos subir hasta la cima de la Torre Eiffel… pero el segundo piso ya fue suficiente para mi! Hay que seguir disfrutando nomas!

  15. Diego dice:

    Excursiones puntuales aparte, está cuando la naturaleza se ensaña con tu experiencia en un destino. El año pasado me pasó en Cerdeña: se daba la casualidad que con muchos viajes a Italia encima ni mi mujer ni yo habíamos puesto en pie en ella. Medio saliendo de la pandemia sin muchas ganas de planear cosas complicadas, pensamos 5 días en Cagliari en mayo pegando un volotea y un ryanair regalados como puente para volver desde Roma a Madrid a tomar el vuelo largo de vuelta; ni Olbia, ni Alghero ni nada de eso: nada más ver qué onda la capital, sus playas poco exclusivas y algunos puebluchos por los que teníamos algún interés en especial en la región. No sé si creerles pero cada sardo con el que hablamos se disculpó por los cinco días de lluvia diciendo que nunca pasaba eso y que como diríamos acá «el tiempo ha enloquecido». Lo más bizarro fue el segundo día tomándonos un bus para ir a Poetto, ya que resultó imposible bajarse ahí por el nivel de diluvio y en todas las playas siguientes también. Como unos franceses que estaban en la misma le preguntaron al chofer si pegaba la vuelta a Cagliari nos quedamos tranquis disfrutando? el recorrido. El bus luego de una hora llega a algún suburbio de la provincia de Cagliari donde espera en el punto diseñado para pegar la vuelta, todo normal menos que el agua empieza a subir repentinamente inundando nuestras patas e inutilzando el bus. Tuvimos que esperar un par de horas que venga el siguiente a buscarnos, algunos paisanos nos dieron techito y café y cuando pegamos la vuelta nos pudimos bajar en la playa! Igual la pasamos bomba esos cinco días en parte porque pegamos departamentito genial en la peatonal y como nacidos en mar del plata la playa con lluvia no es algo grave y comimos muy bien y ya estabamos de vuelta así que mejor descansar

  16. Diego dice:

    Pero el caso más extremo sería cuando me iba al congreso de la lengua en Valparaíso un poco garroneando algo para hacer turismo y en plena madrugada nos sorprende el terremoto en chile en el aeropuerto. Ahora que me acuerdo nada supera a eso! >De hecho, no conozco Valparaíso todavía.

    • Pablo dice:

      Ufff… que miedo..

      • Diego dice:

        Lo más loco, en retrospectiva era la posición de los pasajeros en los counters, incluyéndome a mi también claro: yo quiero viajar igual mientras por los televisores en ezeiza tomábamos alguna idea de lo que había pasado en chile y esperamos por horas que nos lleven igual. Recuerdo al remisero que me llevó, un vecino del edificio, que todo canchero me decía a las 3 AM acabo de chequear los vuelos y está todo bien, que buen servicio que te doy, pero bueno quien va a tener tanta mala leche para pegar un terremoto como yo. Fue hace mucho así que ya lo digo sin pudor ni lan devolvió algo ni los hoteles tampoco

  17. hoki dice:

    hola,
    una consulta: alguien sabria decirme si pagando en Argentina con tarjeta de credito emitida en exterior me aplican tipo de cambio oficial ? o algun otro dolar ???

  18. Marcelo dice:

    En marzo de este año teníamos emitidos 2 tickets a MDQ y reserva en Hotel Nuevo Ostende para tres noches para mi esposa y para mi. Cinco días antes de la salida, se descompensa por una enfermedad terminal, una de nuestras de nuestras dos entrañables y fieles compañías caninas. La hembra de la pareja de hermanos Labradores se nos fue en pocas horas, y nos dejó vacíos.
    De nada sirvió que la familia nos alentara a realizar el viaje previsto, con la escusa de distraernos y aliviar nuestra gran pena.
    La buena es que logramos mantener los pasajes abiertos, reemitimos para febrero de año entrante y la gente del hotel nos espera nuevamente. Se portaron de diez.
    En nuestro caso, la naturaleza tampoco quiso que realizáramos el viaje.

  19. Jime dice:

    10 de 12 días de vacaciones con lluvia en Arraial d’ajuda. Recién salida de la facultad, quería playa y joda. Solo hubo joda. Y otra en Hawái, para ver los acantilados desde el mar, embarcados. Cancelada por mal tiempo. No me genero mucha decepción, era cara para lo que pintaba…

  20. Rodrigo dice:

    Un solo conductor es suficiente para la excursión. En todas las excursiones dentro de Argentina, solo hay un conductor si la duración es inferior a 10 horas. Por ejemplo, en la excursión de los 7 Lagos solo va un conductor, ya que la ruta es más peligrosa. Además, descansan en lugares estratégicos mientras los turistas almuerzan o realizan caminatas.

  21. Veronica dice:

    He ido a Tafí varias veces, entiendo que estaba complicado, pero no creo que sean necesarios dos choferes para ir hasta ahí, tampoco son tantos kilómetros, y te aseguro que es un camino sinuoso, pero está perfectamente asfaltado, no es algo peligroso como tantos que he transitado, de tierra, más angostos, etc.

    • jlcota dice:

      Sí, quizás la próxima me alquilo un autito o me tomo un par de días para hacerlo, alojándome en algún lugar en el medio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *