Un tour gastronómico típicamente francés con Meeting the french

Una mañana lluviosa de octubre, nos encontramos en la Place Maubert con Melissa para hacer un tour gastronómico que ya llamaba la atención con su nombre: gourmet tour con quesos, pan y vino.

El grupo estaba compuesto por seis personas incluyéndome a mí, un número adecuado para descubrir París desde su gastronomía y poder dialogar. Debido al origen de los participantes, el idioma comunicador fue el inglés pero Meeting the french también dispone de tours en otros idiomas (entre ellos, español). La propuesta me resultó interesante y original desde el principio: en vez de ir haciendo paradas para probar cada producto, la idea era detenerse en las diversas tiendas y comprar lo necesario para hacer una gran degustación final.

Todo comenzó en una boulangerie (panadería) tomando un pequeño desayuno para arrancar nuestro recorrido. Allí degustamos algunos dulces (chouquettes y mini viennoiseries) y aprendimos sobre las certificaciones que le corresponden a la comida orgánica: todo lo que muestre las letras AB de Agriculture Biologique en blanco y verde está aprobado.

Puesto de frutas y verduras en el mercado.

Luego del desayuno, empezamos a recorrer el mercado al aire libre más antiguo de París. Localizado al borde del quartier latin, el marché Maubert reunía muchos productos frescos como frutas y verduras, champignones, pescados y mariscos de todo tipo y carnes. A medida que íbamos recorriendo los stands, Melissa nos contaba las normas de higiene y calidad en el ámbito de la comida francesa y los contrastes con otros países. Además, cuando la curiosidad nos atacaba, charlábamos con la gente que atendía o pedíamos algún producto para probar. En esa aventura compramos el primer ingrediente de nuestra degustación: redcurrant.

La segunda parada obligada fue la quesería de Laurent Dubois, ganador del premio al mejor obrero de Francia en el año 2000. Sin dudas, el paraíso de los amantes del queso francés. Doy fe de ello. La guía nos explicó las principales categorías de quesos del país, por mencionar algunos: azules, duros, brillat-savarin, brie, camembert, de cabra y vacherin. Además de la calidad de los productos, Laurent Dubois tiene un gran punto a su favor: es creador de recetas y ofrece quesos novedosos bajo su propio nombre. Esto hace que a las decenas de quesos franceses se le sumen los exclusivos de Dubois.

El paraíso del queso.

Después de probar al menos cinco tipos de quesos, ver y oler todo lo disponible en la tienda, decidimos comprar cuatro variedades para nuestra degustación: Saint-Nectaire, Brie de Melun, Tomme capra y Crottin de Chavignol. Como buena amante del queso, tengo que admitir que salí extasiada de la tienda y muy ansiosa por la degustación dispuesta para el final.

Teníamos el queso y el vino nos esperaba, era inevitablemente la hora de buscar el pan. Para ello seguimos recorriendo el barrio antiguo de París hasta llegar a la boulangerie L’Essentiel del artesano Anthony Bosson. Hablamos con Melissa sobre las costumbres francesas del baguette y reímos al ver la veracidad de algunos clichés. Ahí compramos un excelente pan integral cortado en rebanadas y tomamos la rue Mouffetard.

La rue Mouffetard es un lugar especial en París. Parte peatonal, parte no, antigua calzada romana, reúne muchísimos bares, restaurantes y puestos para comprar alimentos frescos. No faltan las queserías, las pescaderías y las tiendas de vinos. Además, esta calle se encuentra muy cerca de la universidad Sorbonne y tiene muy buen ambiente para los jóvenes. Nosotros nos detuvimos en el número 110, después de dos horas y pico de caminata, para armar nuestra degustación final. Aquí recibí una sorpresa porque, además de quesos, pan y vinos, me informaron que probaríamos paté y foie gras de Pierre Champion, la tienda en la que estábamos.

En un ambiente muy hogareño e informal en un buen sentido, Melissa armó la mesa con todos los productos que habíamos comprado en el camino y los que ahora se sumaban de la tienda de la familia Champion. El paisaje era muy halagador para un gourmand o, si prefieren en inglés, un foodie.

Gourmet_Tour_Paris

La degustación final.

Las cuatro variedades de queso, el redcurrant, el pan integral, el vino blanco dulce, el patè y el foies gras de pato: la mesa lista para probar de cada uno su sabor esencial. Ninguno fue capaz de decepcionarme y en particular los quesos, mi especialidad, me dejaron maravillada; nunca había comido un brie tan intenso y cremoso. El esponjoso pan y el vino dulce resaltaban estos sabores y, al mismo tiempo, no dejaban de hablar por sí mismos.

Después de unos cuarenta minutos, la mesa estaba vacía y mi cara mostraba una sonrisa. Con la copa en la mano, dialogábamos sobre el idioma francés, los viajes de cada uno y las actividades para hacer en París. Apenas pasadas las doce del mediodía, el grupo se empezó a separar y yo me fui con un amor por la gastronomía de Francia que jamás podré borrar.

El resumen del tour en el mapa:
Mapa_Tour_Gourmet

Si vas a París y querés conocer la ciudad desde su gastronomía, contactate con Meeting the French. Hay tours disponibles desde €23.

E-mail: [email protected]
Web: www.meetingthefrench.com

¡Gracias a María y todo el equipo de Meeting the French por la invitación!

 

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Gise dice:

    Buenísima la nota, viajo en febrero y estaba pensando en hacer un tour gastronómico o alguna clase de cocina.. me gustó la idea de ir a los mercados, te hace sentir un poquito más local

  2. Viajera1234 dice:

    Hola Cintia. Te pregunto si me puedes pasar datos de street pianos en las ciudades de Roma, Atenas, Florencia y Barcelona, porque la página web me parece que está desactualizada. muchas gracias!!!!

    • Cintia C. dice:

      ¡Hola, Viajera!
      No recuerdo haber visto pianos en Roma, Firenze y Atenas. Después contame tus hallazgos. Yo prometo que en el próximo viaje voy a anotar todos los pianos que vea para vos 😉
      ¡Saludos!

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.