«The problem is the woman»

Este mes de julio realizamos un viaje por Europa y Turquía. En la oración anterior separamos a Turquía de Europa por varios motivos, quizás el más evidente es que la mayor parte de su territorio se extiende sobre el continente asiático. Este post justamente se refiere a Turquía.

Julio dijimos, pleno verano en el hemisferio norte y en Fethiye, una de las hermosas localidades de la Riviera Turca, las temperaturas de 35° son cosas de todos los días. Nuestra vestimenta casi siempre se compone de ojotas, shorts, remeras sin mangas y cosas por el estilo.

Una de estas apacibles tardes, luego de contemplar el ocaso desde una colina que además cuenta con un sitio arqueológico de 2.400 años de antigüedad, pasamos por una de las tantas mezquitas. Frente a ella había un sitio con canillas, bancos, etc. que los musulmanes utilizan para higienizarse antes de ingresar.

Tuquia_Jovenes_Musulmanes_Lavandose_para_Ingresar_Mezquita

Jóvenes musulmanes se higienizan antes de ingresar a la mezquita en Turquía

Sin ser musulmán, yo disfruto mucho de visitar mezquitas y también de charlar con los locales. Justo en ese momento había un pequeño grupo de veinteañeros lavándose allí como paso previo a ingresar a la mezquita.

Me acerqué y les pregunté si podía ingresar con shorts, ante lo que me respondieron alegremente «Yes, no problem».

Pero casi inmediatamente me dijeron, algo apenados y dirigiendo una breve mirada a mi esposa, «The problem is the woman» («el problema es la mujer»).

Tuquia_Reglas_Mujeres_Entrar_MezquitasNo era la primera vez que visitábamos mezquitas, pero sí la primera vez que lo hacíamos en verano. En realidad cuando hice la pregunta pensé que no podríamos ingresar ninguno de los dos en short.

Pero para las damas la cosa es diferente: los shorts y la cabellera descubierta no las habilitan a ingresar al lugar de culto.

En la entrada a las mezquitas figuran en cuatro idiomas las normas para el ingreso y permanencia en las mismas. Estas normas están dirigidas a los turistas, los locales las saben de memoria. Allí por ejemplo dice «Las damas deberán usar un pañuelo y falda larga».

Podríamos tomarnos varias cosas en broma a raíz de esta situación, por ejemplo que un chico turco con el que intercambio las primeras palabras me diga «el problema es la mujer», pero no vamos a hacer eso, al menos no en este post 🙂

Las mujeres, los musulmanes y Turquía:

Una vez más recordaremos que nuestro abordaje de los temas es siempre desde la perspectiva de los viajeros. No pretendemos tratarlos con una mirada histórica, teológica o sociológica, sino de lo que percibimos y reflexionamos en calidad de viajeros.

Turquía es un país particular, en su mayoría son musulmanes, pero no son árabes. Algo curioso es que hasta hace casi un siglo los turcos escribían su idioma usando el alfabeto árabe y, en 1929, decidieron cambiar al alfabeto latino. ¿Se imaginan eso? ¿Qué tal si tuvieras que abandonar tu alfabeto y comenzar a utilizar uno diferente?

Turquía nos da la sensación de ser el punto exacto en el que se divide Oriente de Occidente. Tuvimos la percepción de que son los «musulmanes más occidentales».

En las áreas del país que conocimos se respira un clima muy tolerante, conviven mujeres con una actitud y vestimenta occidental, otras que cubren su cabellera con un pañuelo y otras que utilizan un atuendo que las cubre completamente y sólo permite ver sus ojos. Más de una vez vimos grupos de mujeres paseando o almorzando juntas en un restaurante en donde algunas de ellas estaban completamente cubiertas y otras descubiertas a la manera occidental. Da la sensación, al menos en los lugares que conocimos, de que tiene muy bien incorporada la tolerancia a los diversos cultos o, incluso, la ausencia de ellos.

Estuvimos en varias playas en días abrazadores de pleno sol  y vimos mujeres bañarse completamente vestidas con una especie de atuendo aparentemente diseñado para ello.

Turquia_Mujeres_Musulmanas_Playa

Mujeres musulmanas completamente cubiertas en una playa del sur de Turquía

Mentiríamos si decimos que se las veía infelices o molestas, miren por ejemplo cómo disfruta el agua esta dama con su flotador y patas de rana:

Tuquia_Mujer_Musulmana_Feliz_en_la_Playa

Mujer musulmana completamente cubierta con un traje violeta feliz en una playa del sur de Turquía

Vimos dos parejas rentar cada uno de esos conjuntos de sombrillas de playa con dos reposeras. La mujer de una de las parejas usaba una bikini y la de la otra pareja estaba completamente cubierta. Los cuatro charlaban alegremente, iban juntos al agua.

En otra ocasión estábamos en un transporte público, subió una mujer musulmana de unos 50 años, todos los asientos estaban ocupados y ella se dirigió decididamente a un joven turco para solicitarle el asiento, el joven se levantó rápidamente y le cedió el lugar en actitud de respeto a esta señora.

Con los ejemplos que citamos más arriba, pretendemos dejar clara la idea de que no percibimos que estas mujeres estén confinadas, ni oprimidas. Por el contrario, parecen estar naturalmente integradas en la vida pública.

Turquia_Mujeres_Musulmanas_Paseando_Por_el_Centro

Mujeres musulmanas paseando en Turquía

Claro que estas son nuestras percepciones luego de tan sólo un par de viajes de pocos días cada uno por determinadas zonas de Turquía, no son el producto de un estudio científico.

Pero lo que reflexionamos, si bien es algo bastante obvio, es que cuando visitamos una cultura diferente no podemos mirarla sólo con nuestros ojos. ¡Y menos aún pensar en juzgarla!

¿Tuviste alguna experiencia en la que saltaran a la vista la diferencias culturales fuertes estando de viaje? Contanos.

Turquia_Mezquita_Lugar_Para_Mujeres

Sector exclusivo para mujeres en una mezquita en Turquía

 

38 Respuestas

  1. Byeol dice:

    A mi me pasó en Corea que allá los mayores siempre tienen «poder» sobre los de menor edad, incluso si apenas los separa un año. A una amiga un señor le comenzó a gritar porque creyó que se hacía la que no hablaba coreano pero en realidad sí. Es común ver a las mujeres mayores gritar a los policías o pegar a sus hijos así tengan 30 años.

  2. lcattani dice:

    En Male, Maldivas un local vió a una mujer de mi grupo con musculosa, la miró raro, se bajó del ascensor y se tomó el próximo.

    En El Cairo, Egipto, misma mujer y mismo tipo de vestimenta, recorriendo calles internas no turísticas, nos tiraron piedras y gritaron…. andá a saber que.

    En Bali, Indonesia (la isla de bali es mayormente indúista pero el país es mayormente musulmán), específicamente en Kuta que está armado para el turismo y es una zona super ruidosa donde hay música a tope, alcohol por todos lados, en el super te ofrecen droga y los taxis se acercan al cordón no para ofrecerte transporte sino droga, vi muchas musulmanas tapadas pasearse por ese antro.
    En Sulawessi, Indonesia (la isla de Sulawessi es mayormente católica pero el país es mayormente musulmán) vi una iglesia cada 200 metros y mesquitas cada 1000.
    Eso me hace pensar que en Indonesia son bastante abiertos, incluso me contaron los católicos que los presidentes siempre fueron musulmanes y nunca persiguieron a las otras religiones a pesar de que algunos sectores musulmanes radicalizados metían presión.

    • jlcota dice:

      Uhh, lo de las piedras en Egipto debe haber sido bastante feo 🙁

    • lcattani dice:

      Me acordé de otro lugar, Malasia. Hay una tremenda mezcla de religiones, mayormente indúes y musulmanes, conviviendo entre ellos sin problemas, esto se nota mas que nada en Kuala Lumpur debido a la cantidad de gente, aunque en Penang y Langkawi (islas) se notaba lo mismo. En esa zona es muy común que los locales se saquen selfies con los occidentales.
      Esto que sigue me lo contó una amiga, estando por el interior, zona de Cameron Higland (cultivo de te), estaban caminando por la ruta y decidieron hacer dedo, paró un bondi amarillo escolar lleno de musulmanas de negro, tipo bondi de monjas de las peliculas, todas tapadas (la cara no).. subieron y las 30/40 musulmanas desesperadas sacándose selfie con los occidentales.
      O sea que son bastante abiertos!

  3. Pablo Quilis dice:

    Sin tanta religión de por medio, a nosotros nos pasó en el Congreso de Lima, que no dejaron entrar a mi esposa por estar en short !! Nos dijeron que se compre al menos un pantalón. Nos fuimos.

  4. Diego dice:

    Es lamentable lo retrogrados que son en muchas partes del mundo con respecto a los derechos de la mujer.

    • jlcota dice:

      Hola Diego,

      Justo en este post les contamos que en Turquía no nos dió esa sensación. Aunque es cierto que en otros lugares es tal como vos decís.

      Saludos

  5. Marcelo dice:

    En el aeropuerto de Atenas, un hombre y tres mujeres totalmente tapadas por el velo haciendo check in en el mostrador Business de Qatar Airways. El tipo presentó el pasaporte de las tres y el empleado les dice en voz baja que todos los pasajeros tienen que mostrar la cara. El señor lo tomó como una ofensa quejandose de que había pagado miles de dólares para recibir semejante destrato. El empleado pidió disculpas y le propuso que fuera una mujer la que le mire la cara a las pasajeras. Aceptó de mala gana y apareció una empleada de Qatar a hacer el procedimiento de identificación. Las mujeres se bajaron y subieron el velo como un rayo y luego del simulacro de identificación finalmente les dieron el boarding pass al hombre mientras las mujeres esperaban a un costado.

    Todo esto fue muy al estilo Qatar en absoluto silencio y discreción. Pude ver y escuchar todo porque estaba en la fila de al lado. Me agarré terrible indignación al ver como existe en el universo un grupo de personas que tienen semejantes privilegios, que están por encima de la ley, que quieren imponer sus reglas a sociedades democráticas.

    Todo bien si queres tener tres esposas y humillarlas, pero me parece un suicidio aceptar que el mundo libre tenga que aceptar que se impongan esas condiciones retrógradas.

    Gracias por el post!

    Marcelo

    • jlcota dice:

      Hola Marcelo,

      En el post justamente comentamos que no percibimos una humillación hacia la mujer en Turquía pero somos conscientes de que puede haber otras sociedades en que esto sí suceda 🙁

      Saludos

    • lcattani dice:

      Mirá, yo conozco una egipcia, musulmana, 2 hijas, divorciada, casada nuevamente, es guía y la conocí antes de que se volviera a casar, se la pasaba haciendo chistes de un novio español que tenía, la tengo en face…. por lo que no es una musulmana cerrada y definitivamente no es dominada por un tipo. Ellas se tapa el pelo, no la cara y dice convencidisima que mostrar el pelo es una incitación sexual, no obstante a sus hijas las mantiene destapadas y dice que cuando sean mayores elegirán.

  6. Sebastián dice:

    Yo conozco un lugar donde «el problema es el hombre», como explicarían los locales. Resulta que ahí, es a los hombres donde se les exigen rigurosa vestimenta para poder ingresar, no importa si han pagado o no su entrada. Esta exigencia no está señalada en ningún cartel, porque sería considerado un acto discriminatorio y está penado por la ley. Por eso, hay un cuidador que verbalmente indica si se puede o no ingresar.

    El lugar con estas costumbres tan arbitrarias queda en Argentina. Son varios establecimientos y se los conoce con nombres de bar, boliche, pub, entre otros y me imagino que a más de uno los resulta familiar está escena. A los forasteros se les hace muy difícil entender por qué no pueden ingresar a un boliche en bermudas aunque hagan 28°C a la noche.

    Todo esto es para recomendar que antes de juzgar costumbres ajenas, es un sano ejercicio revisar cuáles tenemos en casa. (No encontré juzgamiento en la nota) también es una forma de hacer turismo sin viajar.

    • Dany dice:

      Excelente Sebastián!

      • Dany dice:

        Solo cambiaría que, no es solo con el hombre sino con todo aquella persona que no cumpla con los parámetros de «belleza» y «normalidad» que promueven. Así de triste.

    • Diego Mosquera dice:

      Te comento que esa norma de etiqueta existe en todas partes del mundo, sea occidente u oriente.
      Y a ningun «forastero» se le hace dificil de entender, ya que depende del establecimiento son esas normas rigidas o flexibles.

      • jlcota dice:

        Claro Diego, usamos eso como «disparador» y en el post hablamos sobre la mujer, el Islam y Turquía y reflexionamos acerca de ser viajero en otra cultura.

        Saludos

        • Diego dice:

          Lo mio venia al comentario de Sebastian, con respecto a como se manejan en Argentina con los Boliches, que no es solo de aca, sino que sucede en todo el mundo.

          • jlcota dice:

            Ahh, es que vi el comentario desde el celu y la aplicación es muy mala para organizarlos.

            Saludos Diego

  7. Juan dice:

    Creo que nos cuesta un poco entender estas formas de ver a la mujer. A mi Turquía me encantó pero entiendo que viajé solo, que soy hombre y que no sería lo mismo hacerlo con una mujer (ni hablar que estas vayan solas). A mi suegra, que viajaba con tres amigas, en dos bares de Estambul no las atendieron nunca. Llamaban al mozo y este las miraba y como si nada. Lo de las mezquitas es tal cual como lo contas, inclusive no acceden más que a un sector apartado.

    • Sebastián dice:

      Interesante anécdota.
      No entendí eso de «ni hablar que estás vayan solas». Si son más de una mujer, entonces no estarían solas, no?

      • Juan dice:

        Hola Sebastián, agradezco tu lectura y efectivamente me exprese mal. Escribí rápido y sin reparar en mi error. La idea era referir a una mujer en solitario y al caso de estar acompañada de otras del mismo sexo y en ausencia de un masculino.

        • Sebastián dice:

          Hola Juan!
          Gracias a vos. Es muy común hacer referencia a las mujeres que, por más que vayan en patota de 10, están «solas». Como si la única compañía que valiera es la de un hombre.
          Lo que intento señalar es que nosotros, como sociedad, también tenemos estos sesgos basados en el género de las personas que se expresan en el lenguaje casi sin darnos cuenta, en lugar de hacerlo en la vestimenta o en el trato que le daba el mozo del bar que no atendía a tu suegra y a sus amigas.

          • Juan dice:

            Es cierto, a veces uno no se da cuenta lo que dice cuando expresa algo. Es muy interesante tu observación, me deja pensando y «recalculando».

  8. Soyaustral dice:

    Chicos, un placer leer este post. Su acercamiento a la cultura, el tacto. Impecable. Tengo muchísimas ganas de conocer este país, siento que debe ser un descubrimiento metro a metro que se camina por las calles. Ojalá pueda visitarlo pronto. Sin Bombita, claro. Abrazo.

    • jlcota dice:

      Gracias por los comentarios 🙂

      Es un país muy grande y diverso, hemos disfrutado todo tipo de experiencias, cada una mejor que la otra, y la gente es maravillosa.

      Saludos

  9. Flor dice:

    Sin necesidad de ir a culturas tan distintas a la nuestra, cuando estuve en el Vaticano, a pesar de que hacia 33 grados, el hombre de seguridad me pidio que me cubra los hombros. Estaba muriendo de calor porque estaba de pantalon, ya que tampoco se puede entrar con short. Pero segun los carteles los hombros de las mujeres son «falta de respeto o decoro»

    • jlcota dice:

      Muy cierto Flor, no sólo en el Vaticano, sino también en varias iglesias de Roma aplican esas normas.

      Saludos

      • María Laura dice:

        Totalmente! Venia a comentar lo mismo que Flor. Como decís, no sólo en el Vaticano, en otras iglesias de Roma y catedrales italianas también. En Florencia, por ejemplo, tampoco te dejaban entrar en short y hombros descubiertos (y habia un cartel en la puerta que asi lo indicaba, al menos en 2012) y te daban en la puerta algo para ponerte (si no recuerdo mal, parecían papeles afiche o algo asi para que te «envolvieras»)… Yo fui con mucho calor, también, y cuando sabía que me «tocaba» algun lugar asi, ese día iba de pollera larga y llevaba un pañuelo para cubrirme los hombros para entrar…

  10. Valeria Repa dice:

    Me paso en Marruecos y en Abu Dabi, me encanta conocer de otras culturas tan diferente a lo q estoy acostumbrada, cuando visite la Mezquita en Marruecos, a pesar de estar en remera de mangas cortas y bermuda larguita me hicieron poner un pareo y mangas largas, lo cual accedí sin problemas por respeto al lugar, pero estando dentro vi un señor fumando! Eso si me pareció una falta de respeto grave!..y como era hombre no le dijeron nada. En la mezquita de Abu Dabi vino la policía a ver nuestra vestimenta, 50 grados a la sombra y vestida de cabeza a los pies literalmente hablando, pero la verdad que valió la pena por qué las Mezquitas son hermosas y ver la devoción de los fieles es algo que me encantó!!!

    • jlcota dice:

      Nada como viajar para hacernos ver que el mundo es amplio y diverso. ¡A seguir descubriendo!

      Saludos, Valeria

  11. Ireny dice:

    Si, es verdad, en el Vaticano me hicieron cubrir los hombros!
    También en Grecia vi muchas mujeres musulmanas con el pañuelo en la cabeza y tapando su cara dejando ver solo los ojos, pero el resto de la vestimenta era igual que la occidental, jeans y pantalones, pero siempre largos y en las playas se metian al agua con los trajes que dijo JL, tipo calzas y remaras largas de lycra

  12. Ireny dice:

    Yo pensaba pobres se deben estar muriendo de calor con este sol! pero a ellas se las veia bien, contentas como si no les afectase en lo mas minimo, disfrutando del mar y la playa como todos y también sin mirar mal a las otras mujeres en malla o biquini. Despues de unos dias ya para mi tambien era algo cotidiano y natural su vestimenta.

  13. Cristian dice:

    Leí todos los comentarios, estuve en muchos lugares de los nombrados así que sería redundante, agregaría India, el choque cultural es de frente y sin cinturón de seguridad ni airbags, pero una de las cosas más lindas de viajar es eso, a mi criterio, obvio.
    Gente pidiendo sacarse fotos con uno es solo un ejemplo, adaptarse al caos lleva su tiempo también pero ellos en ese «caos» tienen su orden.

Dejá un comentario