Esas líneas blancas que a veces nos complican

Conservo todavía bien nítido un recuerdo de mi primera tarde en Madrid: salí del hostal en el que me alojaba, en una calle cercana a la Gran Vía, en busca de un lugar en el que comprar algo para tomar. Llegué a una esquina, venía un auto, esperé a que el auto pasara y mientras me puse a mirar la arquitectura, a escuchar hablar a la gente que pasaba… Esas cosas que a uno le llaman la atención cuando visita por primera vez un lugar. De repente beeep, beeep, me toca respetuosamente bocina el automovilista que, al igual que yo, estaba parado esperando para cruzar la calle.

A mis pies se extendía «la cebra», líneas blancas pintadas sobre el pavimento que eran un salvoconducto para llegar a la vereda de enfrente. El automovilista lo conocía, yo también, pero claramente no estaba acostumbrado a tenerlo en cuenta ni a que un automovilista lo respetase. El pobre madrileño recurrió a un gesto como diciendo «¿va usted a cruzar la calle?», yo me despabilé, hice un gesto como diciendo «sí, gracias» y crucé, recién en ese momento el conductor pudo seguir su camino.

De situaciones similares fui protagonista los días siguientes en algunas otras ciudades del viejo continente, veía a la gente local cruzar la calle sin siquiera mirar, leyendo algo, mirando el celu y la verdad es que me sorprendía. Luego de unos días te acostumbrás y ya das por hecho que van a parar y podrás cruzar tranquilo 🙂

Claro que hay algunas excepciones, por ejemplo Roma. Respetar, te terminan respetando, pero hay que «poner el cuerpo»; si vacilás, pasan, si le metés presencia y te mandás a cruzar por la senda peatonal, un poco a regañadientes, pero paran.

Y ni hablar cuando llegás de nuevo a la Argentina, venís convencido de que tenés el derecho, te parás en la esquina, al pie de la cebra de la senda peatonal, y la mayoría de las veces podés estar un año viendo pasar a los automovilistas que ni siquiera remotamente consideran que deberían frenar para que vos pases. Probar la técnica romana, esa de poner el cuerpo, puede tener resultados inciertos.

La cosa también tiene sus complicaciones cuando uno es el que maneja en países en los que se respetan las sendas peatonales. Por ejemplo, hace unos días estuvimos manejando por Bari, en el sur de la bella Italia. No es que por esas latitudes sean los más respetuosos de las normas, pero esta de las sendas peatonales sí parece funcionar.

Cuando uno va con un auto alquilado, tratando de ver para dónde tiene que ir, entendiendo las señales de tránsito y las reglas del lugar no es precisamente el conductor más hábil ni más predecible del mundo. Me pasó que me agarró el semáforo en rojo sin llegar a cruzar y me quedé detenido sobre la senda peatonal. No les puedo explicar las miradas de la gente, eran una mezcla de indignación y maldición a la vez, no podían creer lo que había hecho, como si acabara de arrollar con el auto a una madre y sus tres hijitos, pocas veces me sentí tan mal.

En otra ocasión, iba manejando lo más tranquilo, escuchando una radio italiana, charlando con mi mujer hasta que me grita ¡Jorge! Estaba llegando a una senda peatonal y, como correspondía, un puñado de peatones se había lanzado ya a atravesarla y cruzar la calle, claramente yo debía detenerme, lo hice abruptamente y me sentí el peor, una especie de monstruo. Otra vez la gente me miró como si fuera Hannibal Lecter y, encima, mi mujer (que ya estaba hacía unos días en Europa y estaba «aclimatada» a los modos del lugar) también me lanzó una reprensiva mirada. ¡Mirá vos!

¿Así somos?

Cuando empecé a pensar en este post dudé un poco, me dije que quizás al ser yo de una ciudad pequeña que está con «dolores de crecimiento» no estaba tan acostumbrado a respetar estos conceptos básicos del tránsito y que la gente de otras ciudades más grandes podría estar más habituada a ellos.

Para sondear un poco, hicimos una rápida mini encuesta a través de twitter y los resultados son estos (la encuesta está todavía abierta):


Citamos algunas respuestas a esta encuesta, más allá del voto en si mismo:

Pablo: Ponele mal pero nivel 7, no 10.

Alejo: Maaasomenos, lo llevo bastante bien pero si voy distraído se me escapa.

Cachi: Yo puse mal… Caretas!

Che, digo, cada uno en la parte que nos toca: ¿Y si mejoramos un poco en esto…?

 

También te podría gustar...

59 Respuestas

  1. Vivviana dice:

    Acá no se respeta al peatón para nada, a nadie le interesa el prójimo, muchas veces en días de mucho frío o lluvia la gente esperando para cruzar y los autos siguen como si nada, siempre que puedo dejo pasar (a veces es imposible porque el que viene atrás parece que me va a llevar puesta) yo pienso, voy en auto no me mojo, calentita, escuchando la radio y el peatón mojandose o los chiquitos con frío, que me cuesta parar. Y lo peor de todo es que ponen una cara de sorprendidos por darles el paso que no se puede creer. Como llegamos a que las cosas que tendrían que ser normales sorprendan. No se, quizá pensar en que las cosas mínimas cambien es una tontera, pero desde mi pequeño lugar como conductora hago mi aporte todos los días

    • jlcota dice:

      «¿Como llegamos a que las cosas que tendrían que ser normales sorprendan?», es una muy buena pregunta, Viviana.

      Saludos

  2. Mariano dice:

    Cuando círculo en una calle de una sola vía frenó siempre, pero lo que pasa es que el peatón se queda mirando como un pavote a cualquier lado. La hago luces, señas, voy a probar con bocina.
    Saludos!

  3. Guido Exequiel Gutkowski dice:

    Mi respuestra al post es.. QUE LEJOS ESTAMOS DE EUROPA..
    Volvi hace 3 semanas, y alla todo el mundo te respeta, salvo en Napoli, que casi me pisan..
    en todos lados paran.. y uno al ppio se extrana.. Loco no? jaja

    Asi somos..

    • jlcota dice:

      Igual somos jóvenes, podemos ir tomando las cosas buenas que vemos por ahí e ir incorporándolas.

      Por ejemplo ¡La pizza napolitana! 🙂

      Saludos, Guido

  4. Leticia dice:

    Qué cierto lo que contas! Es tal cual, yo luego de vivir 6 meses en España y acostumbrarse a ese respeto en el tránsito (bien diferente al de Roma) llegué a mi quierida Mar del Plata y juro que el primer día tenía miedo de cruzar por esquinas sin semáforo…
    Claro que podemos cada uno hacer nuestro aporte, habitualmente dejo paso a los peatones cuando voy en auto. A veces como dice Vivviana se complica porque el auto q viene atrás, no espera que frenes…
    Saludos!

    • jlcota dice:

      ¿Vos decís que por Mar del Plata somos más romanos que españoles, Leticia? 🙂

      • Leticia dice:

        Siiii totalmente… jlcota! jajaja! En general, en mi humilde opinión, de nuestra (mayoritaria…) herencia italo-española, dejando de lado el idioma, predomina más la italiana, en gestos, modos de hablar, comportamientos, aromas, comidas… Amo ambos países, así que orgullosa de tomar lo mejor de cada uno!

  5. Susana dice:

    Hola a todos .
    Estuve ya dos o tres veces por Europa , Alemania, Portugal, España Francia ,EEUU . Italia en.vs lados pero sinceramente no recuerdo pero los otros lugares recuerdo perfectamente que paran ante la senda , ante el solo echo de estar llegando al cordón sorprendente ,las rotondas ni hablar si vas manejando la prioridad de paso si esta circulando en la misma , yo no maneje pero si mi marido y su amigo, y lo.miraban con una cara si no daba paso !!!
    Yo la verdad acá en Argentina en la rotonda siempre doy paso salvo vea viene Fitipaldi a 200 km/h y me va a llevar hasta la costa Atlatina mínimo, ahí si ni me queda opción , y ves a muchos que te ven dando paso como corresponde y se te adelantan como diciendo pel…….. que haces que no pasas ,pero me asombra ver como nadie respecta nada en este país , si es una calle doble mano y tenes autos estacionados , el que tiene su carril ocupado se cree encima con derechos a pasar más allá que no es su culpa este su carril ocupado,en las sendas peatonales si hay gente para cruzar le doy paso , si voy en ruta si me adelanto así sea autovía pongo guiño tanto para cruzar como para volver a mi carril.recuerdo de un amigo que venía detrás en un viaje y después me cargaba , me molesto y mucho porque si haces las cosas bine terminas siendo cargada.
    Y por ahí me pasa no soy perfecta doble y no pongo el guiño mamita como me p……. como si hicieran todos las cosas bien .
    Gracias a Dios manejo desde el 1996 .y trato de cumplir y manejar cómo se debe, le rmpi tanto a miárido con el cinturon que ahora sube y se lo coloca .
    Pero no falta l que en la calle te manda a lavar platos .
    Un beso a todos .

    • jlcota dice:

      Bien, Susana, hay que seguir pese a las cargadas y bocinazos ?

      • Susana Su dice:

        También cuando giro,me da placer ceder el paso al peatón, que bueno seria que todos tomemos los hábitos buenos de otros lugares no??
        sigan compartiendo cosas que me encantan.
        Un cariño grande a los dos !!!!

  6. Fernando dice:

    Tengo dos anécdotas: hace unos años, un verano en Villa La Angostura, donde para poder cruzar por la senda (con familia y carrito de bebé) tenía que esperar a que viniera algún hermano chileno que sí las respetan religiosamente. Las patentes argentinas pasaban todas de largo . . .
    La otra (parecida a la que contás al principio de la historia) en Abbey Road. Hay cantidad de gente que espera el momento justo para cruzar «sola» y lograr la foto que imite la tapa del famoso disco de The Beatles (tarea casi imposible por la cantidad de gente que hay). Y si bien están acostumbrados, los autos y los micros (pasan un par de líneas por allí) frenan y empiezan los gestos «pase usted, no usted» que resulta bastante gracioso (salvo por las caras de algunos choferes que no les hace mucha gracia). La realidad es que entre la cantidad de gente y el tema de los vehículos que frenan, te puede llevar una horita conseguir la ansiada foto.
    Manejando, estoy en el más o menos, tirando al más. En esto también viajar me ha servido para mejorar, aprendiendo de otras culturas. Pero a veces distraído alguna cebra se me pasa . . .

    • jlcota dice:

      Es genial lo que comentás, Fernando: «En esto también viajar me ha servido para mejorar», sigamos viajando, sigamos siempre mejorando 🙂

    • Cintia C. dice:

      Cierto, las cebras en general en Londres son muy respetadas. Si tuviera auto acá, no pasaría nunca por Abbey Road, jaja. Saludos

  7. Elena dice:

    La semana pasada vino mi novio a visitarme. Él es español y justamente lo que más lo dejó pasmado de Buenos Aires fue el temita de las sendas peatonales. Muy buen post!

  8. Julian dice:

    Particularmente envidio el respeto que existe al peaton en otros lugares (no todos, pero si muchos de los que tuve la suerte de conocer) hace un tiempo decidi manejar como cuando estoy de viaje… porque no? respetando al peaton, esta mal?
    Hoy en dia parezco loco cuando feno 5 mtrs antes de la esquina para cederle el paso a un peaton, la mayoria se me queda mirando y ni se anima a poner el pie en la calle (teniendo en cuenta en en la otra mano los autos siguen pasando como si no hubiea nadie) y ni hablar del que se me para atrás y toca bocina (aunque delante mio tenga a una señora con un bebe a upa) siento que colaboro con mi granito de arena y que otros automovilistas al ver mi reacción me copien…. pero es como decís vos, tenes que vividlo para realmente darse cuenta de la importancia de respetar las normas/reglas de transito y lo bien que funciona todo cuando todos lo hacen. Ojo, no hay que irse a Europa o EEUU, estuve en Santiago de chile y también se maneja muy bien, respetando al peaton.
    Falta mucho, acá la gente cruza x cualquier lado cosa que en otros paises si lo haces x poco te llevan preso (e recibido retos de policías) y los lugareños te miran como astronauta por haber cruzado x el medio de la calle… pero bueno soy argentino!!!! que queres??

  9. Jónatan dice:

    Por mi parte ya a lo hacía antes aunque admito que no siempre pero me traje del todo la costumbre del sur de Brasil (Santa Rosa -RS) donde respetan al peatón de manera notable. O sea, no se necesita ir muy lejos para darnos cuenta lo enferma que esta nuestra sociedad y sobre todo nuestros valores. Por seguir esta práctica ya me he ligado montón de bocinazos y aunque no soy muy partidario de las calcos me dan ganas de ponerle al coche la que dice «tu bocina no me helicopteriza». Ojalá todos podamos algún día seguir las normas como las sigue el resto de los países. Como siempre digo. Lo que falta es EDUCACIÓN. Creo que ahí comenzará el gran cambio. Un abrazo

  10. Lorena dice:

    Hay otra cosa destacable que pasa en «el mundo civilizado», como le suelo llamar, y es que si el auto está doblando en una esquina, y vos estás cruzando, también paran. Y paran además los otros autos que quieren doblar, haciendo una fila ordenada y SIN TOCARLE BOCINA AL PRIMERO QUE PARÓ. Es hermoso. Es decir, así debería ser, no? No recuerdo en Europa pero sí tengo muy presente el caso en Estados Unidos.
    Del lado de conductor, manejar en Estados Unidos también es hermoso! Poner la luz de giro y que el que viene al costado disminuya la velocidad para que puedas cambiarte de carril… acá parece que fuera una señal de «apuráte que quiero doblar!»
    En fin. Acá en Buenos Aires no manejo, manejaba en Bogotá cuando vivía allá (me animo a decir que es peor que acá) y trataba de respetar lo más posible pero creo que el monstruo te termina comiendo y hacés las mismas barbaridades. Me he comido bocinazos y también he recibido cuasi reverencias de los peatones al dejarlos pasar 🙂

  11. Marcico dice:

    Líneas blancas que nos complican… ehh… mejor no digo lo que se me ocurre, jajaja.
    Saludos 😉

  12. adrián dice:

    Que buena nota!!!!

    Me encantó la de Hannibal. Ahí estabas sólo contra el mundo!!

    Recuerdo en Londres, los famosos farolitos que parpadean a ambos lados de la calle, por donde pueden (y deben) cruzar los peatones, completamente a salvo.

    Claro, es que en la calle, el mas fuerte tiene que respetar al más debil. El ciclista debe respetar al peatón. El motoquero, al ciclista y al peatón. El automovilista, al motoquero, al ciclista y al peatón. Y así…

    Justamente, y por las diferencias en las costumbres (buenas y malas, bah…), tenés las diferencias en accidentes de tránsito y muertes por año…

    Muy buen post de concientización…

    • jlcota dice:

      Ahora que lo mencionás, Adrián, hubiera sido interesante complementar con algunas estadísticas sobre las cuestiones viales.

      Saludos y gracias por los comentarios 🙂

  13. La primera foto es de Lido (Venecia?), que lugar hermoso, ordenado, muy distinto al resto de italia hacia el sur…..
    En cuanto al tema, ya me acostumbre a poner el cuerpo para ganar el derecho real del peaton, trato de hacerlo en argentina tambien, aunque corre serio riesgo mi cuerpito 🙂

    • jlcota dice:

      Exacto, Daniel, Lido di Venezia, un lugar muy especial acerca del cual iremos ya compartiendo más info.

      Saludos y cuidado al poner el cuerpo

  14. Raquel dice:

    No hay que ir muy lejos para que se respete la senda peatonal. En el cercano Montevideo si te paras en el cordón de la vereda frente a la senda peatonal también paran para que cruces. Y si vas cruzando y se te acerca a las pantorrillas la trompa de un auto en forma intimidante vas a ver en primer plano la patente argentina que te invita a apurar el paso.
    En España por ejemplo el peatón que espera a tu lado para cruzar te mira feo si te ve con intención de cruzar sin la luz que lo habilite aunque no pase ningún auto.

  15. Charly dice:

    Yo aca casi siempre me mando, cuando no hay semáforo obviamente. A veces tenes que andar a las puteadas pero no importa. Que barbaridad. Y los que te miran mal es al revés, los conductores jaja.

    Y si, pasa eso cuando uno va en auto, deja cruzar a un peatón, estos no reaccionan…

  16. Claudio dice:

    Otro ejemplo que es una verguenza es que exactamente los mismos Argentinos que en nuestra patria le entramos a las rotonda pensando que somos los dueños de ella (no importa si entramos a ella o circulamos dentro de la misma). Cruzamos nada mas que el charco y en Punta del Este nos transformamos en justicieros donde a nadie se le vaya escapar no respetar al que viene por la misma , como corresponde, porque automaticamente nos colgamos de la bocina, tal agentes de la ley de la cachiporra y emitimos insultos como si se hubiera cometido el peor de los ultrajes. Que triste es ver como cuidamos todo afuera, pero somos los peores en nuestra Patria.

    • jlcota dice:

      Pensemos que podemos mejorar, Claudio, está bueno «diagnosticarnos», ver lo que no hacemos bien como primer paso para luego corregirlo.

      Saludos

  17. Guillermo dice:

    Jorge, yo soy muy respetuoso de las leyes de transito, puteo a los que se paran en doble fila, hasta que necesito parar 40 segundos en un lugar y donde paro???? En doble fila. Somos comodos en nuestra tierra y muy respetuosos afuero porque le tenemos miedo a las leyes de ellos. Hijos del rigor. Igualmente hay de todo en todas partes, los uruguayos son sumamente respetuosos, los romanos te pasan por arriba y recién llegado de Europa, te puedo comentar que por ejemplo Bruselas, Gante, Brujas, el peaton directamente no existe, cero prioridad, asi también en Praga y Budapest, todos tienen mas prioridad que el peaton, hasta el tranvía tiene prioridad de paso. Las bicicletas son temerarias. Asi que cada ciudad es un mundo aparte.

    • jlcota dice:

      Sí, cada lugar tiene sus particularidades, no todo lo que está fuera del país es mejor. Está bueno que podamos ir observando y rescatando lo bueno para intentar aplicarlo aquí también.

      Saludos

  18. MARIA GABRIELA VAGLIENTE COOPER dice:

    Y ni hablar del derecho de paso de un peatón cuando doblas en una esquina… No existe!!! Tenés que mirar derecha, izquierda , al frente y atrás antes de cruzar , sea con semáforo o sin, cuando los autos giran el peatón no existe. A veces en esquinas muy transitadas prefiero cruzar tres calles que una recta si hay giro…
    En Cosquin cada vez que voy de vacaciones con mis nietos en las dos calles principales que te llevan al centro tengo que cuerpear para que frenen los autos y me quedo tipo inspector de tránsito, parada en el medio de la calle con los brazos extendidos hasta que los chicos cruzan o hasta que la gente que está esperando lo haga… Ser peatón por estos lados es toda una aventura extrema…
    Del exterior no conozco mucho pero por ejemplo en la ciudad de México es casi suicida cruzar una calle sin semáforo pero no ocurre lo mismo en otras ciudades como Guanajuato, Oaxaca, Tulum, San Cristóbal…

  19. Marcelo dice:

    Sin ir más lejos, en Floripa te respetan. Te asomás a la senda peatonal y paran todos para dejarte cruzar. Pero también el estado ayuda: en los caminos que unen las diferentes playas, la senda peatonal está «elevada» (al nivel de los cordones). Para los peatones mejor, pues cruzan caminando siempre al mismo nivel. Para los automovilistas también, pues al haber una senda peatonal, la misma funciona como un largo «lomo de burro»; todos lo conocen y van disminuyendo la velocidad, previniendo el riesgo de que el auto de atrás choque al de adelante.

    • jlcota dice:

      Lo terrible para conducir en Floripa es cuando te agarra un embotellamiento en un morro y quedás parado a 45º con una fila de autos delante y detrás, ¡arrancar de nuevo sin irte para atrás es todo un desafío!

  20. Ana dice:

    Buena idea la de este post, Jlcota.

    Y se vé que somos somos varios/as quienes seguimos el blog, que estamos en la categoría de bichos raros que dejan cruzar a la gente de a pie cuando hay sendas peatonales y no hay semáforos que ordenen los movimientos.

    Recuerdo que para el caso de los autos, me había parecido tan interesante una propuesta onda «de usos y costumbres» que ví en San Cristobal, Chiapas hace unos años. En las esquinas sin semáforos (casi todas) había un cartel que tenía sencillamente un número «1». Y su intención era señalar que deberían pasar de a uno a la vez -desde la derecha y la izquierda- cuando se encontraban más de un auto en una bocacalle. Me encantó eso, que además ví respetar prolijamente por los conductores en esas callecitas tan angostas.

    Ahora, con respecto a las sendas peatonales en esta ciudad del nordeste del país, que tiene una costanera desde no hace mucho tiempo con algunas señales cebras para el paso de los peatones (sumadas a un cartel «pare» previo), por supuesto que desde quienes se moviiizan sobre ruedas, casi no hay quien lo registre.

    Como peatona, trato de ejercer mi derecho a pasar reforzándole con el gesto de «pare» con la mano al vehículo con que me enfrento, y casi siempre tengo resultado. Es fundamental lograr también contacto visual para que sea más efectivo.

    Como conductora, trato de ser hiper consciente de dejar pasar a quien está esperando cruzar (en el 99% de las veces; hay descuidos también…), y la verdad es que días atrás me divirtió mucho recibir el interminable gesto de agradecimiento con sonrisa de un peaton que quedó completamente sorprendido de que un auto parara para dejarlo pasar… Me gustó mucho vivir la situación.

    Como bien dice Viviana -abriendo los comentarios de este post- una posibilidad es ir haciendo cosas desde el pequeño lugar cotidiano… Abrazo.

    • jlcota dice:

      Ohh, cuando empezaste a contar sobre las sendas peatonales en la costanera pensé que el final iba a ser que sí las respetaban 🙁

      Esperemos que eso cambie y que cambio para mejor.

      Saludos, Ana

  21. Andrea dice:

    Novio uruguayo, no entiende como no respetan las cebras, me lo recalca cada vez que puede y tiene razón. Estuve en Londres por 3 semanas y nunca una bocina! Y obvio respetan siempre, se ceden el paso entre los coches un placer. En el otro extremo India—Delhi es cruzar con la manada cero respeto y bocinazos porque si.

  22. Martín dice:

    Qué suerte que, según la encuesta, el 87% respeta (o casi) las sendas peatonales. Lo mismo que se ve en la calle, no?

    Creo que el primer paso para mejorar es la autocrítica, y parece que estamos lejos de eso. Por mi parte, aunque muchas veces respete al peatón, muchas no es siempre, por lo cual me califico como Mal.

    Saludos!

    • jlcota dice:

      Si los resultados de la encuesta son sinceros, parece que nuestros lectores son mucho más considerados que la media de los argentinos.

      Saludos

  23. Horacio Stein dice:

    Siempre, siempre dejo pasar al que espera para cruzar en la esquina, yo respeto al peatón, pero cuando el peatón cruza en rojo para el o por mitad de cuadra, lo rajo a puteadas…. se pone en riesgo innecesariamente. Cuando estoy en modo peatón, siempre cruzo en el paso peatonal …..
    Si todos le enseñamos lo mismo a nuestros hijos, solo nos va a costar una generación cambiar la historia.
    Saludos

  24. Dr.Caneda dice:

    Cuando uno sale al mundo civilizado, se acostumbra a hacer las cosas bien rápidamente y quiero (y no siempre puedo) traerlas cuando vuelvo a casa.
    Es increíble como, de adolescente, para mi era normal que tirar el envoltorio de los chichles, alfajores y otra yerbas, al piso como si la calle fuese un tacho de basura gigante. Acá me ha pasado que una chica me solicito amablemente que abra la ventanilla del colectivo (creía que necesitaba aire), y para mi asombro veo que tira una botella de gaseosa… ahhh, claro no iba ser tan sucia de tirarla adentro del colectivo!! Como comentaba, salir al mundo civilizado me hizo cambiar
    muchas de mis actitudes que estaban fuera de lugar. La ultima vez que fui a Miami, entrando al aeropuerto por las calles internas, paro en una senda peatonal ya que cruzaba una persona, espero que pase y antes que termine de subir a la vereda, comencé a arrancar (estab bastante lejos del auto), el tipo para, se da vuelta y me increpa, que todavía no había subido a la vereda y que si cambiaba de opinión y volvia sobre sus pasos se iba a encontrar con mi auto pasando. Le pedi disculpas, las acepto y seguimos nuestros caminos.
    Aca nos falta mucho del respeto al otro, el dia que lo entendamos, vamos a ser una sociedad mejor.

  25. Thor122 dice:

    Estuve en sicilia en vacaciones de invierno y son peores que aca. No solo no respetan nada ni la linea peatonal ni las rotondas. Sino que tenes que meter el cuerpo para cruzar y esperar que frenen. Encima en casi ningun lado hay semaforos. Y del otro lado manejando el,auto tambien son de terror. Cruzan por cualquier lado de la calle sin mirar y se mandan otros autos sin prioridad esperando que frenes. Si no tienen el seguro de las blacks saquen seguro todo riesgo sin franquicia para manejar en sicilia. Aunque por suerte yo safe.

  26. Seba dice:

    Buen dia! Nosotros estamos paseando por Corea y Japon, y ya es el extremo del respeto al peaton, nosotros cruzamos la senda peatonal a paso rapido y agradecemos cuando nos dejan pasar, porque asi lo sentimos. Ahora los japoneses o coreanos, la cruzan a paso lento y casi paseando cuando le ceden el paso, por más que atrás de ese mismo haya mas autos u omnibus. Pero bueno, para ellos es normal y no lo toman como un favor, nosotros por nuestra educacion vial, si lo tomamos como un favor y por lo tanto lo reconocemos tratando de apurarnos y dando un gesto de agradecimiento

  27. Eduardo dice:

    Y no saben lo que pasa en algunas ciudades del interior de nuestro querido pais!!! Las motos cargadas con una familia entera y que si uno frena para dejar cruzar aun peatón, ellos se lo llevan puesto!! Pero no hace falta ir a Europa para conocer gente civilizada y educada. Los tenemos aquí nomás en Chile.

  28. Tano Vera dice:

    A mi me pasa igual que a muchos… Y también aca nomas, en Camboriú. Siempre del lado del peaton. Y me siento fascinado!
    Este año estuve por primera vez en auto, y con la misma fascinación frenaba en cada paso cebra… Y lo trasladé a Mardel al volver, pero la costumbre me duró una semana, diez días… Hoy por hoy sigo siendo el mismo conductor repudiable y horrible que soy en mi querida ciudad…
    Así somos…

Dejá un comentario