El Viejo Hobbit, gastronomía al estilo Tolkien en Villa Gesell (Buenos Aires)

Dentro de los planes de turistear en mi zona durante el último finde largo y dejar la agenda abierta a lo que surgiera, llegué a pasar la tarde y noche del domingo en Villa Gesell (Provincia de Buenos Aires). Por mi lado, no hubo tarde de spa en el Sheraton Mar del Plata, sino que elegí ir a cumplir un pendiente de años: comer en El Viejo Hobbit.

El restaurant está a unos 20 minutos de caminata desde el centro comercial de Gesell, aislado de la zona movida y luminosa de la ciudad. Uno llega pisando las calles de arena y, ya desde afuera, da la idea de ingresar a un bosquecito, un lugar especial. Llaman la atención rápidamente los detalles en madera, la tipografía de los carteles y las formas redondeadas de las aberturas. Sí, estos deben ser fans del Señor de los Anillos.

Subiendo por la entrada, guiada por un puente, aparece la puerta ovalada que todos tenemos en la mente cuando pensamos en los hobbits y la tierra media. Además de bella, es un punto ideal para hacer una sesión de fotos. Nosotros ese día estábamos jugando con la app HUJI y esta es una de las que salieron:

Ni bien cruzamos la puerta, el calor de la madera y las luces amarillentas se combinan con la presencia (visual y olfativa) de una mesa de quesos, mermeladas, fiambres y aceites. Esta exposición de materias primas predispone muy bien al comensal.

Habíamos hecho una reserva telefónica el día previo porque nos habían comentado que va mucha gente y las esperas se hacen largas. Éramos tres, nos dieron una linda mesa sobre la ventana y se respiraba este ambiente, muy familiar:

El menú es bien entretenido, ya que la mayoría de los nombres de los platos están relacionados con el universo de El señor de los Anillos. Se destacan sus picadas, fondues, pastas y waffles, así como sus tortas.

Algo que me simpatizó mucho es que tienen cerveza artesanal hecha por ellos mismos y la disponibilidad de una u otra va variando según su producción. Yo probé un balón de Honey, muy sabrosa, y una pinta de otra de estilo belga, contundente, cuyo nombre no recuerdo.

Después de dudar mucho, elegimos una fondue «del pony pisador» casi tradicional, hecha con cerveza casera en vez de vino blanco, y el toque perfecto del kirsch. Pedimos una chica para tres personas por recomendación de la camarera y resultó adecuada, te queda un lugarcito para picar algo más si sos de buen comer.

El plato fuerte estuvo muy bueno, muy sabroso el queso e interesante la posibilidad de degustar fondue con cerveza. De postre compartimos una porción de torta con mousse de limón y parte del grupo pidió un café que vino en esa simpática tacita que se ve.

Unas horas después, salimos con la panza contenta a contemplar más en detalle la arquitectura y decoración del resturant. Las ventanas hechas con ruedas de madera y el molino se llevaron gran parte de mi atención, hasta que nos tuvimos que ir.

Si andan por la costa atlántica, ya sea en alguno de los hoteles en Mar del Plata o la zona, pasar por el Viejo Hobbit es una muy buena opción para comer rico en un lugar diferente.

En lo personal, tengo ganas de volver y probar algunos platos más de la carta, si fuera posible, en uno de los días en que tocan música de estilo celta en vivo. ¿Quizás este próximo finde largo…?

 

También te podría gustar...

19 Respuestas

  1. Naty dice:

    La pròxima vez visiten Bakeology! que bueno que anduvieron por Gesell <3

  2. Ireny dice:

    Que bueno me encantó y me dieron ganas a Gessell!

  3. Ged dice:

    Que buena ambientación luce el lugar y la entrada luce prometedora en las fotos. No lo conocía ni de nombre Y si la comida acompaña por calidad y presentación al estilo «Tierra Media» como contás, habrá que agendarlo para una próxima visita a Gesell! Dónde está ubicado?

  4. Roko dice:

    Hola. Algún post acerca de Ucrania tienen?

  5. adrián dice:

    Hermoso lugar. Entre esa mesa en la entrada (me dió vuelta la cabeza y los sentidos), la fondue (me parece que me la banco sólo), y la tacita de café, me hizo dar unas increíbles ganas de conocer a ese encantador lugar.

    Gracias Cintia por la info…

  6. Juan dice:

    Muy lindo lugar. Casi una visita obligada en Gesell y es una experiencia que hay que regalarse al menos una vez en la vida. Mi primera visita fue en el 2006 y habré ido unas diez veces aprox.en cada visita de verano o escapada de finde largo. Las picadas son demoledoras, muy abundantes y sabrosas. Esa fondue… sigo recordando el sabor de la cerveza mezclada con el queso… Exqusita!!!

  7. María Del Valle Santillán dice:

    Siempre que estamos por Pinamar o Cariló vamos al Viejo Hobbit. Me lo recomendó un compañero de trabaja que veraneaba en Gesell y realmente me encantó. El óden de platos es: picada ( a elección), Fondue ( cuanto más guarra mejor) y de postre Fondue de chocolate. Si o si hay que reservar. Es imposible irse sin sentirse un hobbit feliz!

  8. Se podrá ir mañana al mediodia?
    Habrá que reservar?

  9. Natalia Vogel dice:

    Excelente info!!
    Cada vez que voy a la costa voy a ese lugar tiene magia!!! Una de la veces habia un grupo de epoca con repertorio acorde !!! Fue maravilloso todo!! siempre con reserva.

Dejá un comentario