Categoría: Provincia Buenos Aires

WP_Query Object
(
    [query] => Array
        (
            [tax_query] => Array
                (
                    [relation] => AND
                    [0] => Array
                        (
                            [taxonomy] => category
                            [field] => term_id
                            [terms] => 113
                        )

                )

        )

    [query_vars] => Array
        (
            [tax_query] => Array
                (
                    [relation] => AND
                    [0] => Array
                        (
                            [taxonomy] => category
                            [field] => term_id
                            [terms] => 113
                        )

                )

            [error] => 
            [m] => 
            [p] => 0
            [post_parent] => 
            [subpost] => 
            [subpost_id] => 
            [attachment] => 
            [attachment_id] => 0
            [name] => 
            [static] => 
            [pagename] => 
            [page_id] => 0
            [second] => 
            [minute] => 
            [hour] => 
            [day] => 0
            [monthnum] => 0
            [year] => 0
            [w] => 0
            [category_name] => provincia-buenos-aires
            [tag] => 
            [cat] => 113
            [tag_id] => 
            [author] => 
            [author_name] => 
            [feed] => 
            [tb] => 
            [paged] => 0
            [meta_key] => 
            [meta_value] => 
            [preview] => 
            [s] => 
            [sentence] => 
            [title] => 
            [fields] => 
            [menu_order] => 
            [embed] => 
            [category__in] => Array
                (
                )

            [category__not_in] => Array
                (
                )

            [category__and] => Array
                (
                )

            [post__in] => Array
                (
                )

            [post__not_in] => Array
                (
                )

            [post_name__in] => Array
                (
                )

            [tag__in] => Array
                (
                )

            [tag__not_in] => Array
                (
                )

            [tag__and] => Array
                (
                )

            [tag_slug__in] => Array
                (
                )

            [tag_slug__and] => Array
                (
                )

            [post_parent__in] => Array
                (
                )

            [post_parent__not_in] => Array
                (
                )

            [author__in] => Array
                (
                )

            [author__not_in] => Array
                (
                )

            [ignore_sticky_posts] => 
            [suppress_filters] => 
            [cache_results] => 1
            [update_post_term_cache] => 1
            [lazy_load_term_meta] => 1
            [update_post_meta_cache] => 1
            [post_type] => 
            [posts_per_page] => 10
            [nopaging] => 
            [comments_per_page] => 50
            [no_found_rows] => 
            [order] => DESC
        )

    [tax_query] => WP_Tax_Query Object
        (
            [queries] => Array
                (
                    [relation] => AND
                    [0] => Array
                        (
                            [taxonomy] => category
                            [terms] => Array
                                (
                                    [0] => 113
                                )

                            [field] => term_id
                            [operator] => IN
                            [include_children] => 1
                        )

                )

            [relation] => AND
            [table_aliases:protected] => Array
                (
                    [0] => wp_yjwh4r1khv_term_relationships
                )

            [queried_terms] => Array
                (
                    [category] => Array
                        (
                            [terms] => Array
                                (
                                    [0] => 113
                                )

                            [field] => term_id
                        )

                )

            [primary_table] => wp_yjwh4r1khv_posts
            [primary_id_column] => ID
        )

    [meta_query] => WP_Meta_Query Object
        (
            [queries] => Array
                (
                )

            [relation] => 
            [meta_table] => 
            [meta_id_column] => 
            [primary_table] => 
            [primary_id_column] => 
            [table_aliases:protected] => Array
                (
                )

            [clauses:protected] => Array
                (
                )

            [has_or_relation:protected] => 
        )

    [date_query] => 
    [request] => SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS  wp_yjwh4r1khv_posts.ID FROM wp_yjwh4r1khv_posts  LEFT JOIN wp_yjwh4r1khv_term_relationships ON (wp_yjwh4r1khv_posts.ID = wp_yjwh4r1khv_term_relationships.object_id) WHERE 1=1  AND ( 
  wp_yjwh4r1khv_term_relationships.term_taxonomy_id IN (113)
) AND wp_yjwh4r1khv_posts.post_type = 'post' AND (wp_yjwh4r1khv_posts.post_status = 'publish') GROUP BY wp_yjwh4r1khv_posts.ID ORDER BY wp_yjwh4r1khv_posts.post_date DESC LIMIT 0, 10
    [posts] => Array
        (
            [0] => WP_Post Object
                (
                    [ID] => 26880
                    [post_author] => 3
                    [post_date] => 2017-02-22 10:27:22
                    [post_date_gmt] => 2017-02-22 13:27:22
                    [post_content] => Desde el 1 de febrero, el servicio de transporte que conecta Mar del Plata y otras ciudades del interior con los aeropuertos de Ezeiza y Aeroparque, llamado Tienda León, decidió cambiar uno de sus antiguos hábitos: ya no hace su parada de media hora en la ruta.

Hace varios años atrás, la interrupción del viaje se hacía en el Minotauro y, desde hace un poco más de un año, el nuevo parador estaba en el Atalaya cercano a la localidad de General Guido.

Pero las cosas cambiaron en el 2017 y el mostrador de Tienda León luce un cartel impreso que puede provocar alegría en muchos de los usuarios del servicio. Cuando hablábamos de los amores y odios a este servicio, sin dudas la parada en el Minotauro de Castelli era uno de los puntos que muchos percibían como desfavorables.



A partir de ahora, y gracias a este cambio, el trayecto desde Mar del Plata al aeropuerto de Ezeiza dura aproximadamente 5:30 horas y acorta, aunque sea un poquito, la odisea de los del interior para emprender un vuelo internacional que parte desde Ezeiza.

Post relacionados:

 
                    [post_title] => Tienda León no para más en la ruta camino a Aeroparque y Ezeiza desde Mar del Plata
                    [post_excerpt] => 
                    [post_status] => publish
                    [comment_status] => open
                    [ping_status] => open
                    [post_password] => 
                    [post_name] => tienda-leon-no-para-mas-en-la-ruta-camino-a-aeroparque-y-ezeiza
                    [to_ping] => 
                    [pinged] => 
                    [post_modified] => 2017-02-22 16:10:28
                    [post_modified_gmt] => 2017-02-22 19:10:28
                    [post_content_filtered] => 
                    [post_parent] => 0
                    [guid] => https://www.infoviajera.com/?p=26880
                    [menu_order] => 0
                    [post_type] => post
                    [post_mime_type] => 
                    [comment_count] => 23
                    [filter] => raw
                )

            [1] => WP_Post Object
                (
                    [ID] => 24327
                    [post_author] => 3
                    [post_date] => 2017-01-13 09:30:09
                    [post_date_gmt] => 2017-01-13 12:30:09
                    [post_content] => 

El colectivo 221 en Mar del Plata es el amigo del verano, ese momento en el que todos queremos ir a las playas del sur, a Mogotes o a Santa Clara.

Con un mínimo de solamente 8 pesos, unos cincuenta centavos de dólar, uno puede recorrer casi toda la costa marplatense sin aburrirse al mirar por la ventana. Incluso viviendo acá, para mí, tomar el 221 es pasear y dedicarme una hora a contemplar la ciudad desde otra altura.

Este colectivo va desde Mar Chiquita hasta las playas del sur, es decir que en los kilómetros que recorre hay costa para todos los gustos. En mi caso, generalmente arranco el recorrido a unas cuadras de Constitución, frente al balneario Cardiel.

Este es el cartel de mi parada:

Las avenidas predominan en el andar del 221. Primero toma la costa (avenida Peralta Ramos), hasta que se fusiona con la avenida Independencia. En el camino, vemos las playas entre el centro y el norte de la ciudad, el Instituto Saturnino Unzué (con una parte renovada muy linda) y uno de los emblemáticos carteles de Havanna.

[caption id="attachment_24887" align="aligncenter" width="800"] Playas a la altura del Unzué y vista de la costa[/caption]

Después de apenas rozar el barrio Pompeya, retomamos las calles rápidas con una infaltable: la céntrica avenida Pedro Luro. Allí el paisaje lo ocupan los bancos, la Catedral, los kioskos, los negocios y el mar de autos circulando desde la estatua de San Martín hasta las playas del centro.

Doblamos por Buenos Aires y aparecen algunos de los edificios más lindos y antiguos de Mar del Plata: el hotel Provincial, el Auditorium, la rambla, los famosos lobos.

[caption id="attachment_24886" align="aligncenter" width="800"] Brown, un lobo y la obra de Bustillo[/caption]

La siguiente gran avenida es Colón, con su loma y los últimos recuerdos de la arquitectura tradicional. En una primera pasada, podemos ojear el actual Museo Castagnino, la punta de la torre Tanque y dejarnos tentar por un cafecito o una buena cena en Tio Curzio. En este tramo, el 221 no pasa por el Torreón del Monje, pero sí lo hace al volver para el lado de Constitución.

[caption id="attachment_28999" align="aligncenter" width="800"] Foto por Carolina Fox[/caption]

En la intersección de Colón y Peralta Ramos, volvemos a agarrar la costa y a convivir con las playas, los nuevos edificios, varios hoteles, los bares y boliches en la zona de Playa Grande. Ya estamos camino al puerto y, después de ahí, llegan los balnearios de Punta Mogotes, el parque Aquarium, el Faro y las playas del sur.

Si uno aguanta un poco más de una hora en el colectivo (según el momento del día, más o menos tiempo), puede llegar a playas como Verde Mundo (post acá):

[caption id="attachment_9894" align="aligncenter" width="800"] Verde Mundo, Mar del Plata[/caption]

Habría mucho más para decir, pero creo que para inspirarlos con esto alcanza.

Venite a Mar del Plata y hacé tu propio paseo por AR$ 8 cada tramo :)

Post de interés:

  [post_title] => 221, el colectivo del verano marplatense [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => open [post_password] => [post_name] => 221-el-colectivo-del-verano-marplatense [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2017-04-02 19:49:24 [post_modified_gmt] => 2017-04-02 22:49:24 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.infoviajera.com/?p=24327 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 32 [filter] => raw ) [2] => WP_Post Object ( [ID] => 24197 [post_author] => 3 [post_date] => 2017-01-10 08:36:17 [post_date_gmt] => 2017-01-10 11:36:17 [post_content] =>

Hace un par de jueves visitamos Bacana, una de las novedades de la ciudad de Mar del Plata. A sólo una semana de su inauguración, Pablo y Beto nos recibieron en el agradable patio de la vermutería para contarnos porqué su propuesta gastronómica es distinta.

El local está en la calle Córdoba, rodeado de las cervecerías más conocidas de la ciudad, y entre ellas sorprende por ser una vermutería, un lugar donde la especialidad es el vermut y la cerveza es secundaria. ¿Por qué vermut? "Cuando era chico, en Ensenada, ir a tomar un aperitivo era la costumbre de mi abuelo" nos contaba Pablo. Por esa razón, traer esta idea de nuevo en nuestros días es una forma de "mantener la esencia de esos bares de señores y hermanar generaciones".

La conexión con los antepasados no solamente se siente en el concepto y la bebida, sino también en el menú de tapas y platos para cenar. Ellos definen su gastronomía como comida de bodegón, "la misma que la de la abuela" y eso hace que veamos en la carta platos como tortilla española o bombas de papa. La idea de las tapas en Bacana es una linda fusión entre costumbres argentinas y españolas.

En nuestra visita probamos dos aperitivos, un Cynarjulep y un Barceloola, ambos servidos con una rodaja de fruta cítrica, una pequeña flor y menta cuando correspondía. Muy originales y bien presentados.

Además, comimos cuatro tipos de tapas: chorizos a la pomarola, gambas del diablo, rabas y tortilla. Las porciones eran abundantes, más grandes de lo que uno espera al leer "tapa", sabrosas y bien presentadas. Personalmente, nos encantaron las gambas.

Si hay algo que destacar es el trato al cliente, realmente de primera, se nota una decisión consciente de tratar al comensal con respeto, interés y amabilidad. En este aspecto, los chicos nos contaban que tienen muy en claro que ellos ofrecen servicios, no simplemente productos, y capacitan al personal con este objetivo.

Nos sentimos muy cómodos visitando Bacana y creemos que mucho tiene que ver en esto el trato al cliente y la atención que ponen a los detalles. Al llegar te reciben con una cazuelita para picar y un pequeña copa de cortesía, detalle que ameniza las posibles esperas. El ambiente es super agradable y espacioso, las mesas están separadas para que la gente tenga su privacidad y no esté chocándose con la silla del otro.

Bacana se autodefine como un lugar con identidad propia, un reto poco sencillo que lograron superar. Una propuesta original y de calidad.

¿Te dieron ganas de ir a tomar un vermut?

  • Buscá a Bacana en Facebook o pasá a visitarlos por Córdoba 3061 (Mar del Plata, BA, Argentina)
  [post_title] => Algo nuevo en la gastronomía de Mar del Plata, una vermutería [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => open [post_password] => [post_name] => algo-nuevo-en-la-gastronomia-de-mar-del-plata-una-vermuteria [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2017-01-10 14:43:52 [post_modified_gmt] => 2017-01-10 17:43:52 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.infoviajera.com/?p=24197 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 10 [filter] => raw ) [3] => WP_Post Object ( [ID] => 16006 [post_author] => 3 [post_date] => 2016-06-26 17:05:40 [post_date_gmt] => 2016-06-26 20:05:40 [post_content] => Hace algunas semanas descubrimos que en el pequeño Aeropuerto Astor Piazzolla de Mar del Plata (MDQ) hay disponible un salón VIP de Aeropuertos VIP Club. Aprovechando nuestro viaje para exponer en el III Congreso Internacional de Turismo y Deporte de Rosario, fuimos a embarcar un poco más temprano con la idea de conocer este lounge. Accedimos con la tarjeta American Express Black del Banco Galicia (pronto les contaremos más sobre este tema). Las condiciones decían que había que hacer una reserva previa, por lo que llamamos al 0800 de American Express con muy poco tiempo de antelación, creyendo que no íbamos a poder hacerla. Contra lo pensado, nos dijeron que los aeropuertos del interior no requieren reserva, sólo Aeroparque y Ezeiza. La entrada a la sala Aeropuertos VIP Club está del lado derecho del Aeropuerto, entre la zona de arribos internacionales y el busto del gran Astor Piazzolla. Aeropuertos_Vip_Club_Mapa_Ubicacion_Mar_del_Plata_MDQ Se ve un banner promocional del VIP Club y la puerta vidriada de acceso: Sala_Aeropuertos_Vip_Club_Mar_del_Plata_Piazzolla [caption id="attachment_18846" align="alignnone" width="800"]aeropuertos_vip_club_mar_del_plata_mdq_tarjetas_acceso Nuevo banner en la sala VIP.[/caption] Ni bien nos acercamos con intenciones de entrar, nos abrieron la puerta y nos recibieron amablemente. Tuvimos que presentar la tarjeta de crédito, el documento y la tarjeta de embarque. Posteriormente, pasamos por un pequeño control de seguridad e ingresamos al salón. Eran las 2 de la tarde y había pleno sol, algunas de las ventanas daban a la pista. El espacio está dividido en boxes con material de lectura (diarios y revistas), sillones y mesas para grupos de varias personas; uno de ellos cuenta con televisión. Se puede utilizar el WiFi y, en esta visita, funcionó a la perfección. Sala_Aeropuertos_Vip_Club_Mar_del_Plata_Box Dentro de la sala se encuentra un pequeño baño, sin duchas, limpio y prolijo. Por su parte, la oferta gastronómica responde correctamente al anuncio “bar y refrigerios”. No hay comida caliente ni opciones para los no fanáticos de lo dulce (al menos en nuestra visita). Encontramos alfajores, bombones Ferrero Rocher, yogurt con cereales, postres de chocolate, caramelos de menta y dulce de leche. Sala_Vip_Club_Comida_Mar_Del_Plata Para beber había té, café Cabrales en cápsulas, gaseosas de la línea Coca Cola, jugos de cajita y agua. Antes de irnos, consultamos el horario de apertura: es de 7:oo a 22:30 hs.

Conclusión

La sala Aeropuertos VIP Club de Mar del Plata es un espacio muy agradable para esperar un vuelo de cabotaje sin grandes “lujos”. Las opciones gastronómicas son básicas, pero suficientes para amenizar una breve espera. Se destaca el excelente trato que brinda el personal, muy atento e interesado por las necesidades del pasajero.   [post_title] => Sala Aeropuertos VIP Club en el Aeropuerto de Mar del Plata (Astor Piazzolla) [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => open [post_password] => [post_name] => sala-aeropuertos-vip-club-en-el-aeropuerto-de-mar-del-plata-astor-piazzolla [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2016-09-15 16:04:31 [post_modified_gmt] => 2016-09-15 19:04:31 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.infoviajera.com/?p=16006 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 4 [filter] => raw ) [4] => WP_Post Object ( [ID] => 14863 [post_author] => 1 [post_date] => 2016-05-24 16:58:30 [post_date_gmt] => 2016-05-24 19:58:30 [post_content] => Este fin de semana teníamos ganas de cambiar un poquito de aires, queríamos irnos a un lugar cercano y natural y, luego de considerar algunas alternativas, nos decidimos por la Sierra de los Padres, muy cerquita de Mar del Plata. Elegimos este destino por varias razones: nos queda cerca (muy cerca) ya que partíamos desde Mar del Plata; es un entorno serrano, abierto y con un diseño urbano que acompaña las particularidades del terreno y regala muy lindas vistas de valles y colinas; en otoño el paisaje se torna especial, su variada forestación presenta una gama de vivos colores ocres, rojos, marrones y verdes dignas de contemplación. Otros factor muy importante es la amplia oferta de quesos, fiambres, licores y demás productos naturales elaborados en la zona. Y para completar, las opciones de alojamiento que han ido estableciéndose en Sierra de los Padres cubren muy bien las demandas de los distintos tipos de visitantes.

Sierra_de_los_Padres_Parada_Colectivo_717¿Cómo llegar a Sierra de los Padres desde Mar del Plata?

Fácil, muy fácil, si vas en auto desde Mar del Plata basta con tomar la centralísma Av. Luro en dirección contraria al mar hasta que se convierte en la Ruta Nacional 226. Recorriendo tan sólo 20 kms llegaremos a destino. Es una ruta doble carril bien mantenida y señalizada, lo que aporta tranquilidad y seguridad. No hay peajes en todo el trayecto. En media hora, entonces, vamos desde Mar del Plata a Sierra de los Padres. También se puede llegar mediante el transporte público, con colectivo urbano. La línea 717 conecta diversos puntos de Mar del Plata como el Casino, la terminal Ferroautomotora o el Shopping con Sierra de los Padres. Hay varias paradas ya dentro de "Sierras", como suelen llamarla los marplatenses.

¿Cómo es el paisaje en las Sierras de los Padres?

Como su nombre lo indica, es un paisaje serrano. En 1950 se realizó el desarrollo de un barrio residencial y hoy, 66 años después, parece evidente que han hecho un buen trabajo. El trazado de las calles va acompañando la morfología del terreno permitiendo siempre acceder a muy lindas vistas del paisaje circundante. La forestación también completa el cuadro, hay robustos y añejos ejemplares a la vez que otros más jóvenes, todos ellos conformando una escena especialmente disfrutable con los colores del otoño. Una vez que cruzamos el arco de piedra que demarca el ingreso al barrio, encontramos un pequeño centro comercial y algunas opciones gastronómicas que se extiende por no más de dos o tres cuadras. Todas las construcciones son bajas, muchas casas de fin de semana y, en general, con agradables estilos constructivos. Cercas de madera, bellos jardines, casas bien mantenidas van apareciendo paso a paso. Sierra_de_los_Padres_Casa_Paisaje_Otono El sonido del viento atravesando el follaje, los cantos de las distintas variedades de aves y algún ladrido remoto conforman el principal marco sonoro de nuestros paseos por el lugar.

Sierra_de_los_Padres_Paisaje_Otono

¿Qué atractivos encontramos dentro de las Sierras de los Padres?

Sierra_de_los_Padres_Gruta_de_los_PanuelosA pocos cuadras del ingreso, subiendo hacia la cumbre, nos encontramos con una pintoresca placita. Allí veremos hamacas y sube y bajas destinados a los más chiquitos, pero además algunas referencias a la historia del lugar. Una estatua de un bombero rescatando un niño, una placa que relata un circuito diseñado nada más y nada menos que por Juan Manuel Fangio y un homenaje a un piloto que perdió la vida en ese circuito son algunos de los testigos de esta joven historia que seguramente tiene mucho por delante. Uno de los atractivos clásicos de las Sierras es la Gruta de los Pañuelos. Entre las rocas reinantes en este paisaje, en medio de añejos pinos y eucaliptus, encontramos una gruta natural en cuyo interior hace casi 70 años una mujer instaló la imagen de una virgen y ató unos pañuelos pidiendo que les fuera posible concebir un hijo, meses después colocó más pañuelos en agradecimiento por haber logrado la concepción. Hoy en día encontraremos allí miles de pañuelos atados por creyentes y simples visitantes, detrás de cada uno hay un pedido, una esperanza distinta. Otro de los clásicos puntos es la Cumbre. Se trata del punto más alto de esta región en donde encontramos un paseo comercial de reciente construcción en donde predomina la madera a modo de intervención arquitectónica que respeta y revaloriza el estilo y los modos constructivos del lugar. Allí encontraremos tiendas de souvenirs, de productos alimenticios locales, bares y restaurantes, etc. Sierra_de_los_Padres_Cumbre_Paseo_Comercial En las inmediaciones de este paseo comercial encontramos otros comercios más antiguos de venta de productos alimenticios regionales, restaurantes y una panadería. Sierra_de_los_Padres_Cumbre_Productos_Tipicos_Locales Desde el acceso a la Sierra de la ruta 226 hasta el "Arco de piedra" se transita por el camino Padre Luis Varetto. Al inicio de este camino encontramos un puesto de información turística y, conforme vamos avanzando hacia el "Arco de piedra", a un lado y al otro de esta arteria van apareciendo panaderías, puestos de ventas de frutas y verduras, ventas de productos regionales, complejos para pasar el día, viveros y restaurantes. Este trayecto constituye un verdadero paseo en sí mismo, sin siquiera ingresar al barrio residencial. Para ubicarte: Sierra de los Padres en Google Maps.
Temas aparte son las opciones gastronómicas y de alojamiento, para no extendernos demasiado y aburrirlos las dejamos para futuras publicaciones. [caption id="attachment_14887" align="aligncenter" width="800"]Sierra_de_los_Padres_Cumbre_Restaurante_Ciervo_Rojo Tradicional restaurante "Ciervo Rojo" en la Cumbre de Sierra de los Padres[/caption]     [post_title] => Paseando por La Sierra de los Padres, cerquita de Mar del Plata [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => open [post_password] => [post_name] => paseando-por-la-sierra-de-los-padres-cerquita-de-mar-del-plata [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2016-05-24 16:58:30 [post_modified_gmt] => 2016-05-24 19:58:30 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.infoviajera.com/?p=14863 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 14 [filter] => raw ) [5] => WP_Post Object ( [ID] => 11643 [post_author] => 3 [post_date] => 2016-03-04 17:33:04 [post_date_gmt] => 2016-03-04 20:33:04 [post_content] => Cuando recibimos la invitación del Hotel & Spa Aguará para ir a Lobos a conocer sus instalaciones, yo estaba leyendo Juan Moreira, novela que casualmente termina en ese lugar. Con esas lecturas en la mente, partí hacia allá pensando en el mundo gauchesco, las estancias y la grandeza de la llanura. Lobos está a 110 kilómetros de Capital Federal, el camino en transfer toma una hora y media. El hotel Aguará está ubicado sobre la ruta 41, a un poco más de un kilómetro de la entrada a la ciudad. El hotel es literalmente atendido por sus dueños; Pato, uno de los dos fundadores, nos llevó en auto desde la parada del transfer. Después de refrescarnos un poco, Nadia (presentada como "la que sabe todo del lugar") nos hizo un recorrido por los diferentes espacios del hotel. La recepción es un ambiente muy agradable, la luz natural y los sillones que rodean la chimenea logran un efecto de calidez. Hacia el fondo, una hermosa escalera de madera que sube a un piso/balcón. No falta la barra, también de madera, dispuesta para pedir alguna bebida. [caption id="attachment_11772" align="alignnone" width="800"]Hotel_Spa_Aguara_Recepcion Recepción: lámpara, techos, balcón de madera.[/caption] Todo el hotel comparte dos conceptos: el jardín verde y las escaleras. Por esta razón, la mayoría de los espacios están interconectados por escaleras y tienen a la vista diversos jardines. Como buen hotel boutique, el Aguará tiene 18 habitaciones. Ya sea por la decoración, la disposición espacial, la salida a la pileta o la cantidad de gente que pueden recibir, cada habitación tiene su particularidad. Por ejemplo, cuentan con una habitación para cuatro personas con dos ambientes separados (el departamento) y con una "master suite" pensada para lunas de miel, bien llamada "mielera". Esta última tiene bañera en la habitación, frigobar con todo incluido, una pequeña cocina y terraza privada. El piso dedicado al spa es un espacio luminoso y dispuesto para el relax. Hay un hermoso jacuzzi con vista al parque, sauna, ducha escocesa y gabinete para masajes (no incluidos en la tarifa). Además, para los más activos, está disponible un pequeño gimnasio. Hotel_Spa_Aguara_Jacuzzi_Lobos Un detalle a destacar: el piso de madera reciclada que, en cada una de sus tablas, presenta distintos matices del color.
Aire libre
El parque reúne la pileta, las reposeras, el espacio verde y un lindo quincho. Es un muy buen lugar para aprovechar el sol rodeado de plantas y naturaleza, contando también con la posibilidad de utilizar el quincho para cocinar algo, encontrarse y relajarse. Hotel_Spa_Aguara_Pileta_Lobos Hotel_Spa_Aguara_Parque_Lobos
Restaurante Azul
Siguiendo el camino de piedra se llega al Restaurante Azul, uno de los lugares destacables del Hotel Aguará. En primer lugar, porque alberga mi punto favorito dentro de todo el hotel: la cava. Este espacio subterráneo lleno de arcadas, barriles de madera y paredes de ladrillo conserva más de 240 variedades de vinos seleccionadas por la especialista Elisabeth Checa. Allí se pueden degustar las distintas variedades, disfrutar del lugar y, también, realizar reuniones en su gran mesa dispuesta para 25 personas. Hotel_Spa_Aguara_Cava_Lobos El otro gran valor del restaurante es, afortunadamente, su gastronomía. Tienen un completo menú de estación y platos especiales para celíacos. En nuestra visita, degustamos un sorprendente flan de queso con champignones, acompañado de una galleta de ajo. La entrada fue seguida por el carré de cerdo con humita y un exquisito flan dulce. Para no despreciar la cava, acompañamos el almuerzo con un rico pinot noire. [caption id="attachment_11785" align="aligncenter" width="800"]Hotel_Aguara_Restaurante_Flan_Queso Un gran descubrimiento: flan de queso con champignones[/caption]
¿Qué hacer en Lobos?
Uno de los temas sobre los que charlamos en nuestro íntimo y distendido almuerzo fue qué hacer en Lobos. Pato respondió "nada", pero no en un sentido de vacío. Ir a Lobos es una oportunidad para despegarse de la ciudad, descansar en otro espacio y observar su ritmo de vida. También se pueden realizar actividades como polo, golf o paracaidismo y recorrer los antiguos almacenes de campo. Esta última actividad queda en mi lista de deseos, Pato nos contó que hay uno que conserva la habilitación municipal firmada por Juan Manuel de Rosas. Para seguir respondiendo la pregunta, llegó la tarde y nos encontramos con Ignacio de Lobos City Tours. Tomamos una bici cada uno y empezamos a pedalear por las calles de la ciudad mientras íbamos conociendo su historia. Nuestra primera parada fue en la plaza 1810, punto de encuentro y tradición de Lobos. Frente a ella se encuentra la Iglesia Nuestra Señora del Carmen y el Palacio Municipal. [caption id="attachment_11815" align="aligncenter" width="800"]Lobos_City_Tour_Plaza_1810 Plaza 1810, araucaria e iglesia.[/caption] Después de visitar la iglesia, seguimos el recorrido para llegar a otro lugar de importancia histórica en Lobos: la casa natal de Juan Domingo Perón, hoy Museo Perón. Nos recibió el apasionado director del museo, Rubén Basiles, y nos dejamos guiar por sus relatos sobre la vida del presidente y la polémica en torno a su nacimiento. Por un ratito, contamos con dos guías: Ignacio y Basiles. Para cerrar la jornada y combinar lo histórico con lo actual, visitamos el Almacén de Ideas. Este espacio multifuncional ofrece una tienda de objetos de diseño y productos muy originales; en la parte de atrás, se encuentra el Almacén Gourmet donde pueden saborearse las delicias de su chef Loren. [caption id="attachment_11818" align="aligncenter" width="800"]Dulce y salado: las chicas del Almacén nos esperaban con la merienda Dulce y salado: las chicas del Almacén nos esperaban con esta gran merienda.[/caption] En el fondo hay un hermoso patio disponible para eventos culturales y empresariales. La atención y calidad del Almacén es impecable. A modo de conclusión: el Hotel & Spa Aguará es un lugar muy recomendable para ir a despegarse de la gran ciudad y disfrutar del "no hacer nada" en Lobos. ¡Gracias a todos por la linda jornada! Links de interés:   [post_title] => Un día en Lobos: Hotel & Spa Aguará + City Tour [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => open [post_password] => [post_name] => un-dia-en-lobos-hotel-spa-aguara-city-tour [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2016-08-17 10:27:50 [post_modified_gmt] => 2016-08-17 13:27:50 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.infoviajera.com/?p=11643 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 9 [filter] => raw ) [6] => WP_Post Object ( [ID] => 9893 [post_author] => 3 [post_date] => 2015-12-27 15:52:18 [post_date_gmt] => 2015-12-27 18:52:18 [post_content] => Alejarse del centro de Mar del Plata está bueno y, más todavía, si ese movimiento te lleva a las playas del sur: menos gente, más arena y mejor mar. Yendo por la ruta 11 hacia el sur, pasando 3 kilómetros el faro, se encuentra Verde Mundo en la entrada del barrio San Jacinto. Esta reserva natural combina la sombra de los árboles con las arenas irregulares de los médanos. Se ingresa por los múltiples caminitos que atraviesan el bosque para, de pronto, abrirse la vista y ver que estamos varios metros sobre el nivel del mar. En ese momento se fusionan los tres colores: plantas, arena y mar. Superando el desafío de bajar el médano pisando la arena ardiente, llegamos a la playa que es alegremente libre y no tiene carpas en alquiler. El ambiente es muy tranquilo y hay espacio para todos, incluso en un día de fin de semana. Si miramos para adelante, el mar; atrás nuestro, "montañas de arena" y plantas. MarDelPlata_Playa_VerdeMundo3 A pesar de los conflictos que ha habido por la privatización, el área todavía es pública y se puede acceder libremente. Por sólo $30 (o menos si no es fin de semana) podés estacionar el auto frente a Verde Mundo y colaborar con la gente de la sociedad de fomento del barrio. MarDelPlata_Playa_VerdeMundo4 Una linda opción para ver otra cara de Mar del Plata.   [post_title] => Una tarde en la playa del sur marplatense [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => open [post_password] => [post_name] => minipost-una-tarde-en-la-playa-del-sur-marplatense [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2016-05-13 16:19:52 [post_modified_gmt] => 2016-05-13 19:19:52 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.infoviajera.com/?p=9893 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 8 [filter] => raw ) [7] => WP_Post Object ( [ID] => 8934 [post_author] => 1 [post_date] => 2015-12-03 08:50:04 [post_date_gmt] => 2015-12-03 11:50:04 [post_content] => El último día del fin de semana largo de noviembre de 2015 nos fuimos a pasear por la costa norte de Mar del Plata. Comenzamos a caminar desde la costa misma, a la altura del balneario Bahía Bonita, y fuimos hasta la Plaza de las Américas, ahí donde están los molinitos de colores. Horas antes se había desarrollado por allí la Maratón Mar del Plata 2015, más de 9.000 participantes vivieron una intensa jornada deportiva. Pero ahora todo era mate, tranquilidad y distensión. Tocó un hermoso domingo de sol y disfrutamos de la variada costa marplatense: cruzamos otros caminantes, gente en patines, otros en bici, otros con sus perros, familias tomando mate, un edificio histórico del que cuelga un cartel que le promete refacciones, grupos de jóvenes compartiendo una cervecita y varios personajes particulares. Desde donde termina (o empieza) la Plaza de las Américas teníamos una linda vista de la Escollera de los Pescadores, miren: Mar_del_Plata_Escollera_Pescadores Ahí cerquita había un negocio un poco falto de mantenimiento pero que nos pareció muy fotogénico: Mar_del_Plata_Carnada Mar_del_Plata_Molinos_CostaSiempre es disfrutable la contemplación de los coloridos molinos de la plaza, en continuo movimiento debido al vientito atlántico que suele acompañar a "La Feliz". Esta plaza es uno de los recuerdos de la IV Cumbre de las Américas que tuvo a Mar del Plata como sede en noviembre de 2005 y que contó con la presencia de renombrados (íbamos a poner ilustres, pero dudamos) visitantes como el presidente de EE.UU., George Bush y el de Venezuela, Hugo Chávez. Esa cumbre tuvo fuertes declaraciones como el "ALCA, al carajo", hubo algunos disturbios y destrozos, pero esa es otra historia... En las piedras que dan al mar desde la plaza solemos observar varios graffitis con declaraciones amorosas, consignas deportivas o del tipo "Fulanito 28-01-2015". Hoy nos llamaron la atención unas pintadas que dejaron las feministas en ocasión del Encuentro nacional de mujeres de octubre de 2015. También en esta ocasión, 10 años después de la Cumbre de las Américas, la ciudad fue escenario de tensiones y disturbios. Mar_del_Plata_Feministas_Graffitis_Costa

Los "candados del amor"

Algunos atribuyen su aparición a la novela Ho voglia di te (Tengo ganas de ti), publicada en el año 2006 por un escritor italiano, en la que los protagonistas sellaban su amor fijando un candado sobre el Puente Milvio de Roma y arrojando la llave en el río Tiber. Otros van más allá en el tiempo y refieren a una historia serbia surgida en las oscuras épocas de la Primera Guerra Mundial. Mar_del_Plata_Candados_Puente Lo cierto es que candados como los de estos relatos se han ido "materializando" en los puentes de todo el mundo. Los vimos en el Ponte Vecchio de Florencia, en el Pont des Arts de París (antes de que los remuevan), en el puente de Brooklyn en Nueva York y llegaron también al puente peatonal que linda con la Plaza de las Américas: Mar_del_Plata_Candados_Puente_Fondo_Molinitos Estando tan cerca de este puente, tan cotidianamente cerca de nuestros conciudadanos y siendo algo de tan reciente aparición nos preguntamos: ¿quién fue el primer marplatense que puso un candado ahí? ¡Dale, cuenten! Links de interés:   [post_title] => Mini paseo por Mar del Plata: imágenes, sucesos y candados [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => open [post_password] => [post_name] => mini-paseo-por-mar-del-plata-imagenes-sucesos-y-candados [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2016-05-11 18:26:57 [post_modified_gmt] => 2016-05-11 21:26:57 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.infoviajera.com/?p=8934 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 12 [filter] => raw ) [8] => WP_Post Object ( [ID] => 8901 [post_author] => 2 [post_date] => 2015-11-29 20:50:55 [post_date_gmt] => 2015-11-29 23:50:55 [post_content] => Gracias a la colaboración del personal de la propiedad, hoy visitamos el Viejo Hotel Ostende. El mismo se encuentra en la ciudad homónima en la costa atlántica de Argentina. El hotel, inaugurado en el año 1913, mantiene parte de su arquitectura original. Todavía se encuentra cerrado, esperando la llegada del verano para su apertura. Además de la zona de habitaciones antiguas (las cuales no tienen teléfono ni televisión por elección propia), las habitaciones modernas cuentan con placares en vez de roperos. La piscina del hotel posee una maravillosa vista del jardín. En la actualidad, el hotel cuenta un balneario propio a 150 metros. 01_Viejo_Hotel_Ostende Leamos la historia del Hotel en palabras de sus responsables: Para bucear en la historia del Viejo Ostende, es necesario remontarse al siglo XIX. La zona pertenecía a don Martín de Álzaga, casado con Felicitas Guerrero, una bella joven de la alta sociedad porteña. A la muerte de don Martín, en 1870, Felicitas heredó sus tierras y con ellas las estancias Bella Vista, La Postrera y Laguna de Juancho. Pero Felicitas muere en 1872, víctima de un drama pasional. [caption id="attachment_8924" align="alignnone" width="800"]18_Viejo_Hotel_Ostende Imagen de Filicitas[/caption] Al no tener descendencia, las tierras pasan a ser propiedad de su padre, don Carlos Guerrero, y a la muerte de éste y de su esposa, Felicitas Cueto, los siete hijos del matrimonio heredan los campos. De la subdivisión realizada en 1886, los 25 km de playas y médanos costeros quedan divididos entre las estancias Martín García, La Invernada, El Rosario y Manantiales, propiedad de Manuel y Enrique Guerrero. Poco tiempo después, las tierras pasan a manos de José Guerrero. En 1908, el Ferrocarril del Sud habilita una parada ferroviaria con el nombre de Estación Juancho dentro del campo de José Guerrero, a unos 29 km del mar. La zona, desde General Madariaga hasta Ostende, se denominaba Montes Grandes de Juancho y estaba habitada por enormes e indómitas dunas. [caption id="attachment_8909" align="alignnone" width="800"]03_Viejo_Hotel_Ostende Vieja entrada del hotel[/caption] @Infoviajera.com @Infoviajera.com Entonces, los pioneros Ferdinand Robette (belga) y Agustín Poli (italiano) decidieron comprar una fracción de 14 km2 de dunas. Los belgas, nostálgicos, llamaron Ostende al lugar, pues les recordaba al balneario del Mar del Norte. De allí venían, y buscaron desarrollar un proyecto urbanístico similar a los balnearios europeos. Ya en el proyecto original estaba previsto un hotel de más de 80 habitaciones, el Hotel Termas (que luego se convertiría en el Viejo Hotel Ostende) y cuya construcción comenzó en 1913. Ofrecía amplios salones, espacios para juegos, lectura y esgrima, fábrica de pastas y repostería, restaurantes y jardines de invierno. La llegada al hotel formaba parte de la aventura. Un tren partía de la estación Constitución hasta la estación Juancho. El viaje proseguía en volantas hasta la Colonia Tokio, donde comenzaban las dunas y se transbordaba a un pequeño tren de vías móviles (decauville) que llegaba a destino. Sin embargo, la naturaleza indómita de las dunas complicó el sueño del balneario. Se inició un plan de forestación pero su éxito no duró demasiado y, pronto, varias edificaciones quedaron bajo la arena. Finalmente, la compañía abandonó el proyecto. Como testigos quedaron los dos pilares de la antigua rambla, a la altura de la actual Hostería Rambla; la casa del fundador de Ostende, Ferdinand Robette (hoy Casa Fasel), la Villa Soldaini; una casa de retiro espiritual utilizada por monjes de la orden salesiana y la construcción más importante de todas: el Viejo Hotel Ostende. Contaba don Carlos Gesell que, en 1931, al llegar por primera vez a Ostende, tuvo que ingresar al primer piso del edificio por una pasarela de tablones, ya que la arena tapaba completamente la planta baja y los alrededores, aunque, pese a ello, el hotel seguía funcionando. Las crónicas de los visitantes cuentan que muchas veces tenían que salir o entrar por las ventanas, lo que añadía un toque de diversión a la estadía, sobre todo para los niños. El VHO estuvo desde siempre ligado a la literatura y es asiduamente visitado por escritores y lectores que encuentran aquí tanto la tranquilidad como el misterio necesarios para dejarse llevar. Se conserva intacta la habitación 51 de la torre en la que se alojó el escritor francés Antoine de Saint Exupery, autor de El Principito, quien se hospedó en el hotel durante dos veranos consecutivos a principios del siglo XX. [caption id="attachment_8915" align="alignnone" width="800"]09_Viejo_Hotel_Ostende Habitación Museo 51[/caption] 10_Viejo_Hotel_Ostende 11_Viejo_Hotel_Ostende Los escritores argentinos Adolfo Bioy Casares y Silvina Ocampo conocieron el hotel en la década de 1940 y se inspiraron en este entorno para escribir su novela policial Los que aman, odian, en la que el VHO aparece como una imagen fantasmagórica entre las dunas, suscitando todo tipo de fabulaciones. Los viajeros que han disfrutado sus veraneos en el Viejo Hotel Ostende también tienen historias fascinantes para contar. El hotel continuamente recibe cartas, recuerdos y agradecimientos de quienes han pasado en él momentos inolvidables. Un hombre, por ejemplo, cuenta que nació en el Hotel el mismo día que una ballena quedó varada en la playa (la quijada del animal está expuesta en una galería del primer piso). Un pionero, hijo de uno de los albañiles que levantaron el hotel, relata que su hermana Rosa fue la primera mujer nacida en el hotel y que estuvo a punto de llamarse Ostendina. Una veraneante de los años treinta recuerda a un matrimonio que se sentaba a la mesa con su can y exigía al personal que al perro le sirvieran su comida en la vajilla del hotel como a cualquier otro comensal. Estas y muchas otras anécdotas fueron trazando el perfil de nuestro Hotel, que no sólo no pierde vigencia, sino que gana en estilo, tradición y voluntad permanente de renovación. Al atravesar sus puertas es sencillo e inevitable viajar hacia el pasado, perderse en él y regresar rápidamente al presente para disfrutar la sombra del patio junto a la pileta, con la cuota justa de nostalgia. [caption id="attachment_8914" align="alignnone" width="800"]08_Viejo_Hotel_Ostende Actual piscina del hotel[/caption] Podemos cerrar la nota diciendo que, al estar en el lugar, uno no puede dejar de imaginar la vida en esa época. [caption id="attachment_8925" align="alignnone" width="800"]19_Viejo_Hotel_Ostende Micro cine[/caption] 17_Viejo_Hotel_Ostende 16_Viejo_Hotel_Ostende [caption id="attachment_8921" align="alignnone" width="800"]15_Viejo_Hotel_Ostende Salón Comedor[/caption] 12_Viejo_Hotel_Ostende [caption id="attachment_8919" align="alignnone" width="800"]13_Viejo_Hotel_Ostende Fotografías antiguas[/caption] 14_Viejo_Hotel_Ostende 07_Viejo_Hotel_Ostende [caption id="attachment_8912" align="alignnone" width="800"]06_Viejo_Hotel_Ostende Jardines del hotel[/caption] 05_Viejo_Hotel_Ostende   Fuente: web del VHO [post_title] => Viejo Hotel Ostende - Más de 100 años de historia en la Costa Atlántica [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => open [post_password] => [post_name] => viejo-hotel-ostende-mas-de-100-anos-de-historia-en-la-costa-atlantica [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2016-05-11 18:17:32 [post_modified_gmt] => 2016-05-11 21:17:32 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.infoviajera.com/?p=8901 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 6 [filter] => raw ) [9] => WP_Post Object ( [ID] => 593 [post_author] => 1 [post_date] => 2015-01-19 11:30:54 [post_date_gmt] => 2015-01-19 14:30:54 [post_content] => Uno de los aspectos más relevantes de cualquier viaje es la gastronomía. Hay viajeros que conservan en un privilegiado lugar de la memoria unas buenas empanadas salteñas, unas tapas madrileñas, unas caipirinhas cariocas. Y estos recuerdos van más allá de la mera memoria gustativa, son "integrales", contienen paisajes,  charlas, sensaciones; todo ello gravitando alrededor de la gastronomía, propiciado por ella. Nos damos cuenta de que la gastronomía porta historia, cultura, que nos cuenta cosas acerca de la tierra y de la gente de un pueblo y de las múltiples relaciones que se van forjando por la interacción con otros pueblos de otras latitudes. También notamos que la gastronomía es amiga de la hospitalidad, propicia el reunirse en torno a una mesa, en la barra de un bar o de parado nomás recorriendo los puestos del mercado de alguna ciudad.  En definitiva, es claramente un factor de de encuentro, de acercamiento. 10927237_405948702895292_317180213_o[1] Es muy sabido que una de las estrellas de la gastronomía mundial es la francesa, no es ningún secreto. Lo que probablemente no sepas es que en la ciudad de Mar del Plata podés encontrar pâtisserie francesa de primerísima calidad. Atención: no estamos hablando de un negocio que elabora productos con recetas francesas, nos referimos a una auténtica "Embajada Gastronómica" de Francia en Mar del Plata. 10937659_10204930410716740_1215467980_n[1] Se trata de Sabrina, pastelera originaria de Tours, Francia. Ella es la artífice de L'Atelier sucré, denominación bajo la cual prepara en Mar del Plata una nutrida selección de elaboraciones típicas de distintas regiones de Francia cuidando hasta el más mínimo detalle, desde la calidad de los ingredientes asegurando  la frescura de sus especialidades (para las cuales no utiliza ningún tipo de conservantes ni gelatinas) hasta la coqueta presentación de esa fantásticas elaboraciones.
"Una delicia de Burdeos que se cocina en molde de cobre ( sí o sí).."
  Sus elaboraciones son muchas y variadas, a modo de ejemplo te presentamos dos: 10938894_405955609561268_85990961_o[1]Palet breton: se trata de una especialidad dulce que entre sus ingredientes contiene una pizca de fleur de sel de Guérande. Guérande es una península de la costa atlántica francesa en la región histórica de Bretaña y de allí se extrae esta sal sin refinar, sin aditivos y secada al sol. L'Atelier sucré nos cuenta que le palet breton es una masita ideal a la hora del té o café. 10347227_337389549751208_3061108031590291841_n[1]   Canelé: otra de las especialidades, en este caso con un sabor particular a ron y vainilla. Una delicia de Burdeos que se cocina en molde de cobre ( sí o sí) para obtener esta costra morena. Adentro es blando y suave. La cocción en dos tiempos logra la particularidad del canelé bordelais.   L'Atelier sucré opera a través de la página de Facebook L'Atelier sucré, allí podés realizar el pedido con 48hs de anticipación y recibirlo a domicilio. Atención: Cuando llegue tu pedido vas a recibir un pedacito de Francia preparado con amor y esmero y además (damos fe) vas a degustar sabores y texturas que lograrán conmoverte. Te recomendamos disponerte para la experiencia, ambientar con música francesa (te sugerimos a la joven Zaz, a la talentosísima Camille o Carla Bruni) y disfrutar de este viaje a Francia que Sabrina hace posible de una manera maravillosa. Bon appétit et bon voyage! 10939185_405948642895298_2045242569_o[1] Créditos: [post_title] => Viajes gastronómicos: De Mar del Plata a Francia [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => open [post_password] => [post_name] => viajes-gastronomicos-de-mar-del-plata-a-francia [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2016-05-11 18:23:52 [post_modified_gmt] => 2016-05-11 21:23:52 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.infoviajera.com/?p=593 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 6 [filter] => raw ) ) [post_count] => 10 [current_post] => -1 [in_the_loop] => [post] => WP_Post Object ( [ID] => 26880 [post_author] => 3 [post_date] => 2017-02-22 10:27:22 [post_date_gmt] => 2017-02-22 13:27:22 [post_content] => Desde el 1 de febrero, el servicio de transporte que conecta Mar del Plata y otras ciudades del interior con los aeropuertos de Ezeiza y Aeroparque, llamado Tienda León, decidió cambiar uno de sus antiguos hábitos: ya no hace su parada de media hora en la ruta. Hace varios años atrás, la interrupción del viaje se hacía en el Minotauro y, desde hace un poco más de un año, el nuevo parador estaba en el Atalaya cercano a la localidad de General Guido. Pero las cosas cambiaron en el 2017 y el mostrador de Tienda León luce un cartel impreso que puede provocar alegría en muchos de los usuarios del servicio. Cuando hablábamos de los amores y odios a este servicio, sin dudas la parada en el Minotauro de Castelli era uno de los puntos que muchos percibían como desfavorables. A partir de ahora, y gracias a este cambio, el trayecto desde Mar del Plata al aeropuerto de Ezeiza dura aproximadamente 5:30 horas y acorta, aunque sea un poquito, la odisea de los del interior para emprender un vuelo internacional que parte desde Ezeiza. Post relacionados:   [post_title] => Tienda León no para más en la ruta camino a Aeroparque y Ezeiza desde Mar del Plata [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => open [post_password] => [post_name] => tienda-leon-no-para-mas-en-la-ruta-camino-a-aeroparque-y-ezeiza [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2017-02-22 16:10:28 [post_modified_gmt] => 2017-02-22 19:10:28 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.infoviajera.com/?p=26880 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 23 [filter] => raw ) [comment_count] => 0 [current_comment] => -1 [found_posts] => 10 [max_num_pages] => 1 [max_num_comment_pages] => 0 [is_single] => [is_preview] => [is_page] => [is_archive] => 1 [is_date] => [is_year] => [is_month] => [is_day] => [is_time] => [is_author] => [is_category] => 1 [is_tag] => [is_tax] => [is_search] => [is_feed] => [is_comment_feed] => [is_trackback] => [is_home] => [is_404] => [is_embed] => [is_paged] => [is_admin] => [is_attachment] => [is_singular] => [is_robots] => [is_posts_page] => [is_post_type_archive] => [query_vars_hash:WP_Query:private] => 2d521c3531df3b2998b7f52b8e7df47d [query_vars_changed:WP_Query:private] => [thumbnails_cached] => [stopwords:WP_Query:private] => [compat_fields:WP_Query:private] => Array ( [0] => query_vars_hash [1] => query_vars_changed ) [compat_methods:WP_Query:private] => Array ( [0] => init_query_flags [1] => parse_tax_query ) )
23

Tienda León no para más en la ruta camino a Aeroparque y Ezeiza desde Mar del Plata

Desde el 1 de febrero, el servicio de transporte que conecta Mar del Plata y otras ciudades del interior con los aeropuertos de Ezeiza y Aeroparque, llamado Tienda León, decidió cambiar uno de sus antiguos hábitos: ya no hace su parada de media hora en la ruta. Hace varios años atrás, la interrupción del viaje se hacía en el Minotauro y, desde hace un poco más de un año, el...

32

221, el colectivo del verano marplatense

El colectivo 221 en Mar del Plata es el amigo del verano, ese momento en el que todos queremos ir a las playas del sur, a Mogotes o a Santa Clara. Con un mínimo de solamente 8 pesos, unos cincuenta centavos de dólar, uno puede recorrer casi toda la costa marplatense sin aburrirse al mirar por la ventana. Incluso viviendo acá, para mí, tomar el 221 es pasear y dedicarme...

10

Algo nuevo en la gastronomía de Mar del Plata, una vermutería

Hace un par de jueves visitamos Bacana, una de las novedades de la ciudad de Mar del Plata. A sólo una semana de su inauguración, Pablo y Beto nos recibieron en el agradable patio de la vermutería para contarnos porqué su propuesta gastronómica es distinta. El local está en la calle Córdoba, rodeado de las cervecerías más conocidas de la ciudad, y entre ellas sorprende por ser una vermutería, un lugar...

4

Sala Aeropuertos VIP Club en el Aeropuerto de Mar del Plata (Astor Piazzolla)

Hace algunas semanas descubrimos que en el pequeño Aeropuerto Astor Piazzolla de Mar del Plata (MDQ) hay disponible un salón VIP de Aeropuertos VIP Club. Aprovechando nuestro viaje para exponer en el III Congreso Internacional de Turismo y Deporte de Rosario, fuimos a embarcar un poco más temprano con la idea de conocer este lounge. Accedimos con la tarjeta American Express Black del Banco Galicia (pronto les contaremos más sobre este...

14

Paseando por La Sierra de los Padres, cerquita de Mar del Plata

Este fin de semana teníamos ganas de cambiar un poquito de aires, queríamos irnos a un lugar cercano y natural y, luego de considerar algunas alternativas, nos decidimos por la Sierra de los Padres, muy cerquita de Mar del Plata. Elegimos este destino por varias razones: nos queda cerca (muy cerca) ya que partíamos desde Mar del Plata; es un entorno serrano, abierto y con un diseño urbano que acompaña las particularidades del terreno...

9

Un día en Lobos: Hotel & Spa Aguará + City Tour

Cuando recibimos la invitación del Hotel & Spa Aguará para ir a Lobos a conocer sus instalaciones, yo estaba leyendo Juan Moreira, novela que casualmente termina en ese lugar. Con esas lecturas en la mente, partí hacia allá pensando en el mundo gauchesco, las estancias y la grandeza de la llanura. Lobos está a 110 kilómetros de Capital Federal, el camino en transfer toma una hora y media. El hotel Aguará está ubicado sobre la...

8

Una tarde en la playa del sur marplatense

Alejarse del centro de Mar del Plata está bueno y, más todavía, si ese movimiento te lleva a las playas del sur: menos gente, más arena y mejor mar. Yendo por la ruta 11 hacia el sur, pasando 3 kilómetros el faro, se encuentra Verde Mundo en la entrada del barrio San Jacinto. Esta reserva natural combina la sombra de los árboles con las arenas irregulares de los médanos. Se ingresa por los múltiples caminitos que atraviesan...

12

Mini paseo por Mar del Plata: imágenes, sucesos y candados

El último día del fin de semana largo de noviembre de 2015 nos fuimos a pasear por la costa norte de Mar del Plata. Comenzamos a caminar desde la costa misma, a la altura del balneario Bahía Bonita, y fuimos hasta la Plaza de las Américas, ahí donde están los molinitos de colores. Horas antes se había desarrollado por allí la Maratón Mar del Plata 2015, más de 9.000 participantes vivieron una...

6

Viejo Hotel Ostende – Más de 100 años de historia en la Costa Atlántica

Gracias a la colaboración del personal de la propiedad, hoy visitamos el Viejo Hotel Ostende. El mismo se encuentra en la ciudad homónima en la costa atlántica de Argentina. El hotel, inaugurado en el año 1913, mantiene parte de su arquitectura original. Todavía se encuentra cerrado, esperando la llegada del verano para su apertura. Además de la zona de habitaciones antiguas (las cuales no tienen teléfono ni televisión por elección propia), las habitaciones...

Viajes gastronómicos: De Mar del Plata a Francia

Uno de los aspectos más relevantes de cualquier viaje es la gastronomía. Hay viajeros que conservan en un privilegiado lugar de la memoria unas buenas empanadas salteñas, unas tapas madrileñas, unas caipirinhas cariocas. Y estos recuerdos van más allá de la mera memoria gustativa, son “integrales”, contienen paisajes,  charlas, sensaciones; todo ello gravitando alrededor de la gastronomía, propiciado por ella. Nos damos cuenta de que la gastronomía porta historia, cultura, que nos cuenta cosas acerca...