Pensando en cosas del pasado, hoy recordé la primera vez que salí del país. Viajamos en familia en un Citroën 3cv desde Mar del Plata hacia Montevideo (Uruguay). Yo era chiquito, pero recuerdo que nos lo tomamos con mucha tranquilidad: pasamos a visitar parientes en Buenos Aires, nos quedamos un par de noches y luego hicimos otro tirón hasta Entre Ríos, nos quedamos en uno de los Hoteles en Gualeguaychú (no recuerdo en...

Atravesar fronteras

Pensando en cosas del pasado, hoy recordé la primera vez que salí del país. Viajamos en familia en un Citroën 3cv desde Mar del Plata hacia Montevideo (Uruguay). Yo era chiquito, pero recuerdo que nos lo tomamos con mucha tranquilidad: pasamos a visitar parientes en Buenos Aires, nos quedamos un par de noches y luego hicimos otro tirón hasta Entre Ríos, nos quedamos en uno de los Hoteles en Gualeguaychú (no recuerdo en cuál); al día siguiente atravesamos un puente (que a mí me pareció enorme) y cruzamos la frontera, salimos a Fray Bentos, tierra uruguaya.

Tengo muchos recuerdos de ese viaje, pero lo que más me llamaba la atención era haber cruzado una frontera y haber pasado de un país, el mío, a otro diferente. Miraba el mapa, repasaba por donde habíamos cruzado, me parecía algo genial.

Volví a Uruguay otras veces, por vía fluvial, por vía marítima y también por vía aérea, me recuerdo preparando los viajes, buscando hoteles en Punta del Este, dónde comer en Montevideo, cómo llegar a Piriápolis y cosas por el estilo.

Con el correr de los años se siguieron sucediendo los cruces de fronteras, no se rían de la foto, había un viento bárbaro ese día:

Y también fronteras diferentes, como cuando fuimos en ferry desde la Isla de Rodas (Grecia) hacia Fethiye, en el sur de Turquía. Cruzamos parte del Mediterráneo, pero nunca supimos cuándo salimos de un país para ingresar en el otro (no presten atención al Smirnoff que estaba en la mesita del miembro de la tripulación):

También por mar, hemos cruzado fronteras a bordo de cruceros:

Y hemos cruzado fronteras en tren, como los nocturnos entre Venecia y París, París y Barcelona o, el que más nos gustó hasta ahora, entre Madrid y Lisboa:

Por supuesto que cruzamos fronteras en auto, por ejemplo Pablo en sus road trips entre USA y Canadá:

Y otras fronteras más locas, como en Estambul, donde estando en la misma ciudad uno puede pasar de un continente a otro, pues una parte de la ciudad está en Europa y la otra en Asia.

Hemos cruzado el estrecho del Bósforo que divide ambos continentes en ferry:

Y también en un metro que va por un túnel debajo del mismo Bósforo:

La pucha, escribir este post me dio ganas de viajar en distintos medios de transporte e ir pasando de país en país 🌎🌍🌏😊

¿Vos cómo venís cruzando fronteras?

 

También te podría gustar...

44 Respuestas

  1. Ireny dice:

    Sin contar las de avión, la primera vez fue en micro desde Argentina yendo a Florianopolis, pasamos por Paso de los libres creo y fue una sensación emocionante atravesar el límite con otro pais. Luego Bs As – Colonia en ferry, Misiones-Uruguayana en micro, Corfú (Grecia) – Ancona (Italia) en ferry y por último atravesando la frontera en norte de Italia para Niza (Francia) en auto.

    • jlcota dice:

      Lindos cruces te mandaste, Ireny, ¡Vayamos por más fronteras atravesadas en el 2019!

      • Ireny dice:

        Siii. Leyendo a los demás me acordé que también crucé de Iguazu Argentina a Foz Iguazú Brasil , y también desde Foz a Ciudad del Este Paraguay, ambos en taxi. Y vamos por más!!!!

  2. Diego martin Rognone dice:

    Que lindo recordar….2013 viajamos con mi mujer desde argentina a mexico por medios locales. De colombia a panama en un bote de 8 personas, muy rustico por el tapon del darien. De costa rica a nicaragua fue otro flash porque pasas de la super organizacion al bolonqui nuevamente. Pero todas buenas experiencias que recomiendo.
    Saludos viajeros!

    • Diego martin Rognone dice:

      A ver si saben de alguna aplicacion que te deje armar un viaje realizado uniendo los distintos puntos o ciudades que visitaste…y que se reflejen luego en un mapa o planisferio. La idea es ademas que figuren los lugares que uno fue visitando…no en un solo viaje…se entiende? Gracias viajeros. Muchos km para 2019!

    • Eduardo dice:

      Siiiii… de Costa Rica a Nicaragua por Peñas Blancas! Increíble contraste… kilómetros de cola con enormes camiones sobre la propia ruta, junto con los bueyes, y la gente colgada de los bondis. Dejé un auto alquilado en el lado tico, cruzamos “a pata” (en el puente había una mesa donde -al aire libre y la vista de todos- los funcionarios abrían y revisaban tu valija… mamita!) y del lado nica conseguimos el otro auto para seguir a Managua. No fue hace décadas, fue hace menos de 5 años.

    • jlcota dice:

      Suena a que ese fue un viaje memorable, Diego.

      Saludos

  3. Igbas dice:

    Cómo te abre la cabeza el cruzar fronteras, aunque sea acá al lado!

    Mi primera de chico fue Chile; no entendía lo que me decían ni menos aún comprender por qué tantas costumbres diferentes si estamos pegados!

    A medida que viajas, todo te parece más familiar, más identificable. Lo linkeas con algo o alguien que conociste…

    En fin, cada frontera nueva que atravesas es más que un hito, es una oportunidad más para comprender lo pequeño que somos, y lo mucho que nos falta aún por conocer! Feliz año!!

  4. Mauricio dice:

    Hace dias cruce la fontera entre Costa Rica y Nicaragua caminando, ya que tome un bus en Liberia, Costa Rica hasta la frontera, cruce caminando y del otro lado tome un chicken bus hasta Managua. Asi que tecnicamente cruce a pie.

  5. Eduardo dice:

    Las fronteras más épicas son aquellas de “allá lejos y hace tiempo”, cuando nos emocionaba cruzar una frontera… una fue con papis y tíos en un 504 a Iguazú en 1971 (Foz era una basura, y Brasil una hipótesis de conflicto), llegar allá fue toda una travesía con “escalas A.C.A.” en Santa Fé y su flamante tunel subfluvial (Zarate-Brazo Largo no existía!), Corrientes y las misioneras Posadas y Eldorado. A los saltos brasileños se llegaba en tu propio auto hasta la puerta del Hotel Colonial, y en el breve trayecto desde la frontera a los saltos brasileños los autos argentinos mirábamos la letra de la patente y nos saludábamos con las luces!

    Ya en 2004 con “mi familia” y también en tutú: frontera de Arica (Chile) con Tacna (Perú), luego de cruzar mucha Argentina, Paso Jama, mucho desierto y tres cordilleras: la de los Andes, la de la Sal y la del Mar. Alturas industriales y un marco imponente, lo mismo que la frontera de Paranicota (Chile-Bolivia, cruzando hacia el Este el valle de Azapa por la carretera 11), cambia hasta la física elemental y uno se imagina en pelis de la India de un siglo atrás.

    Hay que reverdecer esas emociones, porque Sicilia nos atrapa, Estambul nos deslumbra, Kyoto nos fascina y si bien a todo se accede en avión (está muy bueno emitir como dementes!) hay que renovar el espíritu del viajero, la del peregrino casi a pata y con el mapita, curioso del otro más allá de la frontera, más allá de lo gugleable… intransferible.

    • jlcota dice:

      Me gusta el llamado a reverdecer esas emociones, Eduardo. Aunque si es por reverdecer, nosotros tenemos una especie de “primavera constante”😁

  6. Guillermo dice:

    Mas o menos parecido Jorge. Autos, micros, trenes, ferrys y aviones y los que mas disfruto son los cruces de frontera mentales mientras armo un viaje. El caso de Estambul no seria una frontera ya que no se cambia de pais, si se cambia de continente y no se si ahi vale la palabra frontera, lo voy a averiguar y luego vuelvo por aca😂😂👍👍

  7. Juan dice:

    En 1998 siendo nuestro primer viaje juntos con mi esposa cruzamos en auto dentro de saint marteen de holanda a francia como cruzar luro e independencia. Uno no tomaba dimension en ese momento y esta claro que de un lado y el otro son muy distintas. Si hubiera sabido que 20 años despues existiera este post tendria que tener una foto del inducsdor del lugar.

  8. Edgar dice:

    Qué hermosa sensación es hacer un repaso de lo vivido, teniendo presente de donde uno viene, por donde está caminando y hacia donde ir. Este post me tocó muy profundo, gracias JL…

    • jlcota dice:

      Muchas gracias Edgar.

      En realidad íbamos a profundizar un poco más el concepto de “Frontera”, pero lo dejamos para otro post. Me alegro de que te haya resultado movilizador.

      Saludos

  9. sil dice:

    Uyyy que lindo recordar estas cosas! Fuera de avión, que uno es como que pierde un poco la dimensión, el que más recuerdo por “vívido” es cruzar caminando de España a Portugal, por Tui. Vas por un puente por encima del rio Miño y llegás a Valenca, con un vértigo importante.
    En auto cruzar hacia la hermana Uruguay por el puente de Colón a Paysandú, y por el de Fray Bentos una semana santa..6hs de fila!!!
    Del modo que sea, pasar una frontera es algo maravilloso, es la puerta de entrada a otra gente, otra cultura.

  10. Mstaaravin dice:

    Pufff si se trata de contar cuántas fronteras cruzé, se me va a hacer interminable el comentario.

    Viví hasta los 15 años en Posadas, así que cruzaba a diario a Encarnación por el laburo de mi viejo, luego entre los 17 y los 22 años me recorrí a dedo casi toda Sudamérica excepto Ecuador, Colombia, Venezuela y las Guyanas; El resto pasé por todos los países, incluso un corto periplo en el que estuve embarcado en un mercando e hice la ruta desde Chile hasta el Norte de Brasil (1 vez).

    Luego dejé de viajar por varios años porque aunque eso era “viajar” lo hacía porque donde me llevaba el viento.

    Recién de adulto y casi en mis 40s volví a viajar e hice los destinos veraniegos típicos (Caribe, Brasil, etc) pero este año sí hice algo que va con el post y fue haber cruzado varias veces la frontera Iguazú/Foz en un auto de alquiler, que para mi es tooooodo un acontecimiento porque el Lunes 17/12 me dieron el carnet (principiante) y el 18/12 ya había alquilado un auto en IGR.

    Sí, RE kamikaze lo mio pero es entendible haber aprendido a manejar de grande cuando de chico fuiste el único que salió vivo de un choque (son marcas que quedan para toda la vida) y debo decir que manejar no me interesa en lo más mínimo.

    La cuestión es que cruzé la frontera Iguazú/Foz varias veces estos dias y fue una experiencia diferente…

    • jlcota dice:

      ¡Todo lo que nos contaste en un sólo comentario, Mstaaravin!

      Te recontra felicito por lo del registro, imagino que no ha sido nada fácil.

      Gracias por compartir y otra vez, ¡Felicitaciones!

  11. José dice:

    Soy del interior. La primera vez que crucé una frontera fue a los 10 años. Fuimos en auto con mi familia a Torres, Brasil y luego a Florianópolis. Pasamos por el Paso de los Libres. Recuerdo que paramos en la aduana, se bajaron mis padres y estuvieron mucho tiempo porque estaba lleno de gente, era Enero. Yo no sabía que era una aduana y mi hermana mayor nos inventó a mis hermanos y yo que la aduana era “una vieja que te sacaba la mitad de todo lo que tenías. Que si tenías 1 peso tenías que darle 50 centavos”. Y yo decía que injusto que era jajaja. Pasamos la noche en Uruguayana. Yo sentía que estaba en otro mundo, era otro idioma, era completamente diferente jaja. Recuerdo esa emoción que se sintió el de “cruzar mundos” y la sigo sintiendo en menor medida cada vez que salgo al exterior.

  12. Javier dice:

    Me hiciste pensar y recordar. Mí primer frontera fue entre Formosa y Alberdi, en un pequeño bote. Tendría unos 10 años y cruzamos para hacer compras en Paraguay.

  13. ghibaro dice:

    Alla lejos y hace tiempo, siendo un niño, viaje con mis padres a España. Fue en 1969 y en aquella época había que sacar visa para visitar cualquier país de Europa. Mi madre que era española no lo necesitaba pero mi padre y yo con pasaportes argentinos no pudimos cruzar a Portugal ni a Francia desde España por no haber gestionado la visa que obviamente no era algo rápido de obtener.
    Ya adulto en 1986 viajé con mi mujer a Europa y cruzamos en tren yendo de Madrid a París. Ya no hacía falta visa pero en el medio de la noche en nuestro camarote nos despertó un estruendo de ruidos, asomándonos por la ventanilla vimos que estábamos detenidos en una enorme estación. Me asomé al pasillo y el guarda medio dormido en una punta del vagón sólo me dijo que estábamos cruzando la frontera. Esos ruidos duraron más de medio hora hasta que el tren siguió su marcha. A la mañana siguiente tenía que saber que había pasado en la frontera y ahí me explicaron que el ancho de trocha de los ferrocarriles franceses y españoles era distinto y lo que hacían esa deslizar el vagón de un tren de ruedas a otro distinto. Hoy afortunadamente eso ya no existe más.
    Ya en París alquilamos un auto con el que cruzamos de Francia a Suiza y Alemania sin que nos detuvieran en los pasos de frontera, sólo miraban el interior del auto, pero al llegar a la frontera Suiza-Italia estaban controlando pasaportes que nosotros teníamos en el baúl del auto. Le expliqué al oficial la situación a lo que me preguntó de donde éramos. Cuando le dije que de Argentina (esto era en agosto 1986, post mundial de México). Nos dijo bien a los gritos Argentina, Maradona, avanti !!!
    Cosas que la Unión Europea y el tratado Schengen han dejado en el recuerdo.

  14. Laura dice:

    La que cruce con mas miedo:mexico a eeuu con auto mexicano alquilado. Habiamos visto muchas peliculas y fue fuerte ver lancola de autos y los perros olfateando nuestro vehiculo.

  15. axrx dice:

    Solo me genera algo los cruces a pié en el que tenes que hacer fila para el papeleo y hasta que te revisen todo lo que traes (de estos solo para ir/volver a/de Foz de Iguazú he realizado varios cruces). Los cruces en vuelos no me genera nada el papeleo en el aeropuerto.
    Hace un mes hice el Rafting de frontera en Bariloche. Descendías 12 km por el Río Manso con sentido a Chile y te salías del río justo antes de pasar el límite. Ya fuera del río cruzamos el limite a pié (solo para la foto ya que ahí no había papeleo que hacer) y volvimos. Fue muy lindo ese cruce por el paisaje en el que estábamos en un lugar poco visitado.

  16. ghibaro dice:

    Me olvidé un cruce de fronteras que resultó medio tétrico, especialmente para mi mujer. Año 2006. Ibamos de Barcelona a Toulousse via Andorra. Nos entretuvimos en Andorra que es puerto libre comprando chucherías y cuando emprendíamos viaje desde Andorra hacia Francia nos agarró un principio de tormenta terrible con una borrasca que bajaba de la montaña a gran velocidad. A la salida de Andorra hay un gran parking/mirador (en ese momento no se veía más alla de 10 metros). Yo sabía que el camino de entrada a Francia era un camino de cornisa espectacular pero para hacerlo con buena visibilidad, así que decidimos esperar hasta que la niebla se disipara. Esto duró como 3 horas y ya entrada la noche comenzamos el descenso. Era un camino en perfecto estado con unos caracoles espectaculares pero por la niebla y para alegría de mi mujer que no se copa mucho con los abismos y los caminos de montaña sólo se veía oscuridad y unos 30 metros de ruta. Con prudencia y despacio bajamos todo ese trayecto. A la entrada del primer pueblo al costado de la ruta se aparecieron de la nada 2 gendarmes que nos pararon. Se acerca uno de ellos y lo primero que me pidió, documentos; le muestro mi pasaporte español y me hizo abrir el baúl de nuestro pequeño auto cargado de cosas, bolsas, valijas fueron revisadas minuciosamente al costado de la ruta y en medio de la noche. Yo realmente no entendía nada. Por suerte se acercó el otro policía que hablaba correctamente español y me pregunta: “Cómo?? No traes cigarrillos ni alcohol??” Le contesté que no que, sólo había comprado unas cosas de poco valor y al escuchar mi acento me dijo: “Pero tú no eres español” Le expliqué que era argentino, le mostré el registro y me dijo: “Pero hubieras comenzado por ahí, de la tierra de Messi. Visca Barca. Sigue viaje. Todo terminó entre risas pero realmente pasamos un susto …..Obviamente me dí cuenta que creyeron que eramos contrabandistas furtivos de tabaco o alcohol en el medio de la noche.

  17. Mstaaravin dice:

    La verdad que sí, cuando me pongo a pensar en todo lo que hice es de no creer a veces
    Pero son cosas que van surgiendo en el camino y uno no piensa en si vale la pena hacerlo o no, simplemente y por diversas cirscuntancias las hace.

  18. Adrian dice:

    Si mal no recuerdo (porque era muy chico), el primer cruce de frontera fue en San Martín de los Andes. Habíamos ido de vacaciones con mis viejos y mis abuelos en una estanciera, y un día hicimos el cruce a Hua Hum. Después si, el que me acuerdo muy bien (porque era mi primer viaje en avión) fue en la ya extinta transportes aéreos Neuquen (TAN) volando a Temuco (Chile). Fue un “debut” raro porque tomamos el primer vuelo y tuvo que volver a NQN (circunstancias aclaradas luego). Al otro día pudimos cruzar normalmente y no me olvido mas la vista de la cordillera de los andes desde ese avión, que no volaba tan alto.

  19. Qué hermoso recordar y compartir viajes tan hermosos!!!

Dejá un comentario