Al borde de Europa, el punto más occidental del continente: Cabo da Roca (Portugal)

Latitud 38º 47 Norte, Longitud 9º 30 Oeste, planeta tierra: ahí justito hay una placa de piedra con una inscripción del poeta lusitano Luís de Camões, el Cervantes portugués, que dice «Aqui, onde a terra se acaba e o mar começa«, en español «Aquí, donde la tierra se acaba y el mar comienza».

Estábamos en el Cabo da Roca, cerquita de Sintra, en la región de Lisboa, Portugal. Con la precisión que usamos en esta época, estábamos exactamente en estas coordenadas: 38°46’49.7″N 9°29’56.2″W. Este es el punto más occidental de Europa continental, estábamos literalmente al borde de Europa.

No sé si este muchacho Camões, allá por el siglo XVI cuando escribió esto, se refería a que allí terminaba el mundo, pues para esas alturas ya los portugueses andaban conquistando territorios en otros continentes; pero es perfectamente entendible que un europeo cualquiera parado allí, al borde de esos dramáticos acantilados y con el bravo mar infinito hasta donde la vista puede abarcar, pudiera pensar exactamente eso. No olvidemos que Camões era un poeta.

Esta es la placa a la que me refiero:

Aquí estábamos yendo a pie desde el estacionamiento para vehículos hacia el monolito en que está la placa de piedra.

A poca distancia del monolito, hay un faro que entró en servicio en 1772. Ahora que estoy haciendo el post, me arrepiento de no haberme acercado a visitarlo, es que me dejé atrapar por la sensación geográfica de fin o inicio de Europa continental, reforzada por los peñones, acantilados y el rugir del viento del Atlántico.

Los pelos al viento de estas chicas asiáticas dan cuenta de lo que les digo.

Hicimos una caminata por un sendero que bordea la zona de acantilados, hay un simple vallado de madera de contención.

Llegamos a un punto en el que advertían que estaba prohibido ir más allá, informaban que era una zona de acantilados inestables.

Claro que, de todos modos, el lugar pide ir más allá, hasta llegar al lugar exacto en donde termina o empieza la vieja Europa continental.

Se imaginarán que algunos respetaban las prohibiciones, otros se pasaban un poquito y otros se mandaban hasta el fondo (vean sobre las piedras en esta imagen), todos los que aparecen estaban desafiando el límite impuesto por la señalización.

No vimos autoridades que controlaran esto. Supimos que se han dado accidentes graves a raíz de la imprudencia de los turistas, incluso algunos resultaron fatales. Quizá hayan leído en su momento la historia del matrimonio que falleció cayendo por el acantilado al intentar tomarse una espectacular selfie ante la mirada de sus dos hijos menores.

Nota: Ojo, no se hagan una imagen equivocada, el lugar es perfectamente seguro si se lo visita y se respetan las indicaciones de los carteles.

Luego de un rato de contemplación, comenzamos nuestro regreso en dirección a la zona del faro.

Deteniéndonos a contemplar la ocasional rudeza del mar, a sentir el viento…

Y también los contrastes del paisaje producto del verde intenso de esas plantas carnosas que suele haber en las cercanías marítimas (no sé cómo se llaman), la bruma lejana, las rocas, el mar, los angostos senderos…

Cerca del estacionamiento hay una tienda de recuerdos y un restaurante-cafetería, ingresamos para ir al baño y como era preciso consumir algo me pedí una bica.

Sí, como habrán visto en la imagen, una bica es una café espresso servido en pocillo. Esta denominación es propia de la región de Lisboa, cuenta la leyenda que cuando introdujeron la bebida en los bares de la ciudad a la gente le resultaba demasiado amarga, entonces en el tradicional café A Brasileira de Lisboa colocaron un cartel que indicaba «beba isto com açucar» que significa «beba esto con azúcar».

Estuvimos aquí en total unos 35 minutos. Esta fue la última actividad de un día intenso de visitas y excursiones que hicimos con la gente de Visit Cascais en el mes de julio (verano europeo).

Aprovecho para saludar a Alexandre de TugaTrips, una agencia de turismo receptivo en Portugal que nos brindó un servicio profesional a la vez que amabilísimo. ¡Los recomendamos!

Les dejo la ubicación en el mapa del famoso Cabo da Roca, Portugal.


También te podría gustar...

16 Respuestas

  1. Sookeeper dice:

    Si vas a Portugal a Cabo da Roca debes visitar !!!

  2. LucioF dice:

    Coincido Jorge, tremendo lugar por su simbolismo y por las numerosas vistas sobre todo en días de menos bruma. Coincido también en esas fotos con aire asiático. En la del monolito hicimos cola de tal vez 15 minutos respetando sus interminables poses y en toda esa gran explanada se veían diseminados varios cientos. Después de tantos viajes compartiendo con nuestros hermanos del lejano oriente cada lugar, ya estamos dispuestos a aprender algunas palabras para hacer más llevadera la convivencia. Estoy seguro de que también en ésto reside la tan valorada sabiduria oriental, jeje.

    • jlcota dice:

      Me gusta la idea de aprender algo de su idioma, al fin y al cabo uno va compartiendo espacios con ellos prácticamente vayas a donde vayas.

      Saludos, LucioF

  3. Adrianaviajera dice:

    Describiste perfecto el lugar. Fui por mí cuenta el año pasado en bus desde Sintra. El viento que hay es increíble !! Vale la pena visitarlo. Hay un faro y el monolito que indica . Era tal el viento que ya era molesto. Las vistas son hermosas. El mar demasiado bravo.

  4. Cristina Garcia dice:

    Excelente nota y de mucha utilidad. Qué bueno que nos informen tanto y tan bien !!!! Siempre los leo y aprendo más allá de viajar o no. Los felicito y aliento a seguir haciendo estos maravillosos posteos, que llevan tiempo y dedicación.

  5. Ireny dice:

    No me acerco al borde ni loca! Hermoso lugar, me encantó.

  6. Adrian dice:

    La verdad que se ve muy lindo. He visto en otros lugares advertencias similares (un glaciar en NZ, por ejemplo) y tampoco había nadie «vigilando». De mas está decir que mucha gente no hace caso de los carteles. Pero, creo yo, en caso de que suceda algo no hay reclamo que valga. Cosa que en nuestro querido país no es tan así.

    • jlcota dice:

      ¿Vos decís que en Argentina no hay adecuada señalización o que se puede reclamar igual en casos de imprudencia?

      • Adrian dice:

        Quizás en muchos lugares falta señalización (por omisión o por choreo). Y también creo que siempre estamos dispuestos a echarle la culpa a otros por lo que nos pasa, por lo tanto esto nos «habilita» a reclamar por cualquier cosa.

  7. Constanza González dice:

    Gracias por estos post!! Viajo con vos!

Dejá un comentario