En Madrid hacen sándwiches de rabas y los llaman bocadillos de calamares

El otro día andaba paseando por el centro de Madrid (España) cuando me llamó Cintia por teléfono y nos pusimos a coordinar para encontrarnos en algún lugar. Yo estaba muy cerca de la Plaza Mayor.

En un momento me preguntó «¿te gustan los bocadillos de calamares?», y ante mi respuesta afirmativa me indicó EL LUGAR para ir a probarlos y quedamos en encontramos allí, en el bar La Campana.

Resulta que este bar es de los más antiguos, abrió sus puertas en 1870, y desde entonces se ha dedicado a servir bocadillos.

Para la mirada argentina, este sánguche al principio resulta extraño, ¿un sánguche de rabas?, pero la curiosidad es una buena amiga. Una vez que lo pedís y lo probaste, lo más probable es que este bocadillo o bocata de calamares termine siendo algo que quieras disfrutar cada vez que vuelvas a España.

Al llegar a La Campana, ubicado en uno de los callejones que dan a la Plaza Mayor de Madrid, me sorprendió gratamente ver que, entre la clientela, había mucha gente local que paraba a tomarse una cerveza con un bocadillo. Yo opté por acompañarlo con un vasito de sidra, me resultó una buena combinación.

No sé por qué, siendo Madrid una ciudad alejada del mar, son tan típicamente madrileños los bocadillos de calamares, pero que lo son, lo son.

También los pueden encontrar en otros establecimientos, como la popular cadena El Museo del Jamón.

En mi próxima visita a Madrid no va a faltar un bocata de calamares y, muy probablemente, sea en La Campana.

Y ustedes,

¿Probaron los bocadillos de calamares madrileños?

Links de interés:

Post relacionado:

Hoteles recomendados en Madrid (España)


Nota: Esta publicación puede contener links de afiliación por los cuales recibimos una retribución económica en caso de que realicen una compra o contratación, sin esto implicar un gasto extra para ustedes. Más información.

36 Respuestas

  1. Gerar dice:

    Buenas,

    Yo los probé en enero de 2002, un bar frente a la estación de Atocha, y luego de la primera vez, dificil abandonar «la boca de calamares»!!!!!

  2. Lucas dice:

    En el Museo del Jamón lo supe probar. Al menos en el que está en la Plaza Mayor.
    También supe ver sandwich de tortilla de papas.

  3. Maria Eugenia Martinez dice:

    Los probé pero no me parecieron gran cosa, las rabas con pan son una mezcla poco agradecida.

  4. Maria Ines Pinardi dice:

    Siempre que voy, voy a La Campana a comerlos. Y ahora me voy a vivir a Madrid y formará parte de mis delicias reservadas para esas salidas…..

  5. adriana martinez dice:

    hola, estuvimos en octubre de 2022, mi marido y mi amiga estaban maravillados con esos bocadillos, los comian en un lugar centrico que se llama Sol Mayor, eran increibles, segun dijeron ellos, yo comi tortilla,

  6. Mary dice:

    Son lo mas !!hay que exportarlos para Argentina

  7. Qué pena no haberte cruzado… ayer estuvimos por allí… y lo que más me gustó fue haberme «llenado» con tan solo 4 euros!.. ??… ajaja..

  8. Ana dice:

    Los amo! Cada viaje a Madrid arranca y termina en La Campana!!!!

  9. MoniViajera dice:

    Sí!!! En mi último viaje a Madrid (hace 2 meses) descubrí La Campana a 10 mts de Pza Mayor. Fui en un par de oportunidades y estuvo genial: bocata de calamares con las olivitas y la caña. Aunque siempre hay fila, todo va muy rápido!! Rico y a buen precio, ideal para una parada y seguir paseando por la encantadora Madrid❣️

  10. Patofu dice:

    Yo no sé por qué siempre entro en el que está Justo al lado de la campana… la ideal … vaya uno a saber… si hay cola en las dos!!
    Una caña y un bocadillo y listo!!

  11. susy gonzalez belo dice:

    Buen día. Me recordaste esa asombro en mi primera visita a Madrid, hará unos 30 años. El bar tradicional, en uno de las calles que desemboca en Plaza Mayor, no taaaaaaan caro pero el mejor:es que no barren los papales, que a modo de servilletas, te dan envolviendo los bocadillos…que son los más «rellenos de la zona. Son graciosos los dichos y refranes en los mosaicos blancos pagados a las paredes. Saludos, a disfrutarlo!

  12. Pablo dice:

    Los tendre que probar…voy a Madrid el mes que viene asi que anotado !!!

  13. Diego dice:

    Son mi mayor fetiche en Madrid. Llego a las 18 desde BArajas al hotel actualmente y me escapo a comerlos. Alguna vez viajé tipo 20 años atrás en la más absoluta soledad sin un mango de sobra y me quedé como 20 noches por Anton Martín en un diciembre muy crudo. Cada noche después de haber pateado medio Madrid y retornado al hotelucho salía de mi hostal a la Plaza Mayor a socializar con alemanas y por que no alemanes para no reducir todo a un levante a los alrededores de la plaza y engullir bocadillos de calamares con sus correspondientes cañas y de paso, como veían que no tenía un euro partido al medio, te pagaban los bises (sin ningún intercambio sexual aclaro) mientras hablabamos de futbol, rock o moda? La última vez que estuve en Madrid llevé a mi mujer a un establecimiento muy vecino a Puerta del Sol que parece que es lo que va ahora aunque sea muy tradicional tambien. No recuerdo su nombre

  14. Gustavo Luz dice:

    hola ,solo el bocadillo 4 euros? o viene con las aceitunas?,gracias

  15. diego dice:

    recomiendo la tortilla de pez tortilla. un manjar

    • Diego dice:

      Absolutamente, pero el espacio es un poco escaso! Aun para Madrid, al menos en el de la calle Pez al que voy cada vez que paso

  16. Claudio dice:

    La Campana es magnifico! Estuve el mes pasado, lleno de gente pero el sanguche es espectacular

  17. Feraniro dice:

    En un tour a pie que hice hace unos años explicaban cómo este bocadillo llegó a hacerse tan popular en Madrid. Resulta que en los tiempos en que no existía la cadena de frío en único producto del mar que llegaba en condiciones hasta la ciudad era el calamar, los pescados se echaban a perder en el camino. Creo que tiene sentido aunque no se explica la fama que tiene todavía Tradición y precio, seguramente.
    Al bocadillo de calamares de La Campana le doy 5 estrellas. Qué linda ciudad Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *