Experiencia Patagónica: relax y gastronomía en el Hotel & Resort Llao Llao (Bariloche)

Dulce dulce, rico rico, delicia entre el lago Moreno y el gran Nahuel Huapi, mirador natural de montañas: el Llao Llao Hotel & Resort, Golf – Spa.

En el post anterior de esta «experiencia patagónica» nos dedicamos al primer descubrimiento del Hotel & Resort Llao Llao.  Ahora trataremos algunas opciones gastronómicas y de relax que se encuentran en este gran hotel.

Spa y Health Club

El Llao Llao ofrece la posibilidad de relajarse en todos sus espacios comunes, ya sean salas de lectura, el lobby bar, su parque o el winter garden. Pero, además, tiene una sección de Spa y «Health Club & Fitness» exclusiva para ese fin. El Spa dispone de una gran variedad de tratamientos en sus gabinetes que, ya al ver su entorno, predisponen a la relajación. Algunas de las opciones disponibles son tratamientos desintoxicantes, de regeneración celular y faciales; deben contratarse a parte y tienen una tarifa especial.

A su vez, los huéspedes tienen libre acceso al «Health Club & Fitness» compuesto por piletas climatizadas, sauna, jacuzzi, zona de relax y gimnasio. Todos estos espacios invitan al viajero a distenderse y descansar su cuerpo en un ambiente calmo y siempre acogedor.

En el área de piletas se halla una climatizada de tamaño mediano; a simple vista, es una pileta corriente. Pero, al ingresar y mirar con atención, se encuentra debajo del agua un pasadizo hacia la piscina climatizada descubierta. Esta pileta, con efecto de borde infinito, es un regalo en el medio del paisaje que merece una visita obligatoria, a pesar de que las temperaturas rocen los cero grados. Uno puede nadar entre las montañas sintiendo el contraste del agua caliente y el frío exterior. Una experiencia especial.

Lobby Bar

El «Lobby Bar» es otro de los ambientes que te invitan a reposar en los sillones y pedirte algo para tomar y/o comer. Las paredes de madera, las alfombras, el hogar a leña y los sillones de cuero, acompañados por una cantidad de lámparas ideal, conforman un espacio de puro confort. Allí tuvimos una muy interesante clínica de coctelería a cargo de Jorge, probamos las variedades de cerveza Berlina, degustamos una tabla de quesos impresionante y nos dejamos descansar después de un día de excursiones.

Restaurant Patagonia

Al final del cálido pasillo, se encuentra el restaurant Patagonia. Su carta ofrece varias delicias patagónicas, como platos con pescados de la región, cordero y tablas de ahumados.

Yo probé una sopa de tomate con langostinos y un risotto de cordero y champignones absolutamente sabrosos. Las empanadas de trucha y las de cordero también recibieron excelentes comentarios en la mesa.

Risotto de cordero y champignones

 Desayuno y Salón Llao Llao

El desayuno es sorprendente no sólo por su abundancia y el siempre amable trato de su personal, sino también por el lugar en el que se sirve: el salón Llao Llao. Este gran salón combina todos los puntos favorables del hotel en un espacio inmenso con hermosas vistas al lago y la montaña a través de sus ventanales.

Las opciones gastronómicas de la mañana son tantas como para pasar allí, aunque sea, una hora:  facturas, tortas, fiambres, huevos revueltos, omelettes, dulces patagónicos, panes, frutas, yogurt y más. A su vez, están disponibles infusiones calientes (té, café, chocolate) y jugos fríos. Como es de esperarse, todos los productos son de excelente calidad.


¡No te pierdas los otros post de nuestra “Experiencia patagónica”!

– Edición fotográfica: Melisa Teruel Fotografía

Agradecemos nuevamente a LAN Argentina y el Llao Llao Hotel & Resort por esta gran invitación.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Catalin dice:

    ¡Qué belleza chicos! Me convencieron, me voy el finde largo para allá 🙂

Dejá un comentario