Un día de lluvia en el Hotel Llao Llao de Bariloche

Cuando se piensa en viajar a un destino se analizan varios factores y uno de ellos sin dudas es el clima, normalmente los viajeros queremos evitar las épocas de lluvias. Este verano aprovechamos el fin de semana extra largo de Carnaval del mes de febrero y nos fuimos a Bariloche, según lo que habíamos investigado, ese era el mes menos lluvioso del año por esos lugares.

Y tuvimos unos días despejados y cálidos mientras disfrutábamos de esas tierras patagónicas, pueden darse una idea de lo lindo que estaba el clima visitando este otro post en el que les contamos sobre una excursión de día completo: Bariloche: Navegación por el Nahuel Huapi, puentes colgantes, Puerto Blest y más

En la última parte del viajecito, nos alojamos en el Hotel Llao Llao y el buen clima nos siguió acompañando, pudimos pasear por el inmenso parque, realizar actividades al aire libre, tomar sol en la costa al lado de la marina, disfrutar la impresionante pileta; en fin, sacarle provecho a pleno a un hermoso día de verano.

A la tarde, cuando pasaron a realizar segundo servicio de habitación diario, nos dejaron el pronóstico del clima para el día siguiente junto con unos chocolatitos (ya en otro post nos detendremos en los múltiples detalles del Llao Llao). El pronóstico anunciaba lluvia.

Al día siguiente nos levantamos y, a través de las amplias ventanas de nuestra habitación, confirmamos que no se habían equivocado, llovía.

Nos fuimos a desayunar (ya les contaremos acerca del increíble desayuno de este hotel) y luego comenzamos a vivir nuestro día en el Llao Llao con lluvia.

Después del desayuno, intentamos bajar un poco las calorías recientemente adquiridas mientras nos divertíamos en la sala de juegos; el ping pong y el pool fueron nuestro entretenimiento por un buen rato.

Luego nos separamos: mi mujer se fue a una clase de pilates.

Y yo me puse a trabajar en el blog en la biblioteca, ustedes podrán pensar ¡¿este se fue a trabajar?! Pero resulta que para mí el blog es todo un placer, no saben cómo disfruté ese rato trabajando tranquilo y solo en ese espacio tan acogedor.

Sólo fui interrumpido por el amable mozo que me acercó el café que pedí desde la biblioteca. Miren lo que significa «un café» en el Llao Llao: un café expresso de primera calidad, dos cuadraditos de marroc, dos alfajorcitos y una rodaja de un budín seco riquísimo con pistaccios.

Me acuerdo el post que estaba escribiendo, era este: Eco Tasa en Bariloche, ahora además de al hotel deberás pagarle a la Municipalidad

Después pasé por la peluquería y me corté el pelo, lo tenía muy largo y nunca encuentro el tiempo para esto. De paso charlé un buen rato con el simpático peluquero que me contó unas anécdotas muy interesantes.

Más tarde me encontré con mi mujer y los dos coincidimos en que era muy buena idea hacerle una visita a la pileta climatizada. En la siguiente foto, tomada desde el borde de la pileta exterior, pueden ver detrás el área de la pileta cubierta y algunas personas luciendo batas blancas en su interior.

Dado que desde la pileta cubierta se puede acceder a la irresistible pileta descubierta, que también está climatizada, nos fuimos a nadar allí un poco, aunque no nos animamos a llegar hasta el fin. ¡Vaya uno a saber qué hay allí lejos donde termina esta gigante pileta! ?

Mientras mi mujer participaba en una clase de ritmos latinos, el siguiente paso para mí fue el sauna. Si bien en esta ocasión no tuve paciencia para cumplir el circuito como lo recomiendan para lograr un máximo efecto (alternando entre períodos dentro del sauna, relax, ducha fría, caliente…) quedé muy, muy relajado.

Volvimos a encontrarnos con mi señora y nos dedicamos a recorrer el hotel, pasamos a la parte nueva a través de uno de los largos pasillos.

Y luego casi, casi que ya no sabíamos si estábamos en un hotel o en una galería de arte:

O si estábamos en un museo de decoración:

Como siempre en este hotel, la naturaleza, magnífica, enmarcaba la recorrida:

Salvo el corte de pelo y el café que pedí cuando estaba trabajando en la biblioteca, todas las actividades que mencionamos estaban incluidas en la tarifa.

Como verán, un día de lluvia en el Llao Llao es también una experiencia muy disfrutable.

Quedó por contarles sobre el almuerzo, el té de la tarde, la cena, la música en vivo en el bar, pero esa es otra historia…

 

También te podría gustar...

19 Respuestas

  1. Susana Jam dice:

    Que placer esa descripcion!!!!! Que hotelazo!!!!! Saludos!!!

  2. Pau dice:

    Que belleza por favor!!!

    Siempre tengo pensado visitarlo y al ver este relato me dan más ganas todavía ?

  3. Adriana dice:

    Me encanto tu relato. Te falto ir a ver el sector kids si es que lo tiene. Para los que tenemos niños pequeños eso es algo importante. Saludos

  4. Adriana dice:

    Pero ese café es un desayuno!!! O_O No se si algún día iré al Llao LLao, pero si voy no me disgustaría que lloviera…

  5. adrián dice:

    Hola Jorge. Ahora entiendo ese comentario que hiciste en post anteriores, en donde afirmabas que este gusto que te diste, realmente valía la pena.

    No es por nada, pero mientras escribo estas líneas, en una página abierta paralela a esta busco en Orbitz y en Hoteles a cuanto me quedaría un fin de semana ahí.

    O sea, me diste unas ganas bárbaras de ir.

    Gracias por el excelente relato, y las impecables fotos. La de la pileta exterior es genial. Y la de la ventana en la biblioteca, es inspiradora.

    Saludos.

  6. Starla dice:

    Ese es un hotel en el que vale la pena “quedarse”! Si, remarco quedarse, porque con tantas comodidades y amenidades, no se llega a aprovechar si uno sale! El dia de lluvia muy bien aprovechado!! Ah, y ese café en la biblioteca me encantó!!! Se puede pedir a cualquier hora del día? Porque a media mañana no creo que yo lo hubiera aprovechado, pero tipo 16hs. seguro!! Maravilloso!!!

    • jlcota dice:

      Hola, Starla,

      Sí, podés pedirlo y disfrutarlo a cualquier hora del día, nosotros disfrutamos varios y en distintos momentos 🙂

      Saludos

  7. Marcelo dice:

    Hola amigos de Infoviajera!!!!!! antes que nada, no le den bola a la gilada, o sí, pero vean cuanta gente los banca!!!!!!!
    Me cuelgo a este post, que es el último de Bariloche para consultarles a ustedes, o a la gente que forma parte de esta hermosa comunidad, recomendaciones sobre empresas de alquiler de autos allí. Es mejor alquilar por alguna reconocida internacionalmente?? o por alguna local?? alguna premia con devolucion de millas?? futuros descuentos?? VISA?? AMEX??

    Gracias por la onda, y vamos pra frenchi, nomás!!!!!!!!

Dejá un comentario