Rumbo a la Basílica de la Sagrada Familia en Barcelona (España)

Un día de enero visitamos el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia de Barcelona, España. Digamos «La Sagrada Familia» mejor, como todos terminamos refiriéndonos a esta singular Basílica catalana.

Ese día desayunamos no muy temprano en nuestro hotel, el Novotel City Barcelona, un muy lindo 4*, y desde allí nos fuimos caminando hacia el famosísimo e inconcluso templo.

Tardamos unos 30 minutos porque andábamos en «modo turista», con esos ojos que se posan en cosas que bien pueden parecer relevantes algunas o insignificantes otras, pero que nos llaman la atención.

Por ejemplo, las bicicletas públicas y de fondo la llamativa arquitectura de estos grandes paneles irregulares montados sobre columnas cerca de la estación de metro de Glòries.

Era un domingo y allí en las inmediaciones de la Plaza de las Glorias Catalanas habían improvisado una especie de feria o mercado de pulgas.

Los artículos eran de lo más diversos: juguetes, adornos, libros, calzados…

También me detuve a observar los rajoles, creados por el arquitecto Josep Puig i Cadafalch. En 1915 comenzaron a utilizarse para recubrir las aceras de la ciudad y hoy ya son un símbolo de Barcelona y el Modernismo.

Nos parábamos a sacarles fotos a las cotorras y cosas por el estilo. Dados los diversos significados de esta palabra en Argentina, aclaro que con «cotorras» me refiero a las aves, luego supe que justamente eran cotorras argentinas y que allí ya están adquiriendo el status de plaga.

Agarré por la Avenida Diagonal y paré a ver estas mesas de FUTTOC, según entendí es un deporte «made in Barcelona».

Cada tanto había algún cartel que me decía «vas bien, seguí para allá que está la Sagrada Familia.»

Caminamos un poco más, doblamos un par de veces y de repente ¡Guau!, encontramos allí, imponente, la famosa obra en curso ideada por el genio de Gaudí.

Saqué una foto para el post en la que se viera el cartel de la estación de metro que está prácticamente en la puerta.

Me crucé a la plaza de enfrente, alejándome para intentar fotografiarla completa.

Pero bueno, «Rumbo a la Basílica de la Sagrada Familia» se titula el post. Como ya llegamos, corresponde que lo vaya cortando aquí, en un próximo artículo trataremos la visita en detalle.

A modo de anticipo, les dejo un detalle de la fachada en la que se observa una representación del beso de Judas y también un «cuadrado mágico», jueguen un poco con él, a ver qué resultados obtienen…

Por si están impacientes por saber más sobre la visita a la Sagrada Familia, les dejo unos links que les pueden resultar de utilidad:

Otros links de interés:

También les puede interesar:

También te podría gustar...

16 Respuestas

  1. Guillermo dice:

    Me entusiasme el ped,,,,,????????????. Ya tengo la entrada y en pocos dias estare por ahi. Abrazo

  2. Norma dice:

    Estuve hace diez días. Una belleza increible

  3. Gerardo Mernies dice:

    MMM me intriga el cuadro magico.. que se supone que es??

  4. Atilio dice:

    Es realmente imponente, no tuve la sensación de estar dentro de una iglesia… sino en un monumento.

  5. Alejandra Guerrisi dice:

    Gracias!!! Que bien me vienen estos post justo ahora que estoy organizando Barcelona!!!! Supongo que en los post que siguen comentaras sobre las entradas a la sagrada familia, antelación y que tipo de entrada sacar? ??? Te sigo!!!!

  6. Matias G. Presta dice:

    Hermoso todo. Muy interesante la historia que tiene, y la de Gaudí. Para 2025 deberían terminarla.

  7. Tincho dice:

    Es una belleza, imponente y dónde dio sus primeros pasos mí hija…les recomiendo a todos no perderse visitarla.

  8. Karina Lorena Piscitello dice:

    Una belleza y post muy interesante. Respecto al cuadro magico, por donde calcules da 33, la edad de Cristo al morir….

Dejá un comentario