En el restaurante: ahorrar cuando viajás en épocas de crisis (algunos tips #ModoRata:ON)

Ahora que pienso con más detenimiento, el título del post requiere una aclaración. Dice «En el restaurante: ahorrar cuando viajás en épocas de crisis«, cabe aclarar que con la palabra «crisis» nos estamos refiriendo a crisis económicas y específicamente a crisis económicas que se dan en el país de origen del viajero, bien podríamos haber titulado «En el restaurante: ahorrar cuando viajás en épocas de vacas flacas».

Aclarado eso, vamos de lleno al tema, ya hemos comentado en un post reciente la importancia que tiene la gastronomía en el presupuesto del viajero. Ese post contenía también una encuesta y ustedes nos contaron allí que principalmente comen en restaurantes o lugares de comidas rápidas cuando están de viaje, ese dato ha motivado este post. El artículo – encuesta al que nos referimos es este: Encuesta: ¿Dónde y cómo comés cuando estás de viaje fuera del país?

Arrancamos con un listado de sugerencias para ahorrar cuando uno va a comer a restaurantes, bares o cafeterías cuando está de viaje. Si son vergonzosos para seguir algunas de estas recomendaciones, quizás deban vencer el pudor en beneficio de sus propios bolsillos viajeros.

Cada tip tiene asociado un grado de #ModoRata, ustedes fíjense con cuáles se sienten cómodos o a cuáles se animan.

Comer en el restaurante sin consumir bebidas alcohólicas ni postre

Comer en el restaurante sin pedir bebidas alcohólicas, ya que suelen engrosar bastante la cuenta; luego comprar en un mercado o drugstore cerveza, vinito o lo que quieras a precios que pagan los locales y disfrutarlo tranqui por ahí o en el alojamiento.

Si no toman alcohol, lo mismo aplica a tragos, exprimidos y otras bebidas especiales.

Esto vale también para los postres, en los mercados siempre hay opciones muy tentadoras y a buen precio, ya sean helados, chocolates, frutas, etc.

Pedir agua de la canilla (en aquellos lugares en que se acostumbra)

Comer en el restaurante sin pagar bebidas, pedir simplemente agua de la canilla; en USA por ejemplo es lo más normal del mundo.

En una encuestita que hicimos el otro día por twitter notamos que una gran cantidad de lectores no sabía que en USA se podía pedir agua gratis en los restaurantes y demás lugarcitos para comer.

Compartir platos

Si vas a comer con compañía y te parece que con un plato pueden comer dos personas (o más), a no tener pudor en pedir un plato para compartir.

Eso sí, fijate si no hay recargos por ello, algunos cobran un poco más cuando se piden platos para compartir. Pues, se pregunta y listo.

Confirmar si las entradas y cositas para picar son de cortesía o están incluidas en el cubierto

Estar seguros de que lo que nos traen para picar sin que lo hayamos solicitado sea de cortesía o esté incluido en el costo del cubierto; en algunos lugares se usa que te traigan unas cosas buenísimas, súper tentadoras, pero luego vienen facturadas, «nunca dijeron que era gratis». Hay que superar el pudor y preguntarle al mozo si es de cortesía y, si no, cuál es el precio de cada cosa.

Me pasó el otro día en un restaurante de Évora (Portugal), me senté en la mesa y tenía cuatro entraditas, una más genial que la otra: pulpo, jamón pata negra, tablita de quesos, morroncitos en escabeche con ajos. Le pregunté el precio de cada una y me quedé con casi todas, una la cambié por otra cosa que había visto en otra mesa y estaba todo tan rico que tenía ganas de abrazarlos, pero fui consciente de lo que iba a pagar. Menuda sorpresa hubiera sido ver varios euros extra en la cuenta pensando que eso era de cortesía.

Mirar en el menú o preguntar si cobran cubierto y cuánto

Estar atentos al costo del cubierto, hemos visto lugares que cargan hasta 3 o 4 euros/dólares por comensal. Suele estar indicado chiquito en la parte inferior del menú.

Pícaros que ponen los precios sin impuestos en el menú

Algunos hijos de su buena madre ponen los precios sin IVA en el menú, picarones. Vimos pocos casos, pero los hay.

Llevarse lo que te sobra

Si te sobra algo y estaba bueno, pedir que te lo envuelvan para llevar. ¡Vamos, que vergüenza es robar! Esas porciones de pizza al día siguiente pueden ser parte de un buen desayuno o almuerzo 😉

Llevarse aquello por lo que pagaste y te puede ser de utilidad

Llevarse la sal, los aderezos, los grisines, el edulcorante, etc. que te dieron para uso personal junto con tu comida; por ejemplo, si pediste una hamburguesa y te trajeron tres sobrecitos de salsa barbacoa y usaste dos, te podés llevar el tercero. Ahora, si te pusieron un pote gigante de salsa barbacoa en la mesa y te lo llevás, ojo que te lo estás robando.

Atención al tema de las propinas

También prestar atención al tema de las propinas cuando aparecen incluidas de forma obligatoria en el ticket, en este post charlamos más en detalle del asunto, muy interesantes los comentarios de los lectores: Las propinas: lo que se debe – lo que se quiere – las diferencias.

Tus propios tips y sugerencias

Como siempre, esperamos que nos cuentes tus tips y sugerencias sobre cómo ahorrar en los restaurantes, bares, cafeterías, etc. cuando estás de viaje.

Dale, ¡contanos!

 

 

También te podría gustar...

107 Respuestas

  1. Beatriz Lloret dice:

    cómo no tomo alcohol ni gaseosas para mí es lo más normal pedir agua de canilla en EEUU (te la traen aunque no la pidas) o europa (tab watter o eau de griffe…..), ni se inmutan y no te miran con cara horrorizada como en Argentina….además si el agua es potable para que pagar un agua embotellada…En Aruba tienen una planta desanilizadora impresionante, y es lo más normal pedir agua de canilla

  2. elena dice:

    buenisimos los tip de ahorros-

  3. Adrianaviajera dice:

    Hola! No se q pasa pero hago un comentario y no aparece.ni siquiera en aprobación. 🤔🤔🤔🤔 Cuál será el problema??

  4. Matias G. Presta dice:

    Prestar atención a los platos del día o promociones, que a veces sale más barato que elegir a la carta.

  5. Maria Veronica dice:

    Siempre llevar un juego completo de cubiertos. Es terrible llevarse comida rica del restaurante y no tener con qué comerla después…

  6. Adrianaviajera dice:

    Volví a publicar y lo mismo aparece como un enlace roto. No sé si es la página,mí wifi ,o que es largo el comentario. Mí mail es [email protected] por si querés responderme.
    Saludos!!

  7. Santiago dice:

    En un lugar caro, muy caro, recontra mil veces caro, salia mas barato comer en el hotel que en un restaurant y a su vez mas barato comer en la habitación xq te ahorras propinas y cargos de mesa. A su vez nos ahorrábamos bebida xq comprabamos en el super y nos asegurabamos la calidad de la comida. Cenamos siempre en nuestra habitación….
    Otro tip es comprar en el super comida hecha y en algunos lugares hay mesas de cortesía afuera donde podes comer lo que compraste

    • jlcota dice:

      «recontramil veces caro», nos quedó clarito que era un destino costoso 🙂

    • LucioF dice:

      Entre nosotros no debería haber secretos. Todos los lectores del blog prometemos que no sale de acá. Cuál fue ese lugar carísimo?

    • LucioF dice:

      No sé si podré dormir la siesta (para que envidien al interior) sin el dato confesado. Pero bueno, me jugaba unas fichas a Noronha.

      • Santiago dice:

        Te levantaste ya?? Port Palace en montecarlo, y en época del GP de F1. Ñoquis, fideos nuggets todo arrancaba en 47/50, obvio que porción pequeña, terriblemente rico pero una sentada con servicio y demás para los 3 de familia eran arriba de 200/250, que bajamos a 150 comiendo en la habitación

        • LucioF dice:

          Jaja, tremendo, ni la familia Grimaldi se acercaba a ese restaurant. Gracias por develar el misterio. Perdí mi apuesta por Noronha. Saludos

  8. Fedra dice:

    Me fui de rata mochilera a europa en 2013. Recuerdo con mi amiga compartir una ensalada y un postre comprados en un supermercado, y disfrutarlos afuera de Saint Patricks en Dublin. Nos reíamos porque más ratas no podíamos ser!
    Siempre tengo en mi mochila (no uso cartera, pero si usara, también aplica) un bolsillito donde meto todos los sobrecitos de aderezos q consiga (y me ha pasado de encontrar cosas exóticas y muy ricas en los viajes), a veces engancho sobrecitos de sal y pimienta. Levantan cualquier cosa que termines comiendo parado, con poco sabor, ya sea en un vuelo o en una plaza. Son mi salvación.

  9. Beatriz Lloret dice:

    en Florencia hay un super en pleno centro histórico pero muy disimulada la entrada, adentro es grande, y la pizza recién salida del horno, la podías comer ahí, tenían una pequeña barra….la idea era comerla bien caliente….después comprábamos unas delicias preparadas (que al tc de hoy serían medio caritas)…las ensadas con muzzarella, tortas…..una maravilla

  10. Leo dice:

    Restaurante? que es eso? en Tailandia desayunamos, almorzamos y cenamos varias veces con comida de los seven eleven.
    En Grecia evitamos comprar bebida en varios lugares por que te servían agua gratis.

  11. Ana dice:

    Me paso lo mismo en Lisboa, riquisimos los appetizers pero los pague!

    • jlcota dice:

      Lo importante es saberlo y decidirlo, nos parecen menos ricos si nos los encontramos inesperadamente en la cuenta.

  12. German S dice:

    Muy buenos tips, es algo bastante común en el sureste asiático el tema de no agregar IVA y pasa en lugares bastante caros…

    El tema del coperto en italia tengo entendido que es ilegal pero hay muchos vivos que lo siguen haciendo.

  13. Lorena dice:

    Qué saben de pedir agua de la canilla acá en los restaurantes de CABA? O de Argentina. Nunca lo hice ni escuché a nadie que lo hiciera. Siempre pido agua embotellada 🙁

  14. Pablo dice:

    Hay que hacer un mix. No tirar el dinero, pero tampoco hacer miseria total. Las vacaciones son premios para uno mismo, no es necesario ir rateando completamente todo con tal de solo tener la foto para las redes sociales y/o contar a los amigos donde fuimos. Conozco mucha gente que va de vacaciones y no gasta nada de nada, hasta sufre y se enoja por los precios de las cosas y no se da ni un gusto, con todo el esfuerzo que le genero llegar a la otra punta del mundo Hay que disfrutar y responsablemente.

    • Sebastián Fernández Ellero dice:

      Concuerdo con Pablo. Creo que con la comida nunca fui de ahorrar mucho. Ahorré en transporte, en alojamiento, en ropa y en otras compras (souvenirs, electro). Pero me encanta probar todo lo que se pueda comer en los lugares que visito!.

    • jlcota dice:

      Nosotros hemos viajado muy rata, casi inexplicablemente más allá de lo que se suponía que eran nuestras posibilidad y disfrutamos mucho en esos viajes, los recordamos con una franca sonrisa.

      Muchos viajeros = muchas formas de viajar

    • Gaston Pkns dice:

      No pasa por ahi. El ratonear es en la mayoria de los casos para poder gastar en otra cosa. Un sacrificio a cambio de otra cosa extra. Por ejemplo para pagar una entrada a algun museo, otra comida en la noche, un tour, un dia de alojamiento, un dia de transporte, un souvenir, y tantas cosas mas.
      O tambien por que estas en los dias finales del viaje y ves q no llegas o decidiste alargar unos dias la estadia.

  15. Adrianaviajera dice:

    Pedir el agua de grifo en Europa es muy común.si ves una jarra arriba de la mesa seguro es agua de grifo gratis.

  16. Mishi.Adurra dice:

    Como soy vegetariana como muchas hojas verdes, incluso he probado de flores de estacion, son muy ricas y abarato los costos. Agua, bebo de los grifos publicos. Suelo dormir en hostels, la habitación de 20 está bien. Viajo a dedo y conozco lugares y personas. Siempre hay gente q va sl aeropuerto, hago dedo y siempre me llevan. Solo pago los aereos. Saludos, me encanta el blog.

  17. San dice:

    A medida que uno viaja, se va sacando los pruritos de encima, vas aprendiendo, y te vas dando cuenta de cuántas veces pagas mas, innecesariamente. Caso típico el que comentaban: el agua embotellada (en destinos con agua potable, claro). Recientemente tuve la dicha de estar en Europa y en muchas ciudades tienen puntos para rellenar las botellitas con agua potable, fresca y riquísima. En los restaurantes, como decían, pedir agua de canilla sin problema.

    Por otro lado, en Dinamarca, es sorprendente la cantidad de gente que lleva su comida en los contenedores térmicos para toda la familia, y hacen picnic en cualquier lugar. De hecho, hay mesas con bancos hasta al costado de las carreteras para que las familias lo hagan. Subimos al Ferry y la mayoría de la gente llevaba su propia comida y cenaban en las mismas mesas que la gente que compraba en el lugar. Lo más normal. Un placer ver tanta libertad. Y los supermercados tienen tantas cosas preparadas, deliciosas, que son también una experiencia en sí mismos, a bajo precio. Eso te permite alternar con un restaurante, sin llorar por cada aumento del Euro 😉

    Lo que debo reconocer que me cae mal, como contrapartida, es cuando me toca algún aeropuerto, local de comidas o atracción, que te cobran para ir al baño. Hasta 5 euros por persona, un divague….

  18. Ireny dice:

    Menos pedir agua de la canilla los hice a todos, incluso muchas veces en restaurants de acá, quien no se lleva los sobrecitos de azucar, edulcorante, sal y otros aderezos!
    A pedir lo que sobró empecé a implementarlo desde hace poco, antes me daba verguenza pero ahora con lo caro que está todo vencí mi timidez ya que podria servirme para una comida más ahorrándome unos buenos mangos.
    Lo de comer sin bebidas alcoholicas empezamos a implementarlo después que nos mataron un par de veces con la cuenta a pagar, al revisarla advertimos que si bebíamos sólo una botella agua mineral, que en Europa suelen ser de litro o litro y medio, el precio bajaba un montón y así en algunos lugares por ejemplo Roma, podíamos darnos el gusto de comer en restaurants todos los días

  19. Buenas buenas!! Qué lindos recuerdos me trajo este post, y también me llevo un par de consejitos de acá che…
    Para contarles anécdota, recuerdo haber pagado por un platito de camarones apanados -qué ilusa fui, por dio- en un Red Lobster de Utah. Mi primera vez con un platito de falsa cortesía :P, después no podía creer el precio de la cuenta, pero a quejarse a Magoya. De ahí en adelante, pregunté hasta por los grisines.
    Les dejo una que a mi, al menos, me ahorró unos cuantos peniques… 😀
    No voy a decir que soy amante del café, porque realmente se poco y nada de los mejores/peores granos, pero soy bastante dependiente de la cafeína mañanera. En Europa, el primer día me compraba un vaso térmico de 25 centavos de euro en un starbucks y lo usaba para todo el viaje. Me ahorraba al menos 1 euro por cafe (y fueron bastantes los que consumí, así que calculo haber ahorrado fácil unos 30 euros.. en Londres eran al menos 0.50 pounds). Antes de emprender el regreso, siempre se lo dejo en herencia a algun roommate de hostel con el que cofraternizamos 🙂
    Luego, siempre street food -cuando el entorno lo permite- y vinito de supermercado (siempre nos quedará Paris y sus mágicos vinos a dos mangos).
    Abrazo gente linda!!

    • Cintia C. dice:

      Es muy bueno prestar atención a lo de los vasos reciclables, tu bolsillo y el medio ambiente felices. Saludos 🙂

      • Hola Cintia! Sii, sobretodo por la cantidad inhumana de café que consumo. Lo bueno es que el mismo vasito lo podés recargar en cualquier cafetería de cualquier cadena y en confiterías también. Eso me encantó.
        Me acordé del otro tip, que creo que alguna vez acá lo han publicado también.
        No recuerdo en otras partes, pero al menos en Londres y en Barcelona + Madrid, después de las 17hs el precio de las comidas hechas en los supermercados baja MUCHÍSIMO, calculo que para evitar los sobrantes 🙂 si van a comprar un pollo asado post 17hs sale al menos la mitad, idem ensaladas y otros productos embutidos envasados a la fecha.
        Suuuuper salvador de bolsillos!
        Abrazoooo!

  20. Andres dice:

    En los centros de ski de Europa, es muy comun que en los restos que están arriba de la montaña (a.k.a. «refugios») , aquellos que son self service, tengan botellones de agua que uno puede llevarse a la mesa. Muchas veces, estos están al final del recorrido que uno hace, cuando va eligiendo el plato de comida, postre, bebida, por eso hay que prestar atención para no agarrarse una bebida si uno quiere usar esa agua para achicar un poco la cuenta. Saludos!

  21. Camila dice:

    Siempre elijo alojamientos con cocina, pava y heladera para no gastar saliendo a comer afuera

  22. Leandro Pereira dice:

    Como todo buen ratón guardaba los sobrecitos de mayonesa en el bolsillo del carrito del bebe en Disney, pero ese dia acumule tantos de una variedad que no venia en sobrecito, eran las Heinz relish ,era tanta la cantidad que el carrito no podía doblar, cuando llego al hotel se habían explotados todos. Una baranda infernal a vinagre y pepinos.Lo que siempre aprovecho en USA son los refill de gaseosa eso garpa siempre.

    • Cintia C. dice:

      Ajaja, eso se llama guardar sobrecitos de verdad 🙂

    • Jajajaj Leandro, te banco fuertemente. De haber sabido que las relish de Heinz vienen en sobrecito habría hecho un raid de recolección. Imaginate que cada vez que viajo/alguien viaja a USA le encargo un frasco de Heinz relish.
      Los refill son TODO LO QUE ESTÁ BIEN! Creo que a nivel local, el único que te deja hacer eso es Wendy’s (al menos el de los Arcos en Palermo… lo hice para ver si alguien me decía SEÑORA NO HAGA PAPELONES pero no sucedió.)

  23. Many dice:

    Hola.

    Interesante…

    ¿Alguien sabe si se puede pedir agua del grifo gratis en Chile? Estaban tratando un proyecto de ley para que así sea, pero no encuentro confirmación qué ya se haya aprobado y se aplique.

    Saludos.

  24. Leo dice:

    Deje de leer cuando llegue a la parte que dice «No pedir bebidas alcoholicas». En todo caso no se pide comida si el presupuesto no alcanza, pero con los productos basicos no se jode eh!

  25. NORBERTO dice:

    Ahora, si te pusieron un pote gigante de salsa barbacoa en la mesa y te lo llevás, ojo que te lo estás robando. juaaaaaaaaaaa

  26. luis dice:

    en venecia nos «atendieron»con un lenguadito muy rico. No comprendimos al mozo y nos cobró al peso, o sea en la lista figuraba cada pescado con su precio por 100 grs. El bicho pesó un kilo, imaginen el dolor de bolsillo…jaja

  27. ghibaro dice:

    París 2006. Que caro estaba todo. Más que hoy con el cambio de estos días.
    Estábamos en un Ibis con desayuno. El desayuno del Ibis tenía de todo. Así que desayunábamos bien y nos llevábamos un sanguchito para el mediodía. Jamás nos dijeron nada y ni nos prestaban atención por más que lo hacíamos sin esconder nada y es más, en esos hoteles no les interesa eso para nada.
    Lo más gracioso nos pasó días después en un hotel de Lloret de Mar. Yo salía con un par de sandwichs en mis manos y mi mujer estaba llenando un termo con agua caliente para tomar un cafecito en alguna parada con el auto. Se le acerca una camarera y le dice: «Señora, eso no se hace, eso está muy mal». La camarera creyó que estaba llenando el termo con café. Cuando mi mujer le mostró que lo que tenía era agua caliente, la camarera invadida por la vergüenza y sin saber como disculparse le agarró el termo y se lo llenó con café. Jaja!!

  28. LETICIA GUARINI dice:

    Practico casi todos los tips que dieron, agregó comer al mediodia en los mercados xq son más baratos y se come muy bien comida tipica y buscar alojamiento con cocina para la noche, tanto para cocinar o comprar comida hecha en el super!!!

  29. German dice:

    Muy bueno! En Madrid por ejemplo me han cobrado recargos, a veces importantes, por comer/beber en «terrazas» (mesitas en la vereda).

  30. dinhaviajera dice:

    En una época muy lejana, cuando viajaba sola de mochilera, además de hospedarme en hostels para abaratar el viaje me había sacado la «tarjeta de estudiante». Esa tarjeta, además de tener descuentos en museos y transportes nos permitía comer en comedores universitarios. He comido en el comedor de la Sorbonne y en la Universidad de Florencia y no recuerdo en cual, pero un plato que pedí venía con huevos fritos…3. 3 huevos fritos!!! sabés lo que era para esos viajes???? Energía para seguir adelante. No se si eso sigue vigente pero los comedores universitarios son una gran opción. También aprendí que el uso del ketchup en las papas fritas hace que, comiéndolas de a una y embadurrándolas de ketchup te llene más o por el aire que te entra o porque las comés de a una, no se! jajaja

  31. dinhaviajera dice:

    No la de hospedarme en hostels, porque los hay hasta familiares, pero como cuando viajaba una se mis premisas era disfrutar y no trabajar o no trabajar en cosas que no haría en mi país, el presupuesto era exiguo. Pero irme de mochilera sola hoy, nada más lejano empezando por la mochila jajajaja

  32. Gustavo R dice:

    Leyendo el post, ví esas fotos y me dieron unas ganas de púlpito… 🙂 Voy a tener que hacer una visita a Santa Rita en forma urgente!
    Lo del cubierto, fundamental! 2 euros por cabeza, ya son 8 en mi caso, más vale que traigan una manteca decente y pan del bueno!
    Acerca del agua, sepan disculpar, pero en algunas ciudades no la pediría. Sin ir más lejos, el agua de CABA me cae bastante mal. Otro destino donde el agua no me resulta, es en Orlando. Prefiero ver otra opción, pero evitar el agua de canilla.
    Importante preguntar por plato del día o promoción del día.
    En mi caso no tomo alcohol ni nadie de la familia toma, así que de esa zafo.
    Abrazo grande!

  33. Santiago dice:

    Gran parte de los viajes para mi es el morfi y creo que ahí a veces no ahorro tanto. O no ahorro lo que podría. Como soy bastante austero cuando no viajo, para ahorrar la guita para viajar, cuando viajo no pienso tanto en el ahorro. Con esto no quiero decir que soy Rockefeller, pero, salvo excepciones, disfruto bastante del morfi sine star tan pendiente del precio.

  34. Malena Vargas dice:

    yo recomiendo directamente no comer en restaurants ,para semejante rateria porfavooooooooor , vayan a un super compren comida ahi y coman en una plaza

  35. Cristian dice:

    Lo mío ya es super rata. Casi siempre alquilo departamento con cocina (Apart Hotel ó depto), compro en el supermercado y cocino, como si fuese local. 1 ó 2 días sí salimos a comer afuera (y le damos con tranquilidad, sin estar mirando los precios de la carta y sufriendo). Pero el resto, no. Hay super que tienen muy buena rotisería también, y por poca plata, se puede comprar algo «semi hecho/congelado», y calentarlo en el depto.

  36. Profe Ger dice:

    Hace muchísimo tiempo que tengo ganas de comentar en este blog y por una cosa u otra nunca lo hice. Voy a ser extrañamente escueto (que no será lo habitual, jaja). Este blog,incluído este post, es sencillamente UNA DE LAS 7 MARAVILLAS DEL INTERNET MODERNO 😛 jaja.

Dejá un comentario