Subimos a la Torre de Sydney en Australia

Último día del año 2019, estábamos esperando para hacer nuestro fin de año especial (que te contamos en este post Fuimos a Sydney (Australia) a pasar el año nuevo: el show de fuegos artificiales y cosas a tener en cuenta) y teníamos medio libre la mañana del 31 de diciembre.

Siempre que puedo, subo a alguna torre o edificio para ver desde las alturas las ciudades que visito. Esta vez mi esposa e hija decidieron no subir y se quedaron en una plaza tomando sol y leyendo como les gusta a ellas, así que encaré solo para el lado de la Sydney Tower Eye.

Te muestro un poco las vistas de Sydney desde las alturas, así como detalles para poder subir a la misma.

Cómo llegar

La torre se encuentra ubicada en el centro de la ciudad, de muy fácil acceso caminando. La dirección exacta es 428 George St, Sydney NSW 2000, Australia.

Para subir, tendrás que entrar en el mall y subir hasta el piso cinco para poder encontrar la entrada. En mi caso no me pareció simple el acceso, pero preguntando se llega a Roma.

Costo de las entradas

El costo de las entradas no es barato: sale AU$ 29 los adultos y AU$ 20 los menores. Hay paquetes para comprar con otras atracciones de la ciudad. Además podés hacer una caminata por el exterior de la torre que tiene un costo de AU$ 75.

Te recomendamos que, si tenés pensado ir, mejor lo hagas en esta web online que te saldrá más barato que personalmente ahí. El único problema es que no se puede adquirir en el momento, tenés que hacerlo con al menos un día de anticipación.

La torre abre todos los días de 10 a 20 hs. Para entrar, la hora más tarde es las 19hs.

La Torre

Luego de haber subido a varias torres de este estilo, uno puede llegar a empezar hasta comparar algunas cosas. En este caso la torre tiene 305 metros de altura y fue construida desde el año 1970 al 1981.

Justo con la entrada, te dan unos anteojos para pasar por el cine 4D que servirá para la primera parte del recorrido.

Luego de hacer una cola de aproximadamente 10 minutos, considerando que no había gente casi, pasamos al cine en el cual quedás parado y vas a ver un pequeño video con los anteojos 3D. En lo particular no me pareció muy interesante.

El siguiente recorrido es volver a hacer otra cola para poder subir al ascensor que nos llevará a la cima de la Torre.

El ascensor es muy chiquito y no es muy rápido, a diferencia de otros en los que hemos subido.

Una vez arriba, comenzamos a disfrutar de las hermosas vistas de la ciudad de Sydney en todos los ángulos, ya que ofrece una vista de 360°.

Acá tenés más fotos en otro de los puntos cardinales.

Uno de los detalles es este escalón, que nos permite subir y ver casi en la línea de la ventana a modo de precipicio.

No vimos o no encontramos ninguno de los vidrios transparentes que utilizan en muchos lugares para ver el piso parado sobre ellos.

La torre arriba tiene un pequeño lugar con algunas comidas básicas.

Cuando fuimos, no había mucha gente y se podía transitar tranquilamente.

Una vez que terminamos arriba, hicimos una pequeña cola para poder tomar nuevamente el ascensor para bajar.

Ya en la parte de abajo, tienen una tienda donde podés comprar algunos souvenirs.

Un detalle que nos contó un lector es que, si querés subir al bar, te sale menos que la entrada y además obtenés la consumición. Para eso te tenés que registrar en este mostrador en el cuarto piso. Nosotros no pudimos por la fecha especial en la que fuimos.

Podemos concluir diciendo que, si te gustan este tipo de vistas, podés realizarla sin problemas. Si bien la ciudad de Sydney tiene hermosos lugares para ver, como el puente y el Teatro de la Ópera, desde la torre casi no se pueden apreciar. Si buscas grandes vistas, no pareciera ser el lugar indicado.


Todos los post del viaje a Australia en 2019

Una opción interesante para encontrar un alojamiento diferente es el sitio Airbnb. Suscribiéndote a través de este vínculo obtenés U$S 18 de crédito para tu reserva.


También te podría gustar...

10 Respuestas

  1. gustavo panetta dice:

    Me gusta ver las ciudades desde arriba, me da la noción de la verdadera dimensión, sin ir más lejos desde el Corcovado en Rio, también estuve en la gemelas en 1994 , en la Torre Eiffel y en el Burj Kalifa en Dubai.
    Australia es un destino pendiente.

  2. Adrian dice:

    Cuando fuimos a Sydney no subimos por falta de tiempo. Pero al ponerme a recordar, generalmente lo hemos hecho en otras ciudades. En Auckland, En París la torre Eiffel y la Montparnasse. En Londres el Sky Garden, en Santiago de Chile el Costanera Center (que por lo que veo tiene la misma altura que esta) y seguramente me estoy olvidando alguna.

  3. Ale dice:

    Bellísima!
    Cuando fuimos con mi marido allá por 2005, teníamos nuestra niña de 2 años y yo estaba embarazada de mi 2da. niña y muy descompuesta, así que no subimos.
    Cómo mi marido tiene a sus 2 hermanas Melbourne, en otra oportunidad fué por un evento a visitarlas y cenaron allá en Sydney. Dice que fué hermoso.
    Tengo la idea de regresar en algún momento, pero ahora somos 4 adultos…así que a juntar dinero para ir jaja.

  4. Ariel dice:

    Me decepciono esta Torre, tal cual contas no hay forma de ver la opera y el puente. Fui a varios skydeck en USA y este no vale la pena. Quizas por culpa de esta decidí no visitar la que esta en Surfers Paradise y hoy me arrepiento, creo que la vista de esa vale la pena. Sydney es hermosa pero esto no me gusto.

  5. Leo dice:

    Cuando estuve en Berlin, estaba alojado muy cerca de la torre de TV en Alexanderplatz. Entocnes todos los dias decis «Mañana subo». Conclusion, no subi. Despues lei comentarios y eran similares a los que comentas aca: al parecer no me perdi demasiado. Pero bueno, si tenias el tiempo libre y te gustan, hay que hacerlo. Prefiero ir y despues opinar si vale la pena o no, que quedarme con la duda como me quede yo. Lo mas cerca que estuve de subir fue llegar a la entrada, decidi sentarme en un bar a tomar algo para que se despeje un poco la fila, y ahi quede, 4 horas sentado en el bar. No me arrepiento eh! Salvo cuando llego la cuenta… Ahi si me arrepenti un poco.

Dejá un comentario