Visitamos el Lone Pine Koala Sanctuary que funciona en Brisbane (Australia) desde 1927

Una de las cosas que me llamaban la atención en la visita a un país tan lejano como lo es Australia era la posibilidad de ver algunos de sus animales tan tradicionales y diferentes.

Si bien lo ideal es verlos en su hábitat natural, no es tan fácil y mucho menos con los incendios que afectaban al país en el momento en que fuimos nosotros, en diciembre 2019 / enero 2020.

Buscando un poco de información, decidimos hacer una visita a un lugar que se dedica a la conservación y cuidado de estos animales. La idea no era verlos en un tradicional zoológico, ya que hace un tiempo que evitamos este tipo de actividades.

En este post, te contaremos un poco sobre el Lone Pine Koala Sanctuary y de paso veremos algunas de sus bellezas.

Ubicación y horarios

El parque se encuentra muy cerca de la ciudad de Brisbane. Nosotros fuimos en auto y tardamos 20 minutos desde nuestro hotel. La dirección exacta es 708 Jesmond Rd, Fig Tree Pocket QLD 4069, Australia.

También podés ir de forma simple, aunque tarda más, en transporte público. Hay una parada bien clara afuera donde uno puede esperar cómodamente sentado. Los buses pasan cada una hora.

En cuanto a los horarios, el Santuario permanece abierto en forma diaria de 9 a 17 hs.

Costo de las entradas

El costo de las entradas al lugar no es barato, pero creo que vale la pena. Pagamos AU$ 88 por los tres, ya que tomamos la opción de abono familiar. El precio por adulto es de AU$ 42 y los niños de 3 a 17 años abonan AU$ 25.

Nos compramos por AU$ 1 el librito con todas las explicaciones y el mapa del lugar.

Podés comprarlo online, o como hice yo, en el momento que me decidí a ir. Hay máquinas expendedoras de entradas que son muy simples y rápidas en las que podés pagar con tu tarjeta de crédito.

El lugar

La visita a este lugar se armó durante el viaje. La idea original era ver si podíamos ir a algún hábitat natural para avistamiento de animales, pero el fuego impidió cualquier actividad.

El lugar abrió como un refugio seguro para koalas enfermos, heridos y huérfanos en un momento en que la especie estaba siendo sacrificada por el comercio de pieles. Fue así que encontramos este espacio para visitar. En esta leyenda, nos cuentan un poco del espacio en sí y de la finalidad del mismo.

El lugar es didáctico. Pudimos observar algunos animales que realmente daban miedo, como estos murciélagos gigantes.

O el mismísimo demonio de Tasmania, que no se parece en nada al de los dibujitos.

Hay varios reptiles que, la verdad, no recuerdo qué eran.

Uno que no pude fotografiar bien fue el «raro» ornitorrinco. Creo que saqué 60 fotos y sin embargo no pegué una buena.

Pasamos también por esta especie de perro, aunque no lo es. Parecen buenitos, pero según comentan no lo son. Su nombre es Dingo.

Uno de los que más te atraen son los canguros, sin dudas.

Hay muchos y están sueltos para que puedas verlos de muy cerquita. Si te animás, los podés acariciar un rato, ya que parece que les gusta.

Podés darles de comer de la mano, pero solamente la comida que te venden ahí. ¿El valor? AU$ 2.

Como vemos en la imagen, hay varios tipos de canguros; cuando los veas, sabrás diferenciarlos.

Pero sin dudas las estrellas de este lugar son los Koalas. Ellos estás en sus ramas comiendo eucaliptos sin importarles que los mires.

Puede que se duerman una siesta también.

Los lugares donde ellos están son muy amplios y al aire libre totalmente. Tienen una barrera que parece más para los humanos que para ellos.

Además de esto, el lugar cuenta con espacios donde muestran videos y producciones sobre concientización.

Obviamente, tenemos un local con venta de recuerdos.

¿A cuánto estábamos de Buenos Aires? Exactamente a 12.355 kms de la capital argentina.

Podemos concluir que, si bien no es el ámbito natural que uno espera para los animales, se los notaba muy bien a ellos en este hábitat. Nos pareció un lugar que está en el límite de lo aceptable.

En lo personal, hemos dejado de asistir a zoológicos y acuarios, pero podemos recomendar este espacio para la visita.


Todos los post del viaje a Australia en 2019

Una opción interesante para encontrar un alojamiento diferente es el sitio Airbnb. Suscribiéndote a través de este vínculo obtenés U$S 18 de crédito para tu reserva.


También te podría gustar...

6 Respuestas

  1. Adrian dice:

    Cuando fuimos a Sidney llegamos hasta Taronga Zoo. El nombre al principio no me sonaba muy tentador, por lo mismo que comentas. Pero la verdad que se ve muy parecido a esto. Quizás habían mas variedad de animales. Al que no se lo veía «cómodo» era al demonio de Tasmania, que corría y no paraba. Los koalas en siesta continua. La verdad que se podían ver especies muy raras.

  2. Catalina dice:

    Que lindo lugar, comparto lo de los zoo pero este tipo de lugares estàn buenos para ver animales que son dificiles de ver en su entorno.
    Muy interesante!

  3. Gi dice:

    Morrisett park es algo mucho más natural para ver animales sueltos. Mismo en la carretera camino a melbourne,lleno de koalas. si bien en lone pine los cuida,porque la mayoría de los animales están enfermos, hacer plata para abrazar un koala ,es malísimo.

Dejá un comentario