Manejar a la derecha es complicado para el conductor, pero también para el peatón

Cuando arrancamos la planificación de nuestro viaje a Australia, vimos que es muy interesante alquilar un auto y recorrer varias de las ciudades que se encuentran al norte de Sydney por la costa. Claro que faltaba el «pequeño» detalle de tener que manejar el auto con el volante a la derecha.

Debo reconocer que en algún punto no era mi problema, ya que, como muchos saben, yo no manejo. Todos los road trips que hemos realizado en familia los ha manejado en forma íntegra mi esposa. Por otro lado, la acompañaba en la preocupación de tener que enfrentar el mundo del revés simplemente desde el lado del acompañante, el izquierdo.

El post es más una experiencia personal que un manual de lo que hay que hacer. Lo primero que vamos a aclarar es que, una vez que perdés el miedo, va mejor el tema. Ahora te contamos un poco.

Ni bien llegamos, hicimos una parada de un día en la ciudad de Sydney para descansar del viaje largo ya que teníamos un buen trecho hasta Byron Bay. La idea también era ver un poco cómo era el tema del tránsito e imaginar cómo desenvolvernos. Los autos de Uber que nos llevaron al hotel y luego a la rentadora fueron una primera aproximación.

El tráfico es literalmente todo al revés: las rotondas (que hay muchas en Australia), las entradas a los estacionamientos, la forma de doblar, todo tenés que pensarlo bastante al principio.

Ya cuando subís al vehículo, incluso como acompañante, la sensación es rara.

Para los que preguntan por los cambios, para nosotros es casi obligatorio que el auto tenga caja automática. Esto simplifica mucho. Cuando fuimos y poníamos historias en Instagram, nos preguntaban por la ubicación de los pedales. Ahí son iguales que los nuestros en cuanto a la posición.

En el caso de mi esposa, al principio tenía problemas con mantener el auto en el lado izquierdo de la autopista, que es el carril lento. Tenía tendencia a pisar la línea blanca de la izquierda, pero se acostumbró rápidamente. El mayor problema fue el limpiaparabrisas y la luz de giro. Si lo pensaba, todo bien; ahora, en forma «automática», muchas veces para doblar probábamos a ver si llovía 🙂

Salvo ese detalle, que es una pavada, realmente se acomodó muy rápido y fueron más los prejuicios que lo que pasó en la práctica. Sin mayores problemas, manejó por rutas, pueblos y ciudades grandes. ¡Una genia!

Por otro lado, es raro ver que los autos te pasen por el otro lado del que uno está acostumbrado.

Y ni hablar cuando son camiones los que pasan por todos lados.

Como nota de color sobre el tráfico en Australia, nos sorprendió que ahí también se utiliza al cargar combustible la opción de «servite lo que quieras y pagame luego». Por suerte aclaran en el surtidor que robar es un crimen.

O sea, llegás, cargás y luego, tranqui, vas a pagar como quieras. Es muy cómodo el tema.

Ahora bien, como mencionamos en el título, el problema no es solo al manejar: también es para los peatones. Los autos vienen «al revés», siempre tenés que mirar para el otro lado aunque, en la práctica, nosotros mirábamos para todos lados, ya que siempre teníamos dudas de desde dónde venían.

Muchos viajeros visitan países en los que se maneja al revés, pero no alquilan un auto, y como peatón es común ver pintadas estas señales en las calles.

Mi recomendación: mirá para todos lados y no te confíes. Puede que tu parte automática te juegue una mala pasada.

Podemos concluir diciendo que, si bien no es algo para tomar a la ligera, no hay que tener tanto miedo ni esperar que sea un grave problema el tema de manejar del lado derecho. Tenemos que prestar atención al tráfico, seguir las indicaciones y todo saldrá bien.

Por las dudas, igualmente llevá seguro del auto que es parte del viaje siempre.


Todos los post del viaje a Australia en 2019

Una opción interesante para encontrar un alojamiento diferente es el sitio Airbnb. Suscribiéndote a través de este vínculo obtenés U$S 18 de crédito para tu reserva.


También te podría gustar...

29 Respuestas

  1. Adrian dice:

    Mi debut al volante del lado derecho fue en Nueva Zelanda. También fue mi debut en motorhome (completito). También era automático así que era un «problema» menos. De hecho las últimas veces que alquilamos, la condición esencial era que fuera automático. Y para completarla mis dos últimos autos también son así. Es un viaje de ida.
    Volviendo al manejo el único desliz que tuve fue porque en Nueva Zelanda las rutas generalmente son de dos carriles (por lo menos en la isla sur, en la norte si anduvimos por autopista). Pero los puentes son de una sola mano. Hay un cartel al llegar que indica quien tiene prioridad de paso. Después de cruzar mi primer puente, al salir del mismo, me fui instintivamente para la derecha. Por suerte no venía nadie de frente, aunque eso hubiera ayudado a que me diera cuenta. A partir de ahí optamos con los compañeros de viaje, cada vez que llegábamos a una rotonda u otro puente, a repetir en voz alta la frase: «Keep Left» 🙂

  2. Andres dice:

    Todo es al revés. Hay que acomodar la cabeza. Hasta la calesita gira al revés de como lo hace en Argentina. Por lo menos en Inglaterra aunque supongo que en Australia y Nueva Zelandia debe ser lo mismo.

  3. Ariel Fontana dice:

    Hola,
    Muy buenos los post como siempre.
    Mi experiencia (la primera) fue el año pasado en Malta, la verdad nos daba bastante cosa el manejo a la derecha pero es solo cuestión de animarse y vencer los primeros kms, ya después va todo bien. Lo que si esta siempre la tendencia a tirarse mucho para el costado del acompañante, es lo que me pasaba a mi, que en Malta, con unos caminos bastante angostos y uchos tramos con piedra al costado muchas veces estuve a punto de darle unos raspones a ese fiat 500 manual que habíamos alquilado. Posiblemente para hacerla mas facil un auto con caja automática es mejor, pero en este caso había mucha diferencia de dinero asi que valió la pena el manual.
    Saludos a todos y esperemos volver pronto a viajar de verdad!!

  4. Luis dice:

    La unica vez que alquilé un auto con volante a la derecha fue en Escocia. Es cierto que tenes que pensar bien las maniobras antes de hacerlas. Obvio alquile automatico. Solo tuve un cordonazo a baja velocidad el dia que retire el auto. Me llevó una semana acostumbrarme y manejar relajado y casi canchero, y pasado ese período llego justo el momento de devolver el auto. Me paso tambien luego de salir de un castillo instintivamente manejar por el lado derecho, en contramano, por fortuna no vino nadie de frente en el trayecto que lo hice que pueden haber sido entre 300 y 500 metros, y afortunadamente un auto atrás empezó a tocarme bocina y ahi me di cuenta…… ademas de p utear a mi acompañante, que es fundamental que esté muy atento al menos los primeros dias.

  5. MariaG dice:

    Te cuento nuestra experiencia manejando al revés: al volver de un road trip por España (hermoso!), volvíamos en febrero con un pasaje muuuy barato de Norwegian que había habilitado su ruta a Argentina. Entonces nos subimos en Barcelona y hacemos una escala en Londres. Elegimos la escala mas larga con el fin de bajar en Londres, alquilar un auto, ir hasta Salisbury y conocer las famosas Stonehenge que no había podido conocer en viajes anteriores. Jaja… un desastre!! Es todo al revés, pero según mi marido (en esta familia maneja el, yo solo ayudo por momentos) «menos mal que era todo ruta». Nos fue super difícil mantenernos a la izquierda, encarar las salidas de las rotondas, darnos cuenta de las formas de retomar y demás. Como dice Adran, mi tarea era recordarle mantenerse a la izquierda y recordarle a la salida la mano. No había demasiados autos y eso fue un punto a favor. Cuando volvimos a entregar el auto, tuvimos que retomar el camino para ir a cargar combustible… hicimos como dos kilómetros mas para poder retomar y entrar a la estación, jaja… un desastre. Si bien no nos metimos en contramano ni nada parecido, algunos bocinazos por ir demasiado lento pensando la próxima maniobra nos comimos. La conclusión de mi marido fue: nunca mas con volante a la derecha.
    De todas maneras, la visita a Stonehenge valió cada centavo de la escala!!!
    Una genia tu señora que se maneja todo!!
    Besos viajeros!!

  6. LucioF dice:

    Buen tema de post. Es más lo que parece en la previa que lo que es realmente la dificultad de invertir el manejo. Fundamental siempre mucha concentración aunque uno se habitúe rápido e imprescindible el copiloto que ayude también de manera constante. Mis experiencias fueron unos 2000 km por Sudáfrica y unos 3000 por Reino Unido e Irlanda. Sin dudas que caja automática facilita un poco pero en mi caso zafé bien con palanca de cambios con mano izquierda aunque en ambos viajes algún incidente por suerte menor hubo. Por ésto también muy aconsejable cobertura de seguro lo más completa posible. Y resalto otra vez la función del copiloto. Pablo quiero imaginar que no te habrás quedado dormido al lado de tu esposa.

  7. Guillermo dice:

    Es un embole pensar todo al reves y eso que estoy acostumbrado por ser zurdo, pero el manejar es imposible.
    La venganza del manejo al reves la tenemos en Gibraltar, ya que alli no se cambio el sentido de circulacion (aunque los ingleses lo solicitaron y no se lo permitieron) y tienen sus autos y camionetas con volante a la derecha y circulan por la izquierda, como en la mayoria de los paises.
    En cuanto a los carteles en el piso, con la llegada de las bici-sendas de doble mano, en CABA ya estamos acostumbrados a leerlos en el piso y asi y todo algun susto nos damos.
    Para mi el auto debe ser con caja automatica, es un camino de ida como dice Adrian.
    Genia tu señora, te la contrato para porximo viaje.

    • Pablo dice:

      Si, una genia. Con respecto a lo de Gibraltar, nos pasó en alguna isla de caribe que manejan como los ingleses, pero con auto de Estados Unidos.

  8. Maria del Lujan Segura dice:

    Jajaja yo hice nueva zelanda tambien! en auto! si puse como condicion que fuera automatico el auto! fue realmente muy divertido! Sobre todo porque en Queenstown estuve en un hotel que estaba en pendiente y tenia que sacar el auto marcha atras del estacionamiento! jajaja un mareo total! Basicamente no tuve ningun problema, sobre todo porque el GPS siempre decia «Remember always keep the left! » Tuve problemas tambien con la luz de giro y el limpia parabrisas! pero fue una experiencia inolvidable! Coincido que las rotondas son tremendas!
    Luego cuando volvi a Argentina fui a encender mi auto y me sente del lado derecho! jajaja Lo super recomiendo igual no es tan grave! lo que si a mi me pidieron en NZ fue el registro internacional… menos mal que lo habia hecho!

  9. Starla dice:

    Qué tema interesante. Un detalle es que acá siempre miro para los dos lados así sea calle de una sola mano, porque más de una vez vi a conductores yendo en contramano.

  10. Alvaro dice:

    Me resulta mas peligroso como peatón que como conductor porque no tengo referencias que el transito viene del lado contrario al que estoy acostumbrado.
    Tengo muchos kilometros manejados con volante a la derecha y las situaciones donde si hay que tener mucho cuidado son caminos rurales de noche. En esos caso la escasa señalizacion u objetos que den referencias en comparación a calles o autopistas te pueden jugar una muy mala pasada. En una calle te vas a dar cuenta que la vereda te queda del lado incorrecto, en un camino vecinal te va a costar mas darte cuenta que la raya del medio, si la tiene, te queda del lado contrario y mucho mas si es de noche.
    El limpiaparabrisas / guiño invertido se da solo en los autos de diseño japones, el resto lo tienen a la argentina. Siempre esta el tema de manejar la panca de cambios con la izquierda. En los que son de caja manual la disposición de los cambios es la misma pero al estar manejando en el asiento equivocado la primera es la macha mas alejada de tu cuerpo y la quinta / sexta las mas cercanas.

  11. polit alejandro dice:

    A todo esto que explicaste se agregan normas de transito diferentes y usos y costumbres no habituales. En algunos semaforos se puede doblar a la derecha y cortar a los que vienen de la otra mano o al entrar en una calle . Y doblar y entrar en tu carril sin esperar la lu verde. Todo con prudencia

  12. Maria dice:

    En Londres, un auto le frenó a cm, literal, a mi marido. Habíamos visto la casa de la película de Notting Hill y comenzó a cruzar mirando hacia el otro lado. No sabíamos cómo pedir disculpas y darle las gracias al conductor, por frenar.

  13. Fra Noi dice:

    He manejado varias veces con el volante a la derecha.
    Lo he hecho en Inglaterra, Escocia, Irlanda, y Sudáfrica.
    Este año 2.020 estuve todo Enero en Inglaterra y Escocia con auto durante los 31 días, a punto tal que cuando volví y al salir de Ezeiza, tuve que «reacomodarme» mentalmente para manejar como lo hago habitualmente acá.
    El único punto de relevancia para quien vaya a alquilar auto, es que deben dar preferencia a uno que tenga caja automática, porque siempre lo que más cuesta es acostumbrarse a hacer algunos cambios con la izquierda.
    Por lo demás, hay que tener cuidado durante los primeros kilómetros con las rotondas y la prioridad de paso, recordando que todo es al revés.
    Si les sirve como curiosidad y dado que he andado también en alguna embarcación menor en Escocia (no manejando porque no tenía carnet) existen también cambios en cuanto a las reglas de circulación en el agua.
    C.

  14. Lucas dice:

    No me tocó manejar con volante a la derecha, pero sí con una motorhome para 6 (Ford Transit) subir desde Dover hasta Edimburgo por el Este y bajar por el Oeste. Nos turnábamos entre 3. Pero no se nos complicó el manejar por el carril contrario. Sí teníamos miedo de las rotondas, pero nos acostumbramos.
    Incluso, si mal no recuerdo, la subida fué casi de un tirón. Paramos en Cambridge y de ahí sin parar hasta Escocia.
    Lo que sí me pasó al volver a manejar acá es que luego de tanto manejar la Transit, que tenía el freno de mano del lado izquierdo, cuando llegué acá luego de estacionar sentía que me faltaba algo…

Dejá un comentario