La fantástica Marisquería Santa Rita de Mar del Plata

Como marplatenses que somos, un diálogo espontáneo habitual en nuestra familia es «Che, ¿vamos a picar algo al puerto?»; y en realidad casi casi que estamos diciente «Che, ¿vamos a picar a Santa Rita?». Efectivamente, la Marisquería Santa Rita del centro comercial del puerto de Mar del Plata es uno de los lugares gastronómicos muy frecuentados por nuestra familia.

Se trata de un restaurante con especialidad en pescados y mariscos tradicional, con lindas instalaciones como para comer tanto al aire libre como en el interior en su salón. Observen las sillas, del estilo de las tradicionales sillas de playa marplatenses.

Cuando los días están lindos nos gusta estar al aire libre, además, parece mejor idea en estos tiempos de pandemia de COVID-19. Aquí estamos desde la puerta de ingreso al salón mirando hacia las mesas exteriores.

El sistema es semi autoservicio: primero te dirigís al mostrador para hacer tu pedido y dejarte tentar por las opciones. Hay unos carteles con el menú de opciones, pero en las exhibidoras vemos directamente las preparaciones con sus precios también. Además de eso, las señoras que atienden en este sector están siempre bien dispuestas a asesorarnos.

Después de elegir la comida, vas a la caja, seleccionás qué vas a tomar y pagás.

Y por último te dirigís hacia el fondo del salón para recibir tu pedido completo. A veces alguna cosita tarda más en salir y directamente ellos te lo llevan a la mesa.

El interior del salón tiene varias mesas dispuestas en planta baja, que en esto momentos están bastante separadas, acorde a los protocolos vigentes en cuanto a medidas de prevención ante el COVID-19.

Y también tiene un salón en planta alta en donde se podían reservar mesas y contar con atención tradicional, es decir no autoservicio, no sé si está funcionando ahora esta modalidad. Digamos que el lugar estaba «a media máquina», dada la época del año y la particular situación sanitaria reinante.

En la última visita nos pedimos unas rabas gluten free, pues teníamos una celíaca en el grupo de comensales.

También pedimos empanadas de atún y de langostinos, palitos de brótola y una ensalada de mariscos.

La verdad que nos dedicamos bastante a la charla y disfrutar de la comida, era parte de la larga despedida de Cintia, que se iba a vivir a Europa pero no quería dejar de visitar Santa Rita antes de irse. Eso y la sensación de estar en un lugar conocido, muy familiar para nosotros motivó que no estuviéramos tan atentos a tomar fotos, así que les comparto una aquí de hace tiempo en la que se aprecia mejor la ensalada de mariscos (no presten atención al precio que allí figura, así no nos hacemos todos mala sangre por la inflación). La foto tampoco es maravillosa, pues está tomada a través del vidrio de la exhibidora, pero estoy seguro de que ayuda a que se hagan una idea de cómo es la cosa.

Tomamos un vinito chico, una cerveza local y una botellita de agua.

No comimos postre, en esta visita a fines de abril y en pandemia el restaurante no estaba al 100% de su oferta, a diferencia de otras veces en que comimos allí, sólo ofrecían una opción de postre y no nos tentó.

Éramos cuatro personas y la cuenta fue de AR$ 3.300 en total (unos U$S 33 tomando la cotización oficial del dólar, unos U$S 20 tomando la cotización del dólar blue). Esta vez no había promociones bancarias en las que se pudiera obtener un descuento pagando con tarjeta, algo que habitualmente solía estar siempre activo en este lugar.

Para nosotros la Marisquería Santa Rita es símbolo de calidad y frescura, un lugar «de los nuestros», al que no pasa demasiado tiempo sin que le hagamos una linda visita y nos dejemos tentar con sus sugerencias.

Les dejamos al link a la ubicación de la Marisquería Santa Rita en el Centro Comercial del Puerto de Mar del Plata.

Ya que estamos en el tema, les dejamos otro lugar destacada ahí cerquita:

Puerto de Palos, gran restaurante en el Centro Comercial del Puerto de Mar del Plata (Argentina)



Nota: Esta publicación puede contener links de afiliación por los cuales recibimos una retribución económica en caso de que realicen una compra o contratación, sin esto implicar un gasto extra para ustedes. Más información.

29 Respuestas

  1. Agostina dice:

    Que ganas de ir 🤤🤤

  2. Lea dice:

    Bien por Santa Rita con las opciones gluten free y al mismo precio!

  3. MARTIN dice:

    Ufff con esta pandemia de mierda hace 2 años que no voy a MDQ… y si hay algo que extraño es ir al puerto y en especial a Santa Rita a comerme unos ricos bichitos que nos da nuestro querido mar y luego a Sierra de los Padres a comerme un buén asado y de paso comprar unas buenas verduras y frutas al costado de la ruta… Esperemos que la cosa mejore para las vacaciones de invierno y a lo mejor nos damos una vueltita por alla.
    Saludos.

  4. Ireny dice:

    Qué afortunados son en vivir cerca de un lugar así! Entiendo totalmente que Cintia quisiera pasar por allí antes de irse 🍤🍤🐙🦪🍻🍻

  5. Guillermo dice:

    Le voy a tener que dar otra oportunidad en breve, estuvimos en enero 2019 y no nos tentó ni un poquito, es mas no nos tentó ninguno del puerto, lugar al que íbamos habitualmente y terminamos en un restaurante de afuera del puerto. Pero vamos a darle una segunda chance.

  6. Matías G. Presta dice:

    Uyyy, qué rico todo eso. Unas ganas de volver. Espero sea en breve.
    Lo que nunca voy a entender es por qué las rabas cuestan más caras que en Buenos Aires.

  7. Luis dice:

    Me gustaria ir algun fin de semana de mayo, pero nose como esta el status sanitario?

  8. Maru dice:

    Que ganas tengo de una buena panzada de mariscos!! Tiren data de alojamiento BBB y me voy el finde largo de mayo, si no nos encierran 🙁

  9. Alvaro dice:

    Agendado, muchas gracias 👍

  10. Plebeya dice:

    Yo acá deshojando la margarita para armar o no el bolso (tengo reserva en MDQ para el sábado, pero hasta el viernes no sé si la voy a usar)
    Este post no me estaría ayudando a controlar la ansiedad. Santa Rita estaba agendada para el jueves y la acabo de pasar al domingo.
    COMO SON, EH??? Me desbarajustan todo jajaja

  11. Gustavo R dice:

    Buena noches!
    La familia propietaria de Santa Rita eran amigos de mis abuelos, pues las dos familias son parte de un club muy tradicional de Mardel.
    Mi abuela, que tenia restaurante, siempre elogió la limpieza de Santa Rita. Yo era chico, y siempre me decia, «mira, impecable todo! lo que me cuesta a mi que dejen todo bien limpio» 😛
    Ahora nos toca a nosotros disfrutar de sus manjares. Recomendada la picada fria (no les perdono haber sacado la picada caliente) y el pescado a la pizza (riquisimo!!!).
    Abrazo grande y que buena la despedida de Cintia 🙂

    • Cintia C. dice:

      Qué linda anécdota, Gustavo, le tenemos muchísimo cariño a Santa Rita. ¿Sacaron la picada caliente? 🙁 Otro abrazo para allá.

      • Gustavo R dice:

        Hola Cintia! Recuerdo siempre a la señora trabajando a la par de las chicas en las fritadoras, palo y palo. Conozco la marisquería desde que tenía otra ubicación, en una calle dentro del puerto😃 quizá alguno se acuerde, pero en esas épocas se usaban unos cubiertos descartables de color gris cerrado con blanco, una cosa rara 😆
        La picada caliente la habrán sacado hace como 3 años más o menos. Era una buena opción para probar un poquito de todo. Ahora le mandamos una fría y un plato caliente (rabas o pescado a la pizza son los que las nos gustan).
        Un detalle que siempre veo cuando los visito y que me hace recordar otras épocas es la foto del Maestro arriba de la caja donde te cobran.
        Saludos y que todo marche bien para vos👍

  12. Leo dice:

    La verdad q yo no le daria 2da chance a sta rita, el dia q fui , no habia mucha gente y espere mi plato mas de 40 min… me levante y me fui con las disculpas

  13. Eric dice:

    Muy recomendable por precio calidad y cantidad. Pero recomiendo ir fuera de temporada.sino es imposible la cantidad de gente que hay.

Dejá un comentario