El jamón ibérico no se guarda en la heladera

Comprar en negocios de barrio, atendidos por seres humanos que preparan los productos con sus manos y, por lo general, te hablan, es una de las experiencias de consumo de proximidad que más me gustan. En algunos viajes he sufrido un poco el no hablar el idioma y perderme la magia de esa interacción entre personas. Por suerte hablo español y puedo entregarme cotidianamente a conversaciones cuando hago las compras en mi barrio madrileño.

La semana pasada fui a una de las charcuterías de Lavapiés para comprar un poco de jamón ibérico (serrano, crudo o como lo llamemos según la ubicación) y resultó que el hombre que atendía empezó a contarme las diferencias entre los jamones de 20 euros el kilo y el que triplicaba ese valor. «El más económico es bueno, eh, va muy bien para unas tostas», dijo, y le pedí 250 gramos, ya que hacer unas tostas era mi objetivo.

Mientras cortaba esas hermosas fetas en la máquina, prolijas y perfectamente finas para hacer explotar de sabor cualquier pan o galleta, dejó salir una frase clave: «El jamón no va a la heladera (aunque quizás dijo nevera), hay que dejarlo afuera. Te lo doy este contenedor para que lo dejes así».

E inmediatamente después el viejito que estaba en la puerta (y posiblemente fuera familiar del charcutero/carnicero), reafirmó el poder de esa frase con las palabras «en la heladera pierde el sabor».

Se imaginarán que consideré sagrada su palabra y la cumplí al pie de la letra. Dejé el jamón fuera de la heladera por casi dos días y resultó muy bien: no perdió su sabor inicial, no se puso feo ni nada del estilo.

Así me reporto desde España, informando esas curiosidades que valen la pena. Les gustó tanto esta info cuando la publiqué en Instagram que no quise dejar de compartirla aquí también 😉

 

Nota: Esta publicación puede contener links de afiliación por los cuales recibimos una retribución económica en caso de que realicen una compra o contratación, sin esto implicar un gasto extra para ustedes. Más información.

 

29 Respuestas

  1. Adrian dice:

    Sabes que es un datazoooo

  2. Sonia dice:

    A mí fuera de la heladera no me dura ni 5′!! Je je..pero es verdad. Yo sabía incluso q el jamón crudo había que sacarlo un buen rato antes de consumir para que vuelva a adquirir sabor..es en antes y el después

  3. Guillermo dice:

    El jamón crudo/ibérico o como quieran llamarlo no se guarda, se come todo como dice Sonia.
    Charcutería palabra no utilizada entre nosotros, no perdamos la esencia de nuestros orígenes. Fiambrería seria mas apropiado.

    • Cintia C. dice:

      No hay ninguna pérdida en utilizar una palabra diferente a la argentina, es la magia del español y sus variedades. Si estoy en España, se utiliza el término «charcutería», refiero una anécdota que sucedió en un local que tenía ese nombre y la palabra resulta entendible, no veo que sea menos apropiado que fiambrería. Saludos.

      • Norberto dice:

        Mi abuela de Logroño me decía: donde fueres, haz lo que vieres

      • Guillermo dice:

        Es correcta tu respuesta, pero los lectores somos en su gran mayoría argentinos y si bien conocemos nuestra lengua no empleamos términos de otras tierras. No decimos ordenador como en España, usamos computador, ni tampoco aparcamos el carro, sino que estacionamos el auto, en España pregunto por el Metro, acá por el subte.

        • Cintia C. dice:

          Pues se irán mezclando ambos vocabularios en mi escritura, Guillermo, ya que ahora conviven en mi cotidianeidad (y en la de Info Viajera) los dos lugares 🙂 Por pensar un ejemplo, es como cuando fui a Reino Unido y les conté del Fish & Chips: no traduje a «pescado y papas fritas» para hacer el post e igualmente los lectores comprendieron que era una referencia a una cultura diferente que ameritaba usar un término propio del lugar.

          • Guillermo dice:

            Es una comida y como tal guarda su denominación de origen, no traducís goulash y sabemos que comida es. Por supuesto que vas a ir adquiriendo vocablos madrileños pero tu acento será argentino y por favor no difas “ta logo” por “hasta luego” suena espantoso en nuestro hermoso idioma.

            • Cintia C. dice:

              Pues decidí mantener la denominación de origen en charcutería también. No puedo prometerte qué voy a decir y qué no, pero por suerte en este espacio puedo expresarme como yo quiera 🙂

            • Guillermo dice:

              Me parece perfecto, ta logo

          • Norberto dice:

            Mi querida Cintia, admiro tu paciencia. No se para que gastás tanta pólvora en chimangos, el lector entendió perfectamente el significado de la palabra charcutería y entra en una discusión sin sentido solo para imponer su punto de vista. Los que participamos de este blog, quien más quien menos tiene un nivel cultural medio que entiende perfectamente el significado de las palabras dichas en castellano puro. Así que estoy totalmente de acuerdo que hables como se te canten los coj*…., perdón, los ovarios.
            *Iba a poner testículos como lo dicen los españoles y lo decían mis abuelos y mi mamá de Logroño jajaja.

    • José Luis Fernandez dice:

      Sr. Guillermo deje a los españoles y a su rey que hablen como gusten ….a los panelistas que saben de todo allá los llamamos tertuliantes…

      • Guillermo dice:

        Feliz día del padre José Luis, espero lo este pasando muy bien.
        Nunca mencioné a los españoles, a quienes respeto y mucho, tampoco hice mención a su rey, ya que no me interesa en lo absoluto. Relea bien lo comentado por favor.

      • Norberto dice:

        Estimado José Luis Fernández, Ud. Ha dado una excelente respuesta, pero siempre aparece el tertuliante de turno. Tertulian porque se creen que tertuliando destacan su cultura aunque solo demuestran su pacatez. Le envío mis respetuosos saludos.

  4. Mariana dice:

    Uno tiene esa costumbre cuando lo compras en la fiambrería de mandar a la heladera de una… pero, si pensamos en la “pata de jamón crudo” esa NO se guarda en la heladera. (Ni si quiera entra jaja) Tiene lógica el dato jajajaj

    • Cintia C. dice:

      Cierra por ese lado, es cierto.

      • Enrique dice:

        La diferencia radica en que los jamones «crudos» como los llamamos en Argentina a los de tipo «iberico» se hacen mediante el curado en medio salino que preserva la carne, y no van a guardado en frío. Con el hueso o sin él, da igual. LO dice quien produce su propio jamón crudo en casa! Si deben conservarse en frío los de tipo «cocido».

      • Sebastian dice:

        Eeehhh… No, no creo que cierre. Y es un derroche de energía.
        A menos que sea una pata chiquitita. O que ya quedé muy poco.
        🤡

  5. Matías dice:

    Esas cosas del cotidiano son hermosas. Salir a caminar hacer unas compras, charlar con el comerciante…

  6. Amalia dice:

    Cómo buena nieta de gallegos, es una de las cosas que primero se aprende!! Lo que es un buen chorizo y el jamón serrano . Me diste hambre!!!🤤

  7. Enzo dice:

    Hola Cintia. Estoy de visita por Madrid, primera vez! Jamón ibérico sé que consigo bueno en todos lados jeje. Pero sabrías de algún lugar secreto de lindos abanicos y a buen precio? Y de paso algún otro consejillo para descubrir algo fuera de lo habitual ofrecido al turista. Gracias!

Dejá un comentario