Un recorrido por la costa de Mar del Plata (Argentina): desde La Perla hasta Playa Grande

Aprovechando un hermoso día de Semana Santa, nos fuimos a recorrer un poco la costa de nuestra hermosa Mar del Plata para grabar y sacar fotos. Siempre pensamos que andamos por muchos lugares, pero no hacemos habitualmente el rol de turista en nuestra ciudad.

Salimos a caminar y recorrimos casi 6 kilómetros por la costa. En este post, te vamos a mostrar, con muchas fotos y video, los puntos más emblemáticos del centro de la ciudad.

Arrancamos nuestro recorrido desde la zona de La Perla, más precisamente en el balneario San Sebastián que es un clásico desde hace años (no tengo recuerdos de que no estuviese). Como vemos en las fotos, todavía quedaban algunas carpas armadas.

El mar está siempre presente y los guardavidas son una postal de la costa marplatense.

Salimos caminando para las playas del centro. Teníamos un largo camino por delante.

Fotografiamos algún barco en la costa, que son parte de nuestro horizonte.

Y no faltó alguna panorámica de la playa.

Ya saliendo de las playas de La Perla, encaramos hacia el paseo Dávila.

Pasamos por el monumento a Alfonsina Storni.

Y de ahí, caminando, nos encontramos con vendedores de diferentes productos, así como también con los tradicionales pescadores que pasan horas en búsqueda de sus trofeos.

Al final del paseo, llegamos a lo que fueron las viejas piletas de Punta Iglesias. Hoy han sido transformadas en la Plazoleta de Las Américas, con los tradicionales molinos de viento.

Ya desde ahí, podemos ver una de las postales clásicas de la ciudad: el muelle de los pescadores.

En la foto, podemos ver el puente que se hizo hace relativamente poco tiempo. Es un lugar en el que los turistas sacarán muchas de sus fotos.

Seguimos avanzando y nos encontramos con dos tradicionales playas: la popular y la Bristol. En el verano, son de los lugares preferidos por muchos turistas que vienen a la ciudad en busca de un poco de sol, arena y mar.

Se puede subir al muelle y caminar un poco, pero no llegar a la punta, ya que deberás ser socio del club de pescadores para ello. Igualmente te recomiendo hacerlo y tener una nueva vista, diferente.

Ya pasando el muelle, comenzamos a encontrarnos con un edificio emblemático de la ciudad: el casino. Antes vemos la pista de skate, en la que todos los días los chicos disfrutan del espacio.

Y los grandes, de sus espectáculos callejeros.

Por un ratito salimos de la costa, para pasar caminando por el tradicional Casino Central de la ciudad. Hoy se encuentra medio vetusto, pero siempre es tentador pasar a verlo.

Frente al casino están los tradicionales «trencitos de la alegría» con sus personajes particulares que te llevan a pasear por la ciudad.

Volvimos a entrar a la costa por la zona de la plazoleta Almirante Brown que separa el edificio del casino del hotel Provincial.

Y llegamos a los lobos marinos, esperando a la gente para sacarse la foto.

El camino te lleva a la zona de Las Toscas, ese lugar emblemático en el que, hace años, Juan Alberto Mateyko llenaba los domingos de verano de gente.

Y llegando más o menos a mitad del camino nos encontramos con otro de los edificios que son postales de la ciudad: el Torreón del Monje, hoy convertido en un café.

Seguimos adelante por el Paseo Jesús de Galindez. En esta zona, encontraremos una feria de artesanos, gente caminando y tomando mates y, por supuesto, los pescadores amateurs. Además, es un hermoso lugar para ver cómo impacta el agua sobre las piedras.

La siguiente playa a visitar fue la de Varese. Tradicional para los turistas y sobre todo para los que realizan actividades acuáticas como, por ejemplo, el stand up paddle. Hasta la guerra de Malvinas, esta playa se llamaba Playa de los Ingleses.

Vista desde arriba, es una hermosa postal.

En la zona encontraremos el monumento a Alberto Olmedo.

Ya siguiendo hacia adelante, estamos en el Cabo Corrientes. Este lugar tiene la particularidad de ser el punto más adentro del océano Atlántico de la Argentina.

Y, ya casi finalizando, pasamos por Playa Chica, aunque no tenga playa.

Un punto para destacar siempre es el parque San Martín en frente a la costa. Es un espacio para recorrer o simplemente sentarse a contemplar la vista.

Y llegamos al final del recorrido en lo que se denomina Playa Grande.

También grabamos video de todo y lo subimos a nuestro canal de YouTube. Te dejo el link por si nos querés seguir.

Y el video completo con todos los detalles del recorrido:

 

Aprovecho y agradezco a mi esposa Jimena que esta vez sacó las fotos del post.

  • Te dejamos más post de relatos de la ciudad de Mar del Plata en este link


Nota: Esta publicación puede contener links de afiliación por los cuales recibimos una retribución económica en caso de que realicen una compra o contratación, sin esto implicar un gasto extra para ustedes. Más información.

25 Respuestas

  1. Maria Veronica dice:

    Amo Mardel. Son las vacaciones de mi infancia, con mis abuelos, y de mi adolescencia, con mis amigos. Vuelvo cada vez que puedo y trato de que sea fuera de temporada!!!😁

  2. Santiago dice:

    Proximo post de mardel… paseos y plazas desconocidos.
    Otro compendio de restaurants y bares.
    Jaja son los que me vendrían bien para las visitas en los meses que siguen

    • Pablo dice:

      Restaurantes y bares hay muchos. Fijate en el link al final que pusimos

      • Santiago dice:

        Sisi, los tengo presente y visitados. Estudie alli y vuelvo cada tanto. Me encanta salir de la parte turistica y caer en algun clasico restaurant que lleva toda la vida haciendo lo mismo. O caer a alguna plaza o dar vueltas por av libertad o lugares asi, para mi no tan turisticos.

  3. Lola dice:

    Hermosa siempre, también me trae muchísimos recuerdos lindos de mis vacaciones (viví parte de mi infancia en Balcarce, estábamos a un pasito nomás). 🙂 Hace mil que no voy, ¡tengo que volver!

  4. Guillermo dice:

    Hermoso recorrido que también me hace recordar mi infancia. MDQ es linda en cualquier momento del año.

  5. Matías dice:

    Es hermosa. Me trae muchos recuerdos de cuando íbamos de vacaciones cuando éramos chicos. Siempre volvemos, pero menos tiempo que antes.

  6. chicos, soy de El Bolsón, pero objetivamente creo que no hay ciudad más linda que Mar del Plata en Argentina (y recorrí casi todo). Re lindo post 🙂

  7. Fer dice:

    Hermosa Mardel, estuve este finde que estuvo muy lindo el clima y voy desde que tengo memoria (y tengo 57 . . . ). No hay cuidad en el mundo con ese paisaje y esa barranca verde frente al mar. En el viejo bar Nudos (ahora restaurante) en el muelle de pescadores, nos conocimos con mi esposa hace 38 años, por eso también Mardel siempre es nuestra referencia.

    Una duda: cuando mencionás Playa Chica decís que antes era la Playa de los Ingleses. Cuando yo era chico, se le llamaba Playa de los Ingleses a parte de lo que hoy es Varese (que también tenía ese nombre) pero que a diferencia de ahora, no tenía los espigones y el agua golpeaba los paredones y había algunos hoteles ya abandonados que fueron derribando con los años. Alguno tenía incluso un «puente» que pasaba por arriba de la calle. En Invierno era lindo pasar con el auto y que el agua pasara por encima cuando golpeaba fuerte los paredones. Playa Chica, creo, siempre se llamó así . . . Pero es consulta nomás, ustedes son marplatenses. Yo me siento marplatense, pero no lo soy, jaja.

    Saludos

  8. Juan dice:

    No conocía Mar del Plata. Fui en Noviembre pasado, un viernes creo. En mi opinión es una ciudad que perdió el brillo y esplendor que alguna vez pudo tener. En sí estaba bastante sucia, eso que fuimos un día de semana por la mañana. Me llamó la atención el hotel Provincial, interesante arquitectura pero era muy loco ver como aún sigue abierto estando vacío. El Casino pensé estaba en ruinas en verdad. Lo mismo el hotel Hermitage, con su marquesina oxidada y vetusta. Lo más loco fue ver esa «saladita» improvisada en la Bristol; totalmente innecesario. Caminé un poco por la peatonal, mucha gente ahí, y en definitiva opté por seguir viaje e ir a conocer el complejo Chapadmalal, el cual a pesar de estar en obras no creo puedan levantar sin inversión privada. Eso sí, el paisaje allí me pareció hermoso y tranquilo. Espero algún día volver a la ciudad y encandilarme con su brillo…

  9. Carlos Javier dice:

    Durante muchos años en mi infancia/ adolescencia fue la ciudad de las vacaciones familiares así q como millones tengo Un montón de recuerdos imborrables, q con el paso del tiempo y algunas ausencias se cargan de nostalgia. Por esas cosas de la vida luego deje de ir, volví este año en Carnaval, y si hay cosas q han mejorado, y cosas q se ven muy venidas abajo, pero creo q después de tanto tiempo ninguna ciudad es igual. A veces. Se dice que cuando uno recuerda o extraña un lugar en realidad está extrañando o recordando la época q corresponde a ESE lugar, porque no se extrañan los sitios , sino los tiempos, y en mi caso creo q es así. Sentí mucha nostalgia esos días en La Feliz. Seguro voy a volver pronto, me quede con ganas de más. saludos

    • jlcota dice:

      Imagino, Carlos, sabemos de muchas personas que atesoran vivencias únicas aquí en Mar del Plata, recuerdos que los conectan con personas que fueron importantes en sus vidas, situaciones especiales y cosas lindas en general.

    • Guillermo dice:

      Muy bueno eso de que se extrañan los tiempos 👏👏👏👏

  10. Plebeya dice:

    GRACIAS! Por mi realidad familiar y económica son pocos los posts de viajes que me detengo a leer. NO SE ASUSTEN! Chusmeo todos
    Amo Mardel fuera de temporada. Mi actividad favorita es:
    1.Sacarle fotos al mar rompiendo contra las rocas (ni parecido a lo que lograron uds ahí arriba)
    2. Los langostinos Olivia de Santa Rita (digamos todo jajaja)
    Una intriga que me despertó el post es saber si ustedes tienen fotos con los lobos

  11. Andres dice:

    Mi lugar en el mundo, mi infancia durante las vacaciones, amigos familia, ahora mis hijas, siempre en la zona de alfar y el faro. Hace 38 años que veraneó en mar del plata ininterrumpidamente, este año tuvimos oportunidad de ir a barril, y mis hijas de 17 y 14 decidieron que vayamos a mar del plata.

Dejá un comentario