La Cabaña del Bosque, casa de té en Mar del Plata (Argentina)

Desde hace tiempo teníamos pendiente la visita a un lugar maravilloso que está en la propia ciudad en la que vivimos y, hace unos días, pudimos realizarla.

Fuimos a La Cabaña de Bosque en Mar del Plata (Argentina) y realmente disfrutamos la visita en forma completa, más allá del té en sí mismo.

Te dejamos el relato de nuestra experiencia.

Ubicación

La cabaña se encuentra dentro de la Reserva del Bosque Peralta Ramos. La dirección exacta pueden verla en el mapa: Calle sin nombre, Mar del Plata, Provincia de Buenos Aires.

Nosotros fuimos en nuestro vehículo, pero hay opciones en transporte público que te dejan en la puerta del bosque. Con respecto a los horarios, varían según la estación, por lo que recomendamos verificarlos antes de ir.

El lugar

La Cabaña del Bosque fue en sus comienzos una vivienda, hasta que hace ya más de 25 años se ha convertido en este espacio.

Más allá del te, el café y sus cosas ricas, es un espacio abierto a la comunidad para encontrarse con el arte en diversas formas, como la pintura o la lectura.

Es de esos espacios que disfrutás recorrer, encontrando pequeños detalles en su decoración que hacen de la visita un momento mágico.

Obviamente aprovechamos y probamos algunos de sus tés que son tan especiales. Cada uno viene a la mesa directamente en tu tetera. Aclaramos que, en el caso de ir más de una persona, pueden compartir una de estas teteras.

Por el lado de la comida, hay muchas opciones. Notamos con mucho agrado el concepto de lo simple, la pastelería parece la «torta de la abuela». Sin gran sofisticación en los nombres, simplemente comimos una torta invertida de manzana y una torrada catalana con jamón crudo.

Para ver el detalle del menú y sus precios, te dejamos el código QR.

En la familia de Infoviajera, si nos seguís, ya sabrás que tenemos una persona con requerimiento de comida sin gluten. En este caso, nos ofrecieron varias opciones que están selladas para evitar la contaminación, cosa que nos agradó sin dudas.

Aprovechando el recorrido por el lugar, vimos varios artefactos como este piano que nos llamó la atención.

Yendo para la parte de arriba, además de la posibilidad de comer y tomar algo, encontramos un espacio realmente especial.

La luz de la mañana teñía sus objetos, haciéndote sentir que no querías irte y disfrutar aunque sea un rato sentado.

En la parte exterior, encontramos este estanque con peces y hermosos pasajes en el bosque en los que podremos caminar y sentarnos a disfrutar de la naturaleza.

Tiene opciones para comprar diferentes tés también, si querés llevarte algo de su teashop.

Sin dudas es un espacio para conocer y disfrutar, tanto si venís a visitar Mar del Plata como si vivís en la ciudad. Queremos aprovechar para agradecerle a Sonia que nos dedicó su tiempo para charlar y pasar un momento inolvidable.

Si querés ver un poco más, te dejamos este video:

 


Nota: Esta publicación puede contener links de afiliación por los cuales recibimos una retribución económica en caso de que realicen una compra o contratación, sin esto implicar un gasto extra para ustedes. Más información.

9 Respuestas

  1. GeorgiusRafa dice:

    Nosotros fuimos el verano pasado y la verdad, no nos gustó mucho. La pastelería es bastante medio pelo y para esta calidad, los precios son elevados.
    Es verdad que siendo de Bariloche la comparación gastronómica entre este tipo de lugares (casas de té, etc) se hace difícil.
    La decoración y ambientación está muy buena, pero en nuestro caso el servicio fue malísimo y las tortas, olvidables.

    • jlcota dice:

      Uhh, qué lástima, nosotros probamos algo salado y algo dulce, lo salado estaba buenísimo, lo dulce era como una torta casera, rica, pero más bien sencilla. Seguro volvemos y probamos otras opciones.

      • GeorgiusRafa dice:

        El lugar es lindísimo y como opción en Mar del Plata nos pareció interesante para descubrir. Pero no volveríamos. Nuestra experiencia fue floja digamos.

  2. Mariano dice:

    Creo que también tenían en su momento la cuadrada en el centro. Que era toda una experiencia distinta en sus tres niveles. Me acuerdo que lo original era que las tazas eran todas diferentes.

  3. Lorenza dice:

    Hola fui este año y la verdad tampoco me gustó. Ni bien llegas es un lío encontrar la entrada, está mal señalizado. La atención no es buena, las sillas son super incomodas y están como desniveladas. No lo recomiendo en absoluto.

    • GeorgiusRafa dice:

      A nosotros tampoco nos gustó. Creo que lo único rescatable es el lugar físico (jardines, bosque, tranquilidad) y la decoración. El resto es sumamente olvidable y calidad «dudosa». Ni hablar de la atención, pésima en nuestro caso.
      Deberían tener otra administración nueva para darle otra oportunidad. Pero hasta que esto no ocurra, nosotros no lo recomendamos a ninguno de nuestros amigos y familiares.

  4. Eodo dice:

    Gracias por poner el QR, aunque sean precios de agosto, es realmente revelador…

Dejá un comentario