Confesionario: ¿Viajeros pícaros o ladrones y tramposos?

Por nuestra actividad compartimos muchos diálogos con otros viajeros con los cuales tenemos distinto grado de vinculación, desde familiares y amigos de toda la vida hasta simples conocidos. Cuando en esas charlas se rompe el hielo y se van haciendo animadas, frecuentemente aparecen relatos sobre algunas “picardías viajeras” que han cometido.

Hemos notado que los relatos de estas “picardías” suelen surgir básicamente por tres motivos: 1) Para jactarse de lo piola que es uno, 2) Para avivar al interlocutor y compartir la información “secreta”, 3) Como necesidad de confesión.

Aclaración: En lo sucesivo utilizaremos el término “Picardía” para referirnos a cosas como hurtos y pequeñas estafas; esto no significa que lo consideremos todo equivalente, más abajo reflexionaremos sobre ello.

¿Cuáles son las picardías que suelen cometer los viajeros?

Sería imposible cubrir en un sólo post el extenso y siempre cambiante espectro de picardías que cometen los viajeros. Vamos a mencionar algunas de ellas a modo de ejemplo.

  • En el avión: Un clásico de los clásicos es “llevarse la mantita”. Hay algunos viajeros que suponen que en realidad es un regalo y que pueden llevársela. Una vez llegando a Estambul en un marzo muy frío nos sentíamos “apegados” a la mantita que nos había estado acompañando durante tantas horas y se dio el siguiente diálogo con un azafato antes de bajar del avión:
    Nosotros: — (Con la mantita en la mano) Can we keep it? (¿podemos conservarla?)
    El Azafato: — (Con cara de distraído) I didn’t see anything (Yo no vi nada)
  • En el hotel:
    • Colector de souvenirs
      • Nivel básico: llevarse todo lo que parezca amenitie (cositas que nos dejan gratis) como el shampoo, la crema enjuague, las pantuflas, la lapicera, el anotador y hasta la cofia para la ducha.
      • Nivel extremo: quienes cruzan la raya y se llevan cosas como las toallas o las batas de baño.

      Desayunador:

      • El que no pagó por el desayuno, aprovecha que no controlan y se mete al desayunador saludando como si nada.
      • El que ni siquiera está alojado en el hotel pero sabe que no controlan, entra como si estuviera alojado, disimula un poco y pasa directo al desayunador.
  • En la Sala VIP: Algunas salas son una maravilla, llenas de tés especiales, aditivos para el café, azúcar de distintos tipos, etc. Hay quienes llenan la mochila o cartera con estos irresistibles elementos. También aquí tenemos el nivel extremo, quienes se encariñan con cubiertos, vajilla y cosas aún más significantes.
  • Online: Esta es quizás la manera más fácil, en la que menos involucrado se siente el viajero pícaro y en la que percibe menor riesgo de ser descubierto, veamos algunas variantes:
    • Mentir sobre la nacionalidad o lugar de residencia: por ejemplo decir que residen en Brasil para aprovechar beneficios del programa Smiles exclusivos para residentes brasileños.
    • Dejar falsos comentarios: Como confesó el lector Mariano en este post.
    • Llenar encuestas falsamente: Hay sitios que realizan encuestas dirigidas a ciudadanos de USA y hay quienes utilizan programas que simular que están en USA, completan las encuestas y ganan puntos que luego canjean por dinero, millas u otros beneficios.

Como dijimos, resulta imposible enumerar todas las picardías que cometen los viajeros, además no las sabemos todas 🙂

Importante: En el título nos preguntamos ¿viajeros pícaros o ladrones y tramposos? Aquí cada uno tendrá su opinión, pero más o menos las posiciones podrían ser:

  • Intransigente: Piensa que cualquier robo o hurto por pequeño que sea te convierte en ladrón y cualquier mentira te convierte en tramposo.
  • De acuerdo al grado: Opina que llevarse los amenities del hotel o una colección de saquitos de té sería una picardía, robarse las toallas ya cruzaría una línea y pasás a ser ladrón sin escalas.
  • Robin Hood: Cree que está bien robarle o estafar a las aerolíneas o a los grandes hoteles, después de todo ellos se aprovechan cobrando precios exorbitantes cuando más los necesitamos, en algunos casos tratan mal a su personal, evaden impuestos y cosas por el estilo. Cada ventaja que se le saca a estas grandes empresas es un tiro para el lado de la justicia y quien lo hace es un justiciero.

Pero en el título del post también dice “Confesionario”. Nosotros ya hicimos nuestra parte, les contamos sobre esa mantita que nos llevamos del avión al descender en Estambul. Ahora ustedes pueden hacer sus confesiones o, si nunca han hecho algo indebido, confesar a algún “amigo”… Por ejemplo:

Yo tengo un amigo que estando en Puerto Iguazú se coló con la novia durante una semana en el desayuno buffet de un hotel en el que no estaba alojado.

Esperamos leer las confesiones sobre picardías viajeras 😉

 

También te puede gustar

222 Respuestas

  1. Leonardo dice:

    No viajo desde agosto y se va agotando
    https://snag.gy/cd9uHO.jpg

  2. magrimu dice:

    Jajaja

  3. Ximena dice:

    En casa tenemos mantitas de todos colores de Latam y Qatar

  4. No voy a negarlo, acopio las mini porciones de Nutella y té Twinnings de los hoteles, acá son escasos y muy caros.

    Otra es que hace un mes volví de Europa y viajé una vez gratis en el tren de la Circumvesubiana; la cosa fue así: llegué a Nápoles un domingo a las 21.30 de la noche y el útimo tren a Amalfi salía en 5 minutos. Fuimos corriendo con mi vieja y llegamos de pedo con el tren llegando a la estación, a pesar de que uno que pedía monedas (y que gracias a que nos guió llegamos a tomarlo) nos dije que no compremos los boletos yo lo hice porque si me llegaban a querer bajar de ahí no sé a dónde me iban a dejar (es un día y horario horrible para viajar, si pueden evítenlo).
    El molinete estaba abierto por lo cual pasamos corriendo con las valijas porque el tren estaba llegando, la cosa es que al no pasarlas (funciona como un subte pass) nos quedaron así que las usamos en el viaje de vuelta.

    Y viajé una vez gratis en el subte de París, como contó una chica más abajo, se me venció el ticket pero no por día sino por sección y como no hablo el idioma y ya me venían tratando mal me metí de sopetón.

    Y estando en Irlanda visitando a una amiga viajamos gratis en el Jerbis, igual ella (que estaba viviendo allá) ya tenía muchas de estas tácticas adquiridas, jaja.

    Creo que nada más

    • Cintia C. dice:

      Buenas historias, Verónica. Conozco algunas en París que terminaron mal, pero bien que zafaste 🙂 Saludos

      • adrián dice:

        Si, es cierto!!!! Ya me había olvidado.
        En una oportunidad tuvimos que hacer una combinación en el subte de París, y era medio complicado, subimos, bajamos, pasillo y más pasillo, lleno de gente. Cuando nos quisimos acordar, estábamos del lado de afuera del molinete…
        Y bueno… Vino la indignación y el argentinismo. Esperamos que pase una persona, que parece que ya tenían claro que estábamos esperando, y pasó intencionalmente por la puerta para discapacitados. Aprovechamos y pasamos nosotros, que éramos cinco.
        Luego todo bien. Zafamos también.
        Saludos.

        PD: mantitas, shampoos, etc.., también hay. Y también nutella en miniporciones. jaja

  5. Maru dice:

    Este es el mejor post del año lejos! Obvio que tengo un cajón lleno de amenities, y ni hablar de las mantitas, saber que son “robadas” las hace más calentitas! 🙂 Pero tengo un par de situaciones que se destacan:
    – Año 2007, a mis 16 años hice un intercambio escolar a Dublin con mis compañeros, acompañada de mi profesora de Inglés. ELLA MISMA nos inició en el arte de la picardía y nos indicaba cuando ninguno de los que controlaban en el desayuno miraba, para poder prepararnos sanguchitos extras y guardarlos en nuestras mochilas, y así no tener que gastar en almuerzos. Igualmente siempre me llevo del desayuno alguna fruta, o algo para más tarde… Nunca supe si estaba permitido o no.
    – Un mes y medio después, todos volvíamos cargadísimos, con bultos extras y exceso de equipaje algunos… Ella se encargó de indicarle a la aerolínea muy sutilmente que no les convenía tener ningún tipo de inconvenientes ni de cargos extras para con este grupo de “hijos de congresistas y políticos importantes”. JAJAJA
    – Ya más crecida me fui de mochilera a Peru. Me hospedé en un hostel con unos amigos que conocí en el viaje, y el mismo hostel ofrecía el traslado hacia la Hidroeléctrica donde se inicia el camino a pie a Aguas Calientes, un servicio por el que nos habían cobrado 80 soles. Todo perfecto a la ida, pero a la vuelta, por un derrumbe, nadie nos quiso subir a las combis y pretendían dejarnos varados en el medio de la NADA sin carpas ni bolsas de dormir. Gracias a Dios no fue así sólo porque cortamos el camino y exigimos que nos lleven de regreso. Al llegar de vuelta al hostel, reclamamos la pésima actitud del transportista y por ende, algún tipo de resarcimiento. Ante esto, la empresa reaccionó aún peor y nos echaron del hostel. Yo no había saldado mi cuenta, así que me fui sin pagar un solo peso de 5 noches que pasé allí. Por lo menos para mí, fue una win-win situation jajaja.
    – En un vuelo de Delta, ni bien subí al avión fiché que la última fila de atrás de todo, estaba COMPLETAMENTE VACIA. Dormí todo el vuelo acostada a lo largo de la hilera de 3 asientos del medio, feliz, con 3 mantas y 3 almohaditas. Babeo de sólo recordarlo.

    • Maru dice:

      AH! Y no sé si saben que Lufthansa tiene disponible en las zonas comunes del avión chocolates como Toblerone, Milka, etc, junto con agua, soda y jugo a disposición de los pasajeros….Adivinen quién cubrió y sobrepasó su cuota de chocolates durante todo el viaje? 🙂

  6. Pablo Quilis dice:

    Hace unos años utilicé robots en una web que se llamaba Club Bing. Con eso juntaba 12.000 millas de American Airlines por semana. Mientras duró, junté para canjear 5 pasajes a Miami gratis !. Que nostalgia, como te extraño !

  7. Maximiliano dice:

    Mejor no comentar… seria como confesar un cuasi-delito jajaja

  8. Alex dice:

    Me mató lo de los que entran a desayunar a un hotel en el que ni siquiera estan hospedados o los que no pagaron el desayuno e igual lo hacen. Me moriría de los nervios 🙂 LA verdad que los amenities estan hechos para ser llevados asi que ni califica como picardia. Una sola vez llevé una toalla. Viajaba a Costa Rica en plan econòmico y me di cuenta que no llevaba toalla (hace 15 años ya). Entonces, cometí el delito en un hotel en Buenos Aires. Pero solo por necesidad 🙂 Nunca lleve una bata de baño ni una manta del avion 🙁 La bata la veo dificil de llevar, pero la manta, me parece que me dieron una idea…

  9. Jimena dice:

    Un método que fue perfeccionandose con el tiempo. Época maravillosa! Varios fuimos los beneficiados.

  10. Nico dice:

    Coincido q es el post del año, tremendo!!
    Y muy arriba en el top historico.

  11. magrimu dice:

    Curioso… Votar como post del año al que habla y enseña sobre choreos-trampas-viveza criolla, reconfirma el contenido del mismo! 😛

  12. magrimu dice:

    Para mí otros fueron los posts del año!!!

  13. Gonzalo dice:

    Nunca me lleve una mantita ni nada del salón vip que no me entrara en la panza, si los shampoo y los jaboncitos de los hoteles.. Creo que me delataria la cara en un segundo! Jaja una vez me lleve la bolsita de papel para vomitar del avión, jajaja estaba re descompuesto. Me llevo el premio al robo más insignificante!

    No se si entra en la categoría, pero en un parque de orlando me encontré un pase de comida. Me pusieron una pulserita y toda la familia comió gratis ese día. Comimos de todo! Tuvimos que volver otro dia a todos los juegos que no entramos por estar comiendo jajaja

  14. adrián dice:

    Inolvidables y vergonzozas comilonas en las queserías en Amsterdam, atacando sin piedad los innumerables platitos de degustaciones que los generosos holandeses ponían a nuestra disposición.
    Saludos.

  15. lucas dice:

    llevo credenciales falsas de periodista y tripulacion de crucero en todos mis viajes para entrar en los descuento de hoteles, museos, festivales…no me juzguen!

  16. Cesar dice:

    Luna de miel en Phi Phi, los primeros días nos quedamos en el Cabana después decidí, como eran todos los días de excursiones, cambiar de hotel a un módico, pero fue imposible encontrar un desayuno igual al buffet del Cabana, así que pasado un par de desastrosos desayunoa volvimos, como ya les usabamos la pileta! hicimos relaciones con una pareja de italianos, testeamos habitación y si desayunaban, todo estaba listo así que de ahí nuestra gran hazaña a contar, la verdad el mejor desayuno que he probado!!! jeje

  17. NESTOR dice:

    De esto no me quedó nada material importante pero si la alegría de haber podido saltear una estupidez reglamentaria. En el aeropuerto de Cancun embarcando con destino a Ciudad de México llevaba un líquido para mis lentes de contacto que iba a ser imposible de reemplazar en México. El frasquito plástico era de 110 ml y estaba con un cuarto de su contenido. Yo ya había viajado en el vuelo de ida de Buenos Aires a ciudad de México y de ciudad de México a Cancun con ese dichoso frasco en el equipaje de mano sin problemas y por eso no lo despaché. Yo ya sabía que viajar a USA con ese frasco era imposible, pero los mexicas de seguridad se lo tomaron en serio y no hubo caso. Me dijeron: el frasco no pasa!! Vaya y despachelo. Sucede que un frasco no se puede despachar si no es en un bolso o aunque sea una caja, cosa que fue imposible de conseguir en el aeropuerto y menos con el tiempo contado. Asi que me lo enganche bajo el pantalón apretandolo con el cinturón y como era plástico me mand+e por el detector y pasé sin problemas. Mi mujer que ya me estaba esperando con el equipaje de mano que era superpesado por unas artesanías de cerámica que habíamos comprado me pide que la ayude y en ese momento siento que se me empieza a deslizar el frasco por debajo del pantalón. Fue comiquísimo recordar como yo me iba alejando a toda velocidad de la zona de control contorsionandome para que no se siga escurriendo el frasco y mi mujer atrás pidiendo a los gritos que la ayude y sin explicarse porque caminaba tan raro y metiendome en el primer baño que encontré perseguido además por la paranoia de que me vigilen por alguna cámara. Cuando le conté lo que había hecho nos reímos mucho de como nos burlamos del mexicano “cara de nada” que me dijo terminantemente este envase no pasa. Jaja. Aguántate pinche cabrón!!

  18. walter santos dice:

    Rio-Shoping… entras al estacionamiento y te dan el tiket…al salir hay que pagar en caja…pero si encaras la salida y se te forma fila…el guardia gentilmente con un tarjeta “llave” te abre y te deja sali…
    Tip solo valido para temporada alta!!!

  19. Andres dice:

    Hace 20 años viajé a europa (tenía 17) y me traje 12 juegos de tenedor cuchillo y cuchara metálicos de Varig. Todavía en mi casa quedan algunos 🙂

  20. Andres dice:

    Crucero desde Miami a Nassau. Llegamos salimos a recorrer el centro y nos tomamos un taxi para ir a la playa. El taxista nos lleva hasta un lujosisimo hotel y nos dice bajen. Nos miramos con mi esposa y le decimos: queremos ir a la playa no al hotel. Nos responde: Hotel’s beach go!.
    Entramos al hotel como si estuvieramos alojados ahí. Sacamos toallones del hotel para no mojar los nuestros y encima nos hicimos amigos de unos brasileros q estaban alojados en el hotel, asi q cada vez q ellos se levantaban a buscar bebidas nos traían algo para nosotros

  21. Mar del Norte dice:

    No voy a dar detalles, pero descubrí un error en una aerolinea que me hace el 20% de descuento con un codigo que se “olvidaron” de caducar…

    🙂

  22. Elvis dice:

    jajaja me rei tanto, quizas porque ya hice de todo un poco! tengo toallas de la red Accor, amenities de American Airlines y Latam como las mantitas, y el del desayuno nunca vi la posibilidad de hacerlo jaja Ahh y la picardia premium para mi es comprar boletos con precios irrisorios por los errores de las compañias aereas!

  23. Andres dice:

    Siguen aflorando recuerdos:
    En el Disney´s Pop Century hay maquinas para lavar y secar la ropa y expendedoras de jabón y suavizante, mi mujer pasaba la tarjeta y le tiraba error recien en la 5 o 6ta vez “aprobaba” la compra y sacaba producto o podia usar las maquinas.Cuando me comenta entro a la pagina de visa para controlar que no nos hayan cobrado varias veces lo mismo y me doy cuenta que esa tarjeta estaba sin margen (la habíamos reventado en los outlets) así que no se por que extraña razón al principio daba error pero después lo “aprobaba”, nunca vino descontado ese gasto
    Y en Miami cuando retiramos en auto de Alamo me gustó mucho una Chrysler Town and Coutry que estaba en una fila superior, así q con mi mejor cara de gatito de Shrek le fui a pedir a un empleado si la podía cambiar, medio a regañadientes me dijo que si, así que tuve 17 días la Town and Country

  24. Marcelo dice:

    No puedo creer que algunos viajeros piensen que cometieron un robo o una picardía si se llevan un te, un shampoo, una manta, una toalla. Yo no lo hago porque me gusta viajar liviano y no llenarme de basura. Pero si me gustara, no calificaría ni siquiera para picardía.
    Pero sería bueno discutir la situación inversa (el 99% de los casos), cuando los viajeros somos víctimas de estafas, engaños y fraudes profesionales. Escribo esto porque en este mismo momento intenté hacer una reserva en el Generator Paris (una corporación) con el código de descuento que ustedes promocionan y resulta que si vos entrás poniendo ese código de descuento el precio final es IDENTICO a que si entras a reservar sin el código de descuento. Entonces la promoción de 20% de Generator de descuento es una estafa y un engaño más. Hablemos de esto también.
    Abrazo
    Marcelo

    • jlcota dice:

      Epa, comentalo en el post en que lo mencionamos así otros viajero lo ven. Esperemos que se trate de un error y que lo corrijan. Saludos Marcelo.

    • magrimu dice:

      Disculpame que disienta, Marcelo.
      Mientras el hotel/avión no te diga: “puede llevarse lo que quiera”, no deja de ser un robo. Porque si no, con ese pensamiento de que si pagaste te corresponde, entonces podrías llevarte las sábanas, el colchón, etc…
      Distinto es el caso del té, shampoo… si te estás llevando los que pusieron para que consumasy no usaste, está todo bien. Ahora si te llevás más de los que corresponden por persona, entonces ya sería un “robo”. Pequeño pero robo al fin! ja
      Como los hoteles/aerolíneas ya contemplan ese gasto dentro del presupuesto (y seguramente lo estén incluyendo en el precio) no dicen nada. Pero es tarían en su derecho en decirte: señor, no se lleve las toallas. 🙂

      • Marcelo dice:

        Hola Magrimu, por principios es exactamente como vos decís, así sea un saquito de te no deja de ser un robo. Pero (un poco off topic) yo planteaba que a veces nos creemos pícaros por llevarnos una toalla de un hotel que pagamos 100 dólares por noche engañados con alevosía con supuestos descuentos de temporada baja y resulta que esa misma habitación en temporada normal sin promociones cuesta lo mismo o menos.
        Yo ni por todo el oro del mundo me llevaría esas toallas o mantas mugrientas, pero si fuera el caso, ¿cuánto sale una toalla de un hotel bueno? ¿3 dólares? Come on. Hay algunos hostels muy bien calificados que “alquilan” toallas por 5 libras en el centro de Londres.
        Sí no es chiste. Vi gente pagarlos.

  25. paula dice:

    Como me gusto este post y leerlos a todos!!! obvio q somos personas con una educacion suficiente para trabajar y no salir a robar, x lo q aunq algunas cosas no correspondan, yo las encuentro mas dentro de la categoria de picardias… tal vez pocas califiquen como pequeñas estafas, pero creo q todo esta calculado, las empresas no son tontas sino no serian lo q son. Ahora bien!!! no confío en mi capacidad para hacer ciertas cosas pero como los envidio!!!!! me encantaria tener el coraje para experimentar desayunar en un hotel del q ni siquiera sea húesped… aunque estoy segura q ese día el mundo entero se enteraria de mi humanidad xq seguro me delato sola. Si tomo los amenities de los hoteles p usarlos afuera o en mi casa en caso de necesidad, pero la verdad es que llevo mis cosas xq las de los hoteles no me gustan, ahora bien, son objetos de servicio q interpreto q si los usara in situ tbn. seria lo mismo, ya las toallas o toallones son re utilizables x lo q si bien son parte del servicio, no son obsequios. Y lo q si he tomado prestado, son las bolsitas de papel del avión habida cuenta q recorde haber olvidado de cargar las ziploc y las de papel me parecieron practicas para transportar sandwiches hasta tanto comprar ziploc en destino, no todos los lugares tienen un super a la vuelta de la esquina q venda ziploc y p un 1er. dia de apuro consiguiendo a penas fiambre y pan, me fueron muy útiles.

    • Gustavo R dice:

      Que bueno es llevar unas cuantas ziploc en la valija y en la mochila 🙂 Recuerdo que en el aeropuerto de Florianopolis, cuando pasamos la revision preembarque, me llamaron la atencion por la cantidad de liquido en la mochila. En el desk de Gol, nadie me dijo nada, y como no soy de viajar en avion, ni la mas palida idea…Comence a sacar una botella de agua, al tacho de basura…un desodorante, al tacho, pero me seguian pidiendo que tire…abren un bolsillo, y ven un lindo One Million de 100ml, y me dice la brasilera “esto tambien” y ahi me broté. Le explique que nadie me advirtio que no podia llevar tanto liquido, y que era absurdo que tirase un envase casi nuevo de un perfume caro. Ahi me dijo que vaya a buscar una ziploc para ponerlo dentro, y que de esa manera lo podria llevar. Picardia? Para mi que si…jajajjajajaja

  26. Agustin dice:

    Volviendo de Miami con AA en económica, al desembarcar pasamos por los asientos de business y me agarre los auriculares BOSE que cuestan como $200USD!

  27. paula dice:

    ahhhhh nooooo eso mas q picardía es una avivada vil!!! es cierto q en las web de las aerolineas puede leerse las restricciones respecto al equipaje de cabina, tbn. hay carteles en los aeropuertos, pero si tenia solución debería haberte dicho de una cual era… Bueno mas arriba hay un comentario de alguien que hace referencia a las avivadas a las que se expone todo viajero… es un tema humano, la transgresion esta domada x la educación pero es parte de nuestra naturaleza, pero de parte de los operadores no se si no hay muchas mas picardias que las que podemos hacer los viajeros. Capitulo a parte son las Ziploc, son multiuso y cuando uno no esta en casa, resuelven muchas cosas.

    • Matías dice:

      Lástima lo que salen las Ziplock acá! Les recomiendo comprar en USA. Yo compré un pack de 300 a través de la página Jet.com hace 2 meses y me quedaban a menos de 10 centavos argentinos cada una. Averigüen sobre los cupones para las primeras compras 😉

  28. Matías dice:

    Amo este post jaja.

    Personalmente no soy de agarrar cosas más que los amenities de los hoteles, pero mi mamá si se ha llevado alguna toalla del hotel o frazadas del avión con permiso de la aeromoza. Incluso, recientemente, se lo consultó a la aeromoza y esta le trajo una nueva, limpia, en su bolsita.

    En cuanto a mis experiencias personales, recientemente, volando en Premium Business de Latam, me encariñe con el salerito y lo terminé guardando. El problema fue que tenía conexión en Sao Paulo, y en ese aeropuerto te hacen volver a pasar seguridad. Pasaron 3 veces mi valija de mano ya que veían un polvo raro. Me hicieron abrirla y, cuando vieron el salero, su cara lo dijo todo. Me dejaron pasar con muy mala cara. Fue muy incómodo jaja.

    También he aprovechado promos locas como la reciente de Aeroméxico, así que me voy a Miami en marzo por 2200 pesos y tengo, gracias a ustedes, millas suficientes para un pasaje a Ciudad de Mexico ya que, con 21 años, tengo 9 “hijos” y una mujer en mi grupo familiar y todos recibieron sus 3000 millas de bienvenida.

  29. Melina D'Amato dice:

    Jajaja. Me encantó este post!!! Mentiras de varias aerolíneas tenemos…toallitas húmedas del avión, shampoo y cremas de los hoteles también, desayunar en un hotel donde uno no está alojado también…pero me falta lo más importante…encontrar descuentos en aerolíneas!!! Por favor gente! Pasen el dato del descuento del código de promoción…somo 4 en al fñia y queremos viajar en abril a Miami.. …
    Gracias!!!!

  30. Vivviana dice:

    Tengo colección de manitas, ya mis amigos me piden para que les traiga, buena colección de cubiertos de avión, lastima que ahora zona de plastico 😑, te, azúcar etc tb! Me encantan, igual la que nunca hice y voy a ver de implementar es la de los desayunos!!!!! Jaja jamás se me ocurrió, pasen datas de cuales son los hoteles que no controlan!!!

  31. Paula dice:

    Hace muchos años, pre Torres Gemelas, cuando los cubiertos no eran horribles de plástico, en un vuelo a Río pregunté si me los podía quedar. Me dijeron que no. Al volver a mi asiento del baño, me encuentro con un sobrecito de nylon con un juego de cubiertos adentro. 🙂
    En los hoteles me llevo lo que uso, la gorra de ducha, por ahí un jabón si no lo usé, los envases de shampoo y crema porque los uso en los viajes porque tienen un tamaño ideal. Además eso está incluido, es mío.
    Nunca me llevé una toalla ni una manta.
    Las otras “picarescas” ni idea ni como se hacen así que menos….
    Muy aburrida… jajaja

  32. Santiago dice:

    Es tradición familiar. Ir a la casa de mi abuela y descubrir un utensilio nuevo de cada aerolínea que viajó. Como tuvo la suerte de recorrer el mundo, en la casa cuando sirven el té es con vasos de vidrio de Austral, cubiertos de Iberia y una tasa de plástico de Lufthansa, y el plato es de JAL. Todo esto es REAL jajajajaja. Para no cortar la costumbre, en casa tengo la manta de Turkish y la de Avianca. Nunca me lleve toallas de los hoteles ni fui a desayunar cuando no me correspondía.

    • jlcota dice:

      Qué genial la casa de tu abuela, suena como a una especie de museo de la aviación civil 🙂

      Saludos Santiago

  33. Agustin Ducculi dice:

    Haciendo referencia al título, hace unos meses viajamos a Europa vía Qatar Airways, cuando nos estábamos bajando le pregunté a La azafata si nos daba la mantita, no solo que nos dio eso sino que también me regaló su gorrito del uniforme y un anotador de la empresa. Un éxito y algo poco común!

  34. Milula dice:

    Una vez en USA me hice pasar por estudiante de la NYU para que me den 300 dolares de descuento en la compra de una mac y funciono a la perfeccion!

  35. Alesaintma dice:

    En mi único viaje a Europa hasta ahora fue hace rato en el 2003. Me compre un billete de 10 días para usar en los trenes de todo Europa. Cada día que usabas lo firmabas y colocabas el día, si pasaba el inspector y no lo tenias firmado te bajaba o multaba. Resulta que al día 8 me faltaba recorrer Italia y regresar a España me faltaban por lo menos 5 días de tren, entonces conseguí una birome papermate que escribía con tinta y con la gomita de la tapa podía borrar todo lo que escribía, Y así firmando y borrando llegue a recorrer Europa con solo 10 días de tren.

  36. Nikkita dice:

    Para mi, los amenities de los hoteles estan para llevarse, no califican para picardía. En mis primeros viajes me los llevaba para mi. Pero ahora viajo mucho por trabajo, y me los llevo para una buena causa: una amiga trabaja como voluntaria en un hospital de niños y viene mucha gente a pasarse varios días o meses cuidando a sus hijos. Y las voluntarias les dan todos estos shampues, acondicionadores, jabones, cepillos de dientes, etc. que yo (y otros) traen de los hoteles y del neceser de clase ejecutiva. Y cuando viajo con otros compañeros de trabajo, les pido a todos que me traigan los amenities si nos los usan.

Dejá un comentario