Llegar a Sicilia (Italia), agarrar el auto, equivocar el camino, comer en Cefalú

Debido a un problema con una conexión aérea (sobre el que les comenté en este post: Perder vuelos en conexión: se nos escapó la liebre, queremos preguntarte cosas), llegué al Aeropuerto Falcone Borsellino de Palermo, Sicilia, Italia, 24 horas después de lo que había previsto originalmente.

Al menos llegué relativamente descansado, había tenido tiempo para relajarme en mi forzada estadía en San Pablo ya que la aerolínea responsable de la pérdida de la conexión me proveyó los transfers, el alojamiento y las comidas, además de un nuevo vuelo de San Pablo hacia Palermo para el día siguiente; pero dejemos este asunto, ya lo trataré en detalle en un post específico.

Decía que llegué a Palermo 24 horas más tarde de lo planeado, aterricé allí y me encontré con un hermoso día de verano.

Lo primero que hice, luego de retirar mi equipaje, fue extraer unos euros en un cajero automático (le dicen «Bancomat» en italiano).

Hice la extracción con tarjeta de crédito, justo en esos días escribía este otro post sobre el tema: ¿Por qué sugerimos usar tarjeta de crédito en lugar de la de débito estando de viaje?

Mi esposa me estaba esperando, ella había llegado un par de días antes y ya había retirado el auto que habíamos contratado con Europcar (ya les contamos sobre una experiencia anterior en italia con esta empresa en el post Alquilar un auto en Italia: la experiencia con Europcar).

Antes de dejar el aeropuerto les cuento que ya su nombre nos adentra en la historia reciente de Sicilia y su problema con la mafia. Falcone y Borsellino fueron dos jueces que llevaron adelante procesos muy a fondo contra la mafia y ambos fueron asesinados en distintos atentados en el año 1992.

Originalmente había previsto relajarme un día en Palermo y luego dirigirme a Siracusa, casi en el extremo sud oriental de Sicilia, hasta había reservado una noche en el hotel Residenza D’Aragona en el centro de la ciudad, pero no llegué, según me cuenta mi esposa me perdí un desayuno siciliano de antología 🙁

Así que del avión pasé al auto. Miren cómo nos van llamando la atención con los carteles: ¡No te distraigas con el celular, manejá y basta«, dicen.

Pusimos en Google Maps el destino y comenzamos a manejar mientras íbamos charlando, en una de esas no doblamos donde teníamos que doblar (yo culpo a Google Maps que no nos habló) y terminamos obligados a sacar un ticket de peaje:

Este error nos desviaba unos kilómetros y varios minutos, pero en lugar de enojarnos, vimos que un poco más adelante estaba la famosa Cefalú. Si bien no estaba en nuestro itinerario, decidimos hacerle una breve visita, ya era hora de almorzar.

Dejamos el auto en un estacionamiento porque luego de dar un par de vueltas no encontramos lugares libres para hacerlo en la calle (está permitido estacionar donde está demarcado con azul en el piso), nos fajaron €8 la estadía, podíamos dejar el auto hasta el atardecer, pero sabíamos que sólo estaríamos un par de horas allí.

Cefalú estaba preciosa, contemplamos un poco la costa.

Casi casi que nos dieron ganas de meternos a la playa.

Pero en lugar de eso fuimos en frente; había varios restaurancitos muy agradables, elegimos uno y nos sentamos, las vistas eran bellísimas.

Preferimos un lugar al exterior, bajo una imprescindible sombra.

Fue gratificante encontrar opciones gluten free (se dice «senza glutine» en italiano), ya que mi esposa es celíaca. Ella eligió unos spaghetti alle vongole y yo fui de lleno a la gastronomía local con unos penne alla norma, unos fideos con una salsa de tomates que además lleva cubos de berenjenas fritas y ricotta salada, la verdad estaba todo muy rico.

Como era el mediodía y además teníamos varios kilómetros por manejar hasta llegar a Siracusa, tomamos bebidas sin alcohol.

Algo que no me simpatizó fue el importante recargo en los precios de las opciones para celíacos, el pan costó €1,50, 50% más que el «normal», y sus spaghetti €15, casi el doble que mis penne alla norma. Gastamos €30,50 en total.

En definitiva, fue un lindo desvío, dimos una ojeada a la bella Cefalú, comimos muy bien en un lugar privilegiado frente al mar; si bien los precios no eran exagerados, no me gustó ni un poco que cobraran tanto más por las opciones para celíacos. El restaurante se llamaba Al Gabiano.

Luego de un rato de sobremesa y breve paseo, seguimos camino a Siracursa. Teníamos unas 3 horas de manejo por delante, un poco enojado con Google Maps, decidí utilizar Waze para ese tramo, fue una elección acertada, Waze se portó muy bien.

Aquí les dejamos más relatos sobre nuestros viajes por Italia

 

También te podría gustar...

27 Respuestas

  1. gaband dice:

    estuvimos a fines de mayo en Sicilia y le dedicamos unos dias a la costa Noreste, nos alojamos al lado de Cefalu en un pueblito en lo alto de una colina que era muy pequeño pero super animado, todos los vecinos de noche andaban dando vueltas por las calles, comiendo, tomando algo, super alegre! El pueblo se llama Campofelice di Roccella y si estas en auto son 10 minutos a Cefalu que es hermosa como bien refleja tu post. El centro es lindisimo y la lungomare donde almorzaron también, ya que esta llena de resto y bares uno mas interesante que el otro. Lastima que no hiciste playa pasando el centro que hay unas calas que ni te cuento! Gracias por el post!

  2. Gustavo Toledo dice:

    Buen post, bellos lugares. En mi caso, por esos pequeños detalles erróneos de GPS o Maps, es que prefiero siempre mirar los mapas para no seguir ciegamente lo que dice la tecnología, de la cual soy fervoroso partidario, pero que no me termina de convencer eso de seguir las indicaciones al pie de la letra. Soy más desconfiado que un tuerto…

    • jlcota dice:

      Sí generalmente hago lo mismo, pero entre que recién bajaba del avión y que nos pusimos a charlar animadamente se nos pasó una curvita, pero como verás, fue un error disfrutable, íbamos moooy relajados.

      Saludos, Gustavo

  3. Mi viejo se inspiró en la lungomare de Cefalú y en ese mismo restaurante le pidió casamiento a Susi, me emociona un toque este post jajaja, saludos!

  4. Thor122 dice:

    Usa solo waze. Use waze para recorrer todo sicilia el año pasado y fue un acierto porque era un caos de obras y cortes por obras en vs rutas y calles y waze te las hacia esquivar

  5. Guillermo dice:

    Que bueno que se pudieron perder y poder disfrutar de ese paisaje. Gracias Google Maps…. Siempre hay que ver el lado positivo y también ayuda que estas paseando. Muy buena actitud.

    • jlcota dice:

      Sí, darse el tiempo para perderse un poco y no apegarse estrictamente a rutas, destinos y horarios resulta muy relajante. Saludos, Guillermo.

  6. Vicki dice:

    Qué lástima el recargo por la comida celíaca, pero lamentablemente, es como pasa acá en Argentina, supongo. Los fui siguiendo en las redes durante su viaje y había notado varias veces que pedían comida sin gluten. ¿Les resultó fácil conseguir, entonces? Italia es un destino que tengo pendiente, pero como celíaca, siempre me da miedo ir a lugares nuevos y no poder comer.

    Saludos y me encantó el post ????

    • jlcota dice:

      Hola, Vicky,

      En realidad en este lugar fue donde percibimos el recargo más importante en otros era mucho menor. Sí, resultó muy fácil, muchos tienen pizza y pasta gluten free y además la oferta gastronómica italiana es enorme, hay preparaciones a base de berenjenas, carnes, pescados, no vas a tener problema.

      Saludos

  7. Fabian dice:

    Consulta, tengo que conducir por autopista con peaje en Italia, como es el procedimiento de pago, se hace con tarjeta?? Ya pedí con chip, pero en caso de no tenerla, sirve la otra?
    Gracias

    • jlcota dice:

      Vas por la ruta y caés en unas casetas como las de los estacionamientos en las que retirás un ticket, luego al salir hay casetas con personas que te cobran, pagamos siempre en efectivo, eran importes chicos. Saludos, Fabián.

  8. Para cuando un post dedicado a las comidas y lugares para comer sin TACC en sus viajes?

  9. Verónica Herrera dice:

    Lindo post! Qué maravillosa es Italia, especialmente en sus pequeños pueblos!

  10. tere dice:

    capo d vita….primer parada…me encantó , después Cefalú y cuando terminé en Taormina no podía creer los lindísimos lugares que visitamos en esta isla, cada vez que íbamos a otra ciudad..nos iban gustando mas y pensábamos…mas que esta belleza no hay !!! y … había !!!! después tomamos el tren para cruzar al continente, el tren se desarma y se mete en un barco… y fue el plus !!! parecía navegar en un crucero de yapa! Cruzamos y el tren se vuelve a armar y asi continuamos x las vías…. DIVINOOOOOO TODOOOO

  11. Fra Noi dice:

    Me quedé tres días completos en Palermo y me parecieron pocos

    • jlcota dice:

      Yo creo que el tiempo mínimo para cualquier destino en Sicilia debe medirse en semanas, es impresionante todo lo que hay para ver hacer ¡Y comer y beber! 😉

      • Ireny dice:

        Lo mismo digo. Un error que cometí en este eurotrip es quedarme dos o tres días en cada lugar, me la pasé viajando y me quedó mucho por conocer de cada destino. Igual lo disfruté ☺

        • jlcota dice:

          Lástima que el tiempo suele siempre ser poco, pero quedarse varios días en un lugar ayuda a explorarlo en profundidad y de una manera más relajada y por consiguiente más disfrutable.

          Saludos, Ireny

  12. Ireny dice:

    Me siento muy identificada con varias cosas que les sucedieron. Primero perdimos nuestro vuelo de Londres a Palermo por llegar tarde (eso que nos alojamos en un hotel dentro del aeropuerto de Gatwick pero había que madrugar demasiado!) Llegamos también 24 hs después a Palermo. Esto hizo que de los tres días que íbamos a estar sólo nos quedamos dos, así que el primero recorrimos el centro histórico de Palermo y el segundo día fuimos a Mondello. Teníamos destinado el tercer día para conocer Cefalú pero no pudimos porque ya teníamos una reserva en Siracusa. Me alegro que ustedes pudieron! Otra cosa que nos pasó es que el Google maps nos mandaba a cualquier lado. Como te explico que en Londres cruzamos como 5 veces el London Bridge con el carry on y la mochilita, porque cada vez que llegábamos de un lado, el Google maps nos decía que el hotel estaba del otro. Por suerte un inglés muy simpático que conocía el hotel nos acompañó muy amablemente y llegamos! ????

    • jlcota dice:

      Uhhh, imaginamos la bronca contra Google Maps mientras paseaban de un lado a otro con las carry on.

      Saludos, Ireny

Dejá un comentario