Vuelo desde San Pablo a Ciudad de México en Premium Business de LATAM

A principios de marzo/2018, emprendimos un hermoso viaje a la Ciudad de México. Volamos con la aerolínea LATAM, primero desde Aeroparque hacia San Pablo y, desde allí, al aeropuerto internacional Benito Juárez de la Ciudad de México (MEX).

Como les contamos en Postular para un upgrade de cabina en LATAM con cupones (socios Elite), aplicamos para volar en cabina Premium Business y logramos obtenerlo. Nos confirmaron el upgrade siete horas antes de la partida del vuelo GRU-MEX, así que cuando despachamos las valijas en Aeroparque ya nos dieron nuestras tarjetas de embarque con los nuevos asientos. Éramos dos personas y el sistema nos había ubicado por separado, así que el personal de la aerolínea nos acomodó juntas en el mostrador.

Una vez que llegamos a San Pablo, aprovechamos muy bien la hora de espera en el salón VIP de LATAM en el aeropuerto de San Pablo-Guarulhos (Brasil).

Nos costó irnos del VIP, tuvimos que correr un poquito para no embarcar muy sobre la hora. Subimos al Boeing 767-300 a través de una manga y muy rápidamente estábamos ubicándonos en la primera fila de la clase Premium Business del avión.

Nos recibieron muy bien, con espumante, agua y frutos secos.

Si bien teníamos que despegar prontito, hubo una demora de casi una hora por un problema en los baños. Mientras tanto aprovechamos a investigar los asientos:

Sus controles que permiten reclinarlos al 100%:

La pantalla con opciones de entretenimiento e información del vuelo:

Y el kit de amenities con muy lindos productos L’Occitane en Provence:

Al ratito del despegue, empezaron a servir la cena, antecedida por el paso de las agradables toallitas calientes.

Habíamos pedido un menú vegetariano con intenciones de probarlo si viajábamos en Economy, pero le dijimos al TCP que no hacía falta en este caso ya que había opciones muy interesantes en el menú. Insistió en traernos igual la opción que habíamos seleccionado e hizo una especie de mix entre la comida de Business y la de Economy que no resultó tan bien.

Vinieron las hamburguesas vegetarianas en plato de plástico (que la verdad es que no estaban muy ricas) junto con una ensaladita y el postre de quesos.

En cambio, la selección que hicimos del menú estaba buenísima: una sopa muy sabrosa, una ensalada de hojas verdes con jamón crudo, zucchini y bocconcini de excelente calidad y un cheese cake.

Algo que no me gustó tanto, comparando con otras experiencias, fue que trajeran la entrada, el plato principal y el postre de una vez, es decir todo junto en una misma bandeja. Me gusta más cuando dan espacio entre los distintos «momentos de la cena».

Con la panza llena, reclinamos completamente el asiento y nos dispusimos a dormir. Acá me pueden ver antes de taparme:

Dejaron una luz muy tenue en la cabina que, junto con la mantita, el antifaz y la comodidad del asiento, hicieron que pudiera dormir unas seis horas de corrido.

Como dije, dormí mucho y recién me desperté para el momento del desayuno.

Nos sorprendieron con un café rico que venía en estas tazas grandes y rellenamos al menos una vez.

Me gustó que trajeran variedad de productos para la primera colación. Había frutas frescas, pan para untar con manteca y/o mermelada, una porción de bizcochuelo y un omelette caliente con algunas verduritas.

Un poco más tarde del horario previsto, empezamos a ver la Ciudad de México.

A pesar de que el contratiempo en Guarulhos llevó un poco más de una hora, aterrizamos en México solamente 30 minutos después de lo previsto.

Bajamos sin demoras del avión, muy ordenado y rápido en Business. Quisimos hacerle una fotito a la aeronave como despedida, pero se complicó:

Por último, el proceso para recuperar el equipaje fue muy rápido. Esperamos poquito y encontramos nuestras valijas sin dificultades.

En conclusión, esta fue mi primera vez en Premium Business de LATAM y estuvo muy bien. El personal nos trató de 10, pudimos descansar cómodamente, comimos rico y llegamos a un horario coherente a pesar de la demora.

Como mencionamos en el desarrollo del post, el tema del menú vegetariano nos pareció un poco flojo para tratarse de Business y creemos que estaría bueno que lo revisen.

Post relacionado:


También te podría gustar...

13 Respuestas

  1. Adrian dice:

    Que buena experiencia! Como conté en otros comentarios postulé para el upgrade pero no tuve suerte, siendo que hasta el momento de hacer el checkin en el mostrador estaba «adentro».
    Consulta: que categoría tenes de Latampass? imagino que por eso te lo dieron con tanta anticipación.

  2. Pedro dice:

    Muy bueno y detallado informe Cintia. Que bueno la hayan pasado bien en tu primera experiencia en business. Espero algún día poder acceder. Abrazos

  3. Alvaro dice:

    Todo bien con la luz tenue, la mantita, el antifaz y la comodidad del asiento pero yo no podría dormir si me ponen un floripondio en la cara. ????

  4. Lucas dice:

    Cuantos cupones necesitaste para el upgrade? Cuando sos Black, aunque son ilimitados, no te piden una cierta cantidad?

  5. Sil dice:

    Algun dia, algun dia…
    Viajar en business no es prioridad para mi, pero está en la lisra de proyectos y experiencias. Termino rota en los vuelos largos, los años se empiezan a sentir????

Dejá un comentario