Visité el McDonald’s más lindo del mundo (sí, fui a un McDonald’s estando en Europa, pero puedo explicarlo)

Hay lugares que ostentan una gastronomía de antología y uno de ellos es Porto, en la zona norte de Portugal. En español se dice Oporto, pero como justo estoy aquí en este momento me sale llamarla por su nombre portugués.

Ni bien llegué a Porto me encontré con sus bolinhos de bacalhau, croquetes de camarão, chamuças, bacalhau à brás, los pastéis de nata (como los famosísimos pastéis de Belém) y montones de cosas más, por ejemplo sus típicas francesinhas.

En un lugar así, PARA MÍ, es un pecado capital caer en McDonald’s. Un poco en serio y un poco en chiste suelo decir que no entiendo qué tiene que hacer un McDonald’s, un Five Guys o cosas por el estilo en lugares como España, Francia o Portugal y ni hablar de cosas directamente inexplicables, como un Starbucks en Italia.

Pero la vida muchas veces nos lleva a tener que tragarnos las palabras y efectivamente ayer entré por propia voluntad a un McDonald’s estando en la bellísima y muy foodie ciudad de Porto.

La cosa fue así:

Eran las 20:30 aproximadamente, yo estaba volviendo junto con mi esposa del Ponte Arrábida en el bus 500 y me bajé en la Praça da Liberdade, tenía que caminar un par de cuadras hasta mi alojamiento.

Se me acerca un muchacho de unos veintipico de años y me pide si no le compraba algo para comer, me habló en español, si bien tenía un acento portugués; intuitivamente le dije que no, casi sin pensarlo, siguió insistiendo, dijo que hacía horas que no comía nada, propuso que le compremos un pan aunque sea, yo me mantuve en la negativa. En eso mi esposa recordó que teníamos una barrita de cereal en la mochila y se la puso a buscar, me pareció bien, a esa altura ya me había sensibilizado un poco la respetuosa insistencia del muchacho lusitano.

Pasan los segundos y mi esposa no encuentra la barrita, revuelve, no la encuentra, vuelve a revolver y no hay caso, no la encontró. El muchacho miraba como lamentándose de su perra suerte, imaginen que no comen por horas y horas, están por comer algo y la comida no aparece.

A esa altura, ya no lo podía dejar así. Además, tenía la edad de chicos de mi familia y encima se parecía a un querido amigo de ellos, todo lo cual había colaborado en que bajara mi coraza automática que actúa cuando alguien me aborda en la calle. Ya la empatía hacia la situación del famélico joven había ido ganando terreno.

Ahora que lo escribo me pregunto ¿está bien esa coraza automática que nos aleja automáticamente de las personas?, pero bueno, prosigo con el relato.

A pocos metros de allí estaba el McDonald’s Imperial Aliados de Porto, que tiene fama de ser el McDonald’s más lindo del mundo, ya que ocupa el edificio del antiguo café Imperial que, por lo que hemos leído, necesitaba una buena restauración. El local conservó varios de los elementos característicos, tales como el águila en la fachada, el estilo de las letras y unos bellísimos vitrales, arañas y demás en su interior.

Confieso que yo sabía esto y un poquito quería visitarlo, así que le dije al muchacho: «Vamos al McDonald’s, te comés un menú y ya que estamos te acompañamos tomando un café».

Había otra razón por la que no me resultaba taaan mal ir a un McDonald’s en Portugal, en una visita a Lisboa hace muchos años fui un par de veces a un McDonald’s porque «había internet» y yo podía conectarme y comunicarme desde allí, hace muchos años de esto. Como había que consumir algo me pedía un café (que para mi sorpresa era bastante bueno) y además ¡ofrecían pastelería portuguesa, incluyendo pastéis de nata!

A esta altura yo no sabía si estaba siendo amable con el muchacho o si lo estaba utilizando de excusa, de motivo, de disparador, para hacerle una visita al McDonald’s más lindo del mundo.

Un minuto después ingresamos al McDonald’s Imperial Aliados de Porto, el muchacho eligió el menú en el tótem de la entrada y nos fuimos hacia los mostradores.

«Andá a lavarte bien las manos y yo te recibo el pedido», le dije, pero me contó que necesitaba el ticket pues allí figuraría el código que le daba acceso al baño. En la caja me preguntó, casi como un niño, «¿Puedo agregar un McFlurry?» Yo ya estaba al horno, le dije que sí, pagué los €7 y pico de su pedido, me dieron el ticket y él se fue al baño.

Mientras tanto, con mi esposa fuimos a la sección del local donde estaba el McCafé, yo me pedí un espresso con un quindim y ella un té. Tomamos el pedido y nos sentamos.

A los dos minutos vimos que el joven se sentó en un mesón contiguo, lo invitamos a que se siente con nosotros y estuvimos conversando mientras comíamos.

Leonardo se llama este chico, tiene 23 años, nos contó que hace dos años vive en la calle. La verdad que su aspecto daba señales de ello, falta de higiene, la piel con algunas manchas y una mirada y un discurso que era una mezcla de impotencia, bronca, tristeza y esperanza.

Me sorprendió que hablara tan bien español, me contó que había ido a La Rioja a trabajar en la cosecha y había aprendido allí el idioma, también hablaba inglés y francés. Dijo no poder conseguir trabajo por no tener un domicilio fijo y que la asistencia social portuguesa le estaba demorando desde hacía meses el otorgamiento de una habitación, algo que él espera como una tabla de salvación.

No sé si todo lo que me dijo era cierto, pero se me fue haciendo un nudo en la garganta y fui sintiendo una cosita en el pecho. Estaba enojado con la oficina de asistencia social de Porto, con los portugueses, con Europa, con toda la humanidad. Quería «llevármelo», quería ayudarlo, ir al día siguiente con él a la oficina de asistencia social de Porto y exigir que den tratamiento a su caso, no sé, algo.

Lejos de quedarme contento por haberle comprado una comida y por compartir la mesa y un buen rato de charla con él, me quedé pensando en que eso no fue nada, que no le cambió en nada su situación, con mi esposa compartimos una sensación de tristeza y de desesperanza. ¡Cómo puede uno aceptar que una persona de 23 años tenga su destino signado por la exclusión!

Este post no tiene final, los viajeros nos exponemos a distintas cosas cuando salimos de nuestra rutina, esta fue una de ellas, me resultó especialmente movilizadora y quería compartirla con ustedes.

Además, si no les contaba eso, ¡¿cómo justifico haber pisado un McDonalds’s estando en Europa?!

Actualización: Conversando luego con un conductor de Cabify, sobre el que ya haré otro post específico, este nos contó que en Porto hay 24 centros de acogida para personas en situación de calle y que en 48 horas cualquier persona que esté pasando por eso puede contar con una habitación. ¿Será que Leonardo me mintió, será que no lo sabía, será que el conductor de Cabify exageró un poco…?

Links de interés:

 

También te podría gustar...

78 Respuestas

  1. Florencia dice:

    Quien esté libre de Mc Donald’s en un viaje que tire la primera piedra

  2. Valentín dice:

    No necesariamente. Escuché de varios lugares que acá en BsAs prefieren no ir a los centros porque les roban todo. Por eso cuando abrió River la semana pasada, la gente lo llenó. Ojo, no tengo ningún dato para confirmar esto.

    • jlcota dice:

      Espero que no sea el caso.

    • Lucia dice:

      La realidad en los centros de CABA es muy distinta a como la pintan. Todas las personas quedan juntas durmiendo en una especie de pabellones con camas cucheta. La gente tiene que abrazarse a sus poseciones porque no existen lockers ni nada parecido. No hay evaluación psicológica previa, con lo que gente en diferente situación (algunos necesitando tratamiento) quedan a la deriva. Ah, y a la mañana, de patitas a la calle, porque son centros para la noche, no para el día.
      Cuando hay exclusión (Me encantó que hayas usado está palabra en el post), no es sólo dar habitación y comida. Posiblemente ustedes hicieron por Leonardo más que muchos, al sentarse con él y escucharlo.
      Me encanta saber que quienes leo diariamente son gente así ♡

  3. Ireny dice:

    Si a mi también me contó lo mismo una persona que había estado en situacion de calle en Argentina, que los albergueneran muy peligrosos .
    En lo que no mintió Leonardo es que tenía hambre!
    Yo tampoco soy muy amiga de los Mc Donald’s, pero el del post es una belleza. Que ricos los quindins!

  4. Ana dice:

    Divina historia y esto confirma que el negocio de MC Donald’s sin dudas es el inmobiliario y entretenimientos y no. La comida!

  5. Guillermo dice:

    No te hagas el santo que ya pisaste varias cadenas gastronómicas en europa, o queres que te haga memoria 😂😂😂.
    Yo voy a rescatar y defender a ultranzas a Five Guys y a los tan necesitados baños de Starbucks estes donde estes, pausa cafe y baño gratis. (Tema aparte que mal esta que te cobren por usar el baño, orinar y hacer mayores es un derecho adquirido).
    Hay in Mc Donalds que visite en Manhattan cerquita de Wall Street (no se si seguirá) que tiene mozos y un piano de cola blanco con pianista incluido, no se si ese no es el mejor.
    Por ultimo, que sociedad rara somos que tenemos jóvenes sin asistencia y desperdiciados (o no supieron aprovechar las oportunidades) y abuelos abandonados. Y ni hablar de la inmigración ilegal (tremenda en europa). En fin un temazo que me hace pensar y agradecer que pude y supe aprovechar lo que me pudieron dar mis abuelos y padres (educación y respeto, mayormente).

    • jlcota dice:

      Vamos a ver si Pablo lo conoce a ese Mcdonald’s, ya que a él le gusta NYC y fue más de una vez.

      Saludos, Guillermo

  6. Fabian dice:

    Como sea Jorge, realizaste de corazón una buena acción para con otra persona, libremente y por tu propia decisión. Si cada uno de nosotros se sensibilisara al menos con una persona frecuentemente, ayudariamos mucho. Y además del alimento, lo mejor que le diste a ese muchacho, es tu tiempo y escucharlo e interesarte por el.
    No importa si exagero o mintió, vos y tu esposa estuvieron muy bien. Abrazo grande.

    • jlcota dice:

      Gracias, Fabián. Pero la verdad que fue muy poco, me parece que Leonardo precisa un encaminamiento más estructural. Ojalá pueda acceder a ello.

      Saludos

  7. Diego Rodriguez dice:

    El de Salzburgo es muy top también!!

  8. Agustin dice:

    Q haceeee pecado capital, no voy a mc donalds en porto jaaa sos de high society? Q piensa q si estas en europa o donde sea esta mal ir al mc alla y te dicen fuiste a mc donalds estando en portooo? Wuaaa jaja sino fuera por lo lindo q es estructural mente, ni hacias esta nota y no le decis ni a tus amigos q psisaste un mc donalds en porto

    • jlcota dice:

      Son muchas preguntas y un poco mezcladas, Agustín.

      En realidad no estoy seguro si son preguntas o si te estás burlando.

      Clarificá un poco y te respondo.

  9. Susana Pedotti dice:

    Yo viví una situación muy parecida en Oporto con una señora. Después me quedó la duda de si la historia sería real. Pero luego me sentí bien pensando que hice algo para ayudarla en ese momento. Entre a ese MC solo por conocerlo y es bello. Oporto todo es bellísimo y la gastronomía fantástica. Buen viaje. Los sigo

  10. inés dice:

    El pecado no es entrar a un Mc Donalds, el pecado es la terrible, injusta e innecesaria desigualdad en el acceso a los bienes básicos que hay en este mundo.:( Varias veces me enfrenté a pedidos de ayuda de los cuales me alejo pensando en que son mentiras o que no puedo solucionarlos y no quiero sentir culpa por situaciones de las que no soy responsable…Pero ahora entendí que a veces se trata solamente de eso..de escuchar un rato al otro, de sentir empatía por su situación y darle algo escaso pero de muchísimo valor como es un rato de tiempo compartido…lo que hicieron vos y tu esposa no resuelve la situación del muchacho, pero calculo que al menos lo deja un paso más lejos de empezar a odiar… Gracias por el gesto que nos recuerda que en cualquier momento podemos estar del «otro lado» y siempre necesitaremos de y a los otros…! 🙂
    Y el Mc Donalds no sé si es el más bello..sí el edificio que lo alberga..hermosos y muy significativos esos vitrales!

    • jlcota dice:

      Espero que haya significado algo, pero si así lo fue, realmente fue muy poco. Muchos Leonardos están necesitando una mano en serio para poder subirse al mundo.

      Saludos, Inés

  11. vanina dice:

    A veces es lo que hay el Mac..bosta. Portugal y varios países tienen personas en situación de calle. Me llamó la atención siendo lugares del primer mundo?. En Amsterdam había personas en general de la ex URSS durmiendo en el metro. Berlín con ese frío..en estaciones y Londres en la calle..gente joven y con su mascota. Realmente me sentí mal porque pensé que tenían otro tipo de contención y no los vi en general con problemas mentales lo que puede llevar a veces a vivir en la calle. En fin lamentable. Y aclaro solo en Berlín eran extranjeros y supuse que siendo uno de los pocos países que aceptó refugiados todo había colapsado. Pero los demás?.. Triste.

    • jlcota dice:

      No estoy informado como para responderte con certeza acerca de las cantidades de personas en situación de calle en cada país, pero sí, en lugares de Europa y de USA se ven, y más de lo que uno imaginaría.

      Saludos

      • Guillermo dice:

        No solo USA, Canada tambien esta lleno de gente en situación de calle (Montreal y Toronto sobre todo). Y en España me sorprendió tambien la cantidad de gente en dicha situación y como dice Vanina, con sus fieles mascotas al lado pidiendo comida y monedas.

        • Alejandro dice:

          Excepto en La Habana…en todas las capitales he visto gente en situación de calle.

          • Guillermo dice:

            Correcto Alejandro, es lo que intenté expresar, no puedo hablar de La Habana porque desconozco su situación y me alegro que no tengan ese problema, ya que con la falta de libertad que tienen serie sumarle otra miseria mas.

  12. Nacho dice:

    ¡Qué buen gesto! Yo no soy muy pro mcdonalds pero cuando estoy de viaje sé que es una fuente segura de internet y baño.

    Una cantidad de veces me pasó siendo turista que los locatarios han sido súper amables conmigo y me han dado tremenda mano, creo que esto es regla en todos lados siempre con los turistas seremos más que amables y entre nosotros no tanto.
    Me pasaron dos cosas en Italia como turista1)ver un chico llorando en la estación porque perdió el pasaje de tren y no tenía más plata. 2)estar en una cola en un súper y ver cómo a una madre le faltaba plata para poder comprar unas leches fideos y pan. En ambos casos los ayudé, quedaron estupefactos y no daban crédito a mi gesto me preguntaron porque un turista haría eso a lo que la respuesta fue: Hace años un italiano vino a Sudamerica y gracias a él Italia me reconoce como ciudadano y he viajado con un pasaporte italiano por todo el mundo, nosotros en el exterior no pagamos impuestos pero aprovecho estos casos para poder darle una mano a alguien como si fuera un mini impuesto.
    Saludos.

  13. Cesar dice:

    Qué momento cuando uno rompe la coraza… Gran Post!

  14. Starla dice:

    Yo volví a Mc Donalds por mi hijo (buena excusa, jaja). Siempre fui anti Mc, y nunca había pisado uno nunca ni siquiera en EEUU… Pero actualmente si, y recuerdo uno en Porto, en un shopping, cuyas hamburguesas nos parecieron mucho más grandes y todo más abundante y más lindo que lo que es habitualmente acá. Y para mi hijo descubrir lo del Royale with cheese en vez del cuarto del libra…

    Nos quedó ese lindo recuerdo, además el ambiente era mucho más atractivo y cómodo que cualquier otro lugar. Igual supongo que debe ser la zona, el edificio (como en el caso de este ejemplo tuyo, un edificio clásico)… Por otra parte, uno de los Mc Donalds más deprimentes fue uno dentro de un Walmart en Los Angeles. Lo usamos por una cuestión de tiempo, pero era bastante rústico, algunas personas comiendo con el carrito del super al lado (qué otra cosa, si estabas adentro del super) y también por allí personas que parecían indigentes, comiendo algo con las pocas monedas que parecían tener.

    En cuanto al muchacho, pienso que su historia era real, que no mentía y que fue una buena acción la compra de la comida. No le solucionaste su problema mayor pero al menos le diste una comida y para el que vive en el día a día eso es mejor que nada.

  15. Marcio dice:

    Hola, está muy bien el valioso dato. Si me permiten dos aclaraciones, «Oporto» tiene origen inglés (no en español) porque eran los que consumían el vino del Porto, de la «cidade do Porto». El nombre de la ciudad en portugués lleva el artículo que el inglés unió al nombre de la ciudad. El español importa el nombre desde Inglaterra; no desde Portugal. La otra aclaración: «Quindim» y «croquetes» (camarón, carne o pollo) son de origen brasileño. Es la gastronomía brasileña importada por Portugal. Saludos.

    • jlcota dice:

      Gracias, Marcio.

      En realidad, no apuntaba al origen del nombre de la ciudad, si no a clarificar que en español se llama distinto, como cuando llamamos Cerdeña a la Sardegna.

      Saludos

  16. Leo leos dice:

    yo creo q no existe un solo viajero que en algún momento de su vida un mc no le haya salvado las papas (ubicación, precios, horarios, wiifi, baños, etc) no es mi lugar favorito, pero los considero una pieza importante en el mundo viajero.

    • jlcota dice:

      Cierto, pero no estaría mal salir un poco de ese estándar y recurrir más a las soluciones locales en los destinos que uno visita.

  17. Alvaro dice:

    Yo simpre vusco que haya cerca del hotel un McDonlas 24hs, somos de desayunar y no almorzar por lo que cenamos a las 6 o 7 de la tarde, si nos agraba hambre a eso de las 11 o 12 de la noche nos salva el Mc 24hs con algun postre.

  18. Leo dice:

    Duro relato. Sobre todo la sensacion que contas de ayudar y sentir que solo fue una mano temporal. Pero hiciste lo que podias hacer en ese momento. La inseguridad tambien lleva a que uno por la calle diga directamente que no a todo. El otro dia me paso algo similar con un pibe que estaba vendiendo medias en una Shell. Pero previamente vi que se acercaba a los autos y ante la negativa, se iba de forma muy educada, sin molestar. Cuando se acerco a mi auto, me saludo muy educado, me dijo que perdio el trabajo y que lo dejaban vender de 10 a 12. Le compre unas medias, le dije un par de palabras de animo y se fue agradeciendo. Al minuto salio la encargada de la Shell y lo echo. Le pregunte porque hacia eso, si no molestaba a nadie, era educado y no insistia ante la negativa. Me respondio que los clientes se quejan que los molestan y que es una orden de la compañia. La verdad es que no molestaba a nadie, pero quizas haya otros que si. Asi que me fui con bastante bronca. Por el pibe, por la actitud de la encargada (o mejor dicho de los clientes que se quejan), y la misma sensacion que vos. Algo hice pero es demasiado poco. Y siempre te queda algo de culpa (que no es nuestra culpa) pero siempre te queda esa sensacion amarga. Acababa de llenar el tanque por 3400 pesos, y el pibe me agradecio que le compre 3 pares de medias por 150. Y la bronca de saber que no es mucho lo que podemos hacer, y que quienes tienen que hacerlo, no lo hacen.

    • jlcota dice:

      Muy bien expresado, Leo, una pincelada de los problemas y las sensaciones en esta vida de diferencias.

    • Guillermo dice:

      Excelente Leo, pero ojo no es solo acá. La corrupción y la desidia en los gobernantes es global. Y no hay forma de combatirla, es un flagelo.

  19. Dante dice:

    No se vos que haras, pero yo en Europa estoy yendo al mcdonals todos los días para alivianar el presupuesto

  20. Yo también caí en ese mismo Mc Donalds a finales dle mes de Junio en una visita a Porto, detesto la comida basura, así que me pedí un té (cha) Y un pastelito…no tenían natas en ese momento, pero ver esas lámparas y ese estilo en un Mc Donalds merecía la pena 😉 En cuanto a Leonardo; no te lo creas todo! Los servicios sociales en Portugal igual que en el resto de Europa funcionan bastante bien; tienen pisos, habitaciones, residencias…Cuando veas a alguna persona en la calle normalmente es porque no se adaptan a las normas de higiene ni a los horarios de los centros y prefieren tener su libertad, aún durmiendo en la calle.

    • jlcota dice:

      Entiendo, fijate que menciono como una posibilidad que Leonardo no haya sido del todo sincero. Pero que la estaba pasando mal, la estaba pasando mal.

      • Pues claro que lo estaría pasando mal, para tener que pedir comida… hay muchas adicciones y muchos problemas, que andan por todos lados!

        • Starla dice:

          No hace falta tener adicciones para estarla pasando mal, sin techo y sin comida en Europa… Es lamentable pero hay cada vez más excluídos en Europa y en América y en todo el mundo, no podemos estar ajenos y pensar que es «culpa» de adicciones o que no supieron insertarse… Como individuos de la misma sociedad, no lo podemos admitir y pensar que es algo personal de ellos.

          • A ver…lo digo con conocimiento de causa porque he trabajado con asuntos sociales en el ayuntamiento de mi ciudad y sé que se les tramita una paga; que no es mucho… alrededor de 400 Euros pero no hay necesidad de estar e la calle y menos de estar sin comer…porque hay comedores y residencias para recoger a la gente que está sin techo. Muchas veces hay un transfondo de problemas siquiátricos y de adicciones…

      • Lina dice:

        Morí de amor de que les haya pedido el mc flurry! Después de todo… la humanidad entera debería tener el derecho inherente a una comida de dos pasos una vez cada tanto, no? Una vez una persona cuya opinión respeto mucho me dijo: «si la otra persona te engaña, no tiene que ver con vos, es un problema para su propia conciencia». Valga el comentario para sentir respeto por la actitud de ustedes y no preocuparte por si les engañaron o no. Al final, nunca seremos capaces de ponderar cómo un pibe de 23 años que debería estar comiéndose el mundo y cumpliendo sus sueños llega a la situación de pedirte algo de comida en la calle… acá, allá…en cualquier lugar. Me encantan estos relatos, me sacaste una sonrisa JL

  21. Verónica Herrera dice:

    Confesémos pecados: Yo también fui a un Mc Donald’s en Europa… Y encima en Roma! Ese pecado siendo en Italia vale doble penitencia jaja.
    Una noche se me hizo tardísimo para comer, no encontraba nada abierto cerca de Piazza della Repubblica donde me alojaba, y bueno, el cartel verde con la M estaba ahí y no tuve alternativa #YoConfieso

  22. Isabel dice:

    Cuando tenía 17 buscaba trabajo con los zapatos con un agujero en la suela, y camine tantas cuadras que se me ampollaron los pies. Me senté en una plaza con una frustración terrible. Y una señora me miró y se acercó y me invitó un café con leche con medialunas. Nunca lo olvido

  23. LucioF dice:

    Post interesante que abrió dos hilos. Uno sobre lo que uno ve en los demás países callejeando y advertir que no sólo en nuestro país hay necesidades diversas, que nos llegan aunque no sea nuestra gente. Y el otro fue encaminado hacia Mc pero creo que incluye a otras del palo como KFC, Burguer y otras. Creo que lo ideal es disfrutar los sabores autóctonos y me parece muy placentero encontrar esos lugares auténticos que usan sobre todo los habitantes locales en cada ciudad. Generalmente no fallan. Los que viajamos en familia tenemos de todos modos a los anteriormente citados de comida rápida como un salvador. Justamente porque son rápidos, no perdés tiempo, a todos (me refiero a mi grupo) no nos fascina pero lo disfrutamos, están muy bien ubicados, cierran tarde, es casi imposible que te descompongan y en cuanto al costo reduce significativamente el presupuesto. También recién llegados de Porto, tremendo el bacalao en todas sus formas y los pasteis. Saludos.

  24. Buenas buenaas!
    Qué tema Mc… al menos desde mi punto de vista, lo siento al revés… quiero conocer todos los McDonalds de todas las partes del mundo donde voy! Si bien no soy fan de su comida, siento que lo que pasa ahí me da un paneo bastante cercano de como funciona la faceta capitalista en esa sociedad (quienes laburan ahí? cuáles son sus menúes locales? qué hay en sus cajitas felices!!??)
    Así que en ese sentido, voy a bancar siempre a los que vayan a los Macs en cualquier parte del mundo!
    Con respecto a lo de Leonardo, entiendo y siento perfectamente lo que relatás… a veces la coraza también es por miedo, uno suele ser receloso del propio cuero, creo que en la mayoría de los casos uno se arma la coraza por eso más que por otra cosa… cuando uno se abre a si mismo la puerta para escuchar a los otros, surge toda esta catarata de emociones (bronca, tristeza, frustración), y no siempre queremos lidiar con eso! Cada cual hace lo que puede, con las herramientas que tiene, en el momento en que le toca 🙂
    Abrazos enormes!

    • jlcota dice:

      Interesante, Mariana, ¿Ya llevás visto unos cuantos McDonald’s? ¿Notaste grandes diferencias entre unos y otros? Saludos.

      • Hola Jorge!! Vengo tachando Mcs a lo pavote (Europa, Asia, USA, Centroamérica…) pero sabés cual es mi MacQuimera?? quiero conocer el PRIMER macdonalds, alguna vez leí la historia, creo que está en California, aunque hay otro que se llama The Original McDonald’s, y creo que es el primero de la cadena. Esto va mucho más allá de la gastronomía, mis viajes suelen ser en un %80 turismo gastronómico (no sabría donde enmarcar el 20 restante 😛 ), y la curiosidad de entrar a Mcs es como… ir completando un álbum de figuritas!
        Sin ir mas lejos, el Mac de 9 de julio y Corrientes debería ser declarado el primer McMaldito del mundo, si no está engualichado le pega en el palo… nunca vi un local mas vapuleado que ese! Sufrió todos las locuras sociales argentinas!!
        Jajaj abrazo enorme

  25. fedesh03 dice:

    Todo lo que quieras, pero un McDonalds es un McDonalds…. A veces uno cuando está afuera prueba muchas comidas raras o distintas a lo que está acostumbrado, y por ahí te vienen las ganas de comerte un buen asado o un lomito argento, pero como no está dentro de las posibilidades, entrarle a una BicMac te hace sentir nuevamente en casa. Es como un descanso para el estómago.

    Más allá de eso, yo soy uno de los que automáticamente le cierra la puerta a la gente que te aborda a pedirte algo. Muchas veces lo hago con motivos válidos, suelo andar con poco y nada de efectivo, así que es una excusa para los que te piden ‘una moneda’. Pero es verdad que la primera reacción es bloquearlos. Te felicito por la sensibilidad que tuviste con Leonardo, si te mintió o no respecto de su situación, es su problema. Vos tuviste la mejor de las actitudes y es algo para destacar, todo vuelve.

    • jlcota dice:

      Lo entiendo, Fede, pero no se si tiene tanta gracia viajar a lugares diferentes para hacer las mismas cosas, quizás si en lugar de caer en un lugar de estos visitás algún comercio local la experiencia pueda ser más interesante. O quizás no, cada uno viaja como le queda mejor y está perfecto.

      ¡¿De qué sensibilidad me hablás?! Fue todo «culpa» de mi esposa que no encontró la barrita 😉

      • fedesh03 dice:

        «Ya la empatía hacia la situación del famélico joven había ido ganando terreno.» Ahí hubo una pequeña luz de sensibilidad.

        Con respecto a lo otro, yo opino igual que vos con respecto a probar la gastronomía de cada lugar, pero a veces te dan ganas de algo conocido. Es comparable a cuando estás en país cuyo idioma no dominas, y de golpe te aparece alguien que habla español, es como un descanso mental. Lo mismo me pasa con la comida. Sin ir más lejos me pasó el mes pasado en mi viaje a México DF. Me habían ya los tacos, quesadillas, enchiladas… todo picante!!!! Una noche llegamos tarde al hotel y fuimos a un 7-Eleven, pensé en comer algo rápido y normal, un sandwich de Jamón y Queso… (No había Mcdonalds cerca). Linda sorpresa me llevé cuando adentro del sandwich me encontré con una rodaja de chile jajaja.

        Por lo demás, comparto, es un ‘must’ probar la gastronomía local.

  26. Guillote14 dice:

    Nada que envidiarle al local de Burger King que esta en la termina de trenes de Retiro,

  27. Angie dice:

    soy celiaca y ame comer en Burger King de Barcelona y en la terminal aérea de Madrid, ya que acá lo panes no tienen la misma consistencia y sabor que los de allá.

  28. Matías dice:

    Este año hace dos meses llegamos a Porto por avión en un Ryanair bastante tarde. Entre que dejamos el equipaje en el hotel y todo eran como la una y pico de la madrugada. Estaba todo cerrado para cenar algo. Preguntamos al personal del hotel y nos recomendó este McDonal´s que estaba abierto hasta las 2am. No sabía que era considerado el más lindo del mundo, pero me llamó la atención la arquitectura y además las puertas de los cestos de basura que se abrian automáticamente y no había que tocarlas! Nos encantó Porto =)

  29. Fede García dice:

    El que exagera sos vos por ver malo ir a mc donald y si te mintio no pasa nada, tenia hambre y vos lo hiciste de corazon, tranqui relaja que ir a un mcd no es pecado

Dejá un comentario