«Para viajar y andar ratoneando mejor me quedo en casa», dicen algunos

Quienes son lectores frecuentes de este blog saben que encontrarán aquí contenido muy diverso, diversidad en varias formas, una de ellas es el aspecto económico.

Los relatos aparecen entremezclados sin ningún reparo: una estadía en un hotel de lujo, un relato sobre la vida en los hostels, una cena en un restaurante de un chef reconocido con estrellas Michelin, un relato de cuando quisimos pasar la noche en una estación de tren con un queso y un pan, una flor de camioneta con la que hicimos un road trip en USA, la vez que usamos la plataforma de coches compartidos BlaBlaCar… Y siempre así.

En los momentos de dificultades económicas, naturalmente se tocan más temas ligados a economizar en los viajes, charlando muchas veces sobre viajar en #ModoRata.

Esos post suelen ser bastante divertidos y se dan muy lindos intercambios de tips y consejos, incluso los que ahora están bien económicamente recuerdan con cariño sus épocas de viajar en  #ModoRata y comparten sus anécdotas con una sonrisa. Bueno, a decir verdad no los estamos viendo, pero sabemos que lo hacen con una sonrisa.

Pero hemos notado que de vez en cuando aparece alguien que dispara una frase del estilo: «Para viajar y andar ratoneando, mejor me quedo en casa». Esto lo hemos visto sobre todo a través de las redes sociales, no tanto en los comentarios en el ámbito del blog.

Imagino que desde el punto de vista del ratoneo los viajeros se dividen en las siguientes categorías:

  • Siempre top – nunca rata: Siempre hotel de 4* para arriba, come en restaurantes, deja propinas de acuerdo a las costumbres del lugar (aunque sean muy abultadas), toma taxis, etc., etc., etc.
  • Siempre rata: Aquellos que llevan el #ModoRata en el ADN, no importa si tienen guita o están pobres, siempre son ahorrativos. Sólo compran si hay promo, lugares como Primark o Ross son visita obligada pero sólo compran lo que está MUY barato, van a los mercados luego de las 17 hs. y compran la comida hecha que ya empiezan a vender rebajada, regatean religiosamente en todos lados y cosas por el estilo.
  • Rata por momentos: Serían como los «Siempre top – nunca rata», pero más bien tirando a hotel 3*, aunque van alternando y cada tanto incorporan características de los «Siempre rata».
  • Rata obligada: Normalmente entrarían an la categoría «Siempre top – nunca rata» o al menos «Rata por momentos», pero la situación económica los va llevando a ser cada vez más ratas si quieren viajar.

Yo he tenido que viajar muy rata por falta de recursos y frecuentemente me descubro a mí mismo en #ModoRata:ON, pareciera ser algo que una vez que se adquiere no se pierde 🙂

Como comenté más arriba, me acuerdo de ello con cariño, me divierto al recordar esas anécdotas, me divierto también cuando me doy cuenta de que estoy actuando en #ModoRata ante alguna situación, haber compartido esas experiencias es algo que me une aún más con quienes fueron mis compañeros de viaje en esas austeras aventuras.

Yo me pregunto, los que afirman «Para viajar y andar ratoneando, mejor me quedo en casa», ¿lo dicen de verdad?

Me pregunto también, ¿realmente se sufre al «ratonear»?

Imagino que las respuestas dependerán de cada viajero y pueden llegar a ser muy diferentes.

Post relacionados:


También te podría gustar...

154 Respuestas

  1. Eduardo dice:

    De un B&B rata en Sorrento (al que anocheciendo literalmente NO pude acceder por el camino montañoso) pasé sin reserva al… Imperial Tramontano (Pavarotti, T. Tasso entre otros pasaban veranos enteros allí), arriba del mar, negociando con el más veterano del front-desk (y con toda la presión de mi mujer en el auto), finalmente salió más o menos la misma guita, cash y varios días… una suite junior!
    Quiero decir: a veces la necesidad tiene cara de rata… pero -ampliando horizontes- te podés poner el overall y pelearla como un tigre. De repente sale algo inolvidable.
    Viajar, cuando hay ganas nomás, se viaja siempre. Hay que buscarle la vuelta y si eso incluye el modo rata: adelante!

  2. Aye dice:

    Todavia me acuerdo de la lata de paté con criollitas en el hotel Las Hayas en Usuhaia… #MODO RATATUILLE

  3. Pablo dice:

    Prefiero viajar, y pasarla masomenos que no viajar y quedarme en mi casa. Puede que camine , coma mal, duerma mal, tenga miedo que me afanen. Pero la fotito del lugar en mi memoria no me la saca nadie….

  4. Leandro dice:

    Ahora estamos de viaje por un año aprox, así que cuánto más rata seamos más viajamos 🙂
    Ahora estamos en Malta!

  5. Sonia dice:

    Particularmente, al #modorata suelo decirle # trapito ( si x el dibujo animado argento) el viajero nunca se olvida, queda una anecdota superlativa… lo bueno es saber disfrutar en todos los casos, en la calle caminando o en un súper restaurante… quien te quita lo bailado?
    Me encanto post #modorata que no es ni lejos parecido al #modomiserable OJO!!
    Gracias! Los sigo siempre!

  6. Ireny dice:

    Yo soy la típica # rata por momentos, por eso no sufro para nada ratoneando, no resigno mi confort sólo suprimo algunos «lujitos». Ir a un hotel 2 o 3 estrellas que en Europa suelen ser agradables, o un lindo departamento en vez de un hotel 4 o 5 estrellas para mi no es un sacrificio porque igual tengo todo el confort necesario. Ir a un restaurant y no pedir alcohol para bajar el monto de la cuenta, tampoco es nada terrible ya que después afuera tomo todo lo que quiero. Comer comida callejera tipica del hasta lo disfruto. Comer en el depto de ciertos lugares en un balcón con vista privilegiada tampoco me representa un sacrificio. Y así podria seguir.
    En resumen disfruté mucho de mus viajes aun con sus momentos ratas 😉😉

  7. fedesh03 dice:

    Que lindo es darse lujos!!!! Pero en mi caso, para darme algunos lujitos tengo que recurrir al #modorata en otras cosas. Es un balance muchachos. Pero aunque ese balance sea muy desfavorable, siempre es preferible viajar aunque sea en un camión vaquero, a quedarse en casa viendo netflix.

  8. Naty dice:

    Yo tengo #ModoRata siempre activado, es como natural. Cuando empecé a viajar arranqué con all inclusive y de ahí bajé a hostel habitación compartida, luego de una devaluación y el 35% de ganancias. Ahora pasé a los Airbnb. Voy y vengo depende de la situación pero la rata está aunque vaya a un buen hotel, me llevo cosas del desayuno para que sea mi almuerzo y evito ese gasto. A la hora de gastar a veces soy compulsiva y otras me vuelvo una rata inmunda. Me imagino que los próximos viajes que haga vuelvo al agua del grifo y me empiezo a restringir como antes, comida más al paso, menos restoranes, caminar más y a gastar menos en pavadas.

    Me cuesta mucho traer souvenirs de viaje porque me parecen un gasto innecesario, y ahora menos a no ser que encuentre ofertas.

    Y generalmente con mi experiencia en números (casi contadora) suelo saber cuanto voy a gastar antes de viajar, y hasta que límite. También suelo calcular un dòlar màs alto a la vuelta. Ese colchón me lo guardo y generalmente es lo que gasto en el viaje y así con ese objetivo me acomodo.

    De todas maneras disfruto de mis dos momentos, me adapto fácil.

    • jlcota dice:

      Esa es una gran capacidad del viajero, la de la fácil adaptación.

    • Cristian dice:

      Eso de llevarme Desayuno para almuerzo lo hice!!! Pero me empezó a agarrar miedo que me encuentren y pasar un papelón enorme. Pero si me decís que no pasa nada en Octubre ahorro con eso jajaja.

      • Naty dice:

        Especialista en hacerlo, no pasa nada. Siempre igual con disimulo, lo envolves en una servilleta y vas metiendo en algún bolso jajajaj. Yo me armo sándwiches, me llevo alguna fruta y alguna que otra factura. Así viví 21 días en mi primer viaje a Europa, y como no pierdo las mañas lo sigo haciendo cada vez que voy a un hotel jejeje.

        • Guillermo dice:

          No estan haciendo nada incorrecto, lo pagaron en el precio, tambien es cierto que hay que ser medido y disimularlo un poco. Las ziplog son ideales. Dos sándwiches un huevo duro y una fruta.

    • LATAB dice:

      eso de llevarse cosas del desayuno me parece mas #modomiserable, disculpa pero me parece robar.

  9. Cristian dice:

    Viajar es un ejercicio con consecuencias fatales para los prejuicios, la intolerancia y la estrechez de mente.
    No se si será por mi formación (ingeniero) o por naturaleza o la suma de las 2, pero siempre calculo todo, y cuando me puedo dar un gusto lo hago, y cuando necesito el ahorro el #ModoRata sale a full, pero siempre con el primer objetivo de viajar, esa es la motivación principal y el mayor de los gustos que me quiero dar!

  10. Nicole dice:

    Depende para que… para el alojamiento soy mas bien «no-rata», trato de quedarme en el mejor que puedo pagar, y siempre busco al tope de mi presupuesto (no me atrevería a decir «de lujo» porque el presupuesto no da para tanto… jamas me iría a lo mas barato simplemente porque es mas barato, y no logro entender a esa gente que te muestra fotos de lugares de dudosa limpieza ( o ciertamente sucios) con colchones hundidos, alfombras de color incierto e incluso evidente presencia de roedores y que te digan que igual se quedarían de nuevo, total es «solo para dormir» y es baratisimo,.. por mucho que uno pase gran parte del día afuera la parte en que uno está igual es importante, al menos para mi, y quizás no necesitare servicios extra, pero si necesito una habitación impecable.
    Para lo que califico de rata es para la comida, no estoy ni ahí con gastar tiempo y dinero para sentarme todos los días en un restaurante, prefiero aprovechar bien el desayuno e ir comiendo al paso durante el día, mas económico, pierdo menos tiempo, y pruebo varias cosas distintas.

  11. gisel dice:

    Lo mejor de ser rata es que te da resto para darte algún gusto! Ser rata es un buen camino para no dejar nunca de viajar 😉

  12. ElToto dice:

    Como soy anticipador compulsivo (saco con 10/11 meses de anticipacion) voy pagando de a poco algunas cosas así se me va haciendo más liviano el gasto en destino (comida, transporte, algunas excursiones, etc).
    Al tener tanto tiempo muchas veces voy cancelando cosas porque aparecen opciones más económicas. Como más arriba mencionan, soy de usar Groupon pero para ir a cenar, ya que el almuerzo es liviano porque casi siempre saco con desayuno. No sé si decirme rata o no, creo que lo soy, pero así y todo trato de aprovechar ofertas del momento.

  13. Yo adquirí el modo rata en la medida que aprendí a viajar y a prescindir de algunas cosas con el tiempo y no me molesta en absoluto viajar así. Creo que en ciertas situaciones hasta es beneficioso no gastar en algunas cosas y usar esos recursos para quizás extender el tiempo de viaje o los km a recorrer. #LoveModoRata.

    • jlcota dice:

      Una vez que uno entra al #ModoRata es difícil abandonarlo y además hasta se aprende a disfrutarlo 🙂

    • Cintia C. dice:

      Nada como ratonear para poder hacer más 🙂

    • Totalmente de acuerdo, desde el año pasado cuando nuestra moneda cada vez vale menos y es una cag…,por lo menos me trae la satisfacción que empezamos a conocer más y tanto mi señora y mi hija compran mucho menos afuera. Igual siguen entrando a los locales, pero en algunos lados tipo Dinamarca o Suecia, salieron espantadas. Igual no se preocupen, algo compraron, no sé como hacen pero siempre algo consiguen.

  14. Leda dice:

    Creo q soy modo rata selectiva, me gusta hotel de 4* p arriba pero como en restaurante 1 vez x lugar , tomo taxi cdo no damos más y compramos bueno , bonito y barato salvo excepciones que no se pueden resistir.
    Me gustaría ir en primera y voy en turista, busco precio de alojamiento, ubicación y precio, si hay tren o bus al hotel cierro los ojos y pienso q con el ahorro del taxi nos damos un gusto y cosas así, aunque a veces me pudro y nos dedicamos un día magnate( p mi bolsillo).
    El modo rata obligado me molesta , me pone de mal humor y me enoja, no lo disfruto salvo raras excepciones que son elegidas y no obligadas.
    Hasta en los peores momentos de guita pienso en viajar, es lo único q nos llevamos cuando “partimos”.
    Saludos!

Dejá un comentario