La creación del mundo mágico de Harry Potter y Edimburgo (Escocia)

Una de mis actividades en esta cuarentena fue volver a ver la saga completa de películas de Harry Potter, actividad que inicié de pequeña en el cine, cuando Harry y yo «teníamos la misma edad», y de vez en cuando repito. No es la primera vez que voy a escribir de ello, ya hace unos años tuve la suerte de conocer los estudios en Londres: El mundo de Harry Potter en los estudios Warner Bros. (Inglaterra).

En 2019 fui a Edimburgo en Escocia (Reino Unido) por primera vez y me enamoré de la ciudad. Entre los cientos de actividades que hay para hacer, yo dediqué algo de mi tiempo en andar los pasos de la creación de Harry Potter. Quizás sepan, quizás no, que J. K. Rowling escribió gran parte del primer libro en esta ciudad y muchísimos detalles del mundo mágico que ella creó están vinculados con este lugar.

En mi primer día hice un tour específico, el Potter Trail, donde nos develaron un montón de referencias, relaciones, guiños y suposiciones que conectan a Edimburgo, su historia y su cultura, con la atmósfera de Harry Potter.

Para empezar, vimos desde afuera la George Heriot’s School, una escuela bastante antigua en la cual hay cuatro casas diferentes y cada una se identifica con un color. En su exterior, hay una placa que recuerda a un poeta de nombre McGonnagall.

Desde ahí nomás cruzamos hacia el cementerio Greyfriars Kirkyard que inspiró las atmósfera del final de Harry Potter and the Goblet of Fire.

En este cementerio, se encuentra enterrado un tal Thomas Riddell, que nada tuvo que ver con Lord Voldemort, pero no deja de ser una interesante coincidencia/referencia para los fans (tanto así que hay quienes le llevan regalos y hacen pequeños rituales en la tumba).

También fuimos a Victoria Street, esta particular calle curvada que muchísimos asocian con el Callejón Diagon por sus tiendas y colores.

En el camino, repasamos y aprendimos datos de la biografía de Rowling y la emotiva historia de la publicación del primer libro. Vimos los dos cafés en los que la autora se sentaba a escribir cuando se mudó a la ciudad y aprovechaba momentos libres mientras dormía su hija: The Elephant House y Spoon. Spoon, que se llamaba anteriormente Nicolson’s Café, no alardea mucho de su historia, a diferencia de The Elephant House que es una especie de templo para fans.

En esta ocasión, y aunque realmente quise sentarme a merendar ahí, solamente llegué a la entrada. Había que hacer bastante fila para ingresar y mi tiempo en Edimburgo era escaso. Prometo que voy a volver.

Hubo otras curiosidades como el exterior de la universidad a la que Rowling donó dinero para investigaciones o la historia del hotel Balmoral donde, al terminar de escribir Las reliquias de la muerte, dejó un mensajito que lo volvió famoso.

El Potter Trail me resultó muy entretenido y bien armado, es interesante para admiradores de Harry Potter de todas las edades. Se maneja como un free tour, es decir que al terminar el recorrido podés pagar lo que te parezca que salió.

De todas maneras, si no deciden hacer un tour, pueden ir por su cuenta a encontrar estas y otras curiosidades en la ciudad donde J. K. Rowling pasó mucho tiempo escribiendo sobre el mundo mágico de Harry Potter.

Más sobre Edimburgo:

 

También te podría gustar...

10 Respuestas

  1. Caia dice:

    Amé Edimburgo, fui en e 2017, buen dato el tour, anduve por esos lugares pero no soy muy fan de Harry Pottah. Por estos días google fotos me tortura con recuerdos de viajes.. snif.. Te pasa?

  2. Delfi dice:

    Le pasé el link a mi hermana. Planeando viaje 2021…?? Jajajaa

  3. - dice:

    Amo amo! Estuve anteriormente en Londres y fui a los estudios. Volví este año antes que el mundo explote e hicimos Reino Unido. Oxford donde hay mil locaciones de hp, York donde para mi está inspirado el callejón diagon ya que es IGUAL. Y dsp pasamos a escocía, fuimos a ver el viaducto donde se inspiró para el tren(es el que sale en las películas), varios paisajes y bosques donde filmaron tmb, y en Edimburgo no hicimos el tour de hp porque al hacer el de la ciudad nueva, nuestra guía que era muy genia no nos lo recomendó dsp de haber visto tantas cosas anteriormente, ella misma hacía el tour de hp y nos marcó varias cosas así que fuimos por esas. Tuvimos la suerte de tomar dos o tres café en the elephant house y tener mesa junto a la ventana. Y tmb fuimos a merendar al Balmoral donde terminó de escribir. Hermoso todo. Tmb nos marcó El Barrio en donde vive actualmente y la casa, pero eso ya era acoso jajajaja. Edimburgo es tan increíble que no lo podes creer, tiene una energía muy especial.

    • Cintia C. dice:

      Wow, qué hermosa experiencia. Quisiera ir a ver ese viaducto y conocer York, en Oxford estuve hace mil años. Edimburgo es una hermosura, quiero estar allá de nuevo. Saludos.

  4. Matias dice:

    Muy bueno! Sólo conozco Londres (estudios Warner incluidos) y me encantó. Tengo pendiente Reuno Unido. Esperemos conocerlo pronto. Saludos

  5. Fra Noi dice:

    Imprescindible unir esta visita con YORK y ya que estamos, luego de EDIMBURGO, llegar al Norte más extremo de Escocia.
    No se si es porque fue mi último viaje antes del coronavirus, pero recuerdo especialmente todos estos lugares (estuve todo Enero 2.020 en Inglaterra, Escocia e Irlanda, llegando al extremo norte de las Highlands)
    Realmente un viaje hermoso por hermosos lugares.

Dejá un comentario