Qué feo sufrir una decepción con la gastronomía artesanal (y más aún jugando de local)

El otro día me fui a pasear un rato a Sierra de los Padres, un muy lindo barrio residencial serrano que tenemos a media hora en auto desde nuestra casa en Mar del Plata (provincia de Buenos Aires) y al que solemos ir de vez en cuando, sobre todo cuando los días están lindos y podemos disfrutar de paseos a cielo abierto.

Uno de los atractivos de este lugar es la posibilidad de adquirir productos artesanales y, dentro de ellos, una categoría importante son los gastronómicos.

En lo personal valoro especialmente la gastronomía artesanal, siempre que puedo elijo productos y lugares de pequeña escala, en los que se priorice tanto el uso de ingredientes como el trabajo y el modo de hacer las cosas locales; de modo que siempre que voy a la Sierra de los Padres termino comprando alguna que otra cosa.

Este paseo no fue la excepción, además de pasar por el vivero y traernos para casa una planta de lavanda, otra de citronella y otra muy linda que no sé cómo se llama, compré una botella de limoncello, un licor simple que me gusta muchísimo, el que suele ser el broche de oro de buena comida en Italia (antipasto, primo, secondo, dolce, caffè y limoncello como «digestivo»).

Al llegar a casa fue al freezer, como corresponde, y al llegar la noche decidí coronar la cena con una copita de limoncello artesanal.

Cuando lo saqué del freezer estaba congelado, no les puedo explicar mi decepción, según mi modesto entender eso sólo podía significar una cosa: habían utilizado más agua de la que corresponde y menos alcohol para su elaboración.

¡El mal humor que me dio no se puede explicar 😣! Yo que estaba contento de haber comprado algo artesanal, apoyado la economía de proximidad, apostado a lo artesanal en lugar de lo industrial, terminé teniendo un limoncello aguado.

Me estoy quejando de una pavada, una insignificancia, un frivolidad, podría decirse; pero ustedes ya saben de quién es la culpa, como conversamos aquí mismo hace un tiempo:

Culpo a los viajes por esto:

Pero la vida siempre da te revancha, un queridísimo amigo mío hizo algo genial para el día del amigo: preparó un citroncello con todo cariño y dedicación y nos regaló una botella, ¡le salió perfecto! Así que ocupa un lugar de privilegio en mi freezer 🙂 De más está decir que este no se congela.

Me parece que voy a guardar la botella de limoncello aguado de Sierra de los Padres y la próxima vez que vaya a ese lugar que vende productos gastronómicos en la cima, al lado del restaurante Ciervo Rojo, les voy a contar lo sucedido, a ver si pueden remediar esto y ponemos nuestro granito de arena para evitar que cuando alguien adquiera algún producto artesanal en Mar del Plata perciba que compró algo de mala calidad. Salvo que te guste el limoncello aguado, claro.

Ya que estamos les dejo un post de hace algún tiempo sobre una visita a Sierra de los Padres:

Paseando por La Sierra de los Padres, cerquita de Mar del Plata

Dos preguntas para ustedes:

  • ¿También son así de quisquillosos con la gastronomía?
  • ¿Tuvieron alguna decepción con algún producto de gastronomía artesanal?

 


Suscribite al canal de YouTube para recibir avisos cuando subimos nuevos videos: https://www.youtube.com/c/InfoViajeraCom?sub_confirmation=1

Nota: Esta publicación puede contener links de afiliación por los cuales recibimos una retribución económica en caso de que realicen una compra o contratación, sin esto implicar un gasto extra para ustedes. Más información.

46 Respuestas

  1. Gustavo R dice:

    Buen día! (A pesar del frioooo😁)
    Fea sensación cuando compras algo artesanal y no colma las expectativas o no está en buen estado. Me pasó de comprar en otras ciudades para consumir al llegar y al abrir, darme cuenta que estaba feo.
    Hace rato que no voy a Sierras, quizá desde antes de la pandemia. Un lugar hermoso, con muchas opciones😃
    Saludos!

    • jlcota dice:

      Buen día, Gustavo,

      Cierto, es un hermoso lugar que los marplatenses tenemos siempre a mano y siempre se justifica una visita.

      Saludos

      • walter santos dice:

        Al final, lo del 717 Era cierto!!
        🤣🤣🤣

        Había hace tiempo pasando el bosque de Peralta Ramos una familia que hacía uno riquísimo.
        Pero le perdí el rastro, algún vecino dijo que le parecía que se habían mudado de ciudad

  2. Matias dice:

    Quédate tranquilo, en todos los licores se utiliza agua, porque si no, imagínate que tendrías 96° de etanol y sería peor que tomar Absenta. Lo único que ocurrió es qué, o tenía menos alcohol que lo que corresponde, o tenía menos azúcar de lo que corresponde.Tanto el azúcar, como el alcohol bajan el punto de fusión, y por ende requieren más frío para congelarse.

    • jlcota dice:

      Viste que la mayoría de las decepciones proviene del exceso de expectativas, bueno, yo me había hecho grandes expectativas acerca de este limoncello artesanal de Sierra de los Padres. Me parece que con las proporciones se quedaron por lejos fuera de lo mínimo para que quede un limoncello decente.

  3. Frank Ribery dice:

    Me pasó volviendo de un viaje de Brasil en auto. Ni bien crucé la frontera por Uruguaiana-Paso de los Libres empezaron a aparecer carteles sobre productos artesanales, siempre en la autovía 14. Eran muchos, muchos, pero muchos carteles que si venís con hambre empieza a darte manija. Luego de muchas horas llegué al lugar, donde había una infinidad de productos aunque a precios bastante salados. Me decidí por lo seguro: Salame+Queso. No les puedo explicar la decepción al comerlos, eran muy malos, peor que lo más barato que uno puede conseguir en un super cualquiera.

    • jlcota dice:

      ¡Qué decepción!

      Ya sé dónde no tengo que parar.

    • Omar Fernandez dice:

      Si en ese lugar hasta tienen juegos para los chicos, pero los productos son horribles y caros. Saludos

    • Gustavo R dice:

      La famosa María! Más famosa por los carteles en la ruta, que por la calidad de sus productos🤣
      Una vez paré,me pareció todo mucho más caro que en otros negocios como La Alemana en Federación. Creo que compre una mermelada y salí corriendo😆

  4. Sonia dice:

    Me lleve varios chascos con productos artesanales..entiendo la bronca que te deja ante la decepción.
    El año pasado hice limoncello, limoncello con crema y licor de dulce de leche todo casero y salió riquísimo! Por lo que ya no compro más..a menos hasta que pueda viajar a Italia, obvio !

  5. Me encanta lo artesanal gastronómico (comida y bebida), bien local así sea picante, frito o asado (no como nunca fritos ni picantes en casa), unas buenas empanadas tucumanas o salteñas bien jugosas y picantes o un ceviche peruano o unos boquerones gallegos o unos salamines, jamones o quesos de la Colonia en Colonia Caroya cuando van por Ruta 9 al norte de Córdoba (recomiendo pedir una picada para llevar, tienen unos envases para ir comiendo mientras viajás en el auto). O en Villa General Belgrano las comidas alemanas (que están medio acriollados) y son muy caros.
    También hay lugares en donde lo artesanal bien típico y con sabor local, lo han aggiornado a los gustos de los viajeros, especialmente los porteños (que son los que más viajan por el país)
    Lo que me disgusta generalmente SON LOS PRECIOS…..en muchos lugares turísticos a lo artesanal te lo cobran una barbaridad…. pareciere que los gastronómicos de esas zonas en tres meses de temporada quieren recaudar para vivir todo el año. Valoro que lo artesanal sea más caro que lo industrial, pero hasta ahí no más, hay un límite….y otra son los modos de pago, hoy en día generalmente uno no maneja mucho efectivo por diversas razones: seguridad, difícil de calcular el presupuesto a usar, comodidad, etc…..y en esos lugares suelen argumentar que no tienen internet, que el gasto del banco, que el gasto del posnet, etc……entonces realmente me disgusta……

    • jlcota dice:

      ¡Lindo viaje gastronómico te mandaste Rubén! 🙂

      Calculo que el tema precios se tendrá que regular solito con el viejo juego de oferta y demanda.

      Igual, confieso que no me siento tan mal pagando algo un mango sabiendo que irá a parar a una economía familiar y que colaborará (una gotita de agua) en la economía de esa región que estoy visitando.

      Saludos

  6. José Luis Ventancour dice:

    Estimado, me dieron muchas ganas de incursionar en este arte del lemoncello. Encontré esta publicación SUPER interesante que ya mismo será aplicada (lemoncello científico macerado en 1 día): https://www.youtube.com/watch?v=W5C0Qyt44dU&ab_channel=DarioBressanini

    Abrazo Info!!!

  7. Patricio dice:

    Es cierto. A veces paso porque uno, no sé por qué, relaciona «artesanal» con rico o de buena calidad. Y muchas veces no es así. Hay productos industriales muy buenos y artesanales que no lo son. Por eso son muy importantes las recomendaciones y el boca a boca.

  8. Nori dice:

    Me pasó con unas nueces confitadas (dulce típico de las tierras catamarqueñas)
    Las probé al llegar a Catamarca, y cuando volvíamos, encargué 3 docenas para repartir en Baires.
    Todas nueces rancias. 😭

  9. Andee dice:

    Hola! en Abril nos pasó algo similar, cuando pasamos por el parador inmenso de Colonia Alemana en Entre Rios. Nos trajimos un salame, un queso envasado al vacío, garrapiñadas y un aceite de oliva. Todo menos el aceite estaba pasado, y por motivos de distancias no pudimos hacer nada. Una bronca!

  10. Ireny dice:

    No suelo ser quisquillosa con la gastronomia, sin embargo también tuve una decepción pero con una cerveza artesanal en el Puerto de Frutos en Tigre, Bs As.
    En un puestito me tenté comprando una Irish Red Ale, venia en una botellita divina y prometia estar deciciosa.
    Nunca probé nada mas feo en mi vida, tenia un gusto rarísimo, no puedo especificar a que.
    Le dije a mi marido que iba a tirarla porque estaba horrible, se ofreció a tomarla él, despues del primer trago puso una cara rara y no dijo nada pero dejo de beber, al rato vino mi cuñada y se la pasó a ella, también la probó y disimuladamente la dejó al costadito, finalmente todos reconocieron que era intomable asi que termino en el cesto de basura 😂

  11. GH dice:

    Con los quesos caseros, siempre me dicen que duran un mes. Nunca logre poder comerlos después de 3-4 días.

  12. Thor122. dice:

    El mejor lemoncello es el preparado por uno mismo ya que tenes que usar cascara de limon sin agrotoxicos. Cosa que si lo compras hecho no sabes como se hizo. Jamas se congela. Si se te congelo tenia mucha agua y poco alcohol. La receta es muy facil parte amarilla de cascara de 5 limones lo maceras en alcohol agricola o alimentario (hay vs marcas que se compran en super o farmacia) x 500 ml dejandolo en lugar oscuro y sacudiendolo un poco todos los dias minimo una semana.a la semana haces un caramelo con 840 ml de agua y 350. Grs de azucar, dejas enfriar el caramelo y ahi colas el alcohol y se lo agregas. Lo pasas a botellas y dejas reposar en lugar oscuro otra semana. Despues al freezer y a disfrutarlo. Se puede hacer kinoncello tambien pero con el kinoto entero pinchado

  13. julio dice:

    Soy bastante escéptico de los famosos artesanales, es sabido que la calidad en los puestitos de regionales en general no es la mejor, aunque mi pareja quiere comprar todo y yo me quiero ir, pero me ha pasado, y recuerdo especialmente en un pueblo cercano a Fiambalá – Catamarca, que en una especie de sociedad de fomento o destacamento oficial donde había venta de productos locales (lanas, platitos, quesitos, higos, licores, vinitos, etc, compre unas botellas de vino patero que tenían el nombre de su creador, un señor vecino del pueblo quien no recuerdo y posiblemente quede alguna foto perdida por ahí, había varios compré un par de distintas personas, por comprar algo nomás. A los 10 dias, ya en casa, abrí una de las botella y me encontré con una poesía en la boca, una belleza de bebida que me trajo grandes recuerdos del reciente viaje y la bronca por no haberlo probado antes y volver a comprar las 4 o 5 botellas que tenía a la venta, solo me quedó el recuerdo, muy grato y que borra muchas otras inolvidables compras. Supongo que el limoncello pasará a la historia y será tapado por algun buen recuerdo de un producto al que no le tengas muchas espectativas.

  14. Viajera1234 dice:

    Yo hago un limoncello y una crema de limone que, modestamente, son mejores que los mejores de Sorrento.
    Hacelos vos mismo. Salen geniales y podés quedar como un duque cuando los regalas.

  15. Setimo dice:

    Así es no pudieron el alcohol alimentari…y pusieron el común..o agua..hacelo

    Dosis para
    1,2 litri de limoncello
    Lavar y secar los limones y con un pelador de verduras sacar la cáscara fina quitando solo la parte amarilla teniendo cuidado de no quitar la parte blanca porque daría al licor un sabor muy amargo. Así que cortamos la cáscara de limón en tiras y la pondremos en maceración
    2 En un recipiente de vidrio colocar las cáscaras de limón y 500 ml de alcohol puro se cubre con una papel de plástico y luego con una toalla de cocina y se guarda en un lugar fresco y seco que reciba poca luz. Es importante dejarlo reposar por 5 días. (Mínimo)
    El resultado de este proceso de maceración tiene que ser un líquido alcohólico pintado de amarillo y las cáscaras que hallan perdido su color.
    3.Después de 5 días, se procede a la preparación del jarabe:
    en una olla colocar los 720 gramos de agua y 350 gramos de azúcar poner al fuego y llevar a ebullición, revolviendo constantemente hasta que el azúcar se disuelva completamente.
    4 Apagar el fuego y dejar que llegue a la temperatura ambiente Cuando el almíbar ha alcanzado la temperatura, unimos con la maceración cáscara de limón y mezcla de alcohol después de mezclar el todo, volver a cubrir con papel plástico y una toalla de cocina, y almacenarlo a maceración otros 5 días. (Mínimo)
    5 Pasado el tiempo de reposo, vamos a filtrar el líquido de la cáscara de limón.
    Y el último paso consiste en transferir el licor obtenido en las botellas de vidrio bien limpias y secas. Deje reposar el licor por unos 8-10 días en un lugar fresco seco y oscuro para acentuar el sabor antes de ser consumado. Luego lo pasas al congelador. Es importante que se mantenga frío. Una vez bien frío ya podemos degustar nuestro Limoncello Casero. El alcohol y el contenido de azúcar dentro impiden que se congele.

  16. Pato dice:

    Eso te pasa por comprar un lemoncello vergano!!

  17. Guiye dice:

    Hola. yo hace mucho que practicamente deje de comprar productos artesanales, sobre todo los que estan sobre o cerca de la ruta. PArece que todo es de mala calidad. Supongo que venden cualquier cosa, total el turista no va a volver a pasar por el mismo lugar a reclamar. En Argentina es posta que compras algo artesanal en una feria o tura y es una porqueria.

  18. Juan dice:

    Es como cuando vas a Córdoba y te hacen probar un salamín en algún Dique o puesto de Regionales. Uh qué rico decís, me llevo uno. Y resulta que te están dando de probar uno muchísimo más rico y que en definitiva no venden, uno diferente al que seguro te llevas bajo el brazo. Los mismo los quesos…No generalizo, pero me pasó un par de veces.

Dejá un comentario