Fuimos a comer el «original» Philly Steak en Philadelphia (USA)

Hace un par de años, luego de ir varias veces a Estados Unidos, conocimos el Philly Cheeseteak en Atlantic City. Sin saber tanto al respecto, lo probamos y nos gustó mucho. Luego de esto, nos dimos cuenta de que ese tipo de comida estaba por todos lados que visitáramos.

Para los que no saben, el cheesesteak es una especie de sándwich conocido como Philadelphia cheesesteak, Philly cheesesteak o incluso steak and cheese. Este sandwich lleva en su interior tiras de carne y una pequeña cantidad de queso fundido, además se le puede agregar cebolla.

Viendo las cosas para hacer en la ciudad de Philadelphia, encontramos para visitar el origen de este famoso sandwich y, aprovechando la hora del almuerzo, «tuvimos» que ir a probarlo.

Ubicación

Hay varias maneras de llegar al local, nosotros elegimos caminar y atravesar todo el barrio italiano de la ciudad. Siempre nos gusta pasar por esos locales que venden cosas que nos resultan familiares.

Como esta cafetera Bialetti gigante. Imaginate la cantidad de Lavazza que necesitaría Jorge para llenarla.

La dirección exacta es 1237 E Passyunk Ave, Philadelphia, PA 19147, EE. UU. El camino se nos hizo corto al ser tan ameno. Comimos en el de Pat’s King of Steaks, no tiene sucursales y está abierto las 24 horas los 7 días de la semana.

En frente, hay otro de los originales de la zona que se denomina Geno’s Steaks.

Según se cuenta, en Pat’s King of Steaks se creó el sandwich en los años 1930 y el queso fue agregado luego por Geno’s. Hoy en los dos locales venden lo mismo.

Obviamente, a la versión «base» que te dan, le podés agregar condimentos como pepinillos y otros picantes.

Los precios no son nada baratos y solamente podés pagar en efectivo, detalle a tener en cuenta. Sí fue muy rápida la entrega: lo pedís, pagás y te lo dan en el momento.

Como ven en el menú, hay otras opciones de comida, pero toda la gente que vi ahí comía lo mismo: el Steak sandwich.

Las mesas se encuentran afuera, ya que no tiene salón para comer. Supongo que en invierno cerrarán un poco por el frío.

Me gustó mucho conocer el lugar, a modo de curiosidad. El sandwich es muy bueno. ¿Vale la pena ir? Eso lo sabrá cada uno, a mí me gustan este tipo de cosas para ver y disfrutar; en mi caso, valió la pena.

Todos los post del viaje a Road Trip 2019 por Estados Unidos


¿Viajás a Estados Unidos? Resumen / Guía de Viaje

Te dejamos este post con todos los hoteles que utilizamos en Estados Unidos. 

Una opción interesante para encontrar un alojamiento diferente es el sitio Airbnb. Suscribiéndote a través de este vínculo obtenés U$S 20 de crédito para tu reserva.

 Ya que te vas a USA, aprovechá y adelantá tus compras. Te contamos cómo hacerlo y algunos valiosos tips en el post: Haciendo las compras previas a un viaje a Estados Unidos. ??

 

16 Respuestas

  1. Guillermo dice:

    Excelente, se ve fantastico.

  2. Meme dice:

    Son excelentes!!!
    Les faltó comentar que hay una forma especial de pedirlos y tiene que ser rapidito, sino se ofuscan.
    Existe un cartel enorme que dice «HOW TO ORDER A STEAK». Los locales me lo enseñaron más didácticamente que el cartelito, pero no está de más añadirlo (subiría una foto acá pero no se puede)
    Ah, y si sos fan de Geno’s, no podés ir a Pat’s y viceversa (peor que Boca-River)
    Besos!

  3. Bronius Garkauskas dice:

    Terrrible !!!!!!! jajajaj

  4. GBL dice:

    A los fines de probarlos, y no endeudarse de por vida (chiste), da para compartir uno?. Por ejemplo, primera vez que fui a Kat’z pedimos un pastrami para cada uno, y sobró más de medio. En diciembre volveré a ir y compartiremos. A eso apunta mi pregunta, porque se lo ve rico y abundante (y llenador)

  5. Juan Pablo dice:

    Consejo, algo como un celular o una lapicera al lado del sandwich para utilizar como referencia del tamaño. Áspero el sanguchito…aunque a todo lo que le pongas ese queso termina siendo es taaaan rico…mmmm…. hasta me dió hambre. Saluti!

  6. alan dice:

    Probe los de Spataro’s en el Reading Market (sin mucha paciencia del vendedor) traian unas papas fritas geniales no tanto como el sandwich. Y para terminar de postre unos bocaditos Amish pastosos de dulce de leche que te tenian que pegar una patada en el pecho para bajarlos.

Dejá un comentario