Paseando por el sur de Turquía: playa, legendaria ambientalista, tortugas, barro y más

En el mes de julio, en pleno verano boreal, visitamos la localidad mediterránea de Fethiye en la Provincia de Muğla, Turquía.

En otro post ya les contamos sobre la actividad que realizamos con la prestigiosa agencia Diana Travel, representante del famoso Thomas Cook Group en Turquía. Este era el relato: Navegando en goleta por el Mediterráneo Turco.

Al día siguiente, fuimos a conocer sus oficinas y, mientras compartíamos uno de los típicos tés turcos, el gerente de la agencia, casi entusiasmado, nos dijo: «¡Tienen que hacer la Dalyan Adventure! ¿Quieren sumarse mañana?» Habíamos tenido una excelente experiencia previa con ellos y viendo su enérgica recomendación aceptamos con gusto.

Tempranito a la mañana nos pasaron a buscar por el Yacht Boutique Hotel en una camioneta semiabierta pintada como una cebra, pasamos a recoger otros pasajeros por otros hoteles y luego derecho a la ruta. Unos pocos kilómetros después, paramos en una estación de servicio y llegaron otras dos camionetas-cebra con más excursionistas y allí ¡comenzó el show!

Conocimos a «Animal», un personaje muy especial que era a su vez un excéntrico showman y cuidadoso director del equipo a cargo de la excursión. Lo presentamos:

animal_dalyan_adventure_fethiye_turquia

Camino a las atracciones de la excursión:

Paseamos por las carreteras del sur de Turquía y descubrimos unas hermosas rutas en muy buen estado, con varias manos y una adecuada señalización.

El paisaje era muy agradable, íbamos viendo bosques y, entre los claros, encontrábamos pequeñas mezquitas luciendo minaretes que terminaban en agradable color azul intenso.

camino_fethiye-dalyan_mezquita_turquia

Hicimos una parada en un lugarcito en el medio del camino y resultó ser un auténtico parador con estilo otomano. ¡No había duda de que estábamos en la auténtica Turquía!

camino_fethiye-dalyan_parador_otomano_turquia

 

Hospital de tortugas, cabaña de legendaria ecologista y bellísima playa Iztuzu Beach:

La primera parada, ya habiendo atravesado los bosques y estando casi sobre la costa, fue el Hospital de tortugas Dekamer, un centro que se encarga de recuperar animales accidentados o en riesgo y sanarlos, además de estudiarlos y generar información científica y concientización.

dalyan_turtle_hospital_turquia

Sus instalaciones son sencillas, han montado una especie de campamento científico permanente, pero se percibe que realizan intensas actividades.

Unos grandes estanque son las «habitaciones» en las que se alojan las tortugas mientras se reponen de roturas de caparazón y otros accidentes o enfermedades:

dalyan_turtle_hospital_tanques

Omití contarles que esta es una zona de increíble belleza, un empresario hotelero se relamería de sólo imaginar los complejos hoteleros que podrían construirse aquí. Pero una ambientalista inglesa, conocida bajo el nombre de «Kaptan June», peleó duro y consiguió que toda esta área fuera declarada en 1988 una zona de protección ambiental dado que es uno de los principales sitios de desove de las tortugas «Caretta caretta» en todo el Mediterráneo.

En este lugar hay una «barraca» que conmemora noble gesta (no vayan a creer que resultó sencillo evitar la construcción de complejos hoteleros aquí).

dalyan_kaptan_june_hut_turquia

Tuvimos la suerte de que justo ese día la misma Kaptan June estuviera allí, en la barraca. Dialogaba gentilmente con los visitantes ya sea en turco, inglés o francés y nosotros dedicamos un buen tiempo a charlar con ella. Era una de esas personas portadoras de esa serena humildad de quienes vivieron la vida con todas las letras. Hablamos sobre su historia, sobre cómo la valentía y el trabajo son motores de las grandes cosas, nos contó que éramos los primeros visitantes argentinos que recibía y nos hizo escribir y firmar un añejo y nutrido libro de visitas:

dalyan_kaptan_june_ambientalista_turquia

Y efectivamente la zona de la Iztuzu Beach es un paraíso, allí encontramos serranías, bosques, un río, un lago y el mar Mediterráneo, todo armonizado por la naturaleza de una manera que genera un entorno deslumbrante. Sobre la playa hay unas cuidadas instalaciones con baños, pequeños lugares para comer y sombrillas y reposeras en alquiler.

Observen en la arena cómo están señalizados y protegidos los lugares que albergan desoves de tortugas:

iztuzu_beach_instalaciones_fethiye_turquia

Las serenas y poco profundas aguas de esta playa las tornan un lugar ideal para ser disfrutadas con tranquilidad, ya sea con niños o personas mayores:

iztuzu_beach_playa_nidos_tortuga_fethiye_turquia

Otra vista de esta joya escondida que es Itzuzu Beach:

iztuzu_beach_zona_fethiye_turquia

Barbacoa mongólica, baño de barro, circuito de aventura:

Volvimos a los vehículos y al cabo de unos pocos kilómetros llegamos al Krater, un complejo que nos esperaba con mucho por experimentar.

Ya estábamos con algo de hambre así que sin muchos preámbulos pasamos al almuerzo que se desarrolló bajo la modalidad de barbacoa mongólica: sobre una mesa están todos los ingredientes crudos, tomás un plato y un número, elegís los ingredientes y los condimentos y son cocinados en una especie de plancha circular al carbón. Aclaran muy bien que si la comida sale rica es tu responsabilidad y que si sale fea, también 🙂

daylan_barbacoa_mongolica_krater_turquia

Luego de una disfrutable comida seguía una de las actividades estrella de este complejo: ¡los baños de barro!

No llevamos la cámara a esta actividad por razones obvias, pero «Animal», nuestro peculiar guía, nos permitió tomar algunas de su sitio web, elegimos esta que resulta bien ilustrativa:

dalyan_bano_barro_turquia

El complejo también cuenta con un espacio de sombrillas y reposeras para relajarse para quienes no se sienten muy atraídos por los baños de barro ni por el circuito de aventura que les mostramos a continuación (parece mucho más fácil de lo que en realidad es):

dalyan_krater_circuito_aventura_2_turquia

dalyan_krater_circuito_aventura_turquia

Luego nos relajamos, tomamos un té con una exquisita torta casera elaborada en el complejo y tuvimos oportunidad de charlar con la señora belga que era titular de este singular emprendimiento. Nos contó que en el invierno se dedicaban a cosechar los frutos de la pasión (es una fruta turca, no sean mal pensados) y a realizar preparados en base a ella. Probamos una botellita de ese elixir, ¡qué maravilla!

Conclusiones

Esta fue una de las excursiones más variadas y cargadas de contenido que realizamos en nuestro viaje por Turquía. El profesionalismo de Animal estuvo presente en cada etapa de la misma, los lugares que visitamos fueron auténticos y muy valiosos, hubiera sido muy difícil llegar a ellos por cuenta propia.

Valoramos mucho la calidad y originalidad de la propuesta gastronómica y de divertimento y aventura; celebramos la elección de los maravillosos lugares naturales y proyectos ecológicos que conocimos.

Recomendamos con énfasis tanto a esta actividad como a la agencia Diana Travel que nos insitió acertadamente para que tomemos parte de ella.

Mapa con los puntos mencionados en el relato:

Otros posts sobre este viaje a Turquía:

 

También te podría gustar...

12 Respuestas

  1. marcos martinicchio dice:

    Hola chicos, como estan? Estoy por organizar un viaje con mi novia y estabamos pensando en ir a marruecos, grecia y turquía. Ya que anduvieron por este último, quería preguntarles como lo ven en cuanto a seguridad. Muchas gracias. Saludos. Marcos

  2. Sergio dice:

    Hola Marcos, te comento que el año pasado estuvimos con mi novia recorriendo Marruecos. Inicialmente, debo reconocer que viajé con cierto temor debido al cambio cultural, pero sólo fue un prejuicio sin sentido.

    Con decirte que estuvimos 3 semanas dando vueltas por todo el territorio marroquí, conociendo y adentrándonos, no sólo en su cultura (recorriendo las medinas de ciudades imperiales como Fez y Marrakech), sino visitando sitios donde existe una gran belleza natural (como las cataratas de Ouzoud y el desierto de Merzouga, entre otros), así como lugares históricos como las ruinas de Volubilis.

    Hospedarse en Riad suele ser económico, y no difieren mucho de la oferta que podes encontrar en Europa o en América (de cierta manera, los hostels o riads en este caso, los considero como territorio «neutro» o internacional dentro de cada país)

    Los marroquíes son muy amables, sólo hay que tener cuidado que no te «paseen» por las medinas, aprovechando que es fácil perderse en ellas, ya que en esos casos su amabilidad conlleva una propina, y de no aclarar desde un inicio que no contamos con dinero, tendremos que pasar por una situación quizás desagradable. Teniendo precauciones y siendo firme, no existe dificultad.

    Hay muchísimas cosas mas que podría escribirte, pero siento que es suficiente, ya que cada uno genera su propia experiencia en el lugar que visita y no debe viajar con las expectativas que le deposita otro viajero. (pese a ello, llegado el caso que desees mas información u orientación de como llegar a ciertos lugares, no dudes en consultarme)

    Repleto de colores, sabores y olores (que a veces son desagradables), es un país que, al menos a nosotros, nos dejó un recuerdo intachable.

    Saludos, Sergio.

  3. NESTOR dice:

    Tuvimos el placer de visitar Fethiye hace unos años y justamente nos hospedé en el Yacht Boutique que es un hermoso hotel con hermosas vistas y una excelente ubicación. Hicimos una excursión de día completo al valle de las mariposas y a unas islas cerca de la playa de Oludeniz (al otro día hicimos playa ahí) con almuerzo a bordo. La atención como en toda Turquía fue de primera. La sonrisa y la amabilidad de los turcos es admirable y por esos años era el país que mayor crecimiento turístico había tenido. Es una pena las dificultades en que se vio envuelta recientemente pues lógicamente afectó la llegada de viajeros. A partir de ahí en un ferry de menos de una hora llegamos a la isla de Rodas que vale la pena conocer. La ciudad antigua amurallada es una delicia y la ciudad de Lindos y sus playas son realmente lindas. La gastronomía tanto en Rodas como en toda Turquía es una fiesta de sabores y colores. Rodas es también una buena opción para llegar a esta parte de Turquía ya que además de su cercanía tiene un aeropuerto importante que es el que nosotros aprovechamos para ir a Estambul vía Atenas. Pasamos unos días magníficos en un lindo lugar y con linda gente. Saludos, Nestor

    • jlcota dice:

      Coincidimos en todo Néstor, le dedicamos un buen tiempo a Fethiye y valió la pena cada momento. De Rodas sólo conocimos brevemente la ciudad antigua y nos enamoramos de ella, nos quedamos con ganas de más 🙂

      Saludos y gracias por compartir

  4. Beita1974 dice:

    Hola, les quería consultar sobre cómo organizar los pocos días que vamos a poder dedicarle a la costa Turca. Llegamos a las 13:25 el 3 de setiembre al aeropuerto de Antalya, la idea es alquilar auto ahí mismo, y tomamos el vuelo de regreso desde el aeropuerto de Antalya el 7 de setiembre a las 11:35am rumbo a Estambul. Es decir que tengo 3 noches, nuestra idea es ir en auto hasta Kas y desde ahí regresar, queremos conocer las playas, y hacer el paseo en goleta si o si.
    Dónde les parece que podríamos dormir, sería 1 noche en cada lado pero no sé cómo dividirlas, si hacer el primer día ya directo a Kas y segunda noche en otro lado ya volviendo y tercera en la parte histórica de Antalya?
    O cómo te parece mejor organizar esas 3 noches y en qué lugares hacerlas?
    Recuerden que vamos a Turquía gracias a todos sus post que nos enamoraron, vamos a hacer Capadocia, estos días en la costa y luego Estambul, con mucha alegría planificando el viaje y usando todos sus posts como indispensable guía.
    Saludos y gracias.

  5. Beita1974 dice:

    Hola Cintia, gracias por responder. Ya tengo ese post leído y re leído. Ah, no sé por qué pensé que habían seguido más alla de Cirali. Estoy re perdida de cómo organizar dónde dormir esas 3 noches.

    • Cintia C. dice:

      Me parece que lo mejor sería pensarlo en torno a los tramos de manejo y descanso, son unas cuatro horas hasta Kaş desde Antalya según veo. La zona de Kemer es muy linda para parar y en Antalya sí o sí recomendaría pasar al menos una noche en su itinerario. Saludos.

  6. Beita1974 dice:

    Gracias Cintia!

Dejá un comentario