Museo Nacional Estancia Jesuítica de Alta Gracia y Casa del Virrey Liniers

Hace unos días te contamos de nuestra visita a la ciudad de Alta Gracia en este post: Un día de visita en Alta Gracia, Córdoba. En él detallamos varias cosas, pero dejamos pendiente la visita a la Estancia Jesuítica. En este post, le dedicamos a esta muestra de historia un repaso específico.

En primer lugar, quiero agradecer a la gente que trabaja en el lugar, nos brindaron una visita guiada personal que fue realmente espectacular. Todo lo que nos contaron, además de fundamentarlo con el estudio del lugar, lo hacían de una forma en que uno percibía que lo disfrutaban. Las visitas guiadas son sin cargo y se realizan cuatro veces por día de martes a viernes en los horarios: 10.00 – 11.30 – 15.30 – 17.00 y los sábados, domingos y feriados: 10.00 – 11.00 – 16.00 – 17.00.

Este museo nacional forma parte del sistema de estancias jesuíticas de Córdoba, declaradas Patrimonio Mundial por la UNESCO en el año 2000.

Sacando un poco de info de la web del museo, te contamos sobre la historia del lugar.

El museo se encuentra en la antigua residencia del siglo XVII de la Estancia Jesuítica de Alta Gracia. En aquella época, Córdoba era la sede religiosa-administrativa de la Provincia Jesuítica del Paraguay que comprendía los actuales territorios de Paraguay, Uruguay, Argentina y parte de Brasil y Bolivia. Conformaba una red social, económica y cultural que la convirtió en uno de los centros de desarrollo más destacados de Sudamérica.

Recordemos que este tipo de estancias eran las encargadas de realizar el abastecimiento de las misiones que tenían los jesuitas, como en la actual provincia de Misiones. Nosotros pudimos recorrer las de San Ignacio y el lugar es realmente impresionante. Si te interesa, en nuestra visita a Santa Barbara en California recorrimos otra e hicimos este post.

Además de la presencia jesuítica, en este edificio sucedieron importantes acontecimientos históricos. Uno de ellos fue la firma del Pacto de Alta Gracia, el 16 de abril de 1830, durante el gobierno del Gral. José María Paz, que ligaba política y económicamente a Córdoba y San Juan. Este tratado de paz, amistad y comercio fue parte de nuestra formación como Nación.

Edificios de la Estancia

Los edificios de la estancia se caracterizan por su agrupamiento en un área central. Estaba integrado por la casa principal, con la iglesia, el obraje y las viviendas de esclavizados. En sus proximidades, se construyó un tajamar, cuyas aguas provenían de canales y diques de contención que permitían el funcionamiento de dos molinos harineros y el riego de huertas o quintas, y un batán para enfurtir paños y tejidos. Junto al molino se encontraba un depósito de granos para almacenar el trigo y graneros para guardar el maíz. En las cercanías del casco de la estancia, se levantaron unos hornos para quemar cal y otros para ladrillos y tejas.

En el obraje funcionaba la carpintería, telares, despensas, jabonería y oficinas. La producción textil se basaba en la confección de telas rústicas destinadas a la vestimenta de hombres y mujeres negros y para entregarlas como parte de pago al trabajo llevado a cabo por los peones libres.

El núcleo conformado por la iglesia y la amplia casa de los religiosos se organiza en torno a un primer patio por donde se ingresa, y al subir las escaleras, otro destinado para labores.

Las  habitaciones en planta alta se vinculan a través de galerías y tienen una linda vista del entorno; esta característica permitía a los jesuitas controlar las tareas que se realizaban o la llegada de visitantes.

La iglesia de nave única ocupa el lado sur y se ve así:

La construcción se desarrolló desde el siglo XVII hasta la expulsión de la Orden en el siglo XVIII.

Salas del Museo

El museo tiene varios espacios ambientados con objetos de la vida cotidiana y las formas de trabajo en la estancia durante los siglos XVII, XVIII, XIX y principios del XX, como la herrería y la cocina de Liniers. Otras salas complementan la exposición con maquetas y gráficos donde se relacionan factores de su historia.

Salas ambientadas

  • Herrería
  • Cocina y antecocina de Liniers
  • Alcoba serrana de Liniers
  • De los últimos propietarios de la estancia
  • Dormitorio y comedor del siglo XIX

Exposición general

  • Primeros habitantes de sierras centrales
  • De la estancia y sus propietarios
  • De los trabajos de la estancia
  • Lugares comunes

Salas de arte religioso

  • De la Evangelización y el Arte
  • De las Monjas

Datos útiles:

Horarios: 

Martes a viernes: 9.00 a 13.00 y 15:00 a 19:00

Sábados, domingos y feriados: 9.30 a 12:30 y 15:30 a 18:30

Cerrado los lunes hábiles.

Entrada: Por Resolución 268-E/2017, la entrada es gratuita.

Ubicación: Av. Padre Viera 41 – Alta Gracia – 5186

Sitio web: www.museoestanciaaltagracia.org

Sin lugar a dudas el lugar más importante para visitar de la ciudad de Alta Gracia por la naturaleza de su historia.

Post relacionados

 

También te puede gustar

4 Respuestas

  1. Gustavo dice:

    Impecable la nota. Nuestro país está lleno de maravillas como esta. Gracias por difundirlas.

  2. Marisa dice:

    Es tal cual se muestran solo que el año pasado vacaciones de invierno cobraban la entrada y habia una función para niños en el patio

Dejá un comentario