2019, el año en que volví a ciudades y me gustaron más que antes

Qué lindo es cuando un lugar te llama a volver o reaparece en el mapa después de algún tiempo. Yo soy bastante amiga de esta dinámica, ya les conté algo de esto en el post: Volver a una ciudad (por séptima vez).

El 2019 me hizo volver a dos ciudades que conocí hace varios años, Barcelona (España) y New York (Estados Unidos).

Con la ciudad catalana tuve un primer encuentro no tan favorable que me dejó un gusto agridulce; las atracciones me llamaban la atención, pero las circunstancias del grupo no estaban dadas para disfrutar tanto. Me acuerdo de ver vagamente algunas obras de Gaudí de lejos, escribir sobre las playas del centro (post) y pasar varias horas resolviendo conflictos, lamentándome de no andar libre para recorrer y conocer 🙁

El Park Güell fue uno de los pendientes que me quedó aquella vez:

View this post on Instagram

Vistas de Barcelona 😍

A post shared by Info Viajera (@infoviajera) on

New York en 2017 fue otro tema: me fascinó, el tiempo no alcanzó para nada, pasaron cinco días y en ese mismo momento quería quedarme como mínimo cinco más.

Tanto en un caso como en el otro, volver unos años después tuvo un «efecto embellecedor». No sabría decir si fue «culpa de la ciudad» o de la versión de Cintia 2019, del cambio de mirada y disposición, de haber vuelto sin un grupo en el caso de España, de los giros en mi propio enfoque, pero no tengo dudas de que el reencuentro con Barcelona y New York este año logró que mi amor por estas dos se multiplique en buenas cantidades.

¿Qué tal ustedes? ¿Han ido a ciudades que se volvieron más relevantes en su corazón en una segunda visita?

Post relacionados:

También te podría gustar...

24 Respuestas

  1. Ana María dice:

    Debo darle una segunda oportunidad a Nueva York, todo el mundo dice que es una ciudad maravillosa y a mi me pareció horrible. Quizás la mala elección del hotel, justo…justo.. frente al Time Square… todo el día era de día… la cantidad de gente extravagante… para no decir que no están en su sano juicio que deambula por las calles ante la indiferencia de la gente… la falta de solidaridad hacia el prójimo.. jamás en país alguno percibí el individualismo en su máxima expresión como en esa ciudad… temas que me pegaron tanto que no permitieron descubrir si Nueva York tiene alguna belleza. Y con respecto a tu pregunta Cintia, Madrid y Barcelona… vuelvo y vuelvo y cada vez las veo mas lindas.. lo mismo me pasa con Italia en cualquiera de sus ciudades.. ¿será el idioma en una y en la otra que las sangre tira?… no lo se… pero no me canso de visitarlas. Un cariño grande y a seguir viajando.

    • Alvaro dice:

      Penza que te gusta, que te atrae, que te causa curiosidad y anda a buscarlo. Yo pienso en NY y se me vienen infinidad de imágenes de películas a la cabeza, desde King Kong en el Tmpaier State, Mi pobre angelito II saliendo del Plaza, Tonny Manero (John Travolta) caminado debajo del subte en Fiebre del sábado por la noche, todos los Manhatan de todos los El Padrino, la nave espacial aterrizando en Flushing Meadow en Hombres de negro o Daryl Hannah caminado desnuda en la estatua de la libertad en Splash. También son tiendas de fotografía para probar lo que quisiera antes de comprarlo. Oportunidades de fotos en cada esquina.
      Todos conocemos NY aunque no hayamos estado, fíjate que te gusta de lo que ya conoces y anda a buscarlo.

  2. Monica dice:

    Nueva York es una ciudad que siempre me deslumbra,me atrapa,fui tres veces,en cada viaje encontré lugares distintos para recorrer,me falta ir una vez más para esta época navideña,espero poder concretarlo en el 2020.Feliz año y por muchos más viajes compartidos virtualmente.

  3. Alvaro dice:

    Uno cambia, la ciudad cambia y las circunstancias / compañía cambia. 😉
    Me pasa con Mar del Plata ciudad que conozco desde chico por vacaciones familiares en el Chateau Frontenac. La conozco por mis primeras vacaciones solo con amigos hace cuarenta años en las que paramos en un Hotel Ciudad Feliz, Alberti 1723, frente a la vieja terminal de ómnibus. La conozco de las primeras vacaciones que compartí con mis suegros y la que ahora es mi mujer, ellos en su departamento y yo en un hotel. La conozco de la primer vacación con mis hijos de menos de un año y de hace unos días que volvimos con ellos ya adolescentes de 14. Ahora los locales del casino están casi todos vacíos, nadie hace cola en frente de los locutorios para hablar a Bs As pero yo sigo disfrutando caminar desde el Torreon hasta el Casino como cuando lo hacia con mis padres.

  4. Fla dice:

    Espero que me pase con Roma, vuelvo el año próximo, el primer viaje me pareció sobrevalorada , no me gustaba el amontonamiento de gente, no supe disfrutar x eso regreso para tener otra mirada… Y una ciudad a la q vuelvo siempre es Londres, mi ciudad favorita del mundo y cada día más bella.

  5. GBL dice:

    Viajé a Gesell desde el 97 al 2008 inclusive (desde mis 13 hasta los 24 años). Sé que algún día volveré, y aunque haya cambiado, seguro algo disparará hermosos recuerdos. Este año volveré a NY, el año que viene volveré a Tokio. Creo que siempre es lindo volver (a veces para repetir algo lindo, a veces para dar una segunda oportunidad).
    Soy una persona tolerante, excepto cuando alguien me dice que repetir una ciudad que ya conocés, es tirar plata y tiempo.

  6. Claudia Andrea Ferretti dice:

    Hola! Cada vez que viajo trato de elegir destinos diferentes, hay mucho por conocer. Me gusta armar mi propio itinerario, excepto en China que contratamos a China Highlights, un lujo. Planifico y leo muchos foros para sacar lo máximo. A los destinos que fui más de una vez son Colonia (Uruguay), Cancún y Rio de janeiro, repetimos por disponer de alojamiento o por conveniencia económica pero repetir para «volver» no lo haría 🙂 .

  7. Leo leos dice:

    A Barcelona le quitás la arquitectura de Gaudí, y se transforma en una ciudad totalmente intrascendente, a mi personalmente no me volvió loco, no volvería y me pareció muy sucia, demasiado en comparación con otras grande ciudades europeas

  8. Timoteo dice:

    Acabo de regresar de mi segunda visita a Egipto luego de tres décadas!! pero ahora con mi esposa. Pero me referiré a El Cairo para seguir la consigna. En este tiempo han habido muchísimos cambios. Es una enorme y vibrante ciudad donde viven 25 millones de personas, la más poblada de África. Aunque la seguridad en Egipto ha sido y seguirá siendo un tema muy polémico, el turismo, al representar más de un 12% de la economía del país, es el aspecto que más quiere cuidar el gobierno. El Cairo no es una ciudad insegura, salvo para cruzar la calle. En este caso, mejor pasar al lado de un cairota, e incluso alguno seguro que se ofrece para parar el tráfico. Y sobre todo, no duden ni un segundo, porque te pasan por encima, jajaja!! Tomar un taxi en la calle es toda una aventura, que recomiendo. Es divertido y conocés mejor la realidad de la ciudad. Es verdad que algunos no hablan ni siquiera inglés, pero intentan hacerse entender. La gente es amabilísima y después del agobio de los vendedores en los templos, me parecieron bastante educados. Regatear hasta para comer, pues no siempre tienen carta y si están en un grupo numeroso seguro les hacen mejor precio. Y sobre todo no tengan miedo de ir por su cuenta, siempre siendo precavidos, claro como en cualquier ciudad del mundo. Si tuviera que poner un apodo a El Cairo, lo llamaría «El Caos». Esto es así tanto por la cantidad de coches que hay y su media de edad, como por sus leyes de circulación, que por momentos parecen inexistentes, al igual que los semáforos ¡es una locura! Debido al escaso/nulo nivel de lluvias y a la intensidad del tráfico que circula por la ciudad, El Cairo es una de las ciudades más contaminadas del mundo. Tras lo dicho, entonces ¿qué hace interesante visitar a El Cairo? Es exactamente eso, la posibilidad de sumergirse en su bullicioso caos para degustar su más profunda esencia mientras se disfruta de su inmensidad. En Egipto no solo se tiene la oportunidad de disfrutar contemplando algunos de los monumentos más sorprendentes del mundo, sino que también podés verte inmerso entre los diferentes grupos de gente que viven en la ciudad para ver cómo conviven. Claro que vimos los monumentos más conocidos de El Cairo, las famosas Pirámides de Giza y la Esfinge, aunque también hay otros imperdibles de gran interés como son el Museo Egipcio, las pirámides de Saqqara y de Menfis y la antigua fortificación de la Ciudadela de Saladino, la Mezquita del Sultán Hasán, la Mezquita de Ibn Tulun y la Mezquita de Al Rifa’i. Otro lugar imperdible para sumergirse al máximo en el ambiente de la ciudad, nada mejor que perderse entre las tienditas del Mercado de Khan El Khalili para conseguir alguna ganga, además de disfrutar de los deliciosos platos típicos egipcios en algún restaurante tradicional. También retornamos este año a Roma, siempre querida y eterna, a Lisboa y Porto sobre todo!!! Estambul amada ya voy por la séptima!! Lo que sí, no volvería (por el momento) a ninguna ciudad norteamericana…

    • jlcota dice:

      Me gustó tu descripción, Timoteo, el Cairo y Egipto en general son destinos pendientes para mí.

      Roma, Lisboa, Porto y Estambul, ¡qué ciudades!, son para volver y volver.

  9. sergioalvarezcampos dice:

    Este Año me reconcilie con dos ciudades: Bariloche (en la cuarta visita) y Madrid (en la ni me acuerdo cual visita), las dos por la misma razón, siempre habían sido lugares de paso en los viajes y nunca les había dado el suficiente tiempo, me paso lo mismo hace unos años con Londres, que ha hecho un cambio para mejor en los últimos 20 años, y también lo contrario, ciudades que caen en mi consideración como París, que es bella y romántica pero creo que sufre algún tipo de decadencia, Nueva York me partió la cabeza desde el primer y hasta el ultimo viaje, es para mi la escencia de «lo urbano», tiene todo lo que hay que tener, o bueno y lo malo.

  10. Ireny dice:

    A la única ciudad que volvi por segunda vez es Venecia. En realidad la primera fui de pasada porque era un punto de enlace para ir a otro lado y le dediqué sólo unas horas.
    En la segunda vez si bien también fue un destino obligado para ir a otro, me quedé un dia y medio y la la encontré más hermosa. El año que viene tengo que volver a pasar por allí pero ya no creo que me quede.
    En cambio tenía la ilusión de volver a Roma porque es una ciudad que me enamoró a pesar de la gran cantidad de turistas y me habian quedado un par de pendientes. El año que viene tengo la suerte de poder regresar, después les cuento como me fue ☺.

  11. louzelig dice:

    Siempre vuelvo a los sitios que me gustan, y casi siempre la segunda vez es la mejor. Porque como ya sé que me gustan, me quedo más tiempo. Y ya tengo la base de la primera visita, y podés permitirte hacer cosas alternativas, descansar más, salirte de lo previsto con menos culpa.
    Me pasó en Londres, en París, en Amsterdam y en Barcelona, las segundas veces fueron mucho más largas y mucho mejores, aunque sí me habían gustado de entrada.
    Hay ciudades como Bogotá o Rio o la misma París a las que he ido muchísimas veces, son como segundas casas ya, y eso también tiene su encanto, en tener algunas rutinas, amigos y generar una dinámica más relajada sin el afán de la visita.

    Creo que no he vuelto a ninguna ciudad que no me haya gustado la primera vez, y tampoco me pasó de que en la segunda visita alguna me decepcionara.

    Y sí he evitado volver a algunas en las que la primera visita tuvo cosas muy extraordinarias e irrepetibles que obviamente no van a volver a estar en una nueva visita, y prefiero guardar ese recuerdo.
    Me pasó de llegar a Porto, sin saberlo, el día de la Queima das fitas, en la que los estudiantes salen a la calle en masa y practican sus rituales de iniciación y graduación, con sus uniformes iguales a los de Harry Potter (Rowling vivió en la ciudad y se inspiró en ellos), y que al día siguiente saliera campeón el Porto luego de varios años. La ciudad fue un desmadre hermoso todo el fin de semana, y se que será irrepetible…

    • jlcota dice:

      Me dejó pensando el concepto final, en el que la primera experiencia fue muy buena por algo extraordinario y por ello dudás en repetir.

      Saludos

Dejá un comentario