Denver, Colorado: La ciudad de la cerveza a una milla de altura

Llegamos a Denver sin grandes planes, pero con muchas expectativas. En la ruta, mientras íbamos para allá, pudimos gestionar el Denver Pass. Por suerte estuvimos conectados en el camino utilizando HolaSim y eso nos aceleró la gestión.

Nos encontramos con una ciudad moderna, con un tráfico complicado en algunas horas para circular, por lo cual recomendamos tener en cuenta los tiempos de movilidad. El título del post tiene que ver con que en la ciudad se encuentra la mayor cervecería del mundo. Dado que es para ver en detalle, haremos un post específico de ella.

El camino hasta la ciudad de Denver (veníamos de Mesa Verde) fue diferente a lo que veníamos viendo. Cambiamos los suelos desiertos y áridos por bosques y ríos que nos acompañaban en nuestro trayecto. Bien claro era que estábamos cruzando las montañas Rocallosas y hacerlo nos llevó casi 7 horas de viaje.

Estaríamos dos noches en Denver, por lo que al llegar dedicamos el resto del día a descansar y hacer una pequeñas compras en un centro comercial cercano. Al día siguiente, tendríamos un agitado itinerario. Como curiosidad, podemos contar que la ciudad se encuentra a una altura exacta de un milla sobre el nivel del mar, lo que termina de dar el título al post.

Donde nos alojamos

Luego de algunas averiguaciones, decidimos alojarnos en la parte sur de la ciudad, en Englewood. El hotel elegido fue un Comfort Suites que incluía estacionamiento, desayuno y Wifi. Hermoso hotel, con pileta climatizada cubierta y de fácil acceso a las autopistas que conectan con los distintos lugares a recorrer.

Cosas para hacer

Las visitas del día las vamos a partir en dos etapas: las que se encuentran cerca del centro y las que requieren que nos movamos.

Nuestro día comenzó muy temprano en una de las zonas más lindas de la ciudad, the 16 Mall St. Se trata de una serie de locales comerciales, en una zona peatonal llena de flores. Hasta acá fuimos en la búsqueda de nuestro Denver Passport, el cual tenía incluidas muchas actividades y entradas a atracciones.

La calle, de una milla de extensión, posee 200 árboles y 50.000 flores que adornan el lugar. También hay un colectivo gratuito que te lleva de punta a punta, pero en nuestro caso decidimos caminarla.

En algunos sectores encontramos pianos en la calle para que el que guste se siente y se ponga a tocar.

Otra atracción en las cercanías es la Plaza Larimer. Es una mezcla de cafés al aire libre, tiendas exclusivas, clubes nocturnos y restaurantes de la mejor calidad. Una paseo interesante si te gusta ver lo más chic del centro de Denver.

Luego de ahí, nos dirigimos hacia el Confluence Park. En este lugar fue donde se fundó la ciudad, en los campamentos de gente en busca de oro. Dado que teníamos el Denver Passport, decidimos hacer uso del servicio incluido del Denver B-cycle y utilizar la media hora de bicicletas en la zona. El parque está preparado para poder andar sin problemas con tu bici en las sendas asfaltadas. El proceso de alquiler consiste simplemente en poner una tarjeta de crédito como garantía y seguir las instrucciones de la pantalla. Después se ingresa el código del Denver Passport y estás listo para andar un rato.

Cuando comenzamos la vuelta desde esta zona hacia el lado del Capitolio, hicimos una parada en la vieja estación de tren. Hoy totalmente reformada, modernizada y distinguida, la Union Station cuenta con restaurantes, negocios y hasta un hotel. La entrada es libre y, creo yo, es un lugar para simplemente pasar y mirar un poco de algo clásico.

Pasamos por el Museo del dinero, este lugar depende del banco de la reserva federal de Kansas City. En él podemos ver la historia de los billetes de los Estados Unidos a través de los años. Está a la vista uno de los famosos billetes de 100.000 dólares y podés pararte frente a lo que sería una pila de 30 millones de dólares. Como souvenir te regalan una bolsa con dólares picados que equivalen a U$S 165.

Más en la zona del centro, nos encontramos con el Capitolio del Estado de Colorado, la Casa de la Moneda, la Catedral de la Inmaculada Concepción y la biblioteca pública de Denver.

De esta enumeración, podemos decir que al Capitolio vale la pena entrar. Se puede visitar en forma libre casi todas las salas. Tiene un estilo tradicional y se encuentra en perfecto estado de conservación.

Algo interesante que nos pasó fue que, cuando estábamos en el salón de los retratos de los presidentes de Estados Unidos, el país estaba en proceso de elecciones, con amplio favoritismo hacia la candidata que perdió. Próximamente, quien lo visite verá el retrato de Trump seguramente.

Para comer, utilizamos uno de los tradicionales camiones de comida. En este caso, el almuerzo fue una porción de pizza tamaño gigante.

Un poco más alejados se encuentran los tradicionales Museos de Ciencias y Naturaleza, el Jardín Botánico y el Zoológico. Todas estas atracciones estaban incluidas en el pasaporte, pero por cuestiones de tiempo tuvimos que pasarlas por alto.

Pendiente nos quedó llegar al Museo y Tumba de Buffalo Bill. Se encuentra a 30 minutos del centro, pero no llegamos con el horario. En el lugar se cuenta y recrea la historia de Buffalo Bill Cody, llamado “el jinete del Pony Express”, cazador de búfalos y showman. Un personaje legendario del viejo oeste.

Como explicamos al principio, la visita a la cervecería te la dejamos para el próximo post del road trip.

¿Viajás a Estados Unidos? Resumen / Guía de Viaje

Te dejamos este post con todos los hoteles recomendados en Estados Unidos. 

Otra opción interesante para encontrar un alojamiento diferente es el sitio AirBnb. Suscribiéndote a través de este vínculo obtenés U$S 33 de crédito para tu reserva

 Ya que te vas a USA, aprovechá y adelantá tus compras. Te contamos cómo hacerlo y algunos valiosos tips en el post: Haciendo las compras previas a un viaje a Estados Unidos.

Post relacionados del viaje

 

También te puede gustar

4 Respuestas

  1. Graciela dice:

    Hola chicos !!
    Perdón que haga esta consulta aquí es que no encontré un post relacionado, viajo a Costa Rica y tengo conexiones en São Paulo-Panamá . Leí en el consulado que es requisito tener aplicada la vacuna contra la fiebre amarilla a los habitantes del cono sur , no incluye Argentina, pero si dice que los pasajeros en tránsito de Brasil, si . No se ,si estará actualizada la página que consulté, nuestra escala es de 4 horas, ustedes saben si es requisito imprescindible?
    Gracias!
    Saludos

  2. Graciela dice:

    Gracias chicos !!

Dejá un comentario