Recorriendo Estambul, puerta de entrada a Turquía

Estambul suele ser la puerta de entrada a la inmensidad de Turquía, ya sea porque se consiguen muy buenas conexiones volando con Turkish Airlines o porque el Atatürk es uno de los aeropuertos más grandes del país y más vinculados con el resto del mundo.

Nosotros hemos ido en varias oportunidades en los últimos años, pudiendo conocer Estambul con diferentes climas y alojándonos en diversas áreas, pero en este post vamos a tratar la ciudad desde la perspectiva de la primera visita.

Alojamiento

Consideramos que las zonas de Sultanahmet, la torre Galata y Eminönü pueden resultar muy adecuadas para un primer acercamiento a Estambul. Quizás, teniendo tiempo, se pueden sumar algunas noches del lado asiático como para completar la mirada del lugar, eso de lo que hablábamos en Alojarse en dos lugares distintos dentro de la misma ciudad.

En nuestras primeras visitas nos alojamos en la zona vieja de Sultanahmet, en los hoteles Orka Royal Hotel de 4* y Hotel Romance 4*, los dos muy bien, aunque el último más refinado, con mejor desayuno y con la parada de los tranvías prácticamente en la puerta.

En la última oportunidad elegimos un hermoso departamento con terraza a dos cuadras de la torre Galata (link) que reservamos a través de Airbnb. Esta fue una de las primeras vistas que tuvimos cuando salimos a caminar por el puente Galata:

Transporte

Salvo a la vuelta que, por una cuestión de horarios, elegimos tomar un transfer, nos manejamos dentro de la ciudad con transporte público y andando a pie.

Aquí pueden leer algunas de esas experiencias:

Atracciones principales y el Museum Pass Istanbul 

El Museum Pass de Estambul es una tarjetita que te permite acceder sin pagar nada extra a una serie de atractivos durante cinco días seguidos. Cuando fuimos en septiembre de 2017, costaba 85 liras turcas en la boletería de Hagia Sophia, pero actualmente aumentó a 125 TL.

Estos son los lugares a los que se puede acceder:

Hagia Sophia Museum, Topkapı Palace Museum and *Harem Apartments, İstanbul Archaeological Museums, İstanbul Mosaic Museum, **Museum of Turkish and İslamic Arts, Museum for the History of Science and Technology in Islam, Chora Museum, Galata Mevlevi House Museum, Yıldız Palace, Rumeli Hisar Museum, Fethiye Museum

Nosotros hicimos la cuenta rápida ahí en la boletería y ya visitando dos o tres lugares amortizábamos el costo del Museum Pass, por lo que elegimos comprarlo y aprovecharlo lo más posible.

Pasamos aproximadamente dos horas y media recorriendo Hagia Sophia, haciendo parte de la visita con un guía que hablaba en español (info acá).

Aprendimos mucho y nos maravillamos también. ¡Hasta la tienda de regalos era interesante!

Al día siguiente, usamos el Museum Pass para acceder al Museo del Palacio de Topkapı, un complejo fascinante. Pasamos al menos tres horas y, la verdad, nos fuimos porque teníamos que ir a almorzar, si no tranquilamente podríamos habernos quedado más.

Y también para visitar el Museo Arqueológico en que había una sección exclusiva para los mosaicos turcos.

Claro que también estuvimos en atractivos en los que no usamos el pase de museos, como la Cisterna Basílica (pagamos la entrada ahí), el Gran Bazar de Estambul donde paseamos y compramos lámparas y chucherías:

Y la movida avenida comercial de İstiklal:

Gastronomía

Algo que nos interesa en cualquier lugar que visitamos y que, inevitablemente, nos fascinó en Estambul fue la variedad de su comida. Comimos como sultanes por precios accesibles, probamos cosas nuevas y maneras distintas de preparar platos que conocíamos.

El pescado es uno de los clásicos de la ciudad, especialmente en las zonas cercanas al agua. Por ejemplo, debajo del puente Galata, se encuentran muchos locales vendiendo sandwiches de pescado por U$S 2,50.

También lo comimos al plato con ensalada, lo que resulta muy rico y accesible para personas que siguen dietas gluten free.

El Kebab es uno de los platos que sí o sí hay que probar en Turquía. Hay muchísimas variedades según la carne con la que se hacen (cerdo, cordero, pollo, etc.) y la manera en que se sirve y cocina. Por ejemplo, está el Şiş kebap que se hace en palitos tipo brochette y el dürüm que viene enrollado en un pan plano. Nuevamente, las opciones sin pan (ekmek en turco) son salvadoras para los celíacos.

Los precios varían según el lugar, pero se pueden conseguir desde 10 TL (unos U$S 2,50).

Acá estamos probando un plato entero de kebab con arroz, pan turco y verduras.

Otra sorpresa exquisita fue la Çorba, una sopa hecha a base de lentejas a la que se le agrega limón y pimiento a gusto. Podías incorporarla a tu comida por valores desde 4 TL (U$S 1 aproximadamente).

Y los mantı, la variedad turca de los ravioli con yogurt y, en esta foto, pasados por un toque de horno al final.

Nuestro dulce favorito en la última visita fue el Künefe, un postre hecho con una especie de fideos finitos, queso, pistacho y almíbar. Como se ve en la foto, casi siempre lo acompañamos con una tacita de café turco, espeso e intenso.

Mezquitas

Como en muchos lugares religiosos del mundo, las mezquitas de Estambul tienen un código de vestimenta. En términos generales, no se puede tener los hombros, las piernas y (en el caso de las mujeres) la cabeza descubiertos.

En la Mezquita Azul, por ejemplo, otorgaban las prendas necesarias para vestirse de acuerdo con la normativa, tanto para hombres como para mujeres.

Este templo es realmente enorme y hermoso, hay tantos detalles para ver que uno puede pasar unos minutos o quedarse una hora contemplando. Algo muy agradable es la alfombra, muy receptiva, en la que muchos viajeros se tiran a descansar, meditar y/o mirar.

Si van a Sultan Ahmet Camii (Mezquita Azul), antes chequeen los horarios en su web oficial, ya que los turistas no pueden ingresar durante los horarios de rezo.

De por sí las mezquitas son hermosas de observar desde afuera, la presencia de sus minaretes y su singular arquitectura capturan las miradas.

Podríamos seguir hablando mucho más de Estambul, pero vamos a atenernos a la idea de una primera visita y cortar, por ahora, acá.

Les dejamos varios puntos de interés en este mapa:

Post relacionados:

 

También te podría gustar...

39 Respuestas

  1. Todo en Estambul es maravilloso! se transformó en una de mis ciudades favoritas (en mi top 3 sin dudarlo)
    muy buen post!!

  2. Guillermo dice:

    Excelente guía para una primera aproximación Cintia, en junio estaré por allá y me viene muy bien esta información.

  3. Agostina Ardenghi dice:

    ¡Amé Turquía! Acabo de volver, pasé una semanita entre Estambul y Göreme (Capadocia) y me quedé con ganas de muchísimo más. La gente es increíblemente amable y cálida, los desayunos son una locura (aunque no soy fan del pepino jeje), y definitivamente ya se convirtió en uno de los países más lindos en los que estuve. Ahora muero por ir a Izmir en verano y con amigas! Curiosamente me faltó visitar el Gran Bazaar porque me alojé en Besiktas en lo de un amigo y no hice mucho “turismo” por SultanAhmet, así que tendré que volver a pasar por ahí!!!! Gran resumen, chicos, felicitaciones.

    • jlcota dice:

      Coincidimos. Nosotros estamos llorando porque no tenemos todavía ningún pasaje emitido a Turquía para este año ¡Qué país!

      Saludos, Agostina

  4. Ireny dice:

    Muy completo tu informe Cintia gracias!
    Menos mal que sólo me quedo dos dias sino volveria rodando, me encantó la comida jaja, igual todo en general se ve hermoso.
    Como es el tema de la moneda allá, conviene comprar las liras turcas en Argentina o se pueden cambiar allá? Me acuerdo que en Europa hice un pésimo negocio cambiando dólares a euros. En Turquia como es? Podes sacar dinero de los cajeros automáticos?

    • jlcota dice:

      Hola, Ireny,

      Nos manejamos extrayendo liras turcas de los cajeros automáticos, hay por todos lados. No llevamos liras desde Argentina ni cambiamos moneda en casas de cambio allí.

      Saludos

      • Guillermo dice:

        Pregunta Jorge, para ir haciendo calculo de cuanto sacar, aceptan Euros en Estambul como forma de pago?, en Praga por ejemplo no lo aceptaban mucho o no era conveniente, pero en Budapest, los tickets ya venían en su moneda y en euros y era un cambio muy conveniente.

        • jlcota dice:

          La verdad que ni lo probamos, Guillermo. Obtener liras turcas resultó muy sencillo extrayendo desde los cajeros automáticos, de esa manera evitamos el riesgo de perder con la cotización y que en algunos comercios no tan ligados al turismo no acepten otra moneda distinta a la nacional.

          Saludos

        • Ireny dice:

          Muchas gracias! Saludos 🙂

  5. Vsnina dice:

    Que lindo post! Me picó el bichito Turquía… Me gustaría conocer Estambul y Capadoccia… Pero, mi novio me exige playa en todas las vacaciones, este año tendríamos fecha entre mayo y julio…
    La consulta seria, expertos viajeros, me dan ideas de a qué playa volar desde Turquia?
    Mil gracias a todos.

  6. Gi dice:

    Tengo pasaje para Mayo y toda esta información me viene genial, gracias!

  7. Susana Jam dice:

    Maravilloso raconto para lo que sueño, será mi primera vez!!!! Gracias!!!!

  8. Sonia dice:

    Fui a Turquia en el 2009..Còmo la amè!!!!!! espero volver pronto!! Que lindo post! me puse nostalgica!!

  9. Flor dice:

    Genial como siempre todo lo que nos comparten!! Muy generosos!! Yo voy a Turquía en julio “por su culpa”jajajaj!! Una consulta: dónde compraron ese Museum Pass? Allá o x internet desde acá? Gracias como siempre!!!!

  10. adrián dice:

    Que linda nota, Cintia. Que linda que es Estambul!!

    Me encantó esa foto en el Gran Bazar, con esos rollos dulces, con pistachos, y raras cosas deliciosas, que luego cortan en rodajas, y ofrecen para degustar en todos los negocios. La foto, increíble, un maravilla de la fotografía!!!

    Nunca olvido esos sandwiches de caballa debajo del puente Galata. Nunca sabré si es el sabor, el lugar, la gente. Tendré que volver para seguir investigando.

    Muy, muy buena nota. Para el que nunca fue, incita a conocer a la increíble e inolvidable ciudad bicontinental. Para los que fuimos, bah… quierooooo volveeeeeer!!!!!

    PD: conseguiste matarme de hambre con esas delicias que fotografiaste y describiste, una locura!!!

    • Cintia C. dice:

      Qué bueno, adrián, logramos el objetivo 🙂 A nosotros nos daban más y más ganas de volver mientras escribíamos. Con respecto a las fotos, vale aclarar que algunas las sacó Jlcota, trabajo conjunto. ¡Saludos!

  11. Guido dice:

    Hola Cintia, como estas?
    Te consulto, si tienen alguna nota sobre como canjear milla de Turkish, llego a redención, me calcula las millas requeridas pero ahí me trabo y nose como seguir, gracias!!

  12. Lau dice:

    se necesita visa para visitar Turquía? gracias!

  13. Beita1974 dice:

    Hola, como ya saben gracias a sus post sobre Turquía allá vamos en Septiembre y por Turkish también culpa de sus post.
    Los días asigandos a Turquía son del 1ro al 12 de septiembre, que pensamos dividir en Estambul, Capadoccia y Antalya (ahí alquilaríamos auto). La consulta es dónde aconsejan que nos alojemos en Estambul viendo que ya vivieron las 2 experiencias por lo que comentan de estar en Sultanahmet y en la zona de la torre Galata? Haríamos del 1ro al 3 en Capadoccia, de ahí a Antalya hasta el 6 o 7 (estoy en duda de cuántos días quedarnos en la cosa me encantaría 4 pero ahí me quedan menos en Estambul.. y los últimas 5 o 6 noches en Estambul para domar el vuelo temprano el 12/9. Por lo que vi parece más comoda la zona de Sultanahmet pero más linda la de Galata, no?

    • jlcota dice:

      Ambas zonas son hermosa, Beita, Sultanahmet es más monumental, la zona de Galata es un poco más de barcitos y pequeños comercios, más una zona en donde vive y trabaja la gente del lugar.

      Cuando regrese a Estambul no se por cuál de las dos optaría, podría volver a ambas tranquilamente.

      Saludos

  14. Beita1974 dice:

    gracias por responder! la otra opción es dividir la estadía, pero al ser pocos días creo que perderíamos mucho tiempo.

Dejá un comentario