Salimos de la ciudad de Denver con la idea de hacer un desvío y darnos una vuelta por el Parque Nacional Rocky Mountain. Para realizar el recorrido, tuvimos que analizar un poco por dónde ingresar y salir para no perder mucho tiempo en los traslados. Además evaluamos las opciones de alojamiento, decisión que nos llevó un poco de tiempo. Si bien es casi un “recorrido en auto”, hay muchas paradas con cosas interesantes para observar y...

Visita al Parque Nacional Rocky Mountain, Colorado (USA)

Salimos de la ciudad de Denver con la idea de hacer un desvío y darnos una vuelta por el Parque Nacional Rocky Mountain. Para realizar el recorrido, tuvimos que analizar un poco por dónde ingresar y salir para no perder mucho tiempo en los traslados. Además evaluamos las opciones de alojamiento, decisión que nos llevó un poco de tiempo.

Si bien es casi un “recorrido en auto”, hay muchas paradas con cosas interesantes para observar y disfrutar. Es común encontrarse con algún animal suelto en el camino, lo que hace que no puedas evitar sacar la cámara de fotos.

Vamos a compartir un poco en detalle lo que vimos en nuestra visita a este Parque, creado en el año 1915.

Estados Unidos, Parque Rocky Mountain

El recorrido que hicimos

Como contamos antes, todo el recorrido que hicimos fue en el auto. La ruta es un camino de montaña en muy buen estado de conservación y muy bien señalizado. Se llega a una altura máxima de 3900 metros sobre el nivel del mar. Como pueden ver en el mapa, entramos por la parte sur del parque y, luego de recorrer todo el camino, hicimos una parada en Estes Park para el almuerzo y continuamos hacia nuestro hotel.

Algunos detalles del parque

En la entrada al parque se encuentra la garita del guardaparque que cobra el ticket de acceso. El costo por auto es de U$S20, válido por 7 días consecutivos desde la fecha de la compra.

Con respecto al clima, a pesar de ser pleno verano, tuvimos una parte de nuestra visita en la que nevó. En el ingreso y en el Estes Park, la temperatura fue muy agradable, hacía calor. Pero cuando avanzamos, en las paradas que realizamos, nuestras bermudas y ojotas quedaron “cortas”. Tuvimos que sacar buzos del equipaje y de esa forma pasamos mejor el día.

Hay para hacer caminatas por determinados senderos, para lo cual te recomendamos llevar buen calzado, protectores, agua y abrigo. En cualquier momento, vienen nubes y vientos, bajando la temperatura hasta 10 grados en minutos.

Nos encontramos también durante el recorrido con nieves eternas y lagunas en el medio de la montaña. Las vistas desde la altura realmente quedan grabadas en las retinas. Un sector interesante se denomina la Tundra. Flores de altura crecen ahí y el verano es el momento para verlas florecer.

Como adicional, en muchos sectores del parque se pueden ver animales sueltos en su hábitat natural, a pocos metros del camino. Siempre llama la atención verlos transitar. Por suerte, ninguno de los que vimos era un oso 🙂

Encontramos también carteles que indican dónde se encuentra la división de aguas, entre las que van hacia el océano Pacífico y al Atlántico. Esta división continental va desde Alaska hasta el Cabo de Hornos.

Estes Park

Nuestra parada al mediodía fue en el pequeño pueblo de Estes Park. Con un centro de breves dimensiones pero colorido, encontramos muchas opciones para comer algunos platos tradicionales de la zona. Nuestra hamburguesa esta vez fue de búfalo. Por esos lugares, esos animales se crían como acá las vacas.

Luego del almuerzo, nos decidimos a caminar un poco para estirar las piernas después del viaje en el auto. Nos encontramos con The Taffy Shop, un lugar que vende una clase de caramelo tradicional masticable de varios sabores. El negocio funciona allí desde hace 82 años y se puede ver su máquina que mezcla en la vidriera funcionando hace más de 70 años. Por supuesto, tuvimos que comprar una bolsa de U$S 5 y seguir caminando.

Algo para comentar es que en el lugar hay estacionamiento público gratis, por lo que se puede estacionar con facilidad.

Alojamiento

Como te mostramos en el mapa, salimos de Denver y terminamos el día en la ciudad de Loveland. Decidimos ir hasta esta ciudad, y no parar en Estes Park, para aprovechar un poco más el día y hacer más corto el día de ruta siguiente. Convenientemente ubicado cerca de la autopista, teníamos rápido acceso para entrar y salir. El hotel contaba con pileta cubierta, ya que muchos días del año el clima no es el mejor para estar al aire libre.

El Quality Inn & Suites está a 30 minutos del parte Nacional de las Montañas Rocallosas. Incluye estacionamiento, desayuno y Wifi. Además tiene opciones para hacer compras cercanas.

Conclusión

Sin lugar a dudas, otro de los recorridos imperdibles del centro de los Estados Unidos. Si bien la mayor parte del trayecto es en auto, con tiempo y ganas uno puede planear caminatas e inclusive acampar en las zonas permitidas. Si vas en el auto con tiempo, date una pasada.

Más información: https://www.nps.gov/romo/espanol/index.htm

¿Viajás a Estados Unidos? Resumen / Guía de Viaje

Te dejamos este post con todos los hoteles recomendados en Estados Unidos. 

Otra opción interesante para encontrar un alojamiento diferente es el sitio AirBnb. Suscribiéndote a través de este vínculo obtenés U$S 33 de crédito para tu reserva

 Ya que te vas a USA, aprovechá y adelantá tus compras. Te contamos cómo hacerlo y algunos valiosos tips en el post: Haciendo las compras previas a un viaje a Estados Unidos.

Post relacionados del viaje

 

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Enzo dice:

    “Con respecto al clima, a pesar de ser pleno verano, tuvimos una parte de nuestra visita en la que nevó.” No es invierno allá?

    Hermoso lugar sin dudas. Norteamérica tiene grandes paisajes también.

Dejá un comentario