Categoría: Grecia

WP_Query Object
(
    [query] => Array
        (
            [tax_query] => Array
                (
                    [relation] => AND
                    [0] => Array
                        (
                            [taxonomy] => category
                            [field] => term_id
                            [terms] => 80
                        )

                )

        )

    [query_vars] => Array
        (
            [tax_query] => Array
                (
                    [relation] => AND
                    [0] => Array
                        (
                            [taxonomy] => category
                            [field] => term_id
                            [terms] => 80
                        )

                )

            [error] => 
            [m] => 
            [p] => 0
            [post_parent] => 
            [subpost] => 
            [subpost_id] => 
            [attachment] => 
            [attachment_id] => 0
            [name] => 
            [static] => 
            [pagename] => 
            [page_id] => 0
            [second] => 
            [minute] => 
            [hour] => 
            [day] => 0
            [monthnum] => 0
            [year] => 0
            [w] => 0
            [category_name] => grecia
            [tag] => 
            [cat] => 80
            [tag_id] => 
            [author] => 
            [author_name] => 
            [feed] => 
            [tb] => 
            [paged] => 0
            [meta_key] => 
            [meta_value] => 
            [preview] => 
            [s] => 
            [sentence] => 
            [title] => 
            [fields] => 
            [menu_order] => 
            [embed] => 
            [category__in] => Array
                (
                )

            [category__not_in] => Array
                (
                )

            [category__and] => Array
                (
                )

            [post__in] => Array
                (
                )

            [post__not_in] => Array
                (
                )

            [post_name__in] => Array
                (
                )

            [tag__in] => Array
                (
                )

            [tag__not_in] => Array
                (
                )

            [tag__and] => Array
                (
                )

            [tag_slug__in] => Array
                (
                )

            [tag_slug__and] => Array
                (
                )

            [post_parent__in] => Array
                (
                )

            [post_parent__not_in] => Array
                (
                )

            [author__in] => Array
                (
                )

            [author__not_in] => Array
                (
                )

            [ignore_sticky_posts] => 
            [suppress_filters] => 
            [cache_results] => 1
            [update_post_term_cache] => 1
            [lazy_load_term_meta] => 1
            [update_post_meta_cache] => 1
            [post_type] => 
            [posts_per_page] => 10
            [nopaging] => 
            [comments_per_page] => 50
            [no_found_rows] => 
            [order] => DESC
        )

    [tax_query] => WP_Tax_Query Object
        (
            [queries] => Array
                (
                    [relation] => AND
                    [0] => Array
                        (
                            [taxonomy] => category
                            [terms] => Array
                                (
                                    [0] => 80
                                )

                            [field] => term_id
                            [operator] => IN
                            [include_children] => 1
                        )

                )

            [relation] => AND
            [table_aliases:protected] => Array
                (
                    [0] => wp_yjwh4r1khv_term_relationships
                )

            [queried_terms] => Array
                (
                    [category] => Array
                        (
                            [terms] => Array
                                (
                                    [0] => 80
                                )

                            [field] => term_id
                        )

                )

            [primary_table] => wp_yjwh4r1khv_posts
            [primary_id_column] => ID
        )

    [meta_query] => WP_Meta_Query Object
        (
            [queries] => Array
                (
                )

            [relation] => 
            [meta_table] => 
            [meta_id_column] => 
            [primary_table] => 
            [primary_id_column] => 
            [table_aliases:protected] => Array
                (
                )

            [clauses:protected] => Array
                (
                )

            [has_or_relation:protected] => 
        )

    [date_query] => 
    [request] => SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS  wp_yjwh4r1khv_posts.ID FROM wp_yjwh4r1khv_posts  LEFT JOIN wp_yjwh4r1khv_term_relationships ON (wp_yjwh4r1khv_posts.ID = wp_yjwh4r1khv_term_relationships.object_id) WHERE 1=1  AND ( 
  wp_yjwh4r1khv_term_relationships.term_taxonomy_id IN (80,168)
) AND wp_yjwh4r1khv_posts.post_type = 'post' AND (wp_yjwh4r1khv_posts.post_status = 'publish') GROUP BY wp_yjwh4r1khv_posts.ID ORDER BY wp_yjwh4r1khv_posts.post_date DESC LIMIT 0, 10
    [posts] => Array
        (
            [0] => WP_Post Object
                (
                    [ID] => 39493
                    [post_author] => 3
                    [post_date] => 2017-11-22 12:17:02
                    [post_date_gmt] => 2017-11-22 15:17:02
                    [post_content] => Hace unos días volví de un hermoso y extenso viaje por varios países y la verdad es que no sabía por dónde arrancar a escribir. Si bien varios post fueron saliendo in situ, organizarme para empezar a relatar lo no escrito aún me estaba costando bastante. Así que hicimos una votación a través de Instagram para ver sobre qué tenían ganas de leer ustedes y ganó Europa, la ciudad y, dentro del viejo continente, Grecia.

Elegir las islas griegas para representar la ciudad es bastante inesperado, especialmente porque muchas de ellas no tienen propiamente ciudades, sino pequeños centros urbanos denominados χώρα (Chora). Pero tomé esta decisión para no repetir Atenas, lugar del que ya tenemos bastante escrito.

Después de darle varias vueltas, terminé por visitar tres de las islas Cícladas: Amorgos, Santorini y Anafi. Lo curioso es que fui en fin de temporada y, salvo en la reina Santorini, todas las islas menores estaban empezando a cerrar el boliche.

Mi primer destino fue Amorgos, a donde llegué en ferry desde Piraeus (el puerto cercano a Atenas) casi a finales de septiembre después de unas ocho horas de navegación. Las primeras tres noches me alojé en Katapola, un pueblo pequeño muy pintoresco en el que conviven tabernas y cafés con un hermoso mar azul y las montañas. La atmósfera en el puerto de Katapola es muy tranquila y, si bien varios locales ya estaban cerrados, se podía comprar en el mercado y disfrutar algunos locales gastronómicos de muy buena calidad.



Un punto en el que el fin de la temporada resultó desfavorable fue en la frecuencia de los buses, había pocos y en horarios que limitaban mucho el itinerario del día. Si uno maneja y tiene ganas de alquilar un auto, no es una mala idea para conocer las bellezas de Amorgos.

Hay también muchísimos senderos para caminar la isla, desde bien fáciles hasta intensos que requieren mucho esfuerzo.



Yo aproveché varios de ellos:
  • Desde Katapola a la antigua ciudad de Minoa
  • Desde Chora al Monasterio Hozoviotissa. Este espacio religioso, el segundo más viejo en Grecia, se encuentra enclavado en la montaña y requiere subir 300 metros escalones para llegar a él. Arriba, los monjes te reciben con licor psimeni raki y dulces y, si tenés ganas de charlar, te cuentan sobre el establecimiento y su historia. Las vistas desde ahí valen mucho la pena.
En la web de turismo en Amorgos pueden consultar todos los caminos para hacer a pie. Van a ver que algunos son muy extensos, pero tranquilamente se pueden hacer por partes. Como mi ferry de regreso partía desde el puerto de Aegiali, siguiendo nuestros propios consejos fui a alojarme allí por una noche y quedé fascinada, tanto que me arrepentí un poco de no haber llegado antes. Pasé el día en sus playas paradisíacas y casi vacías, mirando sus molinos y subiendo pequeñas montañas para poder apreciar tanto azul desde la altura. Como en todo Grecia en general, pude disfrutar de una comida increíble. En algunos casos, compraba de pasada un pita gyros por menos de tres euros y seguía, pero una noche me senté en una taberna cerca del puerto de Aegiali a comer propiamente y despedirme de la isla. Se llamaba To limani ths kyra Katinas (o Resturant Limani en español) y elegir un plato del menú era tarea difícil. Se especializaban en mariscos, pescados y carnes, yo probé una carne al vino con papas que tranquilamente podría haber preparado alguna de las sabias cocineras de mi familia. Miren qué simpático era el lugar: Pensaba hablar sobre las islas Santorini y Anafi en este mismo post, pero al final Amorgos tenía mucho que decir 😍 Post relacionados:   [post_title] => Amorgos, el mar azul de las islas Cícladas (Grecia) [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => open [post_password] => [post_name] => amorgos-el-mar-azul-de-las-islas-cicladas-grecia [to_ping] => [pinged] => https://www.infoviajera.com/2017/09/el-dia-que-google-maps-me-mando-a-cualquier-lado/ https://www.infoviajera.com/2017/10/la-milimetrica-tarea-de-conectar-ferries-en-las-islas-griegas/ [post_modified] => 2017-11-22 14:53:10 [post_modified_gmt] => 2017-11-22 17:53:10 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.infoviajera.com/?p=39493 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 14 [filter] => raw ) [1] => WP_Post Object ( [ID] => 37092 [post_author] => 3 [post_date] => 2017-10-14 08:04:53 [post_date_gmt] => 2017-10-14 11:04:53 [post_content] => En mi itinerario de Grecia había algunos días asignados para visitar Meteora, lugar que me venía llamando la atención hace un par de años y del que solamente había escuchado cosas positivas. Como más o menos quedaba de pasada, aunque no muy muy de pasada, decidí ir desde Atenas a Delfos (aquí pueden leer el relato) y desde allí a Meteora. A pesar de que mi intención era tomar el bus y después el tren, terminé yendo desde Delfos hasta Meteora combinando tres colectivos diferentes porque los horarios eran más convenientes. Pueden consultar estas conexiones en la web de KTEL Trikala, incluso para ir desde Atenas. Tenía dos días allá y quería aprovecharlos a pleno, por lo que me puse en contacto con Visit Meteora y muy amablemente me invitaron a hacer dos de los tours que me interesaban: una excursión a pie (hiking) y el tour del atardecer. El hiking tour arrancó 8:30 de la mañana, cuando la combi de Visit Meteora empezó a buscar a los aventureros por sus respectivos hoteles. Una vez que se conformó el equipo, anduvimos algunos kilómetros hasta que el vehículo de detuvo, bajamos (no sin antes agarrar una de las botellas de agua que nos ofrecieron) y empezamos a depender de nuestras piernas y los conocimientos de Kostas, el guía. La verdad es que el punto de inicio ya te hace abrir un poco más los ojos. Estando a los pies de esas “piedras que flotan en el aire”, Kostas nos explicó la historia geológica de la zona con referencias a los materiales de un río que circulaba hace trece millones de años, la ruptura de las piedras y los principios de la formación de estas increíbles torres. Hasta ese momento, yo tenía la cabeza en la magia de la naturaleza y observaba todo lo que podía imaginando el río rompiendo la piedra y los sedimentos formando capas montañosas. Estuve así varios minutos, hasta que avanzó la historia y apareció el ser humano. Si bien ya en el siglo 2 DC había movimiento en la zona, es en el siglo X cuando llegan los monjes y empiezan a vivir en cuevas y grietas dentro de las montañas como ermitaños. Buscando calma y escapando de las situaciones políticas de la época, los primeros religiosos vivían en lo alto, aislados, dependiendo de los locales que se acercaban a dejarles comida. Recién en el siglo XIV hay señales de la construcción de un primer monasterio muy austero de madera, después de un par de siglos de organización religiosa. Si uno se para ahí y ve donde se edificaron estos monasterios, tratando de figurarse cómo subieron las piedras y dispusieron las estructuras, realmente no lo puede creer. Todo este contenido histórico se va combinando con la frescura de la mañana, la compañía de la vegetación y un camino levemente empinado que nos va dejando entrar cada vez más en la montaña. A medida que aparecen las torres, Kostas comentaba sus nombres, totalmente relacionados con sus formas y características: la campana, la cabeza del caballo, la torre con eco. [caption id="attachment_37465" align="aligncenter" width="800"] Frutos en el camino (se pueden comer)[/caption] Dejando de lado las varias pausas para sacar fotos, la primera parada fue en el monasterio Ipapandi alrededor de las 10 de la mañana. Nosotros subimos por escaleras, pero estando allí no puede faltar la reflexión sobre cómo subían los monjes y los fieles antes de que se construyeran las rutas y caminos. El monasterio está literalmente enclavado en la montaña y conserva los frescos originales de 1357 en una atmósfera solemne. Para quienes no han visto el arte de la iglesia cristiana ortodoxa, esta es una muy buena introducción. Después de recorrer Ipapandi, subimos un poco más y disfrutamos de una energizante barra de cereal mientras escuchábamos sobre las guerras entre Grecia y Turquía, el héroe local y cómo los monasterios  fueron financiados por los invasores en determinados momentos para mantener la paz. Con las fuerzas renovadas, seguimos caminando hasta alcanzar la máxima altura de nuestra caminata: 580 metros sobre el nivel del mar. Un lindo número, pero insuficiente para mostrar todo lo que el camino contiene en esos metros. [caption id="attachment_37672" align="aligncenter" width="800"] El balcón de Kostas[/caption] La última parada fue en el monasterio Gran Meteoro, el de mayor tamaño y más relevante en la historia de Meteora. Fue fundado a mediados del siglo XIV por Athanasios Koinovitis y un grupo de monjes y, a su manera ejemplar, estableció las reglas de la vida monástica. Allí el guía nos dejó una hora para que lo recorriéramos libremente, ya que no es únicamente una impactante iglesia, sino que también hay pequeños museos, muestras y unas vistas maravillosas. Para llegar hay que subir un buen número de escaleras, así que es recomendable aprovechar los descansos para apreciar el panorama y juntar aire. El último paso fue bajar desde el Gran Meteoro por el camino original que conectaba este templo con el de Varlaam. Detalles como este son los que hacen del hiking tour algo especial que se diferencia del tour en bus que recorre las rutas parando en los distintos monasterios. Ambas opciones son válidas y disfrutables, pero el hiking tiene ese no sé qué de sentirse activo, explorador y, de alguna manera, antiguo. Hasta acá pasó la mitad del día perfecto. Pensaba contarlo todo en un post, pero viendo la extensión que está alcanzando lo voy a dividir en dos. Algunos detalles sobre el Hiking Tour de Visit Meteora:
  • El tour es en inglés y dura cinco horas, así que puede combinarse sin problema con el Sunset Tour (es lo que hicimos nosotros)
  • El nivel de dificultad es bajo, solamente hay algunas subidas un poco desafiantes
  • Hay descuentos para estudiantes, grupos de dos o más personas y familias
¡Gracias nuevamente por la invitación, Visit Meteora!   [post_title] => Un día perfecto en Meteora (Grecia) [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => open [post_password] => [post_name] => un-dia-perfecto-en-meteora-grecia [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2017-10-17 17:30:15 [post_modified_gmt] => 2017-10-17 20:30:15 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.infoviajera.com/?p=37092 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 10 [filter] => raw ) [2] => WP_Post Object ( [ID] => 36651 [post_author] => 3 [post_date] => 2017-10-07 08:11:49 [post_date_gmt] => 2017-10-07 11:11:49 [post_content] => En una simple mirada al mapa de Grecia salta a la vista que gran parte de su territorio está contenido en islas en los mares Egeo y Jónico. Esto hace que uno de los medios de transporte principales sean los ferries, ya que solamente algunas de las 200 y pico habitadas cuentan con aeropuertos. Hay básicamente dos tipos de ferries para moverse en las islas griegas: los regulares y los de alta velocidad. Por ejemplo, un tramo de siete horas con Blue Star desde Atenas a Amorgos cuesta €36 en cubierta y un traslado de dos horas y media desde Santorini a Mikonos con Seajets tiene un valor de €67. Las diferencias principales son el precio, la duración y las rutas que cada compañía marítima hace. Para empezar a orientarse en el armado de un itinerario, esta es una buena opción: Mapa interactivo de las conexiones de ferry griegos. ¡Un regalo de los dioses! Encontrar la ruta no es un problema, hay muchísimas opciones, el tema es coordinar las fechas de salida y de llegada de cada uno para poder armar un plan de viaje que nos sirva. El punto de partida más habitual es Piraeus (El Pireo), el puerto que se encuentra a unos 40 minutos en transporte público desde el centro de Atenas. Desde allí sale una enorme cantidad de ferries a las islas griegas y también a destinos internacionales. En general, ese primer tramo desde Atenas a alguna de las islas principales (digamos Santorini, Creta, Naxos o Mykonos para ejemplificar) suele ser sencillo, ya que los ferries regulares parten casi todos los días y, si uno quiere, hasta puede ir en durmiendo en un camarote. Ahora, cuando queremos empezar a combinar las grandes islas con destinos menos demandados, empieza a jugar el título de este post. Al haber menor frecuencia, uno tiene que planear muy cuidadosamente, casi milimétricamente, los horarios de las conexiones. Yo quería ir desde Amorgos a Santorini con Blue Star, ya que Seajets, aunque era más práctico, no tenía rutas disponibles en los días de mi itinerario. Ir con Blue Star implicaba hacer dos tramos (Amorgos - Naxos y Naxos - Santorini) y rogar que el primero de los ferries no se retrasara para no perder el segundo. Armar esta conexión para que el viaje más o menos cuadrara en mi itinerario me llevó al menos dos sesiones de planeamiento frente a la compu y una reformulación de fechas. Yo lo re disfruto y creo que es parte de la diversión del viaje, pero lo menciono como ejemplo para que vean que no es tarea de pocos minutos. [caption id="attachment_37501" align="aligncenter" width="800"] Los asientos tipo avión del ferry.[/caption] El segundo destino que me causó algunas idas y vueltas fue Anafi, la pequeña isla ubicada al este de Santorini. El viaje hasta allá es corto, menos de dos horas, pero los barcos parten y regresan solamente algunos días específicos de la semana. Mi idea era intercalar dos o tres noches en Anafi dentro de mi visita a Santorini, pero por decisión de Blue Star solamente me quedé unas 40 horas. También tenía ganas de ir Mykonos y lo hubiera logrado si el ferry de vuelta hacia Piraeus no hubiera salido tan tarde, imposibilitando mi conexión con Patras para tomar el siguiente barco hacia Italia. Como verán en mis relatos, milimétrica no significa imposible y con flexibilidad y voluntad se puede delinear un itinerario interesante; es más, gracias a estas condiciones, podemos dar con islas que no hubiéramos pensado en conocer de otra forma. Algunos descubrimientos relevantes:
  • Aunque exista una opción más costosa y veloz (Seajets en las rutas que yo hice), no siempre los horarios se amoldan a nuestro viaje.
  • Hay que prestar atención al nombre del puerto: la isla puede ser pequeña e igualmente tener dos puertos distintos.
  • Los buses que te llevan al puerto suelen salir desde la estación central una o dos horas antes de la partida de un ferry. Recomiendo rechequearlo siempre.
  • El 30% de descuento para poseedores de pases de tren Eurail funciona muy bien al hacer la reserva por teléfono o por e-mail. Aquí los datos de contacto:
  • Los ferries tienen bar y/o restaurant a bordo. Contra lo que yo imaginaba, los precios son coherentes y se puede comer ahí sin gastar una fortuna.
  • Para los que no quieren andar navegando todo el tiempo, existe la opción de volar hacia alguna isla y después moverse en ferry o viceversa:
    [post_title] => La milimétrica tarea de conectar ferries en las islas griegas [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => open [post_password] => [post_name] => la-milimetrica-tarea-de-conectar-ferries-en-las-islas-griegas [to_ping] => [pinged] => https://www.infoviajera.com/2016/01/mapa-interactivo-de-las-conexiones-de-ferry-griegos-un-regalo-de-los-dioses/ [post_modified] => 2017-10-07 08:11:49 [post_modified_gmt] => 2017-10-07 11:11:49 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.infoviajera.com/?p=36651 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 27 [filter] => raw ) [3] => WP_Post Object ( [ID] => 37097 [post_author] => 3 [post_date] => 2017-10-04 12:57:38 [post_date_gmt] => 2017-10-04 15:57:38 [post_content] => Un par de semanas atrás estaba con el dilema de cancelar o no un vuelo con Volotea desde Atenas a Santorini (Grecia). No es que no quisiera tomarlo, sino que por una cuestión de itinerario tenía que irme antes de Atenas. Este era el post: ¿Voy con Volotea a Santorini o cancelo el vuelo y tomo el ferry? Al final decidí tomar el ferry y, ni bien lo confirmé, me puse en contacto con Volotea para ver cómo podía cancelar mi vuelo, ya que al ir a los detalles de mi reserva en la web era imposible. Me comuniqué con ellos a través de su página de Facebook, usando el servicio de mensajería Messenger. Tengo que destacar que respondieron rápido y fueron concisos con las respuestas: no había cargos por no show y ellos podían hacer la cancelación del vuelo por mí. Por probar, accedí a hacer la cancelación. El proceso fue muy sencillo, solamente les pasé mi número de reserva y unas horas después ellos habían anulado mi vuelo. Lo chequeé en la web y el itinerario ya no estaba. Obviamente no hubo reembolso de los cinco euros que había gastado (acá más detalles sobre reembolsos). Como no había penalidad por no show, la cancelación no era realmente necesaria, pero quizás algún pasajero que decidió viajar a último momento me lo agradeció :)   [post_title] => Cómo cancelar un vuelo de la aerolínea low cost Volotea [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => open [post_password] => [post_name] => como-cancelar-un-vuelo-de-la-aerolinea-low-cost-volotea [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2017-10-04 12:57:38 [post_modified_gmt] => 2017-10-04 15:57:38 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.infoviajera.com/?p=37097 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 4 [filter] => raw ) [4] => WP_Post Object ( [ID] => 36715 [post_author] => 3 [post_date] => 2017-09-29 07:55:24 [post_date_gmt] => 2017-09-29 10:55:24 [post_content] => Hay muchos tours que te llevan y te traen a Delfos (Delphi) en el día desde Atenas, incluso algunos son más ambiciosos y lo combinan con Sounio también. Yo no tenía ganas de hacer la visita al sitio arqueológico corriendo, así que decidí ir en transporte público y pasar allá una noche de camino a Meteora. En general, los buses griegos KTEL tienen poca frecuencia y los horarios pueden variar en los distintos momentos del año. El problema es que los sitios web no siempre están actualizados, así que conseguir la tabla de horarios puede ser una pequeña complicación. Un amigo griego me dijo que ellos suelen llamar a la empresa para confirmar lo que ven en la web, no es mala idea. Otro detalle sobre KTEL es que no tienen una única web para todas las rutas, sino que hay diferentes según la zona de Grecia en la que se mueven. Por ejemplo, para ver los horarios Atenas - Delphi la web es KTEL N. Fokidas. Bien, habiendo chequeado el horario y con todo confirmado, me fui a la estación de buses KTEL Loisson (Terminal B) en Atenas con planes de tomar el bus de las 10 hs. Para llegar, hice combinación de metro y bus en unos 25 minutos desde la estación de Syntagma. Compré el ticket ahí directamente en la estación ya que no había opción de hacerlo online, así que recomiendo llegar al menos una hora antes porque puede ser un tramo bastante requerido. La ida tiene un valor de €16,40 (septiembre/2017). El bus es adecuado para el tiempo que uno pasa ahí, no es muy espacioso pero cumple su objetivo. Lo único "negativo" en mi viaje fueron los malos modos del conductor que literalmente me gritó para que dejara la mochila en la bodega. Por suerte fue solamente él, el resto del personal de transporte que intervino en mi viaje de esos días fue muy amable. El recorrido desde Atenas a Delphi dura tres horas y hace breves paradas en Livadiá y Arachova. Las vistas desde la ruta son muy lindas, especialmente cuando vas llegando al mítico monte Parnaso. En ese punto a mí ya me empezó a volar la cabeza en antiguas historias, dioses y poetas. Pasado el mediodía, llegamos a la estación de Delphi. Es pequeña y no tiene boletería adentro, sino en el restaurant de al lado. Una vez en Delphi las atracciones principales son tres y un día alcanza bien para visitarlas todas con tranquilidad sin necesidad de tener que tomar buses o taxis. Si la idea es ir a explorar la montaña, necesitás uno o dos días más al menos. A 10 minutos caminado desde la estación de bus, está el sitio arqueológico (donde se encuentra el templo de Apolo, el estadio y más) y el museo arqueológico de Delphi. La entrada conjunta para ambos cuesta 12 euros (septiembre/2017) y vale la pena hacer uso completo del ticket. Eso sí, prepárense para ejercitar las piernas porque la antigua ciudad de Delfos era grande, impactante y empinada :) Caminando unos 15 minutos más desde el templo de Apolo se llega al santuario de Atenea Pronea, la típica postal de Delfos. La entrada es gratuita y solamente requiere bajar y subir desde la ruta hacia la montaña. Una belleza. Así pasé el último día del verano europeo en Delfos, reflexionando sobre el paso del tiempo y la obra de los hombres. Como pueden ver, chequeando bien los horarios no es difícil llegar a Delfos desde Atenas en transporte público. Después en otro post les voy a contar cómo me fui desde acá a Meteora y me volví profesional de tomar colectivos en Grecia, jaja 😂   Post relacionados:   [post_title] => Visitando Delfos (Grecia) en transporte público  [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => open [post_password] => [post_name] => visitando-delfos-grecia-en-transporte-publico [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2017-09-29 09:19:38 [post_modified_gmt] => 2017-09-29 12:19:38 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.infoviajera.com/?p=36715 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 17 [filter] => raw ) [5] => WP_Post Object ( [ID] => 36628 [post_author] => 3 [post_date] => 2017-09-23 15:02:12 [post_date_gmt] => 2017-09-23 18:02:12 [post_content] => Como pueden haber visto en las redes sociales hace unos días, estuve dedicando algunas horas de mi estadía en Grecia a organizar qué ferries tomar para llegar a las islas griegas y recorrerlas. En esta oportunidad, cuento con un pase de tren Eurail de primera clase que gentilmente me facilitó la gente de Eurail para experimentar su uso en estas latitudes. Además de permitirme andar libremente por todos los países de Europa, el pase Global tiene beneficios para usar los ferries de Grecia y también en algunos internacionales que conectan Grecia con Italia. En el caso de querer viajar dentro de Grecia, los poseedores de un pase Eurail Global tienen un 30% de descuento en la compra de pasajes en Blue Star y Superfast Ferries (Anek Lines y Attica Group). Ya el descuento es de por sí bueno, pero lo que refiere al tramo Grecia - Italia (y viceversa) es todavía mejor. Teniendo un pase Eurail válido en esos dos países solamente pagás las tasas de combustible y temporada (cuando corresponde). Si tu pase es de primera, podés viajar en un dormitorio o asiento tipo de avión (dependiendo del destino) y, si es de segunda, en cubierta. Con esto en mente, llamé al call center de Attica Group para hacer la reserva de mi ferry internacional, el que sí o sí tengo que tomar a tiempo. Después de unos minutos me informaron que para hacer el tramo Patras - Ancona en octubre de 2017, viajando en un dormitorio femenino, tenía que abonar 12 euros por la reserva. Miren lo que sale en la web de Anek si lo vas a comprar: Le dije que sí rápido, deseando que no se hubiera equivocado al hacer la cuenta o algo así. Pero no, efectivamente ese era el precio: €5 de cargos por combustible y €7 por impuestos portuarios. A los pocos minutos, la operadora de Attica Group me estaba informando mi código de reserva para ir a retirar el ticket el mismo día del viaje en el puerto una hora antes. Anoté el número, agradecí y corté feliz sabiendo que gracias a mi pase Eurail me estaba ahorrando €100. Si tenés un pase de tren Eurail válido en Italia y/o Grecia y querés aprovechar estos beneficios en los ferries, podés hacer la reserva de tres maneras:
  • En el puerto el mismo día del viaje (depende de la disponibilidad del momento)
  • Por e-mail a [email protected] y [email protected]. Te van a pedir dats personales y los de tu tarjeta de crédito.
  • Por teléfono al +30 210 89 19 700
  Post relacionados:   [post_title] => Ahorré €100 en un ferry internacional usando mi pase Eurail [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => open [post_password] => [post_name] => ahorre-e100-en-un-ferry-internacional-usando-mi-pase-eurail [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2017-09-23 15:02:12 [post_modified_gmt] => 2017-09-23 18:02:12 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.infoviajera.com/?p=36628 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 6 [filter] => raw ) [6] => WP_Post Object ( [ID] => 36514 [post_author] => 3 [post_date] => 2017-09-21 08:15:03 [post_date_gmt] => 2017-09-21 11:15:03 [post_content] => El vuelo A3991 de Aegean Airlines conecta la gran ciudad de Estambul con Atenas, la capital de Grecia. El sábado pasado, elegí volar con ellos por tres razones: la diferencia económica con un vuelo de bajo costo era muy poca, me gustaba la idea de probar la mejor aerolínea regional de Europa del 2017 según los Skytrax Awards y, además, me ayudaba a ir practicando mis rudimentos de griego. El mostrador para hacer el drop-off de las valijas en el aeropuerto Atatürk de Estambul abrió cerca de las 8 am, dos horas y media antes de la salida del vuelo. Yo ya estaba ahí esperando (porque quería ir a despedir a mis compañeros de aventura turca que volvían para Argentina), así que tardé muy poco en despachar mi valija y conseguir mi boarding pass. Sellé mi pasaporte, pasé el segundo control de seguridad y corrí a la puerta 226 a decirle chau al vuelo de Turkish Airlines que partía hacia Buenos Aires. Después pasé el tiempo en uno de los VIPs a los que se podía acceder con Priority Pass, el Primeclass CIP lounge, comiendo un típico desayuno turco. El embarque arrancó 10 am en la puerta 220; fue muy veloz y tranquilo, ya que no había muchísima gente. Esto lo terminé de comprobar al subir al avión y ver que no se llenó, razón por la que me pasé a ventana y fui apreciando las nubes, el agua y las montañas. [caption id="attachment_36596" align="aligncenter" width="450"] Llegando a Grecia[/caption] Volamos en un Airbus A320-200, limpio y en buen estado, dividido en dos filas de tres personas cada una. Los asientos eran cómodos, espaciosos y tenían buena reclinación para un vuelo de una hora de duración. Como en todo vuelo corto, no había entretenimiento a bordo, pero me gustó que en las pantallas iban pasando videos muy lindos sobre distintas ciudades y zonas de Grecia, una preparación ideal para el viajero. Una de las cosas más agradables del vuelo fue el personal, en esta ocasión todas mujeres, con una sonrisa y muy buena predisposición. Este no es un detalle menor e imagino que debe tener que ver con su premiación, junto con la puntualidad y calidad del servicio. Para estar una hora en el aire, la gastronomía a bordo estuvo más que bien. Trajeron un sabroso sándwich de queso y lomito con bebidas frías (se podía pedir hielo) y, luego, café o té con una barra de cereal con semillas. [caption id="attachment_36601" align="aligncenter" width="900"] Medio sándwich, coca cola con hielo y una toallita húmeda.[/caption] Unos minutos antes de la hora de arribo prevista, aproximadamente a las 11:55 am, estábamos aterrizando en Atenas. El equipaje tardó bastante en aparecer en la cinta, pero nada fuera de lo normal. Desde ahí seguí nuestras propias indicaciones para llegar a Syntagma: Desde el Aeropuerto de Atenas (Elefterios Venizelos) al centro de la ciudad Sin dudas, volvería a volar con Aegean Airlines por su puntualidad y servicio a bordo.   Post relacionados: [post_title] => Volando desde Turquía a Grecia con Aegean Airlines [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => open [post_password] => [post_name] => volando-desde-turquia-a-grecia-con-aegean-airlines [to_ping] => [pinged] => https://www.infoviajera.com/2016/09/volando-con-la-mejor-aerolinea-regional-de-europa-aegean-airlines/ [post_modified] => 2017-09-21 08:12:42 [post_modified_gmt] => 2017-09-21 11:12:42 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.infoviajera.com/?p=36514 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 13 [filter] => raw ) [7] => WP_Post Object ( [ID] => 36522 [post_author] => 3 [post_date] => 2017-09-17 15:00:46 [post_date_gmt] => 2017-09-17 18:00:46 [post_content] => Ayer llegué a Atenas (Grecia) con una ola de calor que va a mantener la temperatura arriba de 34 grados por unos cuantos días. Con un clima así, la zona costera de la ciudad es una buena compañera para pasar las horas más complicadas de sol y disfrutar del agua azulina. Claro, eso si no hubiera habido un derrame de petróleo que prohíbe nadar en el mar en las inmediaciones de Piraeus hasta la zona Voula, es decir las playas más cercanas. Como en todo lo malo se puede encontrar algo bueno, esta desgracia ambiental me llevó a conocer una nueva zona que tenía pendiente desde mi última visita: Vouliagmeni, uno de los puntos estrella de la rivera ateniense. A diferencia de las playas afectadas, este lugar se encuentra protegido del petróleo por la forma del terreno y llegar allí lleva más o menos una hora en transporte público. Por suerte, Atenas tienen integración y pagando solamente un ticket de €1,40 se puede viajar libremente por 90 minutos en todos los medios de transporte. Yo elegí combinar el metro (línea 2) con el bus 122, haciendo el cambio en Elliniko. El primer tramo es rapidísimo y práctico, el segundo no tanto porque los buses tienen frecuencia cada 25 minutos aproximadamente. Además, en un día domingo de 34 grados, el recorrido es muy requerido. A pesar de esto, la experiencia vale la pena para conocer la zona costera. Vouliagmeni es una península y eso hace que se forme una especie de pileta de mar muy tranquila. Hay varias playas públicas que cobran €5 la entrada en fines de semana y también se puede acceder a playas públicas con arena o bajadas al agua desde las piedras. Así las dividen: Yo estuve tirada un par de horas en la franja de arena, alternando con algunas zambullidas para refrescarme y mirar los peces que nadaban ahí nomás. Cuando me estaba por ir, descubrí que justo enfrente de la bajada pública había unas pequeñas ruinas de un templo de Apolo Zoster. Lo raro era que no estaban accesibles al público general, sino detrás de un vidrio adentro de un balneario privado.   En mi visita solamente vi a un extranjero, el resto eran locales hablando en griego. Este detalle me dio la impresión de que estaba viviendo una experiencia muy auténtica. Mucha gente dice que con dos días alcanza para ver todo lo que Atenas tiene, pero yo no estoy de acuerdo. Alcanza para ver los principales sitios arqueológicos y caminar por los barrios más famosos, pero es insuficiente para hacer cosas como esta o dedicarse el tiempo necesario para perderse en sus calles.   [post_title] => Por evitar el petróleo, conocí Vouliagmeni en Atenas [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => open [post_password] => [post_name] => por-evitar-el-petroleo-conoci-vouliagmeni-en-atenas [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2017-09-17 18:22:17 [post_modified_gmt] => 2017-09-17 21:22:17 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.infoviajera.com/?p=36522 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 16 [filter] => raw ) [8] => WP_Post Object ( [ID] => 29785 [post_author] => 3 [post_date] => 2017-04-22 09:34:39 [post_date_gmt] => 2017-04-22 12:34:39 [post_content] => Hace un par de años visité Atenas y la despedí desde el avión diciendo que iba a volver a Grecia con más tiempo. Afortunadamente, llegó el momento y en mi próximo viaje a Europa tengo unos veinte días dispuestos para recorrer el país lo más que pueda. Arribo a Atenas en un vuelo directo de Aegean Airlines desde Estambul (Turquía) que me salió € 52 con una valija despachada. Aunque ya estuve allí cinco noches en mi anterior visita, planeo quedarme varias más usando la ciudad como base para recorrer otros lugares más o menos cercanos: el cabo de Sunio, Delphi, el monte Parnasso y Meteora. A Sunio tengo ganas de ir bicicleta, admirando la costa durante 70 kilómetros para llegar a la caída del sol, mientras que para Delphi y Meteora voy a elegir el transporte público, bus y tren respectivamente. A pesar de que tengo un pase Eurail válido para los trenes en Grecia, el tramo a Kalambaka (la estación de tren más cercana a Meteora) es tan económico comprando online con antelación (unos € 14) que no vale la pena gastar un día de viaje en eso. A la zona del monte Parnasso solamente se puede llegar en bus (unos € 15); he leído que Arachova es un lugar adecuado para alojarse y visitar el Parque Nacional Parnasso y el sitio arqueológico de Delphi con calma. Estos lugares también se pueden hacer como paseos del día desde Atenas, pero tengo intenciones de dedicarle tiempo sin corridas. Algunos sitios web de utilidad para planear transportes terrestres en Grecia: Como viajo sola y no tengo ganas de manejar por terrenos montañosos, no consideré alquilar un auto que muchos dicen que es una muy buena opción para moverse por ahí. Para los interesados, Sixt y Rentalcars.com son algunas rentadoras que funcionan en Europa 🚗.

Las islas griegas: ferries y vuelos

Después de estar en el continente por un tiempo, planeo ir al mar. Grecia es un país constituido por unas 1.400 islas, así que viajar en ferry es un poco difícil de evitar. Hay muchos ferries que parten de Piraeus, el puerto de Atenas, hacia grandes islas como Creta, Santorini o Kos. Aunque aproveché una promo de € 5 de Volotea para volar a Santorini desde Atenas, estoy pensando hacer un pequeño cambio y arrancar por Creta, llegando en ferry después de un viaje nocturno. Por € 38 se puede viajar sentado en Anek Lines y por € 53 por persona en un camarote compartido de tres camas. Contando con el pase Eurail, se obtiene un 30% de descuento en estas tarifas de ferries y el viaje en camarote queda al mismo precio que comprar un asiento sin pase. La conexión entre las islas se puede hacer fácilmente con Anek y otras empresas de Blue Star Ferries y Superfast Ferries, también con un 30% de descuento para portadores de pases Eurail válidos en Grecia. Todavía no definí exactamente el itinerario, pero hay serias posibilidades de que cruce desde Creta (Heraklion) a Anafi y después a Santorini. En este aspecto, hay que destacar que los ferries no suelen salir todos los días, gran punto a tener en cuenta para el armado de itinerarios. Varias islas griegas también están conectadas por aire, algunas grandes o de importancia tienen vuelos directos, mientras que en otros casos hay que pasar por Atenas, por ejemplo. Para orientarse sobre estas conexiones, podés mirar acá.

Conexiones con otros países de Europa

La vuelta, es decir la salida del mundo griego, es hacia Italia y acá voy a aprovechar uno de los mejores beneficios del pase Eurail: el ferry internacional desde Grecia a Italia gratuito. En los primeros días de octubre, el ferry más barato desde Patras a Venecia sale € 73 en un asiento sencillo y desde € 180 en una litera en camarote compartido. También está la opción de partir desde la ciudad costera de Igoumenitsa. Verán que en Grecia el pase Eurail ha tenido que adecuarse a la geografía del país y, por esa razón, las rutas cubiertas son en su mayoría marítimas y una minoría en tren. Si uno planea visitar varios países y compra un pase (de tipo Select incluyendo a Grecia o un Global), hay algunos beneficios que vale la pena aprovechar de paso en el mundo griego (listado completo aquí). Para los interesados en andar solamente por los mares de Grecia, existe el pase Islas Griegas que incluye seis tramos de ferry (cuatro nacionales y dos internacionales) por precios desde € 160. También hay vuelos desde Atenas y otras ciudades de Grecia hacia y desde varios países europeos como Italia, Turquía, Bulgaria, Rumania, Polonia, Alemania. Ryanair, Volotea, Aegean, Lufthansa y Pegasus son algunas de las aerolíneas a cargo. Bueno, verán que todavía no está 100% cerrado, pero por ahora el itinerario se ve así: Links de interés para organizar un viaje por Grecia: Post relacionados: [post_title] => Organizando un viaje por Grecia continental y las islas [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => open [post_password] => [post_name] => organizando-un-viaje-por-grecia-continental-y-las-islas [to_ping] => [pinged] => https://www.infoviajera.com/2016/01/hidra-poros-y-egina-las-islas-griegas-del-golfo-saronico/ https://www.infoviajera.com/2017/01/una-burrada-en-la-isla-de-santorini-grecia/ https://www.infoviajera.com/2016/10/atardeceres-en-santorini-grecia-al-menos-asi-titule-el-post-al-comenzar/ [post_modified] => 2017-06-04 21:33:40 [post_modified_gmt] => 2017-06-05 00:33:40 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.infoviajera.com/?p=29785 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 53 [filter] => raw ) [9] => WP_Post Object ( [ID] => 24302 [post_author] => 1 [post_date] => 2017-01-01 15:44:01 [post_date_gmt] => 2017-01-01 18:44:01 [post_content] => Hay muchas cosas que me llamaron la atención acerca de la isla griega de Santorini, una de ellas fue su capacidad para mantenerse "auténtica". Esta pequeña y encantadora isla del archipiélago de las Cícladas en el Mar Egeo que estuvo habitada desde el 5º milenio antes de Cristo y que actualmente cuenta con una población de tan sólo 15.000 habitantes, recibe 2.000.000 de visitantes anuales ¡Dos millones de turistas! A pesar de este enorme y contínuo flujo de visitantes de todas las latitudes, Santorini parece conservar su esencia y disfrutar de ello. Quizás algo que han sabido mantener es la escala de las cosas, no vimos inmensos hoteles, ni grandes shoppings de varios pisos, ni grandes edificios de departamentos sobre los múltiples acantilados desde los que se logran vistas de ensueño. En lugar de ello el paisaje está formado por casitas con paredes blancas con tonos pasteles y con techos y aberturas azules, plantas con flores de colores trepando por las paredes, pequeñas iglesias ortodoxas por todos lados, una más linda que otra, tabernas, tiendas en las que el regateo sigue siendo moneda corriente, etc. Pero bueno, el título del post menciona una burrada, es justamente algo más en lo que percibimos la autenticidad de esta isla de ensueño. Les contamos. Estábamos paseando por Θήρα (Fira), la capital de la isla que se encuentra a 220mts sobre el nivel del mar llegamos a uno de los bordes de la ciudad, desde allí se veía el pequeño y pintoresco puerto viejo la puerta de entrada o de salida hacia el azulísimo Mar Egeo. Una vez allí hay tres opciones para llegar "ahí abajo": Opción 1) Caminar por la larga escalera de 587 peldaños. Esta fue la opción que elegimos para el descenso. Para esta opción tener en cuenta que:
  • es gratis, no es preciso realizar ningún pago
  • no hay muchas opciones para guarecerse del sol en el camino y en julio, cuando fuimos nosotros, se ponía bravo
  • en todo el recorrido no hay negocios donde comprar nada, ni agua
  • la bajada es algo empinada
  • la escalera suele estar "decorada" con las deposiciones de los anegados burritos
Miren qué lindas vistas podemos apreciar en el recorrido: Y aquí uno de los "riesgos" de esta larga escalera: Opción 2) En burro. En esta misma escalera nos encontramos con una "estación de burros" Allí esperan pacientes (o resignados) bajo un poquito de sombra: Al igual que el cable carril, el tramo cuesta € 5 por persona y por trayecto. En otras partes del recorrido esperan directamente bajo el rayo del sol: Luego de un buen rato llegamos al pequeño Old Market y de ahí salimos al puerto: Este servicio de taxis burro data de muchos años y está muy bien organizado, afirman que los traslados cuentan con un completo seguro y hasta cuentan con un sitio web. Nosotros preferimos no utilizar este servicio, no nos sentíamos cómodos con la idea. No nos ponemos aquí a cuestionar la explotación de esos animales, nos limitamos a ser simples observadores de una costumbre que parece estar muy arraigada en la isla. Opción 3)  Tomar el cable carril que realiza el recorrido en 3 minutos y cuesta € 5 por persona y por trayecto Pensar en volver arriba recorriendo nuevamente estos 587 peldaños en subida y con el calor abrasador sonaba muy poco seductor. Nos decidimos por el cable carril, aquí el ingreso a la estación del viejo puerto: Aquí podemos ver parte de la maquinaria: Aquí los coches: Todo lo que estuvimos mencionando era para llegar al viejo puerto y la verdad que bien vale la pena, tanto el recorrido como el destino en sí. Compartimos algunas imágenes: Otros post sobre la maravillosa Santorini:   [post_title] => Una burrada en la isla de Santorini, Grecia [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => open [post_password] => [post_name] => una-burrada-en-la-isla-de-santorini-grecia [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2017-01-01 15:44:01 [post_modified_gmt] => 2017-01-01 18:44:01 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.infoviajera.com/?p=24302 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 28 [filter] => raw ) ) [post_count] => 10 [current_post] => -1 [in_the_loop] => [post] => WP_Post Object ( [ID] => 39493 [post_author] => 3 [post_date] => 2017-11-22 12:17:02 [post_date_gmt] => 2017-11-22 15:17:02 [post_content] => Hace unos días volví de un hermoso y extenso viaje por varios países y la verdad es que no sabía por dónde arrancar a escribir. Si bien varios post fueron saliendo in situ, organizarme para empezar a relatar lo no escrito aún me estaba costando bastante. Así que hicimos una votación a través de Instagram para ver sobre qué tenían ganas de leer ustedes y ganó Europa, la ciudad y, dentro del viejo continente, Grecia. Elegir las islas griegas para representar la ciudad es bastante inesperado, especialmente porque muchas de ellas no tienen propiamente ciudades, sino pequeños centros urbanos denominados χώρα (Chora). Pero tomé esta decisión para no repetir Atenas, lugar del que ya tenemos bastante escrito. Después de darle varias vueltas, terminé por visitar tres de las islas Cícladas: Amorgos, Santorini y Anafi. Lo curioso es que fui en fin de temporada y, salvo en la reina Santorini, todas las islas menores estaban empezando a cerrar el boliche. Mi primer destino fue Amorgos, a donde llegué en ferry desde Piraeus (el puerto cercano a Atenas) casi a finales de septiembre después de unas ocho horas de navegación. Las primeras tres noches me alojé en Katapola, un pueblo pequeño muy pintoresco en el que conviven tabernas y cafés con un hermoso mar azul y las montañas. La atmósfera en el puerto de Katapola es muy tranquila y, si bien varios locales ya estaban cerrados, se podía comprar en el mercado y disfrutar algunos locales gastronómicos de muy buena calidad. Un punto en el que el fin de la temporada resultó desfavorable fue en la frecuencia de los buses, había pocos y en horarios que limitaban mucho el itinerario del día. Si uno maneja y tiene ganas de alquilar un auto, no es una mala idea para conocer las bellezas de Amorgos. Hay también muchísimos senderos para caminar la isla, desde bien fáciles hasta intensos que requieren mucho esfuerzo. Yo aproveché varios de ellos:
  • Desde Katapola a la antigua ciudad de Minoa
  • Desde Chora al Monasterio Hozoviotissa. Este espacio religioso, el segundo más viejo en Grecia, se encuentra enclavado en la montaña y requiere subir 300 metros escalones para llegar a él. Arriba, los monjes te reciben con licor psimeni raki y dulces y, si tenés ganas de charlar, te cuentan sobre el establecimiento y su historia. Las vistas desde ahí valen mucho la pena.
En la web de turismo en Amorgos pueden consultar todos los caminos para hacer a pie. Van a ver que algunos son muy extensos, pero tranquilamente se pueden hacer por partes. Como mi ferry de regreso partía desde el puerto de Aegiali, siguiendo nuestros propios consejos fui a alojarme allí por una noche y quedé fascinada, tanto que me arrepentí un poco de no haber llegado antes. Pasé el día en sus playas paradisíacas y casi vacías, mirando sus molinos y subiendo pequeñas montañas para poder apreciar tanto azul desde la altura. Como en todo Grecia en general, pude disfrutar de una comida increíble. En algunos casos, compraba de pasada un pita gyros por menos de tres euros y seguía, pero una noche me senté en una taberna cerca del puerto de Aegiali a comer propiamente y despedirme de la isla. Se llamaba To limani ths kyra Katinas (o Resturant Limani en español) y elegir un plato del menú era tarea difícil. Se especializaban en mariscos, pescados y carnes, yo probé una carne al vino con papas que tranquilamente podría haber preparado alguna de las sabias cocineras de mi familia. Miren qué simpático era el lugar: Pensaba hablar sobre las islas Santorini y Anafi en este mismo post, pero al final Amorgos tenía mucho que decir 😍 Post relacionados:   [post_title] => Amorgos, el mar azul de las islas Cícladas (Grecia) [post_excerpt] => [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => open [post_password] => [post_name] => amorgos-el-mar-azul-de-las-islas-cicladas-grecia [to_ping] => [pinged] => https://www.infoviajera.com/2017/09/el-dia-que-google-maps-me-mando-a-cualquier-lado/ https://www.infoviajera.com/2017/10/la-milimetrica-tarea-de-conectar-ferries-en-las-islas-griegas/ [post_modified] => 2017-11-22 14:53:10 [post_modified_gmt] => 2017-11-22 17:53:10 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.infoviajera.com/?p=39493 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 14 [filter] => raw ) [comment_count] => 0 [current_comment] => -1 [found_posts] => 25 [max_num_pages] => 3 [max_num_comment_pages] => 0 [is_single] => [is_preview] => [is_page] => [is_archive] => 1 [is_date] => [is_year] => [is_month] => [is_day] => [is_time] => [is_author] => [is_category] => 1 [is_tag] => [is_tax] => [is_search] => [is_feed] => [is_comment_feed] => [is_trackback] => [is_home] => [is_404] => [is_embed] => [is_paged] => [is_admin] => [is_attachment] => [is_singular] => [is_robots] => [is_posts_page] => [is_post_type_archive] => [query_vars_hash:WP_Query:private] => 7836b227a94ff65e63df6cc38f89b275 [query_vars_changed:WP_Query:private] => [thumbnails_cached] => [stopwords:WP_Query:private] => [compat_fields:WP_Query:private] => Array ( [0] => query_vars_hash [1] => query_vars_changed ) [compat_methods:WP_Query:private] => Array ( [0] => init_query_flags [1] => parse_tax_query ) )
14

Amorgos, el mar azul de las islas Cícladas (Grecia)

Hace unos días volví de un hermoso y extenso viaje por varios países y la verdad es que no sabía por dónde arrancar a escribir. Si bien varios post fueron saliendo in situ, organizarme para empezar a relatar lo no escrito aún me estaba costando bastante. Así que hicimos una votación a través de Instagram para ver sobre qué tenían ganas de leer ustedes y ganó Europa, la ciudad y,...

10

Un día perfecto en Meteora (Grecia)

En mi itinerario de Grecia había algunos días asignados para visitar Meteora, lugar que me venía llamando la atención hace un par de años y del que solamente había escuchado cosas positivas. Como más o menos quedaba de pasada, aunque no muy muy de pasada, decidí ir desde Atenas a Delfos (aquí pueden leer el relato) y desde allí a Meteora. A pesar de que mi intención era tomar el...

27

La milimétrica tarea de conectar ferries en las islas griegas

En una simple mirada al mapa de Grecia salta a la vista que gran parte de su territorio está contenido en islas en los mares Egeo y Jónico. Esto hace que uno de los medios de transporte principales sean los ferries, ya que solamente algunas de las 200 y pico habitadas cuentan con aeropuertos. Hay básicamente dos tipos de ferries para moverse en las islas griegas: los regulares y los...

4

Cómo cancelar un vuelo de la aerolínea low cost Volotea

Un par de semanas atrás estaba con el dilema de cancelar o no un vuelo con Volotea desde Atenas a Santorini (Grecia). No es que no quisiera tomarlo, sino que por una cuestión de itinerario tenía que irme antes de Atenas. Este era el post: ¿Voy con Volotea a Santorini o cancelo el vuelo y tomo el ferry? Al final decidí tomar el ferry y, ni bien lo confirmé, me puse...

17

Visitando Delfos (Grecia) en transporte público 

Hay muchos tours que te llevan y te traen a Delfos (Delphi) en el día desde Atenas, incluso algunos son más ambiciosos y lo combinan con Sounio también. Yo no tenía ganas de hacer la visita al sitio arqueológico corriendo, así que decidí ir en transporte público y pasar allá una noche de camino a Meteora. En general, los buses griegos KTEL tienen poca frecuencia y los horarios pueden variar...

6

Ahorré €100 en un ferry internacional usando mi pase Eurail

Como pueden haber visto en las redes sociales hace unos días, estuve dedicando algunas horas de mi estadía en Grecia a organizar qué ferries tomar para llegar a las islas griegas y recorrerlas. En esta oportunidad, cuento con un pase de tren Eurail de primera clase que gentilmente me facilitó la gente de Eurail para experimentar su uso en estas latitudes. Además de permitirme andar libremente por todos los países de...

13

Volando desde Turquía a Grecia con Aegean Airlines

El vuelo A3991 de Aegean Airlines conecta la gran ciudad de Estambul con Atenas, la capital de Grecia. El sábado pasado, elegí volar con ellos por tres razones: la diferencia económica con un vuelo de bajo costo era muy poca, me gustaba la idea de probar la mejor aerolínea regional de Europa del 2017 según los Skytrax Awards y, además, me ayudaba a ir practicando mis rudimentos de griego. El...

16

Por evitar el petróleo, conocí Vouliagmeni en Atenas

Ayer llegué a Atenas (Grecia) con una ola de calor que va a mantener la temperatura arriba de 34 grados por unos cuantos días. Con un clima así, la zona costera de la ciudad es una buena compañera para pasar las horas más complicadas de sol y disfrutar del agua azulina. Claro, eso si no hubiera habido un derrame de petróleo que prohíbe nadar en el mar en las inmediaciones...

53

Organizando un viaje por Grecia continental y las islas

Hace un par de años visité Atenas y la despedí desde el avión diciendo que iba a volver a Grecia con más tiempo. Afortunadamente, llegó el momento y en mi próximo viaje a Europa tengo unos veinte días dispuestos para recorrer el país lo más que pueda. Arribo a Atenas en un vuelo directo de Aegean Airlines desde Estambul (Turquía) que me salió € 52 con una valija despachada. Aunque ya estuve allí...

28

Una burrada en la isla de Santorini, Grecia

Hay muchas cosas que me llamaron la atención acerca de la isla griega de Santorini, una de ellas fue su capacidad para mantenerse “auténtica”. Esta pequeña y encantadora isla del archipiélago de las Cícladas en el Mar Egeo que estuvo habitada desde el 5º milenio antes de Cristo y que actualmente cuenta con una población de tan sólo 15.000 habitantes, recibe 2.000.000 de visitantes anuales ¡Dos millones de turistas! A pesar...